USS Newark II - Historia

USS Newark II - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Newark II
(SP-266: dp. 231; 1. 107 '; b. 26'; dr. 11'6 "; s. 14 k .; a. 1 1 pdr.)

El segundo Newark, un remolcador construido por Skinner Shipbuilding Co., Baltimore, Maryland en 1913, fue adquirido por la Marina de Delaware, Lackawanna & Western Railroad Co. el 18 de agosto de 1917 y comisionado el 23 de septiembre de 1917, Ens. John W. Barr al mando.

Operando en el 3er Distrito Naval, Nueva York durante la Primera Guerra Mundial, Newark se puso en marcha el 26 de septiembre como barrendero en Nueva York y sus alrededores, atracando en Marine Basin. Ella navegó en patrulla a Whitestone, L.I. 4 de enero de 1918. En febrero, operó como remolcador, rompiendo el hielo en Marine Basin, ayudando a 6 barcos SC a salir del puerto y remolcando barcos desde los muelles hasta las barcazas de carbón. En mayo reanudó las actividades de barrido de minas, operando en Ambrose Channel.

El 22 de enero de 1919, Newark se dirigió a Fort LaFayette, remolcando barcazas y barcos como Lowell a los muelles de carbón de Lackawanna. Después de la guerra, Newark fue dado de baja el 15 de mayo de 1919 y se vendió el 19 de mayo de 1919.

El crucero ligero clase Cleveland Newark (CL-100) fue reclasificado CV-30 el 2 de junio de 1942 y pasó a llamarse Reprisal el 23 de junio de 1942. Mientras se estaba convirtiendo en un portaaviones, pasó a llamarse San Jacinto (q.v.) el 6 de enero de 1943.

El crucero ligero de la clase Fargo Newark (CL-108) fue depositado el 17 de enero de 1944. Su construcción fue cancelada el 12 de agosto de 1945, cuando se completó el 67,8 °. Sin embargo, el armatoste se lanzó en diciembre de 1945 para su uso en pruebas de explosión bajo el agua. En marzo de 1948, fue remolcada desde Norfolk Navy Yard al área de prueba cerca de la desembocadura del río Patuxent en la bahía de Chesapeake y participó en las pruebas hasta julio de 1948. Al regresar al Norfolk Navy Yard, el casco fue inspeccionado en octubre de 1948, en busca de posibilidades. de finalización, pero fue declarado "no apto para el servicio naval" y vendido a American Shipbreakers Inc., Filadelfia, Pensilvania para su desguace el 2 de abril de 1949.


Bienvenido a bordo USS LST 393

Camina por donde caminaron los héroes, ¡justo en el centro de Muskegon! La historia salta a la vista desde cada cubierta y cada rincón. Descubra el destacado récord de tiempo de guerra de LST 393 mientras recorre un museo de veteranos de renombre nacional con artefactos y exhibiciones en honor a quienes sirvieron a Estados Unidos y lucharon por las libertades que disfrutamos hoy.

EL MUSEO YA ESTÁ ABIERTO PARA LA TEMPORADA DEL TOUR 2021. ESTARÁ ABIERTO DE JUEVES A DOMINGO HASTA EL DÍA DEL TRABAJO. SE SEGUIRÁN LOS PROTOCOLOS DE SALUD DE MICHIGAN.

Conmemoración del Día D, baile de swing programado del 4 al 5 de junio

Los planificadores están trabajando arduamente preparándose para conmemorar el 77 aniversario del Día D, la invasión masiva de Europa durante la Segunda Guerra Mundial en la que participó el USS LST 393. Las restricciones de salud han reducido el alcance de las actividades, pero Rolling Thunder Michigan Chapter 4 en conjunto con el Museo de Veteranos LST 393 está trabajando para marcar el importante aniversario. El fin de semana del 4 al 5 de junio (la invasión fue el 6 de junio de 1944), los planes son para un baile de swing el viernes por la noche, recreaciones militares y vehículos de la época, recorridos en barco por $ 5, vendedores de comida y el sábado el popular "Air Raid Muskegon ".

¡Están de vuelta! Movies on Deck regresa el 25 de junio

¡Luces! ¡Cámara! ¡Acción! Movies on Deck regresa al USS LST 393 este verano para un compromiso limitado. Después de una pausa pandémica, la popular serie de películas se reanudará el viernes 25 de junio con el éxito de taquilla de la Segunda Guerra Mundial "Dunkerque". La aventura de acción "Jumanji" se proyectará el viernes 16 de julio y el clásico de todos los tiempos "Toy Story" hará las delicias de todas las edades el 6 de agosto. Las películas comenzarán al anochecer (generalmente alrededor de las 10 pm) y se les pedirá a los espectadores observe las reglas de seguridad sobre el espaciado.


Historia de Newark

Poco se sabe de los asentamientos iniciales de Newark. Parece que el crecimiento inicial de nuestra comunidad, como la mayoría de las aldeas de la América colonial, se debe mucho a las características naturales y la ubicación. En el caso de Newark, los historiadores nos dicen que a principios de 1700 una pequeña aldea inglesa, escocesa-irlandesa y galesa creció a lo largo de dos viejos senderos de los nativos americanos y la línea de caída donde los arroyos Christina y White Clay se desvían bruscamente hacia el este hacia el río Delaware. Con el tiempo, el área comenzó a servir a los viajeros en ruta desde la Bahía de Chesapeake, Virginia y Maryland y la Filadelfia colonial. Además, los arroyos fluían con suficiente velocidad para alimentar la molienda y los aserraderos que pronto salpicaron sus orillas. El suelo rico significaba que el trigo, el maíz y las verduras eran abundantes, y el mineral disponible de la cercana Iron Hill alimentaba las forjas de una pequeña fábrica de hierro en el país. Pronto se agregaron una curtiduría y una fábrica de ladrillos al pueblo. En 1758, el bullicioso mercado local y la encrucijada del país recibieron el reconocimiento en forma de una Carta del Rey Jorge II, y Newark nació oficialmente.

Educación temprana

Si bien la historia de la aldea pronto siguió el patrón de desarrollo típico de la región del Atlántico Medio de fines del siglo XVIII y principios del XIX del comercio agrícola, junto con la industria impulsada por vapor y agua, Newark se apartó de la tradición ya que su ímpetu principal para el crecimiento futuro provino de la evolución de un local. academia privada en el terrateniente más grande de la ciudad: la Universidad de Delaware.

En 1765, una pequeña escuela preparatoria y primaria se había trasladado de New London, Pennsylvania, a Newark. La escuela, que siguió siendo la Academia de Newark, floreció durante los años previos a la Revolución Estadounidense; en ese momento se describió a Newark como "un pueblo adecuado y saludable, no demasiado rico ni lujoso, donde se podía obtener un verdadero aprendizaje". Durante la guerra, sin embargo, la academia fue cerrada y sus fondos confiscados por los británicos.

