Cubanos anticastristas

Cubanos anticastristas


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Después de que Fidel Castro llegó al poder en Cuba, una gran cantidad de cubanos se fue a vivir a los Estados Unidos. Estas personas desarrollaron una variedad de organizaciones diferentes. Estas organizaciones anticastristas recibieron una financiación considerable de figuras de derecha como Henry Luce, Claire Booth Luce, William Pawley, Carlos Prio y Roland Masferrer. También se cree que algunos capos del crimen que habían obtenido grandes ganancias de Cuba también financiaron a estos grupos. Esto incluyó a Santo Trafficante, Sam Giancana y Carlos Marcello.

En 1962 y 1963 Alpha 66 lanzó varias incursiones en Cuba. Esto incluyó ataques a instalaciones portuarias y envíos extranjeros. Tony Cuesta y Eddie Bayo fueron figuras prominentes en estos ataques. Cuesta realizó redadas en Cuba y estuvo involucrado en el hundimiento del mercante ruso Bakú. Sus actividades fueron reportadas en Revista Life en la primavera de 1963.

Algunos miembros de Alpha 66 también participaron activamente en la Dirección de Estudiantes Revolucionarios (DRE). Originalmente se había establecido para protestar contra el gobierno de Fulgencio Batista. El DRE se opuso a las opiniones comunistas de Castro y muchos de sus líderes huyeron a Estados Unidos. En 1962, Manual Salvat se convirtió en el líder del DRE. Los que viven en Miami recibieron apoyo financiero de la Agencia Central de Inteligencia.

Otro grupo anticastrista importante fue el Movimiento de Recuperación de la Revolución (MRR). Sus líderes incluyeron a Manuel Artime y Tony Varona. El MRR obtuvo el apoyo de quienes tenían fuertes opiniones anticomunistas. También lo hizo JDGE, una organización encabezada por Carlos Prio. Los que tenían opiniones más liberales tendían a favorecer a Manolo Rey y al partido JURE.

Cuando las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Fidel Castro derrotaron a los exiliados cubanos respaldados por Estados Unidos en el fiasco de Bahía de Cochinos hace 40 años esta semana, el presidente John F. Kennedy asumió toda la responsabilidad por la derrota. Pero la contrición del joven comandante en jefe, si bien popular entre el pueblo estadounidense, jugó mal entre las decenas de miles de cubanos que viven aquí en Miami. Muchos creían que la negativa del presidente ejecutivo liberal a enviar aviones para apoyar a los hombres que luchaban por refugiarse en Playa Girón fue una falta de valor, si no una traición. Y hasta el día de hoy, una cierta desconfianza amarga hacia Washington, que nació hace cuatro décadas, corre profundamente en el Miami cubano, estallando cada vez que el gobierno federal (en la persona de Janet Reno o los republicanos del cinturón agrícola en el Congreso) persigue políticas contrarias a la agenda del gobierno. primera generación del exilio. Pero lo cierto es que, sea cual sea la decepción de Bahía de Cochinos, a los exiliados cubanos de Miami nunca les ha faltado el apoyo de los más altos niveles del gobierno de Estados Unidos. Desde el principio su causa anticastrista fue retomada por altos dirigentes de la CIA, quienes alentaron sus ambiciones de destruir el régimen cubano. Durante 38 años, uno de los líderes más poderosos ha guardado un secreto sobre los eventos que llevaron a la muerte violenta de Kennedy, un secreto potencialmente dañino para la causa del exilio y para la propia agencia.


The Mariel Boatlift: Cómo la política de la Guerra Fría llevó a miles de cubanos a Florida en 1980

El Mariel Boatlift de 1980 fue una emigración masiva de cubanos a los Estados Unidos. El éxodo fue impulsado por una economía estancada que se había debilitado bajo las garras de un embargo comercial de Estados Unidos y por el presidente cubano Fidel Castro y una exasperación exasperada por la disidencia.

& # x201C Aquellos que no tienen genes revolucionarios, aquellos que no tienen sangre revolucionaria. no los queremos, no los necesitamos ”, declaró Castro en un discurso del 1 de mayo de 1980. En una postura que revirtió el régimen comunista y una política de emigración cerrada, Castro les dijo a los cubanos que querían salir de Cuba que se fueran, y ordenó a los posibles emigrantes que fueran al Puerto del Mariel. & # XA0

Unos 125.000 cubanos aceptaron a Castro en sus palabras y abordaron barcos pesqueros y camaroneros, cruzaron el traicionero Estrecho de Florida y llegaron a las costas de Estados Unidos. Su llegada & # x2014 en el transcurso de cinco meses & # x2014 infundió a los Estados Unidos con un grupo dinámico de nuevos inmigrantes y despertó la alarma sobre las tensiones en las instalaciones de reasentamiento y la economía estadounidense.


Experiencia americana

Fidel Castro los llamó gusanos ("gusanos"), escoria ("basura"), y más recientemente, "la mafia de Miami". De todos los aspectos de la Revolución Cubana, ninguno ha tenido mayor impacto en Estados Unidos que la inmigración de más de un millón de cubanos a Estados Unidos. Establecidos principalmente en Miami, pero también en otros lugares, los cubanoamericanos han creado una sociedad de inmigrantes rica, exitosa y políticamente influyente. Mientras ola tras ola de inmigrantes reconstruían sus vidas después de la traumática experiencia de la revolución, recrearon y reinterpretaron la cultura cubana en una nueva patria, abriendo un camino que condujo a la transformación de Miami en una ciudad latinoamericana. Junto con otros latinos, inmigrantes y nacidos en Estados Unidos, han traído un sabor latino a las costas estadounidenses.

Archivo de imágenes en movimiento de Florida

Sueños del exiliado
"Calle Ocho", la Pequeña Habana, el epicentro de la comunidad de exiliados cubanos, se basó en un fuerte café cubano, comida cubana, música cubana y sentido comercial cubano. Pero sobre todo se basó en la política, en el ardiente deseo de un pueblo de recuperar lo que recordaba como "un paraíso perdido". "El sueño del regreso, el sueño de la venganza, el sueño de ajustar cuentas y hacer retroceder el reloj ha mantenido a una proporción significativa de la diáspora bajo su esclavitud durante casi cinco décadas. El impacto de estos sentimientos se ha sentido en la política y la política de Estados Unidos - lógicamente durante la Guerra Fría, pero también durante más de una década desde su conclusión ”, escribe el experto latinoamericano Mark Falcoff.

Cuatro olas
Desde el triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959, ha habido una afluencia constante de cubanos a los Estados Unidos, marcada por cuatro oleadas significativas: 1959-1962 1965-1974 1980 y 1993-5. Cada ola ha penetrado más profundamente en las capas de la sociedad cubana, desde los ricos en la década de 1960 hasta los habitantes de los sórdidos barrios del centro de la ciudad de La Habana en la década de 1990.

Los primeros en llegar
Los cubanos que llegaron a Miami en 1959 eran partidarios del derrocado gobierno de Batista. Pronto se les unió un número cada vez mayor de cubanos ricos cuyas propiedades habían sido confiscadas por el gobierno cubano: ejecutivos de empresas estadounidenses y profesionales bien establecidos, incluidos muchos médicos. La mayoría no esperaba que el exilio durara mucho, pero pensaba que Cuba pronto sería liberada - primero poniendo sus esperanzas en la fallida invasión de Bahía de Cochinos, y más tarde en la certeza de que Estados Unidos nunca permitiría la consolidación de un gobierno comunista noventa millas. lejos de sus costas.

Empezar de nuevo
Muchos de estos pioneros se fueron de Cuba sin nada y tuvieron que empezar de nuevo. Los dueños de los ingenios azucareros se convirtieron en asistentes de gasolineras y las mujeres profesionales aceptaron trabajos como sirvientas. Contada muchas veces, su historia se ha convertido en una epopeya. Los préstamos personales, otorgados por el Banco Republicano, y especialmente por un banquero cubano llamado Luis Botifoll, permitieron a los cubanos iniciar pequeñas empresas. Aplicando las habilidades emprendedoras traídas desde su Cuba natal y aprovechando la creciente población cubana en Miami, poco a poco fueron creando la historia de éxito de Miami por la que los cubanoamericanos se han hecho conocidos.

Anticastrismo violento
Había un lado oscuro en esta historia. Mientras los exiliados cubanos luchaban contra el régimen represivo de Castro desde el exterior, muchos cometieron actos de terrorismo. Hubo incursiones ilegales en Cuba, asesinatos, bombas y complots, algunos relacionados con el gobierno de Estados Unidos, como la Operación Mangosta. Los ladrones que irrumpieron en la sede demócrata en el complejo Watergate de Washington DC eran cubanoamericanos. El terrorista que colocó la bomba que mató al embajador de Chile en Estados Unidos, Orlando Letelier, era cubanoamericano. Pero el acto más impactante cometido por los cubanoamericanos tuvo lugar en 1976, cuando Orlando Bosch y Luis Carriles Posada colocaron una bomba a bordo de un avión civil cubano, matando a decenas de víctimas inocentes, incluidos jóvenes deportistas que regresaban del extranjero.

Músculo político
A principios de la década de 1980, los cubanoamericanos comenzaron a probar nuevas estrategias. Organizados detrás de la poderosa Fundación Nacional Cubano Americana, dirigida por un exitoso constructor llamado Jorge Más Canosa, se convirtieron en una fuerte fuerza de presión en Washington y, durante las siguientes dos décadas, jugaron un papel fundamental en la formulación de la política estadounidense hacia la Cuba de Fidel Castro. Incluso después del final de la Guerra Fría, la Fundación Cubano Americana logró mantener, e incluso endurecer, el embargo comercial de Estados Unidos sobre Cuba.

La segunda ola: vuelos de la libertad
A mediados y finales de la década de 1960, una oleada de descontento aumentó en Cuba, alimentada por las dificultades económicas junto con la erosión y la virtual desaparición de las libertades políticas. En particular, cuando Castro cerró unas 55.000 pequeñas empresas en 1968, eliminando virtualmente toda la propiedad privada, más cubanos se volvieron contra la revolución. Ahora era el turno de las clases media y media baja y de los trabajadores calificados. A medida que aumentaba la presión, Castro abrió el puerto de Camarioca. Familiares de Miami vinieron a recoger a los que quedaron en Cuba. En unas semanas, el presidente Lyndon Johnson inauguró los llamados "vuelos de la libertad". En 1974, un cuarto de millón de cubanos habían sido recibidos en Estados Unidos. Una pequeña parte de los refugiados llegó de forma indirecta a través de países como España y México.

La tercera ola: Elevación de botes de Mariel
Entre abril y septiembre de 1980, 125.000 cubanos llegaron a Florida desde el puerto de El Mariel, en un dramático embarcadero que tuvo repercusiones de larga data para Estados Unidos y para la imagen de Castro. Todo comenzó cuando un autobús se estrelló contra las puertas de la Embajada del Perú en La Habana. Dos guardias resultaron heridos al dispararse entre sí, y Fidel Castro, en un ataque de ira, retiró el puesto de seguridad de la entrada de la embajada. "Mal error", recordó el jefe de la recién inaugurada Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, Wayne Smith, "porque en unas horas había 10.000 cubanos dentro de la embajada y miles más en camino". Avergonzado, el gobierno cubano llamó a los refugiados escoria: "basura." Castro decidió abrir el puerto de El Mariel a cualquiera que quisiera salir de Cuba.

Cambiando la demografía de los refugiados
Una flotilla reunida por cubanoamericanos salió de Miami y fondeó en el puerto de El Mariel. A medida que llegaba la constante afluencia de exiliados a Florida, todos notaron la diferencia entre estos refugiados y los que habían venido antes. De los recién llegados, el 71% eran obreros, las mismas personas en cuyo nombre se había hecho la revolución. Castro también envió a Estados Unidos un grupo de criminales y personas con enfermedades mentales. La comunidad cubanoamericana en Miami, que acaba de emerger como una fuerza económica y política importante, tendría que lidiar con su nueva imagen: los criminales, los cubanos sin educación y los no blancos se habían sumado a sus filas. Pero el más avergonzado fue el propio Fidel Castro. “Mariel fue una vergüenza porque no solo inmigró la clase alta de Cuba, sino los trabajadores comunes. También emigraron muchos jóvenes que habían crecido bajo la revolución”, dijo el profesor Jorge Domínguez. "Pero Mariel también fue una vergüenza porque el régimen mostró su lado feo a la comunidad internacional cuando deportó a criminales comunes a Estados Unidos, cometiendo un acto de agresión no solo contra el 'gobierno imperialista de Estados Unidos', sino contra el pueblo estadounidense".

Una cuarta ola: balseros
El colapso de la Unión Soviética en 1991 sacó el fondo de una economía cubana que ya estaba enferma. En tres años, la economía se contrajo en un 40%. Por primera vez hubo disturbios en La Habana. Para aliviar la presión, Fidel Castro declaró una vez más que todo el que quisiera salir de Cuba podía hacerlo. Durante algún tiempo, balseros ("vigas") se arrastraron a lo largo de la costa de Florida a bordo de todo lo imaginable: neumáticos de camión, balsas de madera, cualquier cosa que pudiera flotar. Al salir de las costas cubanas por decenas de miles, hicieron un espectáculo inolvidable.


Cronología de la historia de Cuba


Cristóbal Colón reclama Cuba para España.

El conquistador español Diego Velázquez se convierte en el primer gobernador de Cuba.

Ciudad de La Habana fundada como San Cristóbal de la Habana.

Comienza la construcción del Castillo de El Morro, construido por los españoles, en una entrada al puerto de La Habana.

Los ingleses capturan Santiago de Cuba para ayudar al comercio con Jamaica.

Los ingleses se retiran de Cuba después de que España reconozca el derecho de Inglaterra a Jamaica.

Ubicada en el distrito del Vedado de La Habana, la Universidad de La Habana o & # 8220Universidad de La Habana & # 8221 fue fundada en 5 de enero de 1728 como la más antigua de Cuba y una de las primeras en ser fundada en América.

Flotas británicas y españolas luchan en el puerto de La Habana.

11 de agosto
Los británicos atacan La Habana y toman el control de Cuba como parte de la Guerra de los Siete Años & # 8217.

Los británicos ceden Cuba a España en el Tratado de París.

28 de enero
Nace José Julián Martí y Pérez, poeta y ensayista cubano, patriota y mártir.

10 de Octubre
Comienza la Guerra de los Diez Años y # 8217 fue parte de la lucha de Cuba por la independencia de España.

10 de febrero
Diez años & # 8217 La guerra de independencia termina con una tregua con España.

7 de octubre
La esclavitud fue abolida e ilegalizada por real decreto en Cuba.

24 de febrero
José Martí lidera la Segunda Guerra de la Independencia.

Martí muerto en batalla

19 de mayo
José Martí fue asesinado a tiros en la batalla contra las tropas españolas en la Batalla de Dos Ríos.

20 de abril
La Guerra Hispanoamericana entre España y Estados Unidos comienza con Estados Unidos culpando a España de una explosión a bordo del USS. Maine en el puerto de La Habana en Cuba. Estados Unidos derrota a España, se firma el Tratado de París y España cede Cuba a Estados Unidos.