Después de la Revolución, la academia renacida y el pueblo crecieron lentamente. En 1833, el estado de Delaware, reconociendo la necesidad de una educación superior local, otorgó un estatuto a una nueva institución en la ciudad, Newark College, más tarde rebautizada como Delaware College. Al año siguiente, la universidad se fusionó con la academia y poco después se cerró la parte de gramática y preparación de la escuela. La propia universidad cerró sus puertas en 1858 como resultado de una pelea estudiantil y la llegada de la Guerra Civil. Cuando Delaware College volvió a abrir en 1870, se había convertido en una institución de concesión de tierras asistida con fondos federales. En 1914, comenzó a funcionar el Women's College, adyacente físicamente y vinculado administrativamente a la escuela masculina. Las dos instituciones no se combinaron formalmente hasta 1944. Antes de eso, en 1921, la universidad masculina recibió una carta estatal revisada y un nuevo nombre: la Universidad de Delaware.

Industria temprana

Mientras tanto, el pueblo de Newark se había convertido en una pequeña ciudad en torno a la universidad y el mercado local de cruce de caminos. En 1837, el ferrocarril de Filadelfia, Wilmington y Baltimore - más tarde el Ferrocarril de Pensilvania y la línea CONRAIL / AMTRAK del Corredor Noreste de hoy - unía Newark con los puntos norte y oeste. Las empresas industriales como Curtis Paper Company, restablecida en 1848 a partir de la antigua Meteer Paper Company, Continental Fiber (1896) y National Vulcanized Fiber (1924) ayudaron a diversificar la economía local. En 1855, se estableció el primer banco de la ciudad. El ferrocarril de Baltimore y Ohio, el predecesor del moderno sistema ferroviario CSX, llegó en 1886 y proporcionó un servicio ferroviario adicional de pasajeros y carga a Filadelfia y los puntos oeste y sur. La población de la ciudad creció rápidamente durante la década de 1920 y se desarrolló un importante mercado minorista junto con la expansión industrial y de la Universidad. Si bien la Gran Depresión desaceleró el crecimiento económico, el ritmo del desarrollo industrial y comercial aumentó drásticamente durante la Segunda Guerra Mundial y el posterior conflicto de Corea. Por ejemplo, varias instalaciones de DuPont se abrieron en la década de 1940 y, en 1951, Chrysler Corporation construyó su planta de ensamblaje de Newark.

Coincidiendo con la llegada de Chrysler, el estado de Delaware otorgó a la ciudad una nueva Carta que duplicó el tamaño de la ciudad. Antes del cambio de la Carta de la Ciudad, Newark había abarcado un área aproximadamente delimitada por White Clay Creek y lo que ahora es el campus norte de la Universidad en el norte, el Newark Country Club y la ubicación aproximada de Old Barksdale y Beverly Roads en el oeste, el Ferrocarril de Pensilvania. en el sur, y el sitio actual de Library Avenue en el este. La nueva Carta de 1951 resultó en el esquema básico del Newark que conocemos hoy, nuestros límites norte se expandieron para incluir Fairfield y Fairfield Crest, los apartamentos Paper Mill y la autopista Kirkwood hasta el puente Windy Hills. Brookside se convirtió en el límite este de Newark, Chestnut Hill Road en el sur y Christina Creek marcó los límites occidentales de Newark. En 1965, el estado de Delaware otorgó la presente Carta a Newark, fortaleciendo significativamente la forma de gobierno del Consejo-Administrador.

En las décadas de 1950 y 1960, el patrón de desarrollo de Newark siguió de cerca el auge económico nacional de la posguerra. Para Newark, esto significó que la población aumentó de poco más de 11,000 en 1960 a casi 21,000 en 1970, con mucho la década de más rápido crecimiento en la historia de la Ciudad. Las nuevas áreas residenciales proporcionaron viviendas excelentes para los Newarkers y expandieron los límites de la ciudad para incluir subdivisiones como Arbor Park, Westfield, Williamsburg Village, Elan y Paper Mill Farms. Además, durante el mismo período de tiempo, se anexó el Parque Industrial Diamond State, que proporciona el hogar actual para DuPont, New London Textile, Rohm and Haas y otras empresas conocidas a nivel nacional.

Crecimiento continuo

En los años setenta y principios de los ochenta, cuando la economía nacional y regional sufría las crisis de los precios del petróleo, el crecimiento de Newark también se estabilizó. Sin embargo, en la última parte de la década de 1980, el ritmo de desarrollo de la ciudad se aceleró con la finalización de las comunidades de Stafford y Barksdale Estates, la aprobación del Parque Industrial Sandy Brae y los desarrollos residenciales de Abbotsford, Country Place, Christianstead y West Branch. entre otros.

En la década de 1990, la ciudad aprobó nuevas subdivisiones destinadas a satisfacer diversas necesidades de vivienda que van desde grandes "dormitorios" privados para estudiantes en Continental Court y University Courtyard, hasta viviendas dirigidas a personas mayores en Southridge, Paper Mill Falls, Briarcreek y Whitechapel Village. Se construyeron proyectos de estilo unifamiliar más tradicionales en Hunt and Woods en Louviers en el extremo norte de la ciudad y en Yorkshire Woods II a lo largo del límite sur de la ciudad. Un gran proyecto de remodelación, el Molino en White Clay, ejemplificó el compromiso de la ciudad de preservar lo mejor del pasado, mientras que, al mismo tiempo, explota las últimas tendencias en la planificación del uso del suelo, en este caso, la utilización creativa de usos mixtos.

Preservación del centro

A fines de la década de 1990 y durante los primeros años del nuevo milenio, Newark renovó su compromiso de preservar el centro de la ciudad mediante el establecimiento, en 1998, de la asociación tripartita - ciudad, universidad, comunidad empresarial - Downtown Newark Partnership. Como parte de ese cambio, el Departamento de Planificación de la Ciudad asumió la responsabilidad de administrar las instalaciones de estacionamiento fuera de la vía pública del centro de la antigua Autoridad de Estacionamiento de Newark. Los programas de incentivos para el centro de la ciudad y los edificios históricos llevaron a renovados compromisos de propietarios y desarrolladores en el centro, ejemplificados por la construcción de Main Street Court, Center Square, Main Street Plaza y Pomeroy Station. Todos estos proyectos incluyeron un espacio comercial en el primer piso con apartamentos en el piso superior, destinados a ayudar a satisfacer la necesidad de viviendas en el centro y, al mismo tiempo, aumentar la combinación disponible de metros cuadrados de venta minorista de calidad. Otros recién llegados al centro - Panera Bread, por ejemplo - aprovecharon los programas de incentivos de la ciudad diseñados para fomentar la remodelación de calidad de las instalaciones vacías existentes. Al mismo tiempo, la ciudad y la Asociación patrocinaron festivales nuevos y extremadamente populares de Main Street e instalaron murales de diseño atractivo y otras exhibiciones de arte público, todas destinadas a fomentar y fortalecer la vitalidad económica del centro de Newark.

En resumen, mientras que la pequeña aldea entre los arroyos se ha convertido en una pequeña ciudad bulliciosa, Newark ha conservado su encanto de ciudad universitaria y su diversidad industrial y comercial. La constante en nuestra historia ha sido el cambio, un cambio moderado por la realidad de la geografía, el entorno natural, la población y la economía de Newark, y un cambio guiado para producir la ciudad que todos disfrutamos hoy.


Un agradecimiento especial al Rev. Andrew Ostaszewski por toda su ayuda.

Juri, Carmen. "La iglesia de Newark celebra hoy su centenario". Star-Ledger, 14 de septiembre de 2008.

Kedra, Christina (ed.). "Revista del Centenario de la Iglesia Católica Romana de San Casimiro".

Peterson, Iver. "IRONBOUND JOURNAL New Portuguese Flavor Irks Church's Old Guard". New York Times, 27 de enero de 1992.

Roberts, Reginald. "Ajetreo y bullicio en Pulaski St. - La escuela y la iglesia de St. Casimir son centros para la comunidad polaca". Star-Ledger, 4 de septiembre de 1997.


High Street / MLK Boulevard: Parte II

Como los lectores saben por el título de esta función, MLK Boulevard solía llamarse High Street. Según Charles Cummings, "High Street" era un nombre común en las ciudades inglesas, incluso entre las ciudades construidas en terrenos planos.

High Street pasó a llamarse Martin Luther King en 1982/1983. Me sorprende la tardanza del cambio de nombre, ya que Newark tenía un alcalde negro a principios de la década de 1970. Por el contrario, Richard J. Daley de Chicago, no conocido por su sensibilidad racial, renombró una calle importante para King inmediatamente después del asesinato de King. El Salón de Registros del Condado de Essex fue diseñado por Grant Behee y se terminó en 1926.

Essex County College, la primera de las tres instituciones de educación superior con las que nos encontraremos, le recuerda su historia con este letrero que dice "Essex County College 1966".

En realidad, este campus de Essex County College no data de 1966. Originalmente, ECC estaba ubicado en el centro de la ciudad. Este campus exterior del centro ("University Heights") se terminó en la década de 1970. El siguiente de ECC es Rutgers-Newark. Rutgers-Newark se formó en 1946 cuando la legislatura convirtió a la Universidad de Newark en una parte del sistema de Rutgers respaldada por el estado. La Universidad de Newark era en sí misma la unión de Dana College, el Instituto de Artes y Ciencias de Newark, la Escuela de Negocios Seth Boyden, la Facultad de Derecho Mercer Beasley y la Facultad de Derecho de Nueva Jersey.

Rutgers-Newark se construyó a fines de la década de 1950 y principios de la de 1960 en terrenos de renovación urbana. Para hacer este campus agradable, se tuvieron que derribar 35 acres de viviendas, tiendas y almacenes. Los arquitectos Grad & Grad presentaron un plan para una universidad de gran altura que no habría requerido tanta demolición, pero ese plan fue rechazado a favor de céspedes y quads.

Este edificio es Robeson Hall, llamado así por Paul Robeson, de los alumnos más famosos de Rutgers (New Brunswick). Paul Robeson era hijo de un ministro de Princeton. Quería asistir a la Universidad de Princeton, pero Princeton no aceptaba negros.

En Rutgers Robeson fue un destacado atleta, actor y estudiante, pronunciando el discurso de despedida de su clase. Después de que Rutgers Robseson se convirtiera en actor / activista. Gravitó hacia el ala comunista del movimiento de derechos civiles. Cuando Robeson visitó la Unión Soviética bajo Stalin, ignoró el horrible historial de derechos humanos de la URSS. Este edificio gótico isabelino es Eberhardt Hall, el edificio administrativo de NJIT.

Eberhardt Hall fue construido como orfanato en 1857. Su costo de $ 31,000 se pagó mediante suscripción pública. El arquitecto fue John Welch, la misma persona que diseñó la Iglesia Presbiteriana de High Street y la Iglesia Presbiteriana de South Park. Este era un edificio muy moderno para el siglo XIX, con luz de gas y agua corriente fría y caliente.

Rutgers-Newark y NJIT tienen campus adyacentes separados por MLK Jr. Boulevard. La mayoría de los edificios de Rutgers-Newark tienen sus puertas traseras a MLK Boulevard, pero los edificios de NJIT le dan a MLK Boulevard su mejor cara. La mayoría de los frats en la calle están afiliados a NJIT.

Esta solía ser una hermosa calle residencial. No tengo nada en contra de los frats, pero me pregunto si estos edificios servirían mejor a Newark como casas privadas. Newark necesita viviendas de clase media. Todas estas casas adosadas tienen amplios patios traseros. Afortunadamente, no todos los edificios señoriales en MLK Boulevard son una fraternidad, aquí la vieja mansión Cryer, en MLK y James, se ha convertido en apartamentos atractivos y modernos. Una última fraternidad NJIT. Esta estación de bomberos fue antiguamente el hogar de Engine Co. No. 4 y Ladder Co. No. 2. Ahora alberga un capítulo de Theta Chi. El Metro de Newark está experimentando su segunda expansión en menos de una década a medida que se construye una nueva línea de metro entre las estaciones Penn y Broad St. Con suerte, esta nueva línea de metro será un activo para el área de la estación Broad Street y veremos la remodelación del antiestético Westinghouse Warehouse. Los apartamentos Colonnade y Pavillion se construyeron en uno de los puntos más altos de Newark. El arquitecto fue el internacionalmente famoso L. Mies van der Rohe y los desarrolladores fueron Herbert S. Greenwald y Samuel Katzin.

Construidos como parte del "Movimiento New Newark", los apartamentos Colonnade, con la ciudad de Nueva York como su "cuarta pared", fueron anunciados como algo que anclaría a la clase media en la decadente ciudad de los años cincuenta.

En su edición del 30 de julio de 1961, el New York Times informó que la comunidad de Colonnade

La Octava Avenida, la calle que solía atravesar esta área, no fue la primera opción de los planificadores de renovación urbana en la Autoridad de Vivienda de Newark. Desafortunadamente para el Primer Distrito, el gobierno federal no pagaría la renovación urbana en las peores partes de Newark, por lo que se tuvo que encontrar una sección de clase media baja como esta.

Parece que los italianos del primer distrito se opusieron a la destrucción de su vecindario, pero su estructura de poder no los escuchó. Los dos políticos italianos más poderosos de Newark, los congresistas Peter Rodino y el alcalde Ralph Villani, querían una renovación urbana. Incluso el sacerdote de la iglesia de Santa Lucía quedó deslumbrado por la arquitectura moderna.