El secretario de Guerra de los Estados Unidos, William Howard Taft, crea el Gobierno Provisional de Cuba, se nombra a sí mismo Gobernador Provisional de Cuba y establece una base naval en la Bahía de Guantánamo (GTMO).

Estados Unidos aprueba la Enmienda Platt, como parte del Proyecto de Ley de Asignaciones del Ejército de 1901, que establece las condiciones para la retirada de las tropas estadounidenses en Cuba de la Guerra Hispanoamericana.

Cuba y Estados Unidos firman un contrato de arrendamiento que otorga el uso de la Base Naval de la Bahía de Guantánamo en Cuba.

Se firma un nuevo contrato de arrendamiento en La Habana por la Bahía de Guantánamo. Estados Unidos pagará alrededor de $ 2000 por año por el arrendamiento.

28 de septiembre
Dimite Tomás Estrada, primer presidente de Cuba.

Comienza la Segunda Ocupación de Cuba

septiembre
Estados Unidos inicia la Segunda Ocupación de Cuba.

28 de enero
José Miguel Gómez, principal candidato del Partido Liberal, asume la presidencia.

febrero
Estados Unidos pone fin a la Segunda Ocupación de Cuba.

Estados Unidos regresa a Cuba para sofocar la rebelión afrocubana.

Cuba entra en la Primera Guerra Mundial del lado de los Aliados.

Fidel Castro nació en la provincia de Holguín.

Ernesto “Che” Guevara nace en Rosario, Argentina.

Machado derrocado en un golpe de Estado liderado por Fulgencio Batista.

29 de mayo
El Tratado de Relaciones Cubano-Americanas es firmado por los Estados Unidos de América y la República de Cuba.

Cuba y Estados Unidos firman un contrato de arrendamiento perpetuo de la Base Naval de Guantánamo por alrededor de $ 4000 por año.

La base naval permanece en manos de Estados Unidos y Estados Unidos continúa pagando una renta anual, aunque Cuba, según se informa, no cambia los cheques.

Estados Unidos abandona su derecho a intervenir en Cuba.

Nuevo tratado ratificado

9 de junio
La Ley del Tratado de Relaciones Cubano-Americanas es ratificada y proclamada por el presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt. 1

El Partido Comunista se vuelve a legalizar.

10 de Octubre
Fulgencio Batista, apoyado por la Coalición Democrática Socialista, es elegido presidente de Cuba.

Constitución de 1940 en vigor

10 de Octubre
La Constitución de 1940 entra en vigor proporcionando reforma agraria, educación pública, salario mínimo y otros programas sociales.

Hemingway compra casa en Cuba

Ernest Hemingway compra una casa en Cuba donde vivirá durante los próximos 20 años.

Batista vuelve a tomar el poder y suspende la Constitución de 1940. Batista es un dictador respaldado por Estados Unidos de 1952 a 1959.

26 de julio
Fidel Castro y su hermano Raúl lideran una revuelta fallida contra Batista en el cuartel Moncada en Santiago de Cuba.

Castro da & # 8220La historia me absolverá & # 8221 Discurso

16 de octubre
Fidel Castro pronuncia su discurso de cuatro horas “La historia me absolverá” durante el juicio por los cargos que se le imputan por el atentado en Santiago de Cuba.

Mayo 1
Batista emite una amnistía que libera a Castro y otros miembros de la prisión.

Castro conoce al Che Guevera

1 ° de Junio
Fidel Castro y su hermano Raúl conocen al Che Guevara en la Ciudad de México.

Castro, con la ayuda del Che Guevara, libra una guerra de guerrillas en Cuba desde la Sierra Maestra.

13 de marzo
Un grupo de estudiantes universitarios anticomunista acusó al Palacio Presidencial de La Habana de asesinar al dictador cubano Batista. El ataque no tuvo éxito y 50 estudiantes murieron.

marcha
Estados Unidos suspende la ayuda militar a las fuerzas de Batista.

enero 1
Fidel Castro dirige un ejército guerrillero a La Habana y obliga a Batista a huir del país. Batista renuncia a la presidencia.

Castro se convierte en primer ministro

16 de febrero
Castro es juramentado como primer ministro y el hermano Raúl Castro se convierte en su adjunto. El Che Guevara se convierte en el tercero al mando.

Castro visita la Universidad de Princeton

29 de abril
Castro habla sobre el tema & # 8220Los Estados Unidos y el espíritu revolucionario & # 8221 en la Universidad de Princeton, Nueva Jersey.

La CIA emite un memorando sobre Castro

11 de diciembre
La Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) emite un memorando instando a "la eliminación de Fidel Castro".

El presidente soviético Nikita Khrushchev ofrece apoyo a Cuba. Cuba se alía con la Unión Soviética.

Empresas de EE. UU. Nacionalizadas

6 de agosto
Todos los negocios y propiedades comerciales estadounidenses en Cuba están nacionalizados sin compensación por parte del gobierno cubano.

Estados Unidos impone un embargo

19 de octubre
Estados Unidos embarga todas las exportaciones a Cuba, excepto alimentos y suministros médicos.

marzo 1
Castro proclama a Cuba un estado comunista y se alía con la URSS. Castro anuncia que es socialista.

Estados Unidos termina relaciones con Cuba

27 de marzo
Estados Unidos rompe todas las relaciones diplomáticas con La Habana.

Invasión de Bahía de Cochinos

15 de abril
La invasión de Bahía de Cochinos por exiliados cubanos, con apoyo de Estados Unidos, fracasa.

Domingo 21 de enero
Cuba expulsada de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

15-28 de octubre

Castro indica que Cuba pronto tendrá nuevas defensas contra Estados Unidos.

Castro permite misiles nucleares de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) sobre Cuba.

Miércoles 29 de agosto
Fotos del avión espía U-2 verifican el sitio de misiles de servicio al aire (SAM) en construcción en La Coloma, Cuba.

Domingo 14 de Octubre
Las fotos del U-2 muestran misiles balísticos de alcance medio (MRBM) y plataformas de lanzamiento de misiles balísticos de alcance intermedio (IRBM) en construcción.

Viernes 19 de Octubre
Ex-Comm, grupo de líderes políticos estadounidenses, discute la cuarentena cubana.

Sábado 20 de Octubre
Ex-Comm recomienda la cuarentena.

Domingo 21 de Octubre
El presidente John F. Kennedy ordena un bloqueo naval de Cuba. Se revisa y aprueba la operación.

Lunes 22 de Octubre
El presidente John F. Kennedy se dirige al público y anuncia un bloqueo naval de Cuba. Emisiones militares de EE. UU. DEFCON 3.

Martes 23 de octubre
Jruschov ordena a los barcos soviéticos que se detengan a 750 millas de Cuba.

Miércoles 24 de octubre
El primer ministro de la Unión Soviética, Nikita Khrushchev, responde al mensaje de Kennedy de que el bloqueo estadounidense fue un & # 8220acto de agresión & # 8221. Se niega a retirar misiles de Cuba. Emisión militar de EE. UU. DEFCON 2.

Jueves 25 de octubre
Kennedy ordena que los vuelos sobre Cuba aumenten de una a dos por día.

Viernes 26 de octubre
Ex-Comm analiza planes para invadir Cuba.

Los soviéticos ofrecen retirar los misiles a cambio de una garantía estadounidense de no invadir Cuba.

Sábado 27 de octubre
Jruschov envía un mensaje a Kennedy de que el acuerdo debe incluir la eliminación de los misiles estadounidenses Júpiter de Turquía.

U-2F estadounidense derribado con misil tierra-aire cerca de Banes, Cuba.

Kennedy ignora el primer mensaje y responde al segundo mensaje.

Kennedy propone retirar los misiles soviéticos de Cuba bajo la supervisión de las Naciones Unidas y garantizar que Estados Unidos no atacará a Cuba.

Domingo 28 de octubre
Jruschov acepta eliminar los misiles soviéticos. Acepta la promesa de Kennedy de no invadir Cuba. Kennedy acepta retirar los misiles de Turquía.

Estados Unidos anuncia la retirada de los últimos misiles soviéticos de Cuba.

La Operación Peter Pan trae niños cubanos a Estados Unidos.

3 de octubre
El único partido político de Cuba pasó a llamarse Partido Comunista de Cuba.

9 de octubre
Revolucionario socialista y líder guerrillero, Che Guevara ejecutado en La Higuera, Bolivia, a la edad de 39 años.


© Usuario de Wikimedia Commons: Egs / CC-BY-SA-3.0

Cuba comienza a enviar tropas a África para ayudar en las revoluciones.

15 de abril - 31 de octubre
Aproximadamente 125.000 cubanos huyen a Estados Unidos.

Castro hace la siguiente declaración en un discurso en Nicaragua: & # 8220 En nuestro país tenemos una base militar contra la voluntad de nuestro pueblo. Ha estado allí durante los veintiséis años de la revolución y está siendo ocupada por la fuerza. & # 8221 3 4

Reagan afirma el propósito de GTMO

En entrevista con periodistas soviéticos, el presidente estadounidense Ronald Reagan afirma que el propósito de la Base Naval de Guantánamo es político para imponer la presencia estadounidense, aunque los cubanos no la quieran. 3 4

27 de marzo
Estados Unidos lanza TV Martí, transmisión anticastrista financiada por Estados Unidos dirigida a Cuba.

septiembre
El presidente Fidel Castro anuncia que Cuba ha entrado en un & # 8220 Período Especial & # 8221 con niveles reducidos de importación de la Unión Soviética debido a su & # 8217s colapso económico.

19 de agosto
La Asamblea General de las Naciones Unidas aprueba una resolución que condena el impacto continuo del embargo estadounidense y lo declara en violación de la Carta de la ONU y del derecho internacional. Esta resolución se aprueba anualmente.

GTMO convertido en prisión

15 de noviembre
La Base Naval de Guantánamo comienza a utilizarse como prisión.

30 de octubre
Cuba abre las empresas estatales a la inversión privada.

24 de febrero
Aviones de combate cubanos derriban 2 aviones Cessna piloteados por cubanoamericanos que arrojaban panfletos anticastristas.

Estados Unidos implementa un embargo permanente

12 de marzo
El embargo comercial de Estados Unidos se hizo permanente en respuesta al derribo de los aviones.

24 de enero
El Papa Juan Pablo II se encuentra con Fidel Castro y pasa cinco días visitando Cuba. Celebra Misa en la Plaza de la Revolución de La Habana.

25 de noviembre
El cubano Elián González, de cinco años, encontrado a flote en el Estrecho de Florida. Después de las negociaciones, el niño es devuelto a su padre en Cuba.


© Wikimedia Commons Kremlin.ru / CC-BY-SA-4.0

14 de diciembre
El presidente ruso Vladimir Putin visita Cuba y firma acuerdos.

Cuba se entera de que Estados Unidos utilizará la bahía de Guantánamo para albergar a los prisioneros.

11 de enero
Los primeros detenidos de Afganistán y Pakistán llegan al centro de detención de Guantánamo. 11


© Wikimedia Commons Usuario: Magnus Manske / CC-BY-SA-3.0

Mary Robinson, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, afirma que los cautivos en GTMO son prisioneros de guerra con derecho a derechos en virtud de la Convención de Ginebra.

En la Asamblea de Naciones Unidas, Castro exige que el territorio de Guantánamo sea devuelto a Cuba.

La administración Bush dice que los detenidos de GTMO no tienen derechos bajo la Constitución de Estados Unidos o en el sistema de justicia de Estados Unidos.

Carter visita Cuba

20 de mayo
El ex presidente Jimmy Carter visita Cuba en misión de buena voluntad, critica el embargo.

18 de marzo
Cuba toma medidas enérgicas contra los disidentes anticastristas.

El número de detenidos en GTMO llega a unos 680.

26 de febrero
Las sanciones de Estados Unidos restringen las visitas familiares entre Estados Unidos y Cuba y las remesas en efectivo de los expatriados.

Cuba & # 8217s censura el récord de derechos humanos

15 de abril
La Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó una moción de censura a Cuba por abusos a los derechos humanos.

5 ciudadanos británicos detenidos en GTMO

Un artículo en el Los Tiempos de la Ciudad Nueva York revela que 5 ciudadanos británicos que estaban detenidos en GTMO fueron golpeados y torturados. Fueron entregados a los británicos y nunca acusados ​​por los británicos. 5

La Corte Suprema afirma a los detenidos y el derecho # 8217 a utilizar los tribunales

30 de Junio
La Corte Suprema de los Estados Unidos dictamina que los extranjeros en el centro de detención de Guantánamo tienen derecho a ser cónsules legales.

15 de Mayo
Tras una demanda por libertad de información de Associated Press, el Pentágono publica una lista detallada de detenidos de GTMO. 6

29 de junio
En un fallo de 5-3, la Corte Suprema de los Estados Unidos pone límites a la capacidad del gobierno para juzgar a los detenidos. 7

31 de Julio
Raúl Castro asume funciones de presidente de Cuba mientras Fidel Castro se recupera de una operación.

24 de febrero
Fidel Castro dimite como presidente de Cuba.


fotografía de Roosewelt Pinheiro / ABr, distribuida bajo Creative Commons Attribution 3.0 Brazil.

Raúl Castro es elegido presidente por la Asamblea Nacional.

Cuba levanta restricciones sobre teléfonos celulares personales

Se levantaron las prohibiciones a la propiedad privada de teléfonos móviles y computadoras.

El tribunal dictamina que los detenidos tienen derecho constitucional

La Corte Suprema de Estados Unidos dice que los detenidos tienen derecho a comparecer ante un juez federal para impugnar su encarcelamiento indefinido. 12

La UE acuerda levantar las sanciones a Cuba

19 de junio
La Unión Europea levanta la sanción diplomática impuesta a Cuba en 2003 por la represión de los disidentes.

22 de enero
El presidente estadounidense, Barack Obama, emite una orden para cerrar la prisión de Guantánamo. El Senado de Estados Unidos vota para mantener abierta la prisión de Guantánamo.

OEA levanta suspensión de 47 años a Cuba

3 de junio
La Organización de Estados Americanos vota para levantar la prohibición de ser miembro de Cuba impuesta en 1962.

El Congreso aprueba un proyecto de ley de política de defensa que limita a la administración a juzgar a los detenidos en un tribunal civil.

14 de enero
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, relaja las restricciones a los viajes a Cuba.

Cuba aprueba ley que permite la venta de viviendas privadas

3 de noviembre
Cuba aprueba una ley que permite a las personas comprar y vender propiedades privadas por primera vez en 50 años.

Informe del Comité de Inteligencia del Senado sobre el programa de detenciones e interrogatorios de la CIA. Conclusión: torturar a los prisioneros no proporciona inteligencia confiable ni gana la cooperación de los detenidos, pero daña la posición internacional de los Estados Unidos.

24 de febrero
La Asamblea Nacional reelige a Raúl Castro como presidente.

Cuba acepta la invitación europea para iniciar conversaciones sobre la mejora de las relaciones y el fortalecimiento de los lazos económicos.