Segunda Guerra Mundial

Historias con temas de entrevistas de nuestra colección de la Segunda Guerra Mundial. Explora todas las historias para ver temas en todas las colecciones de Voces.

Charley Gonzales Kidder

“Dos años, 11 meses y 21 días”, dijo con una sonrisa el veterano de la Segunda Guerra Mundial Charley Gonzales Kidder. "Ese es exactamente el tiempo que cumplí".

A los 18 años de edad, Gonzales Kidder se sintió orgulloso y honrado de que su país donara.

Ernestine Mojica Kidder

Ernestine Mojica Kidder recuerda vívidamente uno de sus primeros recuerdos cuando era niña en Taylor, Texas. Su padre la tomó en brazos y señaló una escuela en la distancia. "Ahí es donde vas a ir a la escuela.

Juan soltero

Su mano imitaba la trayectoria de un B-17, recordando al ágil joven de 22 años que había sido John Soltero tantos años atrás cuando arrojaba bombas sobre Berlín. Una sonrisa confiada brillaba bajo sus gafas de sol y “.

Carmen B. Salaiz Esqueda Ábalos

Cuando Rosie the Riveter proclamaba a las mujeres de todo Estados Unidos: "¡Podemos hacerlo!" Carmen (Salaiz) Esqueda Ábalos lo demostró.

Su esposo, Mike, habiéndose alistado en la Marina, Abalos se unió al esfuerzo de guerra por.

Apolonia Muñoz Abarca

Cuando la noticia del bombardeo japonés de Pearl Harbor llegó por la radio el 7 de diciembre de 1941, Polly Muñoz Abarca, de 20 años, comenzó a soñar con lugares a mundos de distancia de su dormitorio en Corpus Christi, Texas.

Salomon Treviño Abrego

Salomon Abrego estuvo en la Batalla de las Ardenas, donde él y sus compañeros soldados sufrieron uno de los inviernos más fríos en la zona en más de 20 años.

Como médico, Abrego miró impotente como el frío.

Héctor Acedo

Héctor Acedo tenía 19 años y la Segunda Guerra Mundial había estado en pleno apogeo durante tres años cuando un amigo mayor que ya había sido reclutado dijo: "Unámonos a la Marina".

Respuesta de Acedo: "Claro, pues vamos".

Antonio Acevedo

Hacía 50 grados bajo cero, uno de los inviernos más fríos que Alemania había visto en 50 años. Un manto de nieve de varios pies de altura cubría el suelo.

Usando solo uniformes de combate diseñados para la guerra en los trópicos, un grupo de.

Rudy Acosta

Al crecer en el sur de California, Rudy Acosta era como muchos otros niños pequeños. Se escapaba cada semana al cine y veía a gente como Errol Flynn y John Wayne triunfar sobre los malos.

Jessie Acuña

Un viaje a través del Atlántico en el lujoso barco Queen Mary parecería un sueño hecho realidad para cualquiera, especialmente para un adolescente de una pequeña ciudad del oeste de Texas. Pero para Jessie Acuña, fue un viaje a lo desconocido. La caminata.

José Eriberto Adame

José "Joe" Eriberto Adame vio el combate en uno de los eventos más definitorios de la Segunda Guerra Mundial: la Batalla de Normandía. Pero uno de sus recuerdos más vívidos se encuentra en la génesis de la participación de Estados Unidos en el conflicto: el día en que.

Frank Aguerrebere

Por Kimberly Tran, Universidad Estatal de California, Fullerton

Aunque nunca habló mucho sobre sus experiencias durante la guerra, Frank Aguerrebere se lanzó en paracaídas a la invasión de Normandía y luchó en la Batalla de las Ardenas, dos de las más sangrientas y.

Valentin Aguilar

Valentín Aguilar dice que se siente orgulloso de haber servido durante la Segunda Guerra Mundial.

Nacido en Laredo, Texas, Aguilar solo recibió una educación de segundo grado. Se ganaba la vida recogiendo verduras en una granja comunitaria. Los ojos de Aguilar.

Nicanor Aguilar

Nicanor Aguilar es algo así como un hombre renacentista, tanto como músico como, a una edad en la que la mayoría de la gente estaría disminuyendo la velocidad, como atleta.

Pero el logro más orgulloso de Aguilar involucra sus esfuerzos por terminar.

Salvador V. Aguilar

Salvador Aguilar recuerda noches solitarias a bordo del carguero en el que sirvió durante la Segunda Guerra Mundial. En muchas noches, él y sus compañeros marineros y tropas se vieron obligados a permanecer tendidos en la oscuridad, con la orden de no hacer ningún sonido. Era.

Tony Aguilera

A pesar de que la infancia de Tony Aguilera en un barrio del este de Los Ángeles estuvo una vez marcada por la pobreza, la recuerda con cariño.

"Éramos una familia muy feliz", dijo sobre sus padres nacidos en México y 13 hermanos. "Jugamos.

Josefina Trujillo Aguilera

Josephine Aguilera se sienta y contempla su vida durante la Segunda Guerra Mundial.

Explicó que su experiencia al crecer fue diferente a la de sus dos hijas porque nunca tuvo la oportunidad de terminar la escuela. Ella.

Andrés Aguirre

La juventud de Andrew Aguirre se vio abrumada por los eventos del campo de batalla que continúan atormentándolo hasta el día de hoy.

Aguirre nació en Vinton, Texas, el 4 de enero de 1925 y se mudó a San Diego tres años después.

Mike Aguirre

SAN MARCOS, Texas - Cuando Mike Aguirre se graduó de Brackenridge High School en San Antonio en 1939, se cerraron muchas oportunidades y puertas para los mexicoamericanos.

"Uno de mis amigos consiguió un trabajo en el Five and Dime.

Manuel José Aguirre

La pequeña estatura de Manuel Aguirre le impidió unirse a la Infantería de Marina, pero no le impidió hacer su parte en el esfuerzo bélico.

Después de escuchar al presidente Franklin D. Roosevelt decirle a la nación que lo habían hecho los japoneses.

Gloria Araguz Alaniz

Gloria Araguz Alaniz comenzó su papel de cuidadora familiar cuando falleció su madre, dejando a Alaniz, de 15 años, para cuidarla.

Rodolfo Alaniz

En la primavera de 1945, Ricardo, el hermano mayor de Rodolfo "Rudy" Alaniz, de 16 años, fusilero de la 8.ª División de Infantería, fue asesinado en Alemania, hecho que alteraría la vida del joven Alaniz.

Carmen Irizarry Albelo

Cuando Carmen Albelo zarpó de San Juan, Puerto Rico, a los Estados Unidos en 1939, imaginó una tierra de oportunidades y libertad, no guerra, discriminación y soledad.

"Cuando llegué aquí pensé que sí.

Higinio Albelo

Los mares agitados al norte de Escocia estaban oscuros.

Una densa niebla envolvió al buque de la Armada cargado de municiones con destino a Normandía, lugar del inicio del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Joseph Alcoser

La gran Depresión. Segunda Guerra Mundial. El movimiento de derechos civiles. Joseph Alcoser vivió estos hitos en la historia de Estados Unidos. Sin embargo, nunca se sintió realmente parte del país por el que luchó por defender.

Moisés Alemán

Cuando los padres de Moisés & # 8220Moe & # 8221 Alem & aacuten & # 8217 emigraron de México a Austin, Texas, cuando eran niños, el caballo.

Juan Ramon Alires

Juan Ramón Alires ya era padre de dos hijos, con otro bebé en camino, cuando se fue a la guerra como parte de la 11 División Acorazada.

Alires fue reclutado por el Ejército y asignado al 11º Blindado.

Braulio Alonso

De los muchos recuerdos que Braulio Alonso tiene de la Segunda Guerra Mundial, ninguno sobresale más que los vinculados a la liberación de la capital de Italia.

Después de que las fuerzas aliadas inundaron Roma el 4 de junio de 1945, algunos miembros del Campo 328.

Raymond Phile Alvarado

Era el 26 de noviembre de 1943 y Pvt. Raymond Alvarado jugó al póquer con sus amigos en el HMT Rohna mientras navegaba por la costa de Argelia. Los soldados estaban relajados. Charlaron sobre sus esposas y novias.

Benjamín Alvarado

Un montón de estiércol salvó la vida de Benjamin Alvarado durante la Segunda Guerra Mundial en 1944.

Soldado del Tercer Ejército del General George S. Patton, sirvió en el 317º Regimiento de Infantería de la 80ª División de Infantería. Alvarado y.

Homero Alvarado

Homero Alvarado es un verdadero héroe estadounidense.

Nacido el 12 de marzo de 1925 en Vera Cruz, México, Alvarado y sus 11 hermanos, nueve de los cuales aún viven, fueron criados en un hogar bilingüe por su madre italiana y mexicana.

Albert José Ángel

Después de unirse al ejército durante la Segunda Guerra Mundial, Albert Angel, nativo de Nuevo México, comenzó a preocuparse por pasar toda la guerra arreglando aviones en los Estados Unidos, por lo que encontró a su supervisor y lo enfrentó:

Felipe Antuna

Los hermanos Ralph y Philip Antuna pueden bromear ahora sobre la comida que tenían que comer mientras estaban estacionados en Europa en 1944. Pero debajo de la risa hay una nota de alivio porque lograron salir vivos de Europa después de luchar en el.

Ralph Antuna

Los hermanos Ralph y Philip Antuna pueden bromear ahora sobre la comida que tenían que comer mientras estaban en Europa en 1944. Pero debajo de la risa hay una nota de alivio porque salieron de Europa con vida después de luchar en el.

Jose aragon

Por Laura Lopez, Universidad Estatal de California, Fullerton

Pocas personas pueden afirmar haber sido veteranos de tres ramas militares.

Y pocos pueden recordar imágenes de la guerra tan vívidamente como lo hizo José Aragón cuando, a los 84 años, relató la suya.

Joe A. Arambula

Según Joe Arambula, un veterano de algunas de las batallas más intensas de la Segunda Guerra Mundial en el Teatro Europeo, existe algo parecido a ser demasiado cuidadoso en la guerra. Ver a los hombres muertos por ser demasiado cautelosos hizo que Arámbula decidiera que sí.

Eva Maria Rains Archuleta

Nacida en la casa de su abuela en 1926, en la pequeña ciudad agrícola de Las Tusas en el norte de Nuevo México, Eva Maria Archuleta vivió una vida de medios modestos, como la mayoría durante la era de la Segunda Guerra Mundial.

Benerito Seferino Archuleta

Los seis meses que Bennie Archuleta pasó luchando en Europa durante la Segunda Guerra Mundial cambiaron su vida para siempre.

Cuando era un adolescente de 17 años, rara vez había viajado fuera del suroeste de Estados Unidos. Pero como soldado en el.

Frank Arellano

En la madrugada del domingo 7 de diciembre de 1941, Frank Arellano, de 22 años, acababa de bajar a desayunar a Schoffield Barracks, en la isla Hawiian de Oahu, cuando escuchó el sonido de las ametralladoras disparando. Él.

Ubaldo Arizmendi

Ubalbo C. Arizmendi está agradecido de haber visto el mundo, pero lamenta haberlo visto en un momento en el que intentaba autodestruirse.

Nacido en la ciudad de Brownsville, en el sur de Texas, Arizmendi tenía 8 años cuando murió su madre. A pesar de que.

Albert Armendáriz

Albert Armendariz ha ejercido la abogacía en Texas por más de 50 años. El veterano de la Segunda Guerra Mundial de 81 años pasa muchos fines de semana conduciendo para representar a sus clientes inmigrantes en el oeste de Texas que están atrapados en el sistema legal.

Jesús Leyva Armendaríz

Jesús Leyva Armendaríz pasó de las profundidades de la pobreza durante su infancia en la era de la Depresión en El Paso, Texas, a alturas inimaginables como miembro de los famosos "Diablos Azules" de la Segunda Guerra Mundial.

Armendaríz se desempeñó como médico.

Tom Armendáriz

Para Thomas Armendáriz, de 72 años, fue difícil evocar recuerdos de la Segunda Guerra Mundial, aunque recuerda haber sido asignado a una unidad que incluía a muchos mexicoamericanos.

"Yo no era un voluntario. Me reclutaron.

Ceprian Armijo

Ceprian Armijo comenzó a trabajar en granjas cercanas con su padre en su ciudad natal de Avondale, Colorado, cuando tenía alrededor de 8 años. Poco sabía él que casi diez años después se iría a pelear en la Guerra Mundial.

Andrés Arredondo

Andrés Arredondo se enfrentó a la adversidad a lo largo de su vida. Superó la muerte de su padre a temprana edad y soportó la tortura de ser prisionero de guerra durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, a pesar de todo, se las ha arreglado.

Raúl P. Arreola

Cirilo Primo Arteaga

Los padres de Cirilo Primo Arteaga llegaron a Estados Unidos en 1918, huyendo de la violencia que siguió a la Revolución Mexicana. Sus padres le inculcaron un profundo sentido de patriotismo por su país de adopción. También aprendió un.

Joseph Marion Autobee

Joe Autobee, de Publo, Colorado, se acostumbró al sabor del whisky durante su servicio durante la Segunda Guerra Mundial. Como piloto artillero del Air Corps durante la Segunda Guerra Mundial, le dieron un sándwich y un vaso de whisky al final de cada incursión.

Imogene Davis Avalos

Cuando Imogene "Jean" Davis vio por primera vez a Alfred Avalos en septiembre de 1942, no se dio cuenta de que era más de una década mayor que ella, y que su piel era varios tonos más oscura que la de ella. Ella solo vio que él era.