Estados Unidos restablece las relaciones diplomáticas


(Foto oficial de la Casa Blanca por Pete Souza) Dominio público

1 de julio
El presidente estadounidense Obama y el presidente cubano Raúl Castro restablecen las relaciones diplomáticas entre los dos países.

Cuba envía ayuda médica a África occidental

11 de octubre
Cuba envía más profesionales médicos que cualquier otro país para ayudar con el brote de ébola en África occidental.

15 de enero
Estados Unidos alivia las restricciones comerciales y de viaje con Cuba, lo que permite a las aerolíneas volar rutas programadas a Cuba, a los viajeros regresar con mercancías cubanas, etc.

Cuba establece vínculos bancarios en EE. UU.


19 de mayo
Los diplomáticos cubanos obtienen acceso a los servicios bancarios en Estados Unidos.

Reapertura de embajadas de Estados Unidos y Cuba

1 de julio
Estados Unidos y Cuba reabren embajadas e intercambian cargos de negocios por primera vez en 54 años.

27 de marzo
El presidente Barack Obama realiza una histórica visita de tres días a Cuba, el primer presidente de Estados Unidos en visitar Cuba en 88 años.

Castro muere


25 de noviembre
Revolucionario y político cubano, Fidel Alejandro Castro Ruz. muere.

Los detenidos adicionales en GTMO son trasladados al extranjero. En enero de 2017, unos 40 detenidos permanecían en GTMO.

El senador de Carolina del Sur presenta la Ley de viajes gratis

Enero 6
El senador de Carolina del Sur Mark Sanford presenta la Ley de Libertad para Viajar a Cuba de 2017 (H.R.351). 10

Fin de & # 8220 pie húmedo, pie seco & # 8221 política

12 de enero
El presidente Barack Obama pone fin a la política de Cuba & # 8220 pies mojados, pies secos & # 8221 que permitía a cualquier cubano que llegara a suelo estadounidense quedarse y convertirse en residente legal. La política data de 1995 bajo la presidencia de Estados Unidos, Bill Clinton. 8

No cerrar GITMO

17 de enero
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dice que no cerrará el centro de detención de Guantánamo. 9


Cuba & # 8217s Historia: CRONOLOGÍA DE LA CAPTURA / EJECUCIÓN de líderes cubanos anticastristas de guerrillas * Historia de Cuba: CRONOLOGIA DE LA CAPTURA / FUSILAMIENTO de Jefes de las Guerrillas cubanas contra Castro.

Muy poco después de que Fidel Castro asumiera el poder en enero de 1959, varios miles de guerrilleros cubanos, muchos de los cuales habían luchado junto a Castro contra la dictadura de Fulgencio Batista, comenzaron una guerra contra el nuevo líder que duró hasta 1966. Este conflicto, a menudo brutal, tuvo lugar principalmente en los Montañas del Escambray del centro-sur de Cuba, pero tocó muchas partes de la isla.

Aunque el levantamiento duró más que la guerra contra Batista, quienes se volvieron contra Castro y sus políticas fueron simplemente etiquetados de "bandidos" y combatirlos se convirtió en una de las principales razones en 1960 para establecer los Comités de Defensa de la Revolución, todavía omnipresentes. . Sin embargo, los que escribieron sobre la revolución cubana rara vez se tomaron en serio este conflicto.

CUBA & # 8217S HISTORIA: CRONOLOGÍA DE LA CAPTURA / EJECUCIÓN de algunos de los líderes de las guerrillas cubanas anticastristas.

1959
Noviembre: se captura el primero del grupo rebelde que operaba en el Escambray, que provenía de la contrarrevolucionaria Rosa Blanca.

1960
Octubre: Sinesio Walsh y Plinio Prieto

1961
17 de febrero: Alejandro Lima Bárzaga, Nando Lima.
12 de diciembre: Margarito Flores Lanza, Tondique.

1962
23 de marzo: Noel Peña Sánchez
17 de abril: Osvaldo Ramirez
Abril: Congo Pacheco
17 de mayo: Idael Rodríguez Lasval, el artillero
4 de agosto: Gilberto Rodríguez
1 de octubre: Arnoldo Martinez Andrade
17 de octubre: Leonardo Peñate
26 de noviembre: Pablo Triana Rodríguez

1963
4 de enero: Porfirio Guillén
22 de enero: Red Celestino
1 de febrero: Osiris Red Borges
28 de febrero: Tomas San Gil
19 y 22 de marzo: Gustavo Sargent
24 de marzo: Manuel Vázquez Vera, El Gallego y Ramon Galindo Almeida, La Pelua
3 de abril: Filiberto González García, el Asturianito
27 de abril: Castillo de Orestes y The Angry
16 de mayo: Jesús Ramón Real, Realito
23 de mayo: Miguel Jerez Besu, Oriental
26 de mayo: Domingo González García, Mingo Melena
28 de mayo: Esteban Acosta Moreira
1 y 2 de junio: Manuel Otero Echevarria
11 de junio: Celestino Rivero Alarcón, Quimbo y Eusebio Capote, Patiblanca
17 de junio: Ephraim Peña Peña
8 de julio: Pedro Leon Hernandez, Perico
11 de julio: Rigoberto Ojeda
20 de agosto: Rigoberto Tartabull
Septiembre: Roman Demetrio Perez Perez Nano
5 de noviembre: Nicolás Gutiérrez Viera. Zumba Viera.
Diciembre: El Boticario.

1964
25 de enero: Ramon Mesa Medinilla, Charamusca
4 de febrero: Maro Borges
Principios: Pancho Jutía
16 de febrero: Ramon del Sol Sori, Ramon del Sol
28 de marzo: Julio Emilio Carretero
4 de abril: Silvino Diaz Rodriguez
2 de mayo: Reuben Cordova
5 de junio: Cheíto León
Medio: Benito Campos
12 de noviembre: Salvador Abreu Oropesa
18 de diciembre: Francisco Pineda Cabrera, Mumo

1965
11 de marzo: Blas Tardio
4 de julio: Juan Alberto Martínez Andrade

Fuentes: Escambray / Wiki / InternetPhotos / www.thecubanhistory.com
Cuba & # 8217s Historia: CRONOLOGÍA DE LA CAPTURA / EJECUCIÓN de algunos de los líderes de las guerrillas cubanas anticastristas.
La Historia de Cuba, Arnoldo Varona, Editor

HISTORIA DE CUBA: CRONOLOGIA DE LA CAPTURA / FUSILAMIENTO de algunos de Jefes de las Guerrillas cubanas contra Castro.

Muy poco después de que Fidel Castro tomó el poder en enero de 1959 conflicto a menudo brutal tuvo lugar sobre todo en las montañas del Escambray escarpadas del sur-centro de Cuba, sino que tocó muchas partes de la isla.

Aunque el levantamiento duró más que la guerra contra Batista, aquellos que se opusieron a Castro y sus políticas fueron simplemente etiquetados como & # 8220bandidos & # 8221 y la lucha contra ellos se convirtió en una de las principales razones en 1960 para la creación de los Comités para la Defensa de la Revolución (CDR), aún omnipresentes. Sin embargo este conflicto rara vez se tomaron seriamente entre los que escriben sobre la revolución cubana y sus opositores.

HISTORIA DE CUBA: CRONOLOGÍA DE LA CAPTURA / EJECUCION de algunos de los líderes de las guerrillas anticastristas cubanas.

1959
Noviembre: Se captura el primer grupo de alzados que operan en el Escambray, que procedían de la organización contrarrevolucionaria la Rosa Blanca.

1960
Octubre: Sinesio Walsh y Plinio Prieto

1961
17 de febrero: Alejandro Lima Bárzaga, Nando Lima.
12 de diciembre: Margarito Lanza Flores, Tondique.

1962
23 de marzo: Noel Peña Sánchez
17 de abril: Osvaldo Ramírez
Abril: Congo Pacheco
17 de mayo: Idael Rodríguez Lasval, el Artillero
4 de agosto: Gilberto Rodríguez
1º de octubre: Arnoldo Martínez Andrade
17 de octubre: Leonardo Peñate
26 de noviembre: Pablo Triana Rodríguez

1963
4 de enero: Porfirio Guillén
22 de enero: Celestino Rojas
1o de febrero: Osiris Borges Rojas
28 de febrero: Tomás San Gil
19 y 22 de marzo: Gustavo Sargent
24 de marzo: Manuel Vázquez Vera, El Gallego, y Ramón Galindo Almeida, La Pelúa
3 de abril: Filiberto González García, el Asturianito
27 de abril: Orestes Castillo y Los Airados
16 de mayo: Jesús Ramón Real, Realito
23 de mayo: Miguel Jerez Besú, el Oriental
26 de mayo: Domingo González García, Mingo Melena
28 de mayo: Esteban Moreira Acosta
1º y 2 de junio: Manuel Otero Echevarría
11 de junio: Celestino Alarcón Rivero, Quimbo, y Eusebio Capote, Patiblanca
17 de junio: Efraín Peña Peña
8 de julio: Pedro León Hernández, Perico
11 de julio: Rigoberto Ojeda
20 de agosto: Rigoberto Tartabull
Septiembre: Demetrio Román Pérez, Nano Pérez
5 de noviembre: Nicolás Viera Gutiérrez. Zumba Viera.
Diciembre: El Boticario


1964
25 de enero: Ramón Mesa Medinilla, Charamusca
4 de febrero: Maro Borges
Principios: Pancho Jutía
16 de febrero: Ramón del Sol Sorí, Ramoncito del Sol
28 de marzo: Julio Emilio Carretero
4 de abril: Silvino Díaz Rodríguez
2 de mayo: Rubén Cordovés
5 de junio: Cheíto León
Mediados: Benito Campos
12 de noviembre: Salvador Oropesa Abreu
18 de diciembre: Francisco Pineda Cabrera, Mumo

1965
11 de marzo: Blas Tardío
4 de julio: Juan Alberto Martínez Andrade


Cubanos anticastristas - Historia


DOCUMENTO 0021

[Referencia: carpeta, parte 7]

Departamento de Justicia de EE. UU.
Oficina Federal de Investigaciones
Washington D.C. 20535

TERRORISMO CUBANO ANTI CASTRO

Para obtener información de los destinatarios, el Centro de análisis e investigación del terrorismo (TRAC) está produciendo una serie continua de artículos breves e informativos sobre una variedad de temas relacionados con las investigaciones de terrorismo del FBI. A continuación se aborda una serie de atentados con bombas en Florida y el tema del terrorismo anticastrista.

Desde mayo de 1987, el área metropolitana de Miami, Florida ha sido escenario de al menos 25 atentados o intentos de atentados. Se han dirigido quince ataques contra objetivos similares, es decir, personas o empresas con presuntas simpatías o vínculos con el Gobierno de Cuba. Los 15 atentados han implicado el uso de artefactos explosivos improvisados ​​(IED), en su mayoría bombas de tubo. Algunos componentes del bombardeo se han vinculado positivamente a través del análisis forense. Solo uno de los 15 atentados con bombas ha sido reclamado - por la Organización Alianza de Intransigencia Cubana (o Cubanos Intransigentes) (AIC) - y está catalogado como incidente terrorista por el FBI. De los 14 atentados con bomba restantes, 12 han sido designados como presuntos incidentes terroristas.

A pesar de la falta de comunicados explicativos de los ataques, se desprende de los objetivos elegidos que el anticomunismo cubano es el tema principal detrás de los atentados. Estos ataques no son los primeros de su tipo cometidos para promover los objetivos de los cubanos anticastristas, sino que son una continuación de una lucha de larga data contra el Gobierno Comunista de Cuba. Desde fines de la década de 1950, cuando llegaron a Estados Unidos los primeros exiliados que escaparon de los comunistas en Cuba, ha habido casi constantes actividades cubanas anticastristas en Florida y otros lugares. Se organizaron varios grupos entre los exiliados. Aunque algunos de estos grupos no han sido más que organizaciones sociales, otros estaban compuestos por militantes que buscaban derrocar al régimen de Castro a través de la violencia. Esto resultó en bombardeos, asesinatos y otros actos de violencia contra objetivos comunistas procubanos. A lo largo de los años, surgieron diferentes grupos para reclamar crédito o responsabilizarse por los actos de terrorismo.

Los ataques de militantes cubanos anticastristas inicialmente involucraron incursiones armadas por tierra o mar en el continente cubano, pero a mediados de la década de 1960, individuos o empresas en los Estados Unidos comenzaron a ser cada vez más blanco de ataques Uno de los primeros cubanos anticastristas más importantes era Orlando Bosch Ávila, de nacionalidad cubana, que llegó como exiliado de Cuba en 1960. Era el líder del grupo anticastrista Movimiento Revolucionario Insurreccional de Recuperación (MIRR). En junio de 1965, él y otros cuatro fueron arrestados cerca de Orlando, Florida, con 18 bombas aéreas, armas pequeñas y municiones. Estas municiones supuestamente iban a ser utilizadas por Bosch y sus asociados para bombardear objetivos en Cuba. Bosch afirmó al momento de su arresto que su grupo ya había realizado dos ataques aéreos contra Cuba, sin embargo, esta información no pudo ser corroborada. Posteriormente, todos los acusados ​​fueron absueltos de los cargos de conspiración para violar la Ley de control de municiones.

Para enero de 1968, Bosch había organizado un grupo activista militante llamado Cuban Power, aunque aún mantenía el liderazgo del MIRR. En enero, Cuban Power reclamó el crédito por el bombardeo de un avión de carga B-25 en el Aeropuerto Internacional de Miami. A esto le siguieron otros atentados reivindicados por Cuban Power. Sin embargo, algunos de estos ataques no fueron cometidos por el grupo de Bosch. Había dos facciones del Poder cubano, ninguna alineada con la otra. Bosch controlaba una facción, mientras que la otra estaba dirigida por otro militante cubano, Héctor Cornillot.

El grupo de Bosch no cometió otro acto hasta mayo de 1968, cuando afirmó haber bombardeado un carguero británico en Key West, Florida, y un carguero japonés en Tampa, Florida. La facción de Bosch, además, envió mensajes de extorsión por cablegrama a los siguientes jefes de estado: Harold Wilson (Gran Bretaña) Gustavo Ordaz (México) y Francisco Franco (España). Se advirtió a estos líderes que se llevarían a cabo ataques contra los barcos y aviones de sus países a menos que se detuviera el comercio con Cuba. Los cablegramas estaban firmados: "Ernesto, Delegado General del Poder Cubano". "Ernesto" también emitió comunicados en los que se atribuía el mérito de los atentados de enero y mayo de 1968. Más tarde se determinó que Orlando Bosch era Ernesto.

Entre enero de 1961 y mayo de 1968, Bosch reclamó o atribuyó más de 30 actos violentos. Estos incluyeron bombardeos, incursiones armadas y ataques aéreos contra objetivos en Cuba, Panamá y Estados Unidos. En el verano de 1968, Bosch afirmó haber colocado 36 libras de explosivos contra el casco de un carguero británico, el "Lancastrian Princess". Los explosivos fueron recuperados. Habían sido atacados al casco del barco con cadenas. Los explosivos eran parte de un suministro de 300 libras que se le había proporcionado a Bosch en una operación del FBI. Bosch también indicó que había colocado explosivos en otros seis cargueros pertenecientes a Gran Bretaña y Japón, sin embargo, esto no se pudo verificar.