Descripción

los Montana-los barcos de clase se desplazaron a 65.000 toneladas estándar, y luego se elevaron a un total de 70.965 toneladas bajo carga profunda. Las dimensiones de los barcos eran 280,57 metros de eslora, 36,88 metros de manga y 11 metros de calado. La maquinaria consistía en ocho calderas de tipo expreso Babcock & amp Wilcox de 2 tambores que impulsaban cuatro juegos de turbinas de vapor con engranajes Westinghouse, que generaban un total de 172.000 caballos de fuerza en el eje y propulsaban los barcos a una velocidad máxima de 28 nudos. A una velocidad de crucero continua de 15 nudos, el Montana-los barcos de clase tenían un alcance previsto de 15.000 millas náuticas. Se predijo que la tripulación estaría numerada en 2355 para un buque estándar, y cualquier MontanaSe predijo que los barcos de clase que servían como buques insignia tuvieran una tripulación de 2.789.

El armamento del Montana-los acorazados de clase habrían sido similares a los anteriores Iowa-Clase acorazados, pero con un aumento en el número de armas primarias y secundarias para su uso en el combate de aviones y barcos de superficie enemigos. Si hubieran sido completados, el Montana-los barcos de clase habrían sido arma por arma los acorazados más poderosos que los Estados Unidos habían construido, y la única clase de acorazados estadounidenses que se habría acercado a igualar a la Armada Imperial Japonesa Yamato-Clase acorazados arma por arma y tonelada por tonelada. El armamento principal de un Montana-la clase habría sido doce Mk de 16 pulgadas. 7 cañones, que se habrían montado en cuatro torretas de tres cañones, dos de proa y dos de popa. Los cañones, los mismos montados en el Iowa-los acorazados de clase, tenían 20 metros de largo, cincuenta veces su diámetro de 16 pulgadas, o 50 calibres, desde la nalga hasta el hocico. Cada arma pesaba alrededor de 239,000 libras sin la recámara y 267,900 libras con la recámara. Dispararon proyectiles que pesaban hasta 2700 libras a una velocidad máxima de 820 metros por segundo a una distancia de hasta 28 millas. Al alcance máximo, el proyectil habría pasado casi un minuto y medio en vuelo. La adición de la cuarta torreta habría permitido al Montana-clase para superar al Yamato-clase que tiene el costado más pesado en general. los Montanas habría tenido un costado de 32,400 lb en comparación con el Yamotos 28,800 libras. Cada arma habría estado dentro de una parrilla blindada, pero solo la parte superior de la parrilla habría sobresalido por encima de la cubierta principal. The barbettes would have extended either four decks at turrets 1 and 4 and five decks at turrets 2 and 3. The turrets would not have been attached to the ship, but would have rested on rollers, which meant that had any of the Montana-class ships capsized, the turrets would have fallen out, reducing the chance of them pulling the ship under. Each turret would have cost $1.4 million, but this figure did not take into account the cost of the guns themselves. The turrets would have been three-gun, not triple, the reason being that each barrel would have elevated and fired independently. The ships could fire any combination of their main battery, including a full broadside of all twelve. Contrary to popular belief, the ships would not have moved sideways noticeably when a broadside was fired. The guns would have been elevated from less than 5° to more than 45°, moving at up to 12° per second. The turrets would have rotated about 300° at about 4° per second and could even be fired back beyond the beam, which is sometimes called "over the shoulder". Within each turret, a red stripe on the wall of the turret, just inches from the railing, would have marked the boundary of the gun's recoil, providing the crew of each gun turret with a visual reference for the minimum safe distance range. Like most battleships in World War II, the Montana-class would have been equipped with a fire control computer, in this case the Ford Mk 1A ballistic computer, a 3,150 lb rangekeeper designed to direct fire on land, sea, and in the air. This analog computer would have been used to direct the fire from the battleship's big guns, taking into account several factors such as the speed of the targeted ship, the time it takes for a projectile to travel, and air resistance to the shells fired at a target. En el momento Montana-class was set to begin construction, the rangekeepers had gained the ability to use radar data to help target enemy ships and land based targets. The results of this advance were telling. The rangekeeper was able to track and fire at targets at a greater range and with increased accuracy, as was demonstrated in November 1942 when the Carolina del Norte-class battleship USS Washington engaged the Imperial Japanese Navy battleship HIJMS Kirishima at a range of 18,500 yards at night. USS Washington scored at least nine heavy calibre hits that critically damaged Kirishima and led to her loss. This gave the US Navy a major advantage in War, as the Japanese did not develop radar or automated fire control to the level of the US Navy. The large caliber guns were designed to fire two different 16 inch (406 mm) shells. The Mk. 8 APC (Armor-Piercing, Capped) armor piercing shell was used for anti ship and anti structure work, and the Mk. 13 HC (High-Capacity—referring to the large bursting charge) high explosive shell was designed for use against unarmored targets and shore bombardment. The final type of ammunition developed for the 16 inch guns were W23 "Katie" shells. These shells were born from the nuclear deterrence that had begun to shape the US armed forces at the start of the Cold War. To compete with the Air Force and the Army, which had developed nuclear bombs and nuclear shells for use on the battlefield, the Navy began a top-secret program to develop Mk. 23 nuclear naval shells with an estimated yield of 15 to 20 kilotons. The shells entered development around 1953, and were reportedly ready by 1956. However, the cancellation of the Montana-class meant that only the Iowa-class battleships, mounting the same type of gun, could use the shells if the need had arisen.

The secondary armament for the Montana-class ships were to be twenty 5 inch mounted in ten turrets along the vessel's superstructure, five to starboard and five to port. These guns, designed specifically for the Montana-class ships, were to be the replacement for the 5 inch secondary guns then in great use within the United States Navy. The 5 inch gun turrets were similar to other 5 inch gun mounts in that they were equally adept as anti aircraft guns and for damaging smaller ships, but differed in that they weighed more, fired heavier shells, and resulted in faster crew fatigue than other 5 inch guns. The ammunition storage for the 5 inch gun was 500 rounds per turret, and the guns could fire at targets nearly 26,000 yards away at a 45° angle, and at an 85° angle, the guns could hit an aerial target at an altitude of over 50,000 feet. The cancellation of the Montana-class vessels in 1943 pushed back the combat debut of the new 5 inch guns to 1945, when they were used aboard the United States Navy's A mitad de camino-class aircraft carriers. The guns proved adequate for the carrier's air defense, but were gradually phased out of use by the carrier fleet because of their weight.