El 16 de septiembre de 1968 se llevó a cabo un ataque contra un buque polaco, "Polanica", en la bahía de Miami, con un rifle sin retroceso de 57 milímetros. Menos de un mes después, Bosch y otras ocho personas fueron arrestadas y acusadas de esta agresión. También fueron acusados ​​en relación con el envío de cartas de extorsión a los tres jefes de estado y con la conspiración para dañar buques de registro extranjero.

Bosch fue declarado culpable de los cargos en su contra el 15 de noviembre de 1968 y condenado a 10 años de prisión. El 15 de diciembre de 1972, fue puesto en libertad condicional de la Penitenciaría de los Estados Unidos en Marion, Illinois. En abril de 1974, abandonó los Estados Unidos rumbo a Sudamérica en violación de su libertad condicional.

El arresto de Bosch y su salida de Estados Unidos no puso fin al terrorismo anticastrista. A fines de 1974, Eduardo Arocena fundó otro grupo militante y anticastrista, Omega 7. Su razón para organizar este grupo fue su creencia de que el movimiento anticastrista no era lo suficientemente activo en la búsqueda del derrocamiento violento del gobierno de Castro. La membresía de Omega 7 provino del Movimiento Insurreccional (José) Martí, un grupo anticastrista.

Durante un período de ocho años que comenzó en 1975, los miembros de Omega 7 fueron supuestamente responsables de entre 30 y 50 atentados con bombas y dos asesinatos. El número exacto de estos ataques no se puede determinar porque otros grupos anticastristas, como el Movimiento Nacionalista Cubano (CNM), emitieron afirmaciones falsas de crédito en nombre de Omega 7 que confundieron a la aplicación de la ley. Actos reclamados por Omega 7 ocurrieron en el área metropolitana de la ciudad de Nueva York, el área metropolitana de Miami y Washington DC Entre estos actos se encuentran los ataques contra personas simpatizantes o empresas que tratan con la Cuba comunista, intereses del gobierno cubano e intereses de otros países que tratan con Cuba .

Omega 7 fue neutralizado cuando Arocena fue detenido en julio de 1983 en Miami. Tenía en su poder armas automáticas y parafernalia de bombardeo. Fue declarado culpable de una acusación formal de 25 cargos que incluía cargos de asesinato en primer grado, violaciones de la Ley de Organizaciones Influenciadas y Corruptas (RICO, por sus siglas en inglés) y violaciones de explosivos y bombas. Más de una docena de miembros de Omega 7 o sus asociados también fueron acusados ​​y condenados, principalmente por violaciones de desacato criminal por no testificar ante un gran jurado federal. Dos miembros de Omega 7 cooperaron con los fiscales federales. Un tercero, José Ignacio González, huyó del país antes de que pudiera testificar. Sigue prófugo y se cree que se encuentra en Guatemala.

Arocena fue condenado a cadena perpetua más 35 años. Las penas de prisión para otros miembros de Omega 7 condenados oscilaron entre cuatro y nueve años. En 1984, Arocena también fue condenado en dos juicios por cargos de violación de armas, atentados con bombas y conspiración. Fue condenado a 20 años de prisión adicionales para coincidir con su sentencia anterior. Además, en 1986, tres miembros de Omega 7, Pedro Remón, Andrés García y Eduardo Fernández, cada uno de los cuales había sido sentenciado previamente a 5 años de prisión por cargos de desacato, se declararon culpables de los cargos de conspiración para asesinar a un funcionario extranjero y conspiración para bombardear. o destruir propiedad de un gobierno extranjero. Cada uno recibió una sentencia de prisión de 10 años.

De los miembros de Omega 7 que fueron encarcelados, solo cuatro -Arocena, García, Fernández y Ramón- permanecen en la cárcel. Todos los demás han sido puestos en libertad condicional. Omega 7 nunca ha podido recuperarse de estos arrestos. Incluso después de que los que estaban encarcelados fueron liberados, el grupo no se restableció en la medida en que lo había sido. Quizás el hecho de que el líder, Arocena, permanezca bajo custodia, haya influido en esto.

El último acto que fue reivindicado por Omega 7 fue en mayo de 1983, varias semanas antes de la detención de Arocena. No se tiene conocimiento de que se hayan cometido otros bombardeos de estilo anticastrista hasta mayo de 1987, cuando comenzó la actual serie de ataques. El movimiento anticomunista cubano, sin duda, no había permanecido inactivo durante este período de cuatro años. Los arrestos de Omega 7 no eliminaron ni los sentimientos anticastristas ni los radicales que veían la violencia como su único recurso. Sin embargo, las detenciones moderaron, aunque durante un breve período, las actividades violentas de los radicales.

Debido a que las razones de un ataque se dieron en un solo caso, no se sabe por qué los bombardeos comenzaron de nuevo en mayo de 1987, o qué evento, si lo hubo, los desencadenó. Dado que los objetivos iniciales eran las empresas de transporte de carga, a través de las cuales se transportan mercancías a Cuba a través de terceros países, un posible motivo podría ser obligar a estas empresas a detenerse. Tampoco se sabe actualmente si todos los ataques están interrelacionados y son el resultado de los esfuerzos de un grupo, o si son similares únicamente debido a la naturaleza general del objetivo - el anticastrismo - y están siendo cometidos por más de un grupo. grupo. Antes de que se pueda determinar esto, hay muchas diferencias y similitudes que deben tenerse en cuenta con respecto a los objetivos, las víctimas y el modus operandi.

De los 13 ataques que parecen ser de naturaleza anticastrista y que han sido designados como incidentes terroristas o presuntos incidentes terroristas, nueve involucraron el uso de bombas de tubería, de las cuales una no detonó. Son los siguientes:

- 1 de mayo de 1987, atentado con tubería en Cubanacan en Miami

- 2 de mayo de 1987, atentado con tubería en Almacen El Español en Hialeah, Florida

- 25 de mayo de 1987, atentado con tubería en Cuba Envios en Miami

- 30 de julio de 1987, atentado con tubería en Machi Community Services en Miami

- 27 de agosto de 1987, atentado con tubería en Va Cuba en Hialeah

- 2 de enero de 1988, atentado con tubería en Miami-Cuban en Miami

- 3 de mayo de 1988, atentado con tubería en el Museo de Arte y Cultura de Cuba en Miami.

- 26 de mayo de 1988, atentado con bomba en la residencia del director ejecutivo del Instituto de Estudios Cubanos en
Coral Gables, Florida, reclamada por la AIC

- 5 de septiembre de 1988, atentado con tubería en Bela Cuba en Miami

- 18 de septiembre de 1988, atentado con bomba dirigido a un líder de la Flotilla Reunión, grupo que aboga por que todas las personas
deben poder entrar o salir de Cuba como les plazca, en Miami

- 24 de febrero de 1989, un intento de atentado con tubería en Almacen El Español en Miami

- 26 de marzo de 1989, atentado con bomba en Marazul Charters en Miami y

- 10 de septiembre de 1989, atentado con bomba en Super Optical en Hialeah.

De los 12 atentados con bomba con éxito, 11 ocurrieron durante las últimas horas de la noche o temprano en la mañana, entre las 10:20 p.m. y 3:45 a.m. El ataque más reciente ocurrió a las 5:50 a.m. Aunque algunos de los atentados con bombas se han dirigido específicamente a residencias, no ha habido muertos ni heridos como resultado.

No se reclamó ninguno de los bombardeos de tubería y no se recibieron llamadas de advertencia previas. Solo se reclamó uno de los otros atentados con bomba, y en otro, dirigido a un líder de la Flotilla de la Reunión, hubo una llamada de advertencia, pero ningún reclamo de crédito. Estos dos ataques fueron diferentes a los otros atentados con bomba en el sentido de que se atacaron residencias privadas. En los otros ataques, se atacaron empresas y, en un caso, un museo.

Los primeros seis atentados con bombas se han vinculado positivamente a través del análisis forense. Las marcas de herramientas en los seis dispositivos son idénticas, lo que indica que se utilizó la misma herramienta para construirlos. No se han completado las pruebas en los bombardeos de tubería restantes. No se ha determinado si son idénticos a los seis primeros. Los primeros seis bombardeos de tubería también son similares en que los objetivos eran empresas de transporte de carga cubanas. Los otros bombardeos de tubería son similares a los primeros seis ataques en los que se atacaron empresas cubanas. En todos los bombardeos de tubería, los objetivos involucraron intereses cubanos procomunistas.

Además, no se ha completado el análisis forense de las cuatro explosiones restantes. Por lo tanto, no se ha determinado si son similares en construcción entre sí o con los primeros seis bombardeos con tubería. Dos de estos ataques fueron contra objetivos similares a los de los bombardeos de tubería, (empresas cubanas). Pero dos eran completamente diferentes en que las residencias fueron atacadas y una de ellas fue reclamada.

El 25 de mayo de 1988 detonó una bomba en la casa del director ejecutivo del Instituto de Estudios Cubanos en Hialeah, Florida. Una persona que llamó por teléfono a una estación de radio en español se atribuyó el mérito del atentado en nombre de la AIC. Este atentado fue el ocho de la serie que comenzó en mayo de 1987. El otro ataque contra una residencia ocurrió el 18 de septiembre de 1988. El objetivo previsto era la residencia de un líder de la Flotilla de la Reunión. El 17 de septiembre, una llamada telefónica a la residencia advirtió que ocurriría un bombardeo y que cierta persona sería responsable. El 18 de septiembre estalló una bomba. Sin embargo, fue en una residencia con una dirección similar pero diferente a aquella en la que se recibió la llamada de advertencia. Una persona que llamó por teléfono afirmó más tarde que habían bombardeado el edificio equivocado. Se descubrió que la persona cuyo nombre se dio como responsable no estaba involucrada.

Se han identificado varios sospechosos en la actual ola de atentados. Sin embargo, debido a las diferencias en los objetivos y en los tipos de dispositivos de bombardeo utilizados, no se sabe si las mismas personas o grupos son responsables de todos los ataques.

Además, hay algunos indicios de que los atentados pueden tener conexiones con militantes anticastristas anteriores. El único atentado reciente que alegó AIC, por ejemplo, fue cometido, según informes, en nombre de Orlando Bosch. Bosch, luego de su huida a América del Sur en 1974, se involucró en otro grupo anticastrista. En 1976, fue detenido por las autoridades venezolanas por su participación en el atentado con bomba contra un avión cubano en el que murieron 73 personas. Bosch pasó 11 años en prisión durante los cuales fue juzgado y absuelto dos veces por este delito. Fue liberado en agosto de 1987. Tres meses después, solicitó permiso para ingresar a los Estados Unidos, pero se le negó una visa de no inmigrante. Sin embargo, el 16 de febrero de 1988 llegó a Miami, Florida, sin documentos de entrada y fue arrestado por los alguaciles estadounidenses con una orden judicial basada en su violación de la libertad condicional de 1974. Cumplió tres meses en prisión.

Después de su liberación el 16 de mayo de 1988, Bosch fue arrestado nuevamente por el Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) y se le notificó que el gobierno de los Estados Unidos lo consideraba excluible. Su libertad condicional a los Estados Unidos también fue denegada por el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Distrito Sur de Florida. Debido a que representaba un riesgo de fuga, se ordenó su detención hasta que se pudiera tomar una decisión sobre su deportación. El 25 de mayo de 1988, se produjo el atentado con bomba denunciado por AIC. La persona que llamó y reclamó crédito declaró que si Bosch no era liberado dentro de un tiempo específico, se tomarían represalias contra el director de distrito del INS en Miami. El 2 de junio de 1988, el día después de que se negaran los esfuerzos legales de Bosch para lograr su liberación, el AIC amenazó con bombardear la oficina del INS de Miami si Bosch no era liberado.

En esta misma fecha, un periódico en español de Los Ángeles recibió una carta. La carta dice que el grupo tenía bombas y granadas y que el grupo ya había cometido ocho atentados con bombas en Miami. Sin embargo, no se pudo encontrar ninguna conexión entre esta carta y los atentados de Miami.

El tema de Orlando Bosch fue dado como motivo de solo uno de los ataques, pero puede ser un factor de mayor importancia. Los esfuerzos del gobierno de Estados Unidos para deportar a Bosch han sido criticados por varios de sus partidarios, incluidos militantes como Ramón Sánchez, un miembro de Omega 7, que había sido condenado y encarcelado en 1984. Se han hecho amenazas de violencia contra las oficinas del FBI y del INS en caso de que el Los esfuerzos del gobierno para deportar a Bosch tendrán éxito. El apoyo abierto de Sánchez a Bosch, así como su propensión a la violencia en el pasado, han hecho que las fuerzas del orden investiguen cualquier participación que ho cualquier otro miembro de Omega 7 pueda tener con estos atentados.

El tema de la deportación de Bosch no puede explicar todos los atentados, ya que (el tema) no se convirtió en un factor hasta después de que ocurrieran siete. Los atentados inicialmente pueden haber sido influenciados por la libertad condicional de miembros de Omega 7, como Ramón Sánchez. Es posible que los ataques se hayan cometido para demostrar que el movimiento militante anticastrista no había sido destruido a pesar de los arrestos de Omega 7 y el encarcelamiento continuo de Arocena.

Si todos los atentados son responsabilidad de un grupo, es posible que se haya aprovechado el problema de Bosch como un medio para expandir la base activista del grupo atrayendo a militantes partidarios de Bosch. Si más de un grupo es responsable del ataque, el segundo grupo puede haber sido influenciado por los siete atentados exitosos en un año. También es posible que algunos de los atentados los estén cometiendo fuerzas pro-castristas como un medio para llevar publicidad adversa y esfuerzos de aplicación de la ley contra las facciones anticastristas.

Lo que se ha hecho evidente es que es probable que los bombardeos no terminen hasta que ya no exista una razón para que continúen. Los arrestos pueden hacer que los bombardeos cesen temporalmente, pero no hará que se detengan por completo. La historia del movimiento militante anticastrista lo ha demostrado. El tema detrás de los ataques es un tema tan emotivo que permanece prácticamente sin cambios incluso después de 30 años. Y no hay razón para sospechar que dejará de ser un problema mientras se mantenga el statu quo. Por lo tanto, corresponde a las fuerzas del orden continuar con los esfuerzos para detener a los responsables de los ataques, pero al mismo tiempo, no perder de vista el hecho de que eventualmente los bombarderos regresarán mientras Castro esté en el poder o Cuba siga siendo comunista.


Para llegar al edificio que la CIA usó como centro neurálgico de su guerra secreta contra Fidel Castro, diríjase hacia el sur por la Florida Turnpike hasta la salida de Coral Reef Drive, como si llevara a los niños a Metrozoo. Luego, vaya hacia el oeste por Coral Reef aproximadamente una milla, pase los campos de antenas de una estación de comunicaciones de la Guardia Costera y las casas adosadas de un desarrollo llamado Deerwood antes de llegar a la entrada principal del zoológico.

Busque con atención la próxima oportunidad de girar a la izquierda, en una carretera sin nombre a la que se llega a través de una puerta abierta marcada con el acrónimo inexplicable: RTAO-USAF. Ignorando los pequeños edificios de oficinas anónimos que aparecen de la nada a su derecha, sigue el pavimento maltratado hacia el sur, hacia un punto de referencia mucho más imponente: un extraño monolito de hormigón de 200 pies de altura que se cierne sobre el pinar destrozado por el huracán como un gigante. diente roto, coronado por misteriosas antenas. Su destino se encuentra a unos cientos de metros de la base de este remanente de hangar para dirigibles: una estructura laberíntica de dos pisos con armazón de madera, obviamente abandonada hace mucho tiempo, cubierta con carteles de Prohibido el paso del gobierno.

Encabezado por altas columnas blancas y coronado con un techo a dos aguas, madera contrachapada que cubre sus ventanas y pintura descascarada de su exterior de tablillas, no se parece tanto a la Casa de la Fraternidad de Usher. Más de veinte años después de que desapareciera el último de los fantasmas de la Agencia, su antiguo cuartel general sigue siendo profundamente espeluznante, el paso del tiempo ha hecho poco para disipar el aire de engaño que se cierne sobre el lugar, insinuando secretos ominosos enterrados justo debajo de las tablas del suelo podridas. .

No se equivoque al respecto: esos secretos están en el espíritu, si no en los hechos materiales. Después de todo, esta era la base de espías de la Compañía, cuyo nombre en código era JM / WAVE, la estación de campo de la CIA más grande del mundo en el apogeo de la Guerra Fría y el corazón oscuro de mil conspiraciones de capa y espada dirigidas a la amenaza comunista. al sur. Esta fue la oficina central de la Operación Mangosta, la campaña global de espionaje, sabotaje, propaganda y asesinato que la administración Kennedy lanzó a raíz del desastre de la Agencia en Bahía de Cochinos, que marca su 36 aniversario hoy, jueves 17 de abril. .

Las audaces promesas de Donald Trump a principios de esta semana de finalmente revelar el misterio del asesinato de JFK al desclasificar montones de documentos secretos resultaron ser una burla gigantesca. Los Archivos Nacionales terminaron haciendo pública solo una fracción de los documentos de JFK anoche.

Aún así, los 2.800 documentos incluidos en el nuevo volcado de documentos confirman algunos detalles lascivos de la búsqueda de décadas de Estados Unidos para matar o deponer a Fidel Castro, incluido un plan bastante impactante de la CIA para sembrar el terror en Miami.

Después de que la revolución de Castro tuvo éxito y miles de cubanos huyeron al sur de Florida, la agencia consideró asesinar a un barco lleno de refugiados, asesinar a líderes exiliados y colocar bombas en Miami, todo para que se pudiera culpar a Castro del caos.

La idea básica era volver la opinión mundial en contra de Castro y posiblemente justificar una invasión militar de los Estados Unidos acusándolo de las atrocidades. Los detalles del siniestro complot se incluyen en un resumen sobre la Operación Mangosta, una operación encubierta de 1960 tramada por la CIA bajo el presidente Dwight Eisenhower con el objetivo de derrocar a la Cuba comunista.

La campaña fue incluida en un informe sobre "pretextos" que Estados Unidos podría conjurar para justificar una intervención militar en Cuba. El documento fue enviado por el general Edward Landsdale, un alto oficial de la Guerra Fría que trabajó con la CIA para planear la Operación Mangosta; envió el informe, que incluía otros nueve "pretextos", el 12 de abril de 1962, al general Maxwell Taylor, quien pronto se convertiría en presidente del Estado Mayor Conjunto.

Solo para reiterar lo loca que es esta idea: la CIA pensó en hacer estallar cosas en Florida y asesinar a refugiados inocentes simplemente para hacer quedar mal a Castro.

Gracias al caché de John F.Los archivos relacionados con Kennedy que el gobierno publicó recientemente, los miamenses ahora saben sobre el complot completamente loco que los federales prepararon para organizar un bombardeo de bandera falsa contra su propia población en Miami y luego culpar a Fidel Castro de las muertes y el caos.

Pero de acuerdo con los documentos de la CIA que el Miami Herald desenterró ayer (y algunos que New Times encontró posteriormente), el archivo de JFK está lleno de todo tipo de otras cosas locas sobre la vida en la Ciudad Mágica llena de informantes de la CIA durante la era de la Guerra Fría. . Es decir, dos periodistas del Herald, el reportero Alvin Burt y el editor de América Latina Don Bohning, trabajaban como informantes encubiertos de la CIA mientras escribían y editaban para el periódico a fines de los años sesenta.

Según documentos desclasificados de la CIA, a Burt se le dio el nombre en clave "AMCARBON-1", mientras que a Bohning se le llamó "AMCARBON-3". Los registros muestran que la CIA creía que ambos hombres podrían haber tenido acceso a información útil sobre la comunidad de exiliados cubanos en Miami. Los documentos muestran que ambos hombres dieron información a la CIA: Burt informó sobre los revolucionarios cubanos anticastristas, mientras que Bohning transmitió al menos un dato sobre la investigación del entonces fiscal de Luisiana Jim Garrison sobre el asesinato de Kennedy. Otro informe de la CIA muestra que la agencia esperaba usar sus conexiones con los medios de comunicación del sur de Florida para "hacer surgir artículos de propaganda".

La existencia de los informantes de AMCARBON en la sala de redacción del Herald se ha debatido desde al menos 2005, cuando la escritora Joan Mellen hizo referencia a Burt y Bohning en su controvertido libro sobre la investigación de Garrison, A Farewell to Justice. Pero el archivo recién publicado presenta una imagen del trabajo que hicieron los dos periodistas para la agencia de inteligencia. El apodo "AMCARBON-1" también aparece en documentos JFK publicados por la Fundación Mary Ferrell: La base de datos de nombres en clave de la CIA de la fundación también señala que otro posible informante, AMCARBON-2, también podría haber existido en la sala de redacción del Herald.

Primero, el 19 de marzo de 1964, los registros de la Fundación Mary Ferrell muestran que la agencia escribió un informe completo sobre la relación de Burt con el periodista anónimo "AMCARBON-2", el programa de interrogatorios y tortura "KUBARK" de la CIA y el infame "JM / WAVE "puesto de avanzada de la CIA en el campus de la Universidad de Miami. El informe dice que los altos mandos de la CIA dieron permiso a los agentes de JM / WAVE para "ponerse en contacto con los principales medios de comunicación del sur de la Florida en un intento de establecer una relación con estos medios de comunicación que aseguraría que no llamarían la atención publicitaria sobre las actividades de KUBARK en el sur de la Florida". que podría llamar su atención ".

Más adelante en el informe, la CIA dice que utilizó "con éxito" a Burt como un "medio de propaganda a través del cual artículos de interés para KUBARK podrían aparecer en la prensa del mundo libre". La CIA luego enumeró tres casos en los que le dio historias a Burt.

Que un bastión liberal como el New York Times ordenara al Congreso que apagara TV Martí no fue una sorpresa para nadie. En un editorial publicado el 1 de octubre, el Times se refirió al controvertido proyecto de televisión como "el dirigible flácido" y señaló que había consumido 67 millones de dólares desde 1990, cuando comenzó a transmitir una variedad de caricaturas y programas de noticias de Popeye hacia Cuba. La palabra hacia Cuba es significativa, ya que rara vez la señal llega a la gente a la que pretende entretener e informar.

El "dirigible" no tripulado, atado a Cudjoe Key a unas pocas millas al norte de Key West, transmite la señal de Martí desde las 3:30 y las 6:00 a.m. para evitar violar los tratados internacionales de transmisión. No es exactamente el horario de máxima audiencia. Peor aún, el transmisor flotante solo puede funcionar cuando hace buen tiempo. Peor aún, las imágenes casi siempre están atascadas por el gobierno de Fidel Castro. "Dados los sacrificios que se piden a todas las agencias federales", imploró el Times, "es indecente derrochar millones en programas de televisión que casi nadie ve".

5. TV Martí luego pasó a usar un avión privado hasta 2015. Mediante el El Correo de Washington:

En un aeródromo en la zona rural de Georgia, el gobierno de los Estados Unidos paga a un contratista $ 6,600 al mes por un avión que no vuela.

El avión es un turbohélice de la década de 1960 con una extraña variedad de antenas en la parte trasera y el nombre de un héroe nacional cubano pintado en la cola. Puede volar, pero no lo hace. Órdenes gubernamentales.

"¿El contrato ahora es un 'non-fly'?" contrato, dijo Steve Christopher de Phoenix Air Group, de pie junto al avión. "Eso es lo que quiere el cliente".

El avión se llama “Aero Martí” y está atrapado en una especie de limbo federal. Después de dos años de recortes de gastos fortuitos en Washington, tiene muy pocos fondos para funcionar pero demasiados para morir.

El avión estaba equipado para volar sobre el océano y transmitir una estación de televisión estadounidense en Cuba. El esfuerzo fue parte de la campaña estadounidense de larga duración para combatir el comunismo en Cuba proporcionando información al pueblo cubano sin censura por parte de su gobierno.

Pero los funcionarios cubanos interrumpieron la señal casi de inmediato, y las encuestas mostraron que menos del 1% de los cubanos miraban. Aún así, cuando el Congreso comenzó a hacer recortes presupuestarios, los legisladores se negaron a matar el avión.

6. La Oficina de Radiodifusión de Cuba intentó pasar de contrabando receptores de satélite a Cuba antes de darse cuenta de que los cubanos los usaban para ver porno. Mediante el Miami Herald:

Con la persistente interferencia del gobierno cubano en sus transmisiones, Radio y TV Martí han utilizado medios alternativos para entregar contenido a la isla, incluido el uso de la misma tecnología que puso a Alan Gross en prisión.

Gross, un subcontratista de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, pasó cinco años encarcelado en La Habana por darles a los cubanos tecnología prohibida para acceder a Internet. Ahora está claro que la Oficina de Radiodifusión de Cuba (OCB) del gobierno de los Estados Unidos, que dirige las operaciones de Martí, hizo lo mismo durante años.

La OCB se coló en los pequeños satélites de la isla conocidos como BGAN - Broadband Global Area Network - como parte de su esfuerzo por brindar a los cubanos acceso a Internet que no fue monitoreado por el gobierno cubano, y para entregar programas de Martí a la isla.

El programa BGAN comenzó durante el año fiscal 2013, que comenzó el 1 de octubre de 2012 y finalizó en el año fiscal 2015, según Nasserie Carew, portavoz de la Junta de Gobernadores de Radiodifusión (BBG), la agencia federal que dirige OCB.

Gross fue arrestado en La Habana en 2009 luego de entregar transmisores BGAN a la comunidad judía de la isla. Fue condenado por “actos contra la independencia o la integridad territorial” de Cuba y fue liberado en diciembre de 2014 como parte de un intercambio de prisioneros con la administración Obama.

El programa BGAN “consistió en pequeños dispositivos satelitales bidireccionales que fueron distribuidos dentro de Cuba por OCB”, escribió Carew en un correo electrónico a el Nuevo Herald.

“Los usuarios de estos dispositivos podían acceder a Internet a través de satélites comerciales, lo que permitió eludir la censura de Internet por parte del gobierno cubano. Los usuarios también pueden compartir este acceso con otras personas cercanas a través de WiFi ”, agregó.

“Las velocidades de acceso eran más rápidas que las velocidades de acceso telefónico comúnmente disponibles en Cuba, pero de aproximadamente 400 kilobits / segundo, significativamente más lentas que el acceso de banda ancha moderno disponible en la mayor parte del resto del mundo”, dijo.

"El programa se suspendió debido a los altos costos del programa", escribió. “El costo por usuario fue alto debido tanto a los costos de hardware de BGAN como a los costos de ancho de banda del acceso a Internet por satélite”, escribió el portavoz.

“Solíamos hacerlo. Ya no lo hacemos porque no era rentable ”, dijo André Mendes, quien fue director interino de OCB hasta su renuncia el miércoles. Dijo que algunos habían utilizado las BGAN para acceder a la pornografía, que es ilegal en Cuba. "No estamos en el negocio de dar acceso a la pornografía".

El gobierno de Estados Unidos está utilizando un sofisticado programa de telefonía celular en un intento fallido de provocar manifestaciones anticastristas en la isla, según funcionarios cubanos y un experto estadounidense.

La Oficina de Radiodifusión de Cuba (OCB) de Estados Unidos patrocina un servicio de telefonía celular llamado "Piramideo" (traducido aproximadamente como pirámide), que difunde propaganda a través de mensajes de texto, según Néstor García, un exdiplomático cubano que ahora enseña en el Instituto de Relaciones Internacionales. en la Habana.

"Mis estudiantes comenzaron a recibir mensajes de texto en sus teléfonos celulares con informes de noticias sobre manifestaciones que nunca sucedieron", dijo García. "Estados Unidos está tratando de crear un clima para protestar contra el gobierno cubano".

Piramideo, que ha recibido poca cobertura mediática, es solo una escaramuza en una guerra en Internet entre los gobiernos estadounidense y cubano, incluido ZunZuneo, un programa similar a Twitter respaldado en secreto por USAID de 2010 a 2012. Los contratistas de USAID que desarrollan ZunZuneo discutieron planes para provocar manifestaciones contra el gobierno.

En 2009, el gobierno cubano arrestó a Alan Gross, un contratista de USAID, por distribuir teléfonos satelitales destinados a establecer puntos de acceso WiFi para ser utilizados por la pequeña comunidad judía de Cuba. Fue declarado culpable de espionaje, sentenciado a 15 años y permanece preso en La Habana.

La OCB anunció públicamente la existencia de Piramideo en junio de 2013 y continúa operando hoy.

Ya sea que Donald Trump haya coludido o no con agentes rusos, no hay duda de que Moscú está llevando a cabo una sofisticada campaña en línea para sembrar la disidencia en Estados Unidos. Robert Mueller ya ha acusado a numerosos agentes rusos por utilizar Facebook para entrometerse en las elecciones de 2016, y los periodistas han explicado claramente cómo la Agencia de Investigación de Internet de Vladimir Putin manipula la web.

Estados Unidos incluso ha condenado al gobierno ruso y sancionado a sus líderes. Pero al mismo tiempo, Estados Unidos ha elaborado sus propios planes para utilizar Facebook para fomentar la disidencia clandestinamente en Cuba.

En el centro de esos planes se encuentra la Oficina de Radiodifusión de Cuba de los Estados Unidos, que administra Radio Martí, TV Martí y Martí Noticias, con sede en Miami. OCB está dirigida por el ex alcalde de Miami Tomás Regalado.