For the first time since the construction of the Iowa-class battleships, the United States Navy was not building a fast battleship class solely for the purpose of escorting Pacific based aircraft carriers, and thus the Montana-class ships would not be designed principally for escorting the fast carrier task forces. Nonetheless they would have been equipped with a wide array of anti aircraft guns to protect themselves and other ships, principally the US aircraft carriers, from Japanese aircraft. los Montana-class were planned to mount ten to forty 40 mm Bofors AA guns and fifty-six 20 mm Oerlikon AA guns.

los Montana-class ships would have been the US Navy's only battleships of World War II to be adequately armored against guns of the same power as their own. The side belt measured 16.1 inches tapering down to 10.2 inches on a 1 inch STS plate inclined at 19°. The lower side belt measured at 7.2 inches tapered to 1 inch inclined at 10°. Torpedo bulkheads measured at 18 inches forward, and 15.25 inches aft. Barbettes measured at 21.3 inches forward, and 18 inches aft. Main turrets measured up to 22.5 inches and decks up to 6 inches.

los Montana-class ships would have also been able to carry three to four aircraft for reconnaissance and for gunnery spotting purposes. The type of aircraft used would have depended on when exactly the battleships would have been commissioned, but in all probability they would have used either the Vought OS2U Kingfisher or the Curtiss SC Seahawk floatplane. The aircraft would have been floatplanes launched from catapults on the ship's aft. They would have then been recovered by crane.


WWII Aircraft Carrier USS Hornet Discovered in Solomon Islands

The late Paul Allen’s research team discovered the wreckage of World War II’s USS Avispón (CV-8), the aircraft carrier that launched the Doolittle Raid and participated in the Battle of Midway before being sunk in the Battle of the Santa Cruz Islands by Japanese dive bombers, torpedo planes and ship-launched torpedoes.

“Wreckage of the USS Avispón was discovered in late January 2019, 5,330 meters (nearly 17,500 feet) below the surface, resting on the floor of the South Pacific Ocean,” the R/V Petrel team and parent company Vulcan announced online.

“We had the Avispón on our list of WWII warships that we wanted to locate because of its place in history as a capitol carrier that saw many pivotal moments in naval battles,” Robert Kraft, director of subsea operations for Vulcan, said in the announcement. “Paul Allen was particularly interested in aircraft carriers so this was a discovery that honors his memory,” Kraft said of Microsoft co-founder and philanthropist Paul Allen, who died last year.

A pair of alert escorts follow the USS Hornet with carried 16 B-25 bombers for the ‘Doolittle Raid’ on April 18, 1942. US Air Force Photo

Vice Chief of Naval Operations Adm. Bill Moran, a naval aviator himself, said Tuesday morning that “Naval aviation came of age in World War II and American sailors today continue to look to and draw inspiration from the fighting spirit of ships and crews like USS Avispón (CV 8). Although her service was short-lived, it was meteoric. In the dark days following the Japanese surprise attack on Pearl Harbor, she and the Doolittle Raiders were the first Americans to punch back at Japan, giving hope to the nation and the world when things looked bleakest. She was there when the American Navy turned the tide in the Pacific at the Battle of Midway, and she was there when America started the long drive to Tokyo in the Solomon Islands. Mortally wounded during the vicious campaign at Guadalcanal and abandoned after all attempts to save her failed, she was finally sent below by the Japanese destroyers Akigumo y Makigumo. As America’s Navy once again takes to the sea in an uncertain world, Avispón‘s discovery offers the American sailor a timeless reminder of what courage, grit, and commitment truly look like. We’d be wise as a nation to take a long, hard look. I’d also like to thank the crew of Petrel for their dedication in finding and honoring her sacrifice.”

The crew of Allen’s ship, R/V Petrel, earlier this month announced the discovery of Japanese ship IJN Hiei on Feb. 6. Hiei was found near Avispón, both in the southern Solomon Islands. Petrel goes on expeditions and searches multiple known or expected wreckage sites in the same at-sea period, often announcing a cluster of discoveries in short succession. Last spring, the billionaire and his research team announced the discovery of carrier USS Lexington (CV-2), cruiser USS Juneau (CL-52) and cruiser USS Helena (CL-50) in March and April.

Exploring the wreck where it rests 5,000 m below the surface. R/V Petrel photo.

According to the Vulcan announcement, “The 10-person expedition team on the 250-foot R/V Petrel were able to locate the Avispón’s position by piecing together data from national and naval archives that included official deck logs and action reports from other ships engaged in the battle. Positions and sightings from nine other U.S. warships in the area were plotted on a chart to generate the starting point for the search grid. En el caso de la Avispón, she was discovered on the first dive mission of the Petrel’s autonomous underwater vehicle and confirmed by video footage from the remotely operated vehicle, both pieces of equipment rated to dive down to 6,000 meters.”

In April 1942, just months after Japanese forces bombed Pearl Harbor, U.S. Army Lt. Col. James Doolittle launched the first retaliatory air raid on the Japanese homeland. Sixteen B-25 bombers launched from Avispón’s deck, hitting targets in Tokyo, Yokosuka, Yokohama, Kobe and Nagoya. Most of the aircraft crash-landed behind Japanese lines in China.

International Harvester aircraft tug sitting upright on USS Hornet. R/V Petrel photo.


USS Wahoo Is Back: New Nuclear Subs Named for Storied WWII Boats

University of Virginia fans rejoice: The Navy's newest submarine will be a Wahoo.

Bueno no exactamente. The newest Virginia-class submarine will be named the USS Wahoo in honor of the legacies of two previous submarines, including a storied World War II vessel that was sunk by a torpedo on Oct. 11, 1943.

Along with the Wahoo, the Navy also announced Wednesday that another future Virginia-class submarine will be named Tang, also in honor of a World War II boat, whose commander was awarded the Medal of Honor, and a Vietnam-era submarine.

Navy Secretary Kenneth Braithwaite has made a point of naming vessels after others with historical Navy legacies, and Wahoo and Tang certainly fit the bill.

"The success in battle both previous namesakes endured will undoubtedly bring great pride to the future crews of USS Tang and USS Wahoo," Braithwaite said in a release. "Along with the previously named USS Barb (SSN 804), these boats will honor the strong traditions and heritage of the silent service."

Commissioned shortly after the U.S. entered World War II, the Wahoo, SS-238, was a Gato-class submarine and the "most storied boat in the fleet" at the time of its sinking, according to the Naval History and Heritage Command.

In seven patrols in the Pacific, Wahoo earned six battle stars and a Presidential Unit Citation, having sunk 20 Japanese ships -- 19 of which were destroyed in the boat's last five combat patrols. Wahoo's skipper, Lt. Cmdr. Dudley Walker "Mush" Morton, is considered the third most successful submarine commander of the war, having earned four Navy Crosses. The last was awarded posthumously.

The last days aboard the Wahoo must have been harrowing: Six days before the vessel was sunk, it attacked a Japanese convoy and sank the 8,100-ton troop transport Konron Maru, killing 544 people, including two members of the Japanese House of Representatives.

Revenge followed: The Wahoo was stalked by Japanese forces. According to Japanese records reviewed by Navy historians, when it surfaced the morning of Oct. 11, possibly already having sustained damage, it was fired on by Japanese shore batteries. It then submerged and reversed course, possibly striking a mine in the process.