Los planes se detallan en los documentos presupuestarios para los años fiscales 2018 y 2019 de la Junta de Gobernadores de Radiodifusión de EE. UU., Que funciona a favor de EE. UU. redes como Voice of America y Radio Free Europe. La agencia dice que el gobierno tiene planes de usar cuentas cubanas de Facebook "nativas" y "sin marca" para difundir contenido creado por el gobierno sin informar a los usuarios cubanos de Facebook:

Debido al bloqueo web de Marti en la isla, la estrategia digital de OCB se ha convertido en una red social consistente con las métricas que ubican a YouTube, Google y Facebook entre los sitios más visitados en Cuba. Con el uso de la tecnología AVRA, los programas de Radio Marti evolucionaron a radio visual y se transmitieron a través de Facebook Live junto con la programación de TV Marti. Esto proporciona a OCB una salida de distribución adicional eficiente y rentable tanto para su contenido de radio (radio visual) como de TV.

En el año fiscal 2018, OCB es establecer en la isla equipos digitales para crear cuentas locales de Facebook sin marca para difundir información. Las páginas nativas aumentan las posibilidades de aparecer en las fuentes de noticias de los usuarios cubanos de Facebook. La misma estrategia se replicará en otras redes sociales preferidas [énfasis de New Times].


Los mimados "terroristas" del sur de Florida

Por Tristram Korten - Kirk Nielsen
Publicado el 14 de enero de 2008 a las 12:00 PM (EST)

Comparte

En un caluroso domingo subtropical, en lo profundo de la maleza húmeda que bordea los Everglades al oeste de Miami, Osiel González entrecierra los ojos por el desgastado cañón de un rifle AK-47 y aprieta el gatillo. Con un chasquido y una patada, la bala pasa sobre un campo de césped cuidadosamente recortado y golpea una silueta humana en un objetivo de papel a 40 metros de distancia.

González se seca el sudor de la frente y sonríe. El sudor mancha el cuello y las axilas de su chaqueta de camuflaje. A su alrededor hay hombres con uniforme, algunos con el vientre plano sobre la hierba disparando rondas, otros limpiando sus armas o hurgando en cajas de municiones. El aire está cargado de humo de cigarro. A los 71 años, González sigue siendo uno de los mejores tiradores en este campo de entrenamiento de Alpha 66, el grupo paramilitar exiliado cubano formado en 1961 "con la intención de realizar ataques tipo comando contra Cuba", como lo expresa sin rodeos el sitio web de la organización. González espera poner en práctica sus habilidades cuando llegue la segunda revolución, la que librará a su patria de las garras del dictador comunista Fidel Castro. En ese momento González espera tener un soldado cubano en la mira, no una silueta de papel.

En el sur de Florida se están gestando constantemente planes para atacar a Cuba. A lo largo de los años, los exiliados militantes han estado vinculados a todo, desde derribar aviones de pasajeros hasta redadas de comandos de atropello y fuga en la costa cubana y atentados con bombas en hoteles en La Habana. Han matado a diplomáticos cubanos y han realizado numerosos atentados contra la vida de Castro.

Pero, aparte de un cargo federal ocasional con armas de fuego, no parece que les suceda mucho a la mayoría de estos aspirantes a revolucionarios. Se les permite entrenar casi sin obstáculos a pesar de hacer planes explícitos para violar la Ley de Neutralidad de los EE. UU. De 70 años de antigüedad y derrocar al gobierno de un país soberano. Aunque las leyes antiterroristas separadas aprobadas en 1994 y 1996 parecen aplicarse directamente a sus actividades, nadie ha sido acusado de terrorismo anticubano en virtud de esas leyes. Y el 11 de septiembre parece no haber cambiado nada. En los últimos años en el sur de Florida, un grupo de trabajo local contra el terrorismo recientemente creado ha investigado a José Padilla y el desventurado culto Seas of David, y los jurados han emitido críticas mixtas, pero no se han presentado cargos de terrorismo contra militantes anticastristas. El gobierno federal ni siquiera ha extraditado a otros países a militantes acusados ​​de forma creíble de actos de asesinato. Entre los más notorios se encuentra Luis Posada Carriles, buscado por bombardear un avión cubano en 1976 y hoteles en La Habana en 1997. Es, quizás, un testimonio del poder del crucial bloque de votantes cubano-estadounidense del sur de la Florida, y las lealtades políticas del presidente actual.

En el Gran Miami, hogar de la mayoría de los 1,5 millones de cubanoamericanos del país, la presencia de lo que podría describirse de manera creíble como un campo de entrenamiento terrorista se ha convertido en una norma aceptada durante el medio siglo de la diáspora cubana anticastrista. Alpha 66 y muchos otros grupos paramilitares - Comandos F4, Brigada 2506, Acción Cubana - son tan comunes que han asumido la pátina benigna de los Rotary Club con armas.

Pero los miembros de Alpha 66 están ansiosos por recordarle que incluso si están envejeciendo y son prósperos, no son tigres viejos desdentados. Su sitio web se jacta de que "en los últimos años" han saboteado la economía turística de Cuba atacando hoteles en el balneario de Caya Coco. En la sede del grupo en el barrio de La Pequeña Habana de Miami, las paredes están colgadas con los retratos de decenas de hombres que han muerto en las misiones Alpha 66.

Para llegar al campamento de Alpha 66 en el sur de Florida, debe conducir hasta las tierras de cultivo al oeste de la expansión de Miami y luego esperar a un guía. Sigue al guía por un camino de tierra sinuoso y lleno de hoyos durante unos pocos kilómetros hasta llegar a una puerta y una torre de vigilancia amarilla con una campana de escuela anticuada. Detrás de una pared de árboles y arbustos hay un recinto que parece un pabellón de caza. Un búnker de tablones de madera de baja altura con una cubierta y un toldo brinda refugio del sol.

Antes de llegar al campo, los hombres - hoy no hay mujeres aquí - habían hecho maniobras, marchando en doble fila por el campo, mientras un exoficial del ejército cubano de baja estatura y pecho de barril llamado Iván Ayala gritaba instrucciones: "¡Columna izquierda! " Muchos de los hombres uniformados de edad avanzada que trabajan para triunfar en el campo son veteranos de la fallida invasión de Bahía de Cochinos respaldada por la CIA en 1961 y ex alumnos de las cárceles de Castro. Algunos, como Osiel González, incluso lucharon junto a Castro contra el dictador cubano Fulgencio Batista, antes del giro de Castro hacia el comunismo. La mayoría, si les cree, tiene una misión de "comando" o dos con Alpha bajo sus cinturones: aterrizar en una playa remota y quemar campos de caña de azúcar, o ametrallar la costa con fuego de ametralladora. En otras palabras, han caminado por el camino de la violencia contrarrevolucionaria, incluso si ahora se reduce a una confusión.

Niegan tener algo en común con los militantes que se esconden en las cuevas de Afganistán y Pakistán. "No, no somos terroristas", dice González, el segundo al mando y cofundador del grupo que, cuando no está vistiendo uniforme de faena y cargando un rifle al hombro, es consultor financiero. "No queremos matar civiles".

"Nuestro objetivo es liberar nuestro país para nuestros hijos y nietos", dice arrastrando las palabras Al Bacallao, que ya se ha retirado a la sombra del porche detrás de González y el campo de tiro. Bacallao, de 61 años, se crió en Georgia después de llegar de Cuba a los 8 años, y es el raro exiliado cubano con un toque sureño. "Estados Unidos luchó por su libertad, ¿por qué nosotros no podemos?"

Pero los miembros Alfa pueden tener una definición fluida de lo que es un civil. Rastrillar la costa con fuego de ametralladora calibre .50 ciertamente no excluye víctimas civiles, ni atacar lugares turísticos. Como él mismo admite, Bacallao, quien se unió a Alpha 66 hace 23 años, ha realizado varias misiones a Cuba. En 1993, las autoridades estadounidenses lo arrestaron a él y a otros hombres que se dirigían a la isla.

"Nuestro plan era aterrizar y dar un golpe y correr; esas son las mejores acciones, ya sabes", relata Bacallao, mientras los disparos de los rifles salpican el aire. "Y teníamos todo a bordo: una pistola calibre .50, granadas de mano, AK-47, explosivos plásticos. ¡Tuvimos suficiente para volar Florida, Georgia y Alabama!" Aterriza con fuerza en el "bam" de Alabama. Luego se ríe. "Pero nos averiamos. El motor empezó a fallar y las corrientes eran fuertes. Al final fuimos recogidos".

"Déjame decirte que fuimos tratados como animales", dice. "Y todo lo que estábamos tratando de hacer era liberar a nuestro país".

Pero si fue tratado como un animal, no está en una jaula. Los fiscales federales lo acusaron a él y a sus compañeros de posesión ilegal de armas, pero un juez desestimó el caso contra la mayoría de los hombres y un jurado declaró al resto no culpable. Como otros exiliados anticastristas antes que él, a pesar de los actos violentos, es libre de seguir reportando al campo de entrenamiento y libre de seguir preparándose para la contrarrevolución.

Video: Fotos y audio del campo de entrenamiento de Alpha 66

Cuando se trata del sur de la Florida y el terror, la línea oficial de los funcionarios federales actuales y anteriores del orden público es que la ley se aplica sin temor ni favoritismos. El fiscal de Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida, R. Alexander Acosta, se negó a comentar para esta historia, pero varios de sus predecesores insistieron a Salon en que la ley se aplica objetivamente y sin tener en cuenta la política local o nacional.

"No creo que haya habido ni haya habido en la actualidad una negativa a considerar cargos más agresivos si la evidencia realmente los sustenta", afirma Kendall Coffey, quien fue fiscal federal del Distrito Sur de 1993 a 1996 y ahora es un destacado abogado defensor. . Coffey agrega que nunca experimentó la presión de sus jefes en Washington con respecto a los militantes cubanos. "Para nada", dice.

"La política de un caso simplemente no entra en juego", afirma Guy Lewis, fiscal de Estados Unidos en el sur de Florida de 2000 a 2002.

Judy Orihuela, portavoz de la oficina del FBI en Miami, insiste en que la agencia investigará a cualquier grupo que pretenda violar la ley estadounidense y represente una amenaza violenta. En el Departamento de Justicia de Washington, Dean Boyd, portavoz de la división de seguridad nacional, rechaza la noción de que las fuerzas del orden federal muestren indulgencia hacia los militantes exiliados. Boyd sostiene que el Departamento de Justicia nunca intentaría influir en un caso local por razones políticas y es ciego a la presión política o comunitaria. "Presentamos cargos basados ​​en la evidencia, no en otras consideraciones", dice.

"Eso es pura mierda", responde Wayne Smith, quien fue jefe de misión en la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba bajo los presidentes Carter y Reagan de 1979 a 1982, convirtiéndolo en el embajador de facto de Estados Unidos en La Habana. Smith, quien ahora dirige el Programa Cuba en el Centro de Política Internacional con sede en D.C., invoca los nombres de dos de los exiliados cubanos más notorios para argumentar que Estados Unidos, de hecho, tiene favoritos. "Ciertamente no estamos aplicando estas leyes de manera objetiva en el caso de Luis Posada Carriles, Orlando Bosch y muchos otros que han estado involucrados en actividades terroristas. Decimos que los países deben tomar medidas contra los terroristas, pero claramente no lo hacemos. Y creo que es porque simpatizamos con sus acciones ".

Al comienzo del reinado de Castro, Estados Unidos era más que comprensivo con los militantes exiliados. En la década de 1960, el gobierno de Estados Unidos alentó y apoyó activamente la violencia anticastrista, incluida la desafortunada invasión de Bahía de Cochinos. "Durante la mayor parte de la década de 1960, hacer retroceder la revolución cubana a través de sustitutos del exilio violento siguió siendo una de las principales prioridades de Estados Unidos", dice Peter Kornbluh, director del Proyecto de Documentación de Cuba en el Archivo de Seguridad Nacional y especialista en la política estadounidense hacia Cuba. Con la participación del exilio, el gobierno de Estados Unidos hizo numerosos intentos de asesinar a Fidel Castro entre 1961 y 1975, aunque el número citado en el título del documental británico "638 Ways to Kill Castro" puede ser una exageración. Muchos cubanos anticastristas se pusieron a trabajar para la inteligencia de los Estados Unidos y compilaron un extenso r & eacutesum & eacutesum de actividades encubiertas. En la década de 1980, algunos ayudaron con el esfuerzo encubierto de la administración Reagan para armar a los rebeldes de la Contra en Nicaragua.

El enredo cubanoamericano con la CIA eventualmente se desangró en la política estadounidense. Dos de los cinco "plomeros" que irrumpieron en la sede nacional del Partido Demócrata en Watergate en 1972 eran cubanoamericanos. Mientras tanto, la tolerancia a la militancia anticastrista también tuvo consecuencias internas. A lo largo de los años 60, 70 y 80, los exiliados llevaron a cabo decenas de atentados con bombas y asesinatos en Miami y otras ciudades estadounidenses, dirigidos a personas que consideraban demasiado complacientes con el gobierno de Castro.

Con el tiempo, como señala Kornbluh, los exiliados parecieron cambiar un poco su enfoque a medida que envejecían y prosperaban económicamente, y cuando la CIA retrocedía. Para la década de 1980, dice Kornbluh, el apoyo a la militancia "pasó del financiamiento oficial al respaldo privado de los ricos cubanoamericanos". Gran parte del activismo anticastrista entre los cubanoamericanos fue dirigido por un empresario de Miami llamado Jorge Mas Canosa, director de la Fundación Nacional Cubano Americana. La inteligencia cubana, e incluso los militantes anticastristas, han vinculado a la CANF con complots violentos contra Cuba.

Sin embargo, los militantes continuaron entrenando dentro de las fronteras de los EE. UU. Y acumulando armamento. El coronel retirado del ejército Larry Wilkerson recuerda haber asistido a reuniones informativas durante los ejercicios del juego de guerra del Caribe de 1992 a 1997, donde se enteró de las capacidades de los exiliados. "Siempre recibiríamos esta información de inteligencia y me asombró la cantidad de presuntos escondites de armas a los que tenían acceso no solo en Florida, sino en California, Nueva Jersey y otros lugares, ametralladoras ligeras, granadas, C4, dinamita, todo tipo de armas laterales y brazos largos ", recuerda Wilkerson, quien fue jefe de gabinete del exsecretario de Estado Colin Powell de 2002 a 2005." Era un verdadero refugio terrorista. Esto es Hezbollah en Florida, si lo miras con los ojos de La Habana. . "

En general, sería difícil negar que el gobierno de los EE. UU. Al menos ha creado la apariencia de que está dispuesto a tolerar una gran cantidad de comportamientos legalmente cuestionables. Pero para ser justos, incluso si los fiscales federales quieren ser objetivos, son parte de una cultura política donde esos sentimientos decorosos no siempre se respetan. Los jurados, los jueces, incluso las familias del fiscal, pueden sentir el tirón del sentimiento local anticastrista. "Doy la bienvenida a la oportunidad de que alguien asesine a Castro", dijo recientemente la representante republicana Ileana Ros-Lehtinen de Miami a un equipo de documentales británico. Ros-Lehtinen, quien también ha expresado públicamente su apoyo al famoso militante Orlando Bosch, está casada con Dexter Lehtinen, ex fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida.

Incluso fuera del sur de Florida, los jurados pueden resistirse a condenar a los exiliados anticastristas. En 1997, el Fiscal de los Estados Unidos en Puerto Rico acusó a siete exiliados cubanos de intento de asesinato de un funcionario extranjero después de que las autoridades registraron un barco en Puerto Rico y encontraron rifles de francotirador y gafas de visión nocturna, y entrevistaron a un acusado que reveló un plan para golpear a Castro en Venezuela. . Los acusados ​​intentaron conseguir un cambio de sede al sur de Florida y fracasaron, pero aún así lograron encontrar un panel comprensivo. Un jurado puertorriqueño absolvió a los hombres de los cargos de intento de asesinato.

En quizás el caso criminal de más alto perfil que involucra a exiliados cubanos, los fiscales federales en Washington, D.C., no pudieron mantener tras las rejas a los sospechosos del asesinato del exdiplomático chileno Orlando Letelier. Se alega que cinco cubanoamericanos desempeñaron papeles en el asesinato de Letelier y su ayudante estadounidense en un coche bomba en DC en 1976. Tres años después, Alvin Ross Díaz y Guillermo Novo Sampoll fueron condenados por asesinato y conspiración para asesinar a un funcionario extranjero. y condenado a cadena perpetua. El hermano de Novo Sampoll, Ignacio, fue condenado por cargos menores.

Ross Díaz y Guillermo Novo Sampoll terminaron cumpliendo menos de cinco años, sin embargo, luego de ganar un nuevo juicio y luego absolutos. Ignacio Novo Sampoll, cuya sentencia inicial fue de solo tres años, también tuvo su condena anulada en apelación. Los dos últimos acusados, Virgilio Paz Romero y José Dionisio Suárez Esquivel, eludieron la captura durante 15 años y luego cerraron acuerdos que les permitieron cumplir menos de una docena de años cada uno. Después de su liberación, Guillermo Novo Sampoll sería arrestado en Panamá por conspirar para asesinar a Fidel Castro.

Hoy en día, el enfoque de facto de las fuerzas del orden público federal hacia los exiliados militantes parece ser infiltrarlos y monitorearlos e intentar interrumpir sus "misiones" a medida que se lanzan. El gobierno cubano sostendría que Estados Unidos no muestra suficiente interés en esta tarea limitada.

En 1997, agentes de inteligencia cubanos descubrieron un complot en el exilio para hacer estallar aviones que transportaban turistas hacia y desde Cuba, según un informe publicado por la Sección de Intereses de Cuba en Washington, el cargo diplomático de La Habana en Estados Unidos, el propio Castro escribió una carta al entonces presidente Clinton. pidiendo ayuda para investigar la trama, dado el potencial impacto en ambos países.

El 15 de junio de 1998, una delegación de agentes del FBI se trasladó a La Habana. Los cubanos dicen que entregaron a los agentes documentos, videos de vigilancia y muestras de una bomba desactivada encontrada en uno de los hoteles. Los cubanos alegaron que la evidencia conducía a personas en Miami. Pero cuando el FBI se fue, los cubanos afirman que nunca más se enteraron del asunto. En cambio, tres meses después de regresar a Estados Unidos, los agentes del FBI arrestaron a una red de 10 agentes de inteligencia cubanos, la fuente de gran parte de la información compartida sobre los bombardeos. Cinco de ellos se declararon culpables y recibieron sentencias mínimas. Otros cinco están cumpliendo condenas que van desde los 15 años hasta la cadena perpetua. La Habana ha realizado una prolongada campaña de propaganda para liberarlos.

Un exfuncionario de las fuerzas del orden público rechaza la versión de los hechos del gobierno cubano. "Le dieron al FBI carpetas de manila con un montón de artículos de periódicos", se burla el funcionario, señalando que la red de espías había estado bajo investigación durante más de un año antes de los arrestos.

Cuando los federales interrumpen una misión y los fiscales federales hacen un seguimiento criminal, a menudo acusan a los exiliados de posesión ilegal de armas, un delito que conlleva una sentencia de prisión de cinco años, en lugar de delitos más graves. Los fiscales han demostrado estar dispuestos a aceptar acuerdos indulgentes con la fiscalía y pedir sentencias indulgentes. Lo han hecho a pesar del hecho de que en 1994 y 1996, el Congreso aprobó leyes que les darían una libertad mucho mayor para tomar medidas enérgicas contra los militantes anticastristas violentos.

La Ley de Crimen Violento y Control y Aplicación de la Ley de 1994, una medida antiterrorista aprobada después del primer ataque al World Trade Center de Nueva York, declaró ilegal proporcionar a sabiendas asistencia material para actividades terroristas. La Ley de lucha contra el terrorismo y la pena de muerte efectiva de 1996 también tenía por objeto disuadir al terrorismo. La sección titulada "Conspiración para dañar a personas y propiedades en el extranjero" establece que cualquier persona dentro de la jurisdicción de los EE. UU. Que conspire para cometer "un acto que constituya un delito de asesinato, secuestro o mutilación" en el extranjero enfrenta una pena de hasta cadena perpetua.

Durante la administración Clinton, ningún militante anticastrista fue procesado bajo esas leyes. Y luego vino la administración Bush y el 11 de septiembre.

En 2001, George Bush fue investido presidente gracias a los 25 votos electorales de Florida. Una razón por la que se acercó lo suficiente en la votación popular del estado para que la Corte Suprema de los Estados Unidos le otorgara la victoria fue porque los votantes cubanos de Florida lo apoyaron en una proporción desigual de 4 a 1. Su hermano, el gobernador de Florida Jeb Bush, ya había establecido vínculos a la comunidad cubana del estado, que lo había apoyado por un margen similar en la elección de gobernador dos años antes. Jeb también se había desempeñado como director de campaña de la representante cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen en 1988, y durante esa campaña había llamado a su padre, George, entonces vicepresidente y candidato a presidente, para solicitar su ayuda para bloquear la deportación. del militante Orlando Bosch.

Los tres Bush han dependido del dinero y el apoyo de los cubanoamericanos para llevar a Florida. En 2004, el presidente George W. Bush impuso nuevas restricciones a los ciudadanos estadounidenses y a los residentes cubanos en Estados Unidos que deseen visitar a familiares en la isla, y aumentó la aplicación del embargo contra Cuba. Hasta la fecha, su administración no ha invocado las leyes antiterroristas de 1994 y 1996 contra ningún militante anticastrista.

El apoyo de personajes desagradables simplemente porque estaban peleando nuestra lucha era más comprensible cuando estábamos envueltos en una guerra global contra el comunismo. Pero dada la "guerra contra el terrorismo" de la administración Bush, algunos expertos creen que el enfoque de nuestro gobierno hacia los militantes cubanos dentro de nuestras propias fronteras daña nuestra credibilidad. "Siempre se permite cierta discreción a los fiscales, pero en general el objetivo es aplicar las leyes de manera equitativa", explica Peter Margulies, profesor de derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad Roger Williams, que ha escrito sobre leyes antiterroristas y anteriormente enseñó en St. Thomas. Universidad de Miami. "Si no lo hace, socava la legitimidad no solo de la ley estadounidense, sino también de nuestra posición en el mundo. Los gobiernos de América Latina ahora desconfían profundamente de nosotros porque no aplicamos las mismas reglas cuando tratamos con Cuba que aplicamos a la Oriente Medio."

Bajo Bush, el FBI continúa monitoreando a los grupos cubanos, pero la portavoz de Miami Judy Orihuela dice que la agencia considera que los militantes tienen "capacidad disminuida". La administración tiene sus propias ideas sobre quién es y quién no es un terrorista.

En agosto de 2007, a menos de 30 millas del campo de entrenamiento Alpha 66, un jurado federal en el centro de Miami condenó a un musulmán converso nacido en Brooklyn llamado José Padilla de conspiración para secuestrar, mutilar o matar a personas en el extranjero. Su audiencia de sentencia comenzó el miércoles pasado y enfrenta cadena perpetua. Aunque los militares alegaron originalmente que planeaba detonar una bomba sucia en los EE. UU., El caso penal finalmente presentado en su contra se acusó de que planeó ataques en el extranjero y conspiró para brindar apoyo a terroristas como parte de una célula terrorista con sede en EE. UU. Los fiscales utilizaron la ley de terrorismo de 1996 en este caso.

En diciembre de 2007, un jurado federal no condenó a ninguno de los siete partidarios del grupo Seas of David por cargos relacionados con el terrorismo. Los miembros de la pequeña secta religiosa, que también fueron acusados ​​bajo la ley de 1996, supuestamente habían conspirado para comprar armas a un informante que creían que era un representante de al-Qaida, y supuestamente estaban conspirando para bombardear la Torre Sears en Chicago y un edificio federal en Florida. Cuando el FBI allanó la sede del grupo, los agentes de armas más graves encontrados fueron tres machetes y algunas balas de pistola. Nunca encontraron ningún plan para un complot terrorista. El jurado absolvió a un hombre de todos los cargos y no pudo ponerse de acuerdo sobre los veredictos de los otros seis acusados. El juez declaró un juicio nulo y la oficina del Fiscal de los Estados Unidos planea volver a juzgar a los hombres en 2008.

Las leyes antiterroristas de 1994 y 1996 han sido invocadas más de 40 veces desde el 11 de septiembre, pero nunca contra militantes anticastristas. Si las autoridades del sur de la Florida quisieran aplicar el mismo escrutinio a los cubanoamericanos que aplicaron a Padilla, que es puertorriqueña, y al grupo Seas of David, que era en gran parte haitiano-estadounidense, seguramente podrían encontrar algunos sospechosos que tengan tanto un campo de entrenamiento y más armamento que machetes. Entre los residentes del sur de Florida que podrían soportar algún escrutinio:

Santiago Alvarez y Osvaldo Mitat - Las autoridades cubanas alegan que Álvarez, uno de los fundadores de Alpha 66 que ahora es un desarrollador de Miami, estaba a bordo de una lancha a motor que bombardeó la costa de un pueblo pesquero cubano en 1971 matando a dos hombres e hiriendo a otros cuatro, incluidas dos niñas.

Se sabe que Álvarez proporcionó apoyo financiero y material a Luis Posada Carriles y otros militantes. En abril de 2001, las autoridades cubanas informaron de la captura de tres residentes del área de Miami después de que subieron a tierra con rifles de asalto AK-47, una carabina M-3 equipada con silenciador y tres pistolas semiautomáticas Makarov. Mientras estaba bajo custodia, uno de los hombres llamó a Álvarez, mientras los agentes cubanos grababan la llamada. "El otro día, cuando me hablaste del Tropicana, ¿quieres que haga algo allí?" Preguntó Ihosvani Suris de la Torre, refiriéndose a una discoteca popular. Álvarez respondió: "Si quieres hacer eso allí, mucho mejor. No me importa". Cuba le pidió al FBI que hiciera un análisis de voz para demostrar que era Álvarez. El FBI nunca ha reconocido haber abierto una investigación. El gobierno cubano entregó una transcripción de la llamada a periodistas extranjeros y transmitió el audio de la misma en la televisión nacional.

A través de su abogado, el ex fiscal federal para el distrito sur de Florida Kendall Coffey, Álvarez le dijo a Salon que no estaba involucrado en la operación y que solo estaba tratando de ayudar a Suris que sabía que se estaba grabando la llamada y que Suris se enfrentaba al pelotón de fusilamiento, por lo que quería decir algo que hiciera parecer que Suris estaba proporcionando una valiosa ayuda a sus captores.

Pero Álvarez se mostró comprensivo en una entrevista de 2001 con el Miami New Times. "Mi primera conexión con ellos es que todos creemos que para luchar contra Castro tenemos que luchar en Cuba", dijo en una parte inédita de la entrevista, y agregó: "No somos terroristas".

En 2005, agentes federales registraron un apartamento que Alvarez mantenía al norte de Miami en el condado de Broward y encontraron una tienda de hardware militar que incluía una ametralladora M-11 A1, dos rifles de asalto Colt AR-15, un silenciador y un lanzagranadas Heckler & amp Koch. Los agentes detuvieron a Álvarez y su asistente, Osvaldo Mitat.

Según Peter Margulies, los fiscales podrían haber considerado acusar a Álvarez de proporcionar apoyo material para actividades terroristas, lo que conlleva una sentencia de 15 años a cadena perpetua. En cambio, acusaron a Álvarez y Mitat de siete cargos de posesión ilegal de armas.

Ambos se declararon culpables de uno de los cargos. El juez condenó a Mitat a unos tres años y a Álvarez a poco menos de cuatro años. "Si bien siempre me ha interesado apasionadamente una Cuba libre y democrática, reconozco que cualquier conducta mía debe ocurrir dentro de los límites de la ley", afirmó Álvarez en su sentencia. Después de la declaración de culpabilidad, los partidarios de Álvarez, que pudieron permanecer en el anonimato, negociaron un trato con los fiscales a través de un abogado. A cambio de más armas, incluidas 200 libras de dinamita, 14 libras de explosivos C-4 y 30 armas de asalto, el juez redujo aún más la sentencia de Álvarez a 30 meses.

"Álvarez y Mitat son el paradigma de la justicia de Miami", dice con ironía Miguel Álvarez, asesor principal de Ricardo Alarc & Oacuten, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba. "Les confiscan un alijo de armas, las prueban, y cuando entregan otro alijo de armas, reducen sus sentencias. Es increíble".

Se pregunta Peter Kornbluh, del Archivo de Seguridad Nacional: "¿Para qué era todo ese hardware? ¿Por qué le dejaron negociar con la fiscalía sin conocer la historia de lo que planeaba hacer con todas esas armas?"

"Puedes apostar tu último dólar", dice José Pertierra, el abogado de Washington, DC, contratado por el gobierno venezolano para presionar por la extradición del militante Luis Posada, "si sus nombres fueran Mohammed no serían tan indulgentes y ellos ' ciertamente estaría buscando el resto de los brazos ".

Gaspar Jiménez - Jiménez fue acusado en 1976 en el atentado con coche bomba contra el comentarista radial cubanoamericano y crítico de la violencia en el exilio Emilio Milian en Miami. El fiscal de Estados Unidos retiró los cargos. En 1977, las autoridades mexicanas arrestaron a Jiménez y a otras dos personas por intentar secuestrar al cónsul cubano y matar al guardaespaldas del cónsul. Jiménez escapó y fue arrestado nuevamente en Miami en 1978. Fue deportado a México y cumplió menos de tres años. En 2000, fue encarcelado en Panamá por intentar asesinar a Castro, al igual que Guillermo Novo, Pedro Remon y Luis Posada Carriles. Los cuatro fueron indultados por el presidente panameño en 2004.

Pedro Remón - Uno de los cuatro exiliados arrestados en Panamá por el complot de asesinato de Castro, Remon también fue arrestado en 1985 en Estados Unidos por un atentado con bomba en la misión cubana ante las Naciones Unidas en Nueva York. Fue procesado por el asesinato del diplomático cubano Félix García Rodríguez en Nueva York y el intento de asesinato del embajador cubano. Fue sentenciado a 10 años por cargos reducidos.

Y luego esta Luis Posada Carriles. Junto a Orlando Bosch, es sospechoso del atentado con bomba en 1976 contra un vuelo de Cubana Airlines que mató a 73 personas. Posada es quizás el más buscado de todos los militantes de Miami. "Ciertamente, lo que se acusa a Posada se ajusta [al] estándar [de los actos de terrorismo]", dice Margulies.

“Los casos de Santiago y Posada generan interrogantes reales sobre si estamos aplicando la ley en esta materia de manera objetiva.La premisa de las leyes antiterroristas, incluida la provisión de apoyo material, es que las personas que se encuentran en este país no deben planificar la violencia en otro país, porque 1) es intrínsecamente incorrecto, particularmente si involucra a civiles, y 2) puede enredar a Estados Unidos en complicaciones, incluida la guerra ".

Pero la idea de acusar a Posada de terrorista provocaría risas en muchos círculos de exiliados cubanos, si no algunas amenazas de bomba.

Es una noche cálida en Westchester, un suburbio mayoritariamente cubano al suroeste de Miami. Los árboles de sombra se balancean afuera del popular restaurante Miami Havana. Los camareros vierten sangría en el comedor trasero, que está repleto de mujeres perfumadas envueltas en joyas de oro y hombres con guayaberas almidonadas. Alpha 66 está organizando esta recaudación de fondos para reparar los daños causados ​​por la tormenta en su campo de entrenamiento, pero también es una manifestación de ánimo para "la lucha". la lucha.

Poco después de que suenen los himnos nacionales de Estados Unidos y Cuba sobre un sistema de sonido chirriante, pero antes de que se sirva el pollo y el arroz, un anciano con el pelo blanco cuidadosamente peinado entra por las puertas cristaleras. Apenas es visible detrás de una multitud de hombres que rápidamente lo rodean. Los comensales grúa para ver. Empiezan a susurrar. Entonces aplaude. Pronto hay una ovación de pie. Luis Posada Carriles, el héroe de la contrarrevolución, se abre camino hacia la mesa principal.

"Bambi" Posada, de 79 años, viste un traje gris claro, camisa blanca y corbata oscura. Mientras se sienta, la multitud le pide que hable. Hablar en público no es su fuerte después de que un intento de asesinato en 1990 le arrancara un trozo de lengua. No obstante, murmura un agradecimiento a la multitud por su apoyo y luego se sienta. Durante la cena se rifa una pistola Beretta de 9 mm. La ganadora es una madre joven.

El gobierno cubano ha implicado a Posada en una serie de atentados con bomba en hoteles de La Habana en 1997, en los que murió un turista italiano e hirieron a 11 personas. En 1998, Posada, un ex agente de la CIA y de inteligencia venezolana, le dijo al New York Times que él era el responsable de los atentados. El gobierno venezolano quiere a Posada por el atentado con bomba en 1976 contra un avión cubano, en el que murieron 73 personas. Aunque el vuelo 455 de Cubana con destino a La Habana se originó en Trinidad y Tobago, la trama supuestamente fue tramada por Posada en Caracas. Dos hombres que trabajaban para Posada admitieron el crimen, pero Posada ha negado repetidamente cualquier participación en ese ataque.

Las autoridades venezolanas arrestaron a Posada y Orlando Bosch en 1976 por planear el atentado. Posada escapó de una prisión venezolana en 1985, en una operación supuestamente financiada por Jorge Mas Canosa, y huyó a El Salvador. Luego comenzó a trabajar para una operación de contrabando de armas dirigida por la CIA. El diputado mayor general Richard Secord de Oliver North le pagó a Posada $ 3,000 por mes para canalizar armas a los contras nicaragüenses. Después de la debacle Irán-Contra, permaneció en Centroamérica como asesor del gobierno guatemalteco.

En 2000, las autoridades panameñas arrestaron a Posada ya tres cubanos de Miami por un complot para bombardear un auditorio panameño donde estaba previsto que Castro pronunciara un discurso. Posada estaba en posesión de una bolsa de deporte llena de explosivos C4. Los cuatro hombres fueron condenados por cargos relacionados en 2004, uno era un empleado de la CANF, otro era Pedro Remón. La presidenta panameña Mireya Moscoso, una aliada cercana de Estados Unidos, indultó a los cuatro hombres ese mismo año justo antes de que ella dejara el cargo. Todos regresaron a Miami excepto Posada.

En 2005, Posada ingresó ilegalmente a los Estados Unidos y luego fue arrestado con un pasaporte falso y encarcelado. Solicitó asilo político en abril y el gobierno venezolano solicitó su extradición en mayo. Un juez de inmigración de Estados Unidos en Texas rechazó la solicitud de Venezuela cuando los fiscales no cuestionaron la afirmación de Posada de que sería torturado si lo enviaban de regreso. El subsecretario de Estado Roger Noriega dijo públicamente en 2005 que los cargos de Cuba y Venezuela contra Posada "pueden ser un tema completamente fabricado". Posada estuvo detenido por las autoridades de inmigración de Estados Unidos desde mayo de 2005 hasta abril de 2007, cuando fue puesto en libertad bajo fianza. En mayo de 2007, un juez de distrito de EE. UU. Desestimó todos los cargos de fraude migratorio en su contra.

El presidente venezolano Hugo Chávez, un aliado de Castro, ha prometido hacer todo lo posible para procesar a Posada. "Han querido obstaculizar la extradición dando la apariencia de un proceso penal en asuntos menores", dice José Pertierra, abogado de Venezuela en Washington. "Lo usan en reuniones diplomáticas. Les dicen a los funcionarios del gobierno de Venezuela: 'Nos estamos ocupando del asunto de Posada. Tenemos una investigación criminal en curso'".

Independientemente de lo que las autoridades estén investigando, ya sea el papel de Posada en los atentados de La Habana o su pasaporte falso, "ni siquiera se compara con una extradición que involucra 73 cargos de asesinato en primer grado", dice Pertierra. "¿Se imaginan a Osama bin Laden [entrando] a Pakistán en un camello", agrega, "y las autoridades de inmigración paquistaníes diciéndole a la Casa Blanca que no quieren extraditar a Osama bin Laden por asesinato porque lo tienen en una inmigración? ¿cargar?"

Eduardo Soto, abogado de Posada en el caso de inmigración, afirma que la convención internacional contra la tortura prohíbe la extradición de su cliente a Venezuela. "Podrías ser un asesino en masa condenado, podrías ser Adolf Hitler, no importa, si existe la posibilidad de que sea torturado en países que [de otro modo] tendrían derecho a llevárselo", dice Soto. Ayudó al caso de Posada que los fiscales federales no refutaran esta afirmación.

Existe otra opción. "O lo extraditan al país que lo está demandando, Venezuela, o lo juzgan como si el acto, el atentado al avión de Cubana, se hubiera cometido en territorio estadounidense", dice el cubano Miguel Álvarez, citando acuerdos concretados en la Convención de Montreal. de 1991 sobre explosivos, uno de una serie de convenios internacionales destinados a detallar las obligaciones de los gobiernos nacionales cuando ocurre el terrorismo.

De vuelta en el restaurante Miami Havana, Posada se ha unido a la mesa del frente con un viejo compañero de armas. Sentado junto a Posada está Pedro Remón, quien compartía celda con Posada en Panamá. Remon se pone de pie para hablar. "Es un honor habernos reunido aquí esta noche por una causa justa", le dice a la multitud. "Cooperar con una organización que ha sido la vanguardia durante tantos años de lucha contra el comunismo en Cuba".

Los años de Remon tras las rejas le otorgan, como a Posada, una especie de estadista mayor entre los exiliados, y la prisión apenas ha disminuido su determinación. Atlético de espeso bigote, todavía cree en grupos como Alpha 66. "La organización se ha fortalecido", le dice a Salon en una entrevista en el restaurante. "Tienen gente nueva muy buena que se dedica a la causa de Cuba". Y lamenta la ausencia a la cena de recaudación de fondos del compañero de armas Santiago Álvarez. "Tengo muchas esperanzas de que pronto estará con nosotros", dice.

Posada es menos hablador con los extraños. "Lo siento, todavía tengo un asunto legal". Después del postre, se despide cortésmente de sus seguidores y se dirige hacia la puerta escoltado por el jefe militar de Alpha 66, Reinol Rodríguez.

Rodríguez, un hombre imponente con cabello blanco y bigote, regresa al comedor y se para con un grupo de hombres en semicírculo, incluido Al Bacallao, quien en el campo de entrenamiento habló sobre su arresto en 1993 en un bote cargado de armas. rumbo a Cuba. Se han aflojado el cuello, se han subido las mangas y están hablando con esperanza sobre el caluroso verano en La Habana y cómo el calor podría alimentar el descontento. "Estamos esperando la chispa", dice Rodríguez. "Estamos listos para partir cuando llegue el momento".

"Tenemos lo que se necesita", agrega Bacallao, extendiendo las manos como si sostuviera un par de melones. "Cojones."

Tristram Korten

Tristram Korten es un periodista que vive en Miami Beach.

Kirk Nielsen

Kirk Nielsen es un periodista radicado en Miami Beach. Ha escrito sobre Cuba y la política relacionada con Cuba para Village Voice y Miami New Times.


Miami Anti-Castro celebra la muerte del ex líder cubano

Miami es el hogar de la mayor diáspora de exiliados cubanos, que huyeron de su país después de que Fidel Castro llegó al poder y en las décadas posteriores.

Muchos cubanoamericanos en Miami recibieron la noticia alrededor de la medianoche. Fidel Castro estaba muerto.

(SONIDO SINCRÓNICO DE GRABACIÓN ARCHIVADA)

MUJER NO IDENTIFICADA: (Hablando español).

SIMON: Hubo celebraciones en todo el sur de Florida. La gente salió a manifestaciones espontáneas que continuaron hasta el amanecer en la Pequeña Habana de Miami. La multitud obligó a la policía a cerrar la calle a los vehículos. Greg Allen de NPR estuvo en una celebración matutina en Miami y se une a nosotros. Greg, gracias por estar con nosotros.

GREG ALLEN, BYLINE: Claro, Scott.

SIMON: Describe la escena para nosotros.

SIMON: La gente ha estado esperando esto durante 50 años, posiblemente.

ALLEN: Oh, sí. Y, ya sabes, tuvimos tantos tipos de falsas alarmas en el pasado del fallecimiento de Fidel que hemos tenido simulacros de incendio en este tipo de cosas. La gente ha venido a estos mismos lugares y golpeó sus ollas y sartenes antes y luego se enteró de que, de hecho, él no estaba muerto.

Así que anoche hubo mucho. Me detuve en uno en el sur del condado de Dade, frente a un restaurante cubanoamericano. Y la gente decía, ya sabes, ¿es real esta vez? Y tuvieron que convencerse a sí mismos de que es real. Pero estaban muy felices.

Así que vimos a muchos jóvenes allá afuera, gente que nació en este país, muchos de ellos que nunca conocieron la vida bajo Fidel. Vimos hombres con corbata y mujeres con vestidos. La gente había pasado una noche en la ciudad y salió a celebrar.

Escuchaste los carros tocando la bocina, la gente ondeando banderas cubanas y estadounidenses. Y luego ves a estos ancianos allí parados con alegría en sus rostros, golpeando ollas y sartenes. Así que anoche hubo mucha emoción allí. Y me estaba afectando.

SIMON: Puede sonarnos insensibles en 2016 en Estados Unidos vitorear por la muerte de alguien. Pero hagamos una pausa para notar: para muchas familias cubanoamericanas, su sentimiento hacia Fidel Castro es bastante personal. Y muchos tienen historias muy personales de familiares que creen que fueron encarcelados e incluso asesinados por el régimen.

ALLEN: Eso es exactamente correcto, Scott. Quiero decir, ya sabes, es una forma de ver a los cubanoamericanos y Castro y las relaciones entre los dos desde fuera de Miami. Cuando estás aquí, conoces gente y escuchas las historias una y otra vez, cómo se vieron afectados personalmente, realmente te das cuenta de eso, por qué este es un momento tan importante para ellos. Y eso es lo que vi anoche.

SIMON: Alrededor del 20 por ciento de la población cubana terminó viviendo fuera de Cuba, ha terminado en los últimos 50 años viviendo fuera de Cuba. Una buena parte de eso, obviamente, en Miami y el sur de Florida. Ha provocado grandes cambios en Miami y el sur de Florida, ¿no es así? - de muchas maneras, reforzó la identidad, el perfil y la importancia de Florida en los Estados Unidos.

ALLEN: Correcto. Cualquiera que haya visitado Miami en su vida lo ha visto aquí. Y es solo que sucedió en el transcurso de 50, 60 años aquí. Y, ya sabes, las oleadas de migración comenzaron a principios de los sesenta. Y han continuado.

Incluso ahora, tenemos oleadas de migración sin precedentes debido a la normalización que está ocurriendo. Vienen muchos cubanos pensando que las leyes van a cambiar. Y así continúa hoy. Quiero decir, uno importante fue el programa Pedro Pan, que trajo a todos estos jóvenes cuyas familias los enviaron a Miami lejos del régimen de Castro a principios de los años sesenta.

Muchos se han convertido en líderes empresariales en Miami y Estados Unidos en toda el área; vinieron aquí, dejaron a sus familias, recibieron educación y realmente han ayudado a construir la ciudad y han sido una parte importante de Estados Unidos. Entonces, Miami ha cambiado mucho aquí. La influencia cubanoamericana es muy clara.

SIMON: ¿Existe un sentimiento entre las personas con las que habló anoche o temprano esta mañana de que esto representa no solo un pasaje en la historia, sino una oportunidad para abrir una puerta en este momento?

ALLEN: No estoy tan seguro de que anoche mucha gente estuviera dispuesta a hablar de eso. Está claro que este es un paso muy importante. Pero es algo simbólico. Sabes, Fidel no ha sido una parte importante del gobierno cubano desde hace algún tiempo. Todavía hay mucha enemistad hacia Raúl. La gente quiere que se vaya antes de que realmente consideren las cosas.

Pero sabemos que muchos más cubanoamericanos están adoptando estos movimientos hacia la normalización. Hemos visto encuestas que sugieren que el 70 por ciento lo apoya. Tendremos que ver qué hace Donald Trump al respecto ahora.

SIMON: Greg Allen de NPR en Miami, muchas gracias.

Copyright y copia 2016 NPR. Reservados todos los derechos. Visite las páginas de términos de uso y permisos de nuestro sitio web en www.npr.org para obtener más información.

Verb8tm, Inc., un contratista de NPR, crea las transcripciones de NPR en una fecha límite urgente, y se producen mediante un proceso de transcripción patentado desarrollado con NPR. Este texto puede no estar en su forma final y puede ser actualizado o revisado en el futuro. La precisión y la disponibilidad pueden variar. El registro autorizado de la programación de NPR & rsquos es el registro de audio.


Ver el vídeo: kostromin - моя голова винтом slowed n reverb