It was then attacked by five aircraft and surface depth charges, enduring at least 40 bombs and 69 depth charges. When the attack was over, 79 souls aboard were gone.

The boat was located in 2005 by a private group in the La Perouse Strait, between Japanese-owned Hokkaido and Russian-owned Sakhalin, sitting upright in 212 feet of water, largely intact. It had suffered a direct bombing hit to its conning tower.

The second USS Wahoo, SS-565, was commissioned on Memorial Day 1952 and decommissioned in 1988, after serving in the Pacific as part of Seventh Fleet and completing two tours in Vietnam.

The World War II-era USS Tang was commanded by Cmdr. Richard O'Kane, who cut his teeth as executive officer of the Wahoo during that boat's first five patrols, according to the Navy. O'Kane is considered the most successful submarine officer in World War II and earned the Medal of Honor, three Navy Crosses, three Silver Stars and the Legion of Merit with Combat "V" device.

At the height of its operations, the Balo-class submarine Tang, SS-306, sank a Japanese vessel roughly every 11 days. Launched in 1943, the Tang is credited with sinking 31 ships totaling 227,800 tons and damaging two for 4,100 tons.

On Oct. 24, 1944, the Tang fired on a Japanese convoy, striking a tanker and sinking a Japanese destroyer. As it launched a final strike to finish off the tanker, however, the last torpedo, an electric Mark 18, turned around and began heading toward the Tang. Despite an avoidance maneuver by O'Kane, the explosive struck the Tang near its stern.

Nine personnel from the bridge, including O'Kane, were able to swim to the surface. Thirteen sailors inside the submarine also escaped, but only five made it through the night. The remainder of the crew perished. Survivors were picked up by the crews of the vessels Tang had been attacking they became prisoners of war.

The second USS Tang, SS-563, was the first ship in its class of diesel submarines, commissioned in October 1951. It went on to earn four battle stars for service in Vietnamese waters and later became a training vessel in Groton, Connecticut. It was decommissioned in February 1980. That Tang eventually was transferred to the Turkish Navy and is now a museum attraction.

"Naming Virginia-class submarines is a unique opportunity to reclaim submarine names that carry inspirational records of achievement," Braithwaite said.

Several variants of the Virginia class, projected to include 37 boats, are being built by General Dynamics Electric Boat and Huntington Ingalls Industries. Eighteen submarines that have already been commissioned are named for states one has been named for a person -- retired Virginia Sen. John Warner.

Ten subs under construction or on order are to be named for states. One is to be named for the father of the nuclear Navy, retired Adm. Hyman Rickover, and one will be named USS Barb, in honor of a World War II submarine whose crew conducted the only ground combat operation of the war on the Japanese homeland at the time, blowing up a train on Karafuto Prefecture.

The original Barb, Tang and Wahoo were all named for fish: Barb is a derivation of Barbus, a ray-finned fish tangs are surgeonfish found in the Pacific and wahoos are a highly prized sport fish that are native to tropical and subtropical seas.

As an aside, the University of Virginia's official mascot is the Cavalier, but the unofficial nickname for its sport teams, fans, students and alumni is the Wahoos -- a moniker that dates to the late 19th century when "wa-hoo-wa" was a common rallying cry at sporting events, originating at Dartmouth College.


Giles R. Wright Jr., renowned scholar of African American history, dies at 73

About a decade ago, imaginations were captured by a tale of African-Americans weaving secret codes into quilt patterns in the 1800s to pass on clues and directions to runaway slaves in their perilous journey to freedom.

Previously considered folklore and once the basis for a children's fiction book, many people began to believe it was fact after the 1999 publication of "Hidden in Plain View," a non-fiction book embraced by celebrities such as Oprah Winfrey. In it, a South Carolina woman told the authors her family had an oral history, passed down through generations, about her ancestors weaving codes into quilts.

It was an endearing and inspiring tale, yet Giles R. Wright Jr. was skeptical.

While educators eagerly began teaching it as fact and some museums dedicated displays to quilt recreations, the renowned New Jersey historian publicly demanded evidence. Where, he asked, were remnants of the quilts, corroborating historical records and documentation of other family oral histories?

"Some black quilters have accused me of denying our heritage. I'm trying to protect it," Mr. Wright told The Star-Ledger in an interview three years ago, just before his once-controversial conclusions became embraced by most historians.

Experts said no proof of the quilt codes has ever been substantiated.

Mr. Wright, 73, died yesterday at Virtua Memorial Hospital in Mt. Holly. He had been director of the Afro-American History Program at the New Jersey Historical Commission from its inception in 1979 until he retired last year after suffering a stroke.

Clement A. Price, a friend and Rutgers University history professor who worked closely with Wright on several projects, said he never fully recovered.

Marc Mappen, executive director of the state Historical Commission, said Mr. Wright, who lived in Willingboro with his wife, Marjorie, was nationally known for documenting black history, and particularly for his expertise on African-Americans in New Jersey and the Underground Railroad.

"He had become a very influential person in the history of blacks, especially because of his book, "The History of African Americans in New Jersey," Mappen said. "Giles had very firm standards of proof. . . He was a very careful researcher, very careful in his writings. He wanted to make sure it was accurate. He did a study of the Underground Railroad in New Jersey, and that's an area with a lot of shaky claims."

It was during that time when Mr. Wright took on a role as official skeptic.

He once explained that the Underground Railroad had become the most popular subject in black history, largely because it was a story of racial cooperation in "the noble cause of eliminating black bondage." In turn, people romanticized the struggle, even by imagining their own connection to it through family lineage or geographic location, he said.

"Unfortunately, a number of myths about the Underground Railroad have come into existence over the years," Wright said in a 2006 interview, adding that it "has taken on the proportions of a 'George Washington slept here' story."

Few tales withstood his scrutiny, and Mr. Wright did not care how long a myth had persevered or how widely it was embraced. He once debunked claims that the basement of a Burlington County liquor store was part of the Underground Railroad, long after it became a tourist spot and clairvoyants declared they could "feel" the spirits of the slaves there.

"If it lacked proof, he questioned it," Price explained.

In addition to his wife, Mr. Wright is survived by a son, Giles R. Wright III. Arrangements are still being made for funeral services.

Among his many writings and publications was, "Moving Toward Breaking the Chains: Black New Jerseyans and the American Revolution," which was included in "New Jersey in the American Revolution," published in 2005. He also wrote 12 entries in the "Encyclopedia of New Jersey," and authored a widely embraced pamphlet, "Steal Away, Steal Away: A Guide to the Underground Railroad in New Jersey," in 2002.

Mr. Wright assisted in the preparation of the "New Jersey African-American Curriculum Guide: Grades 9 to 12," and he wrote the script and companion teachers' guides for educational videos of historical African-American figures.

He earned a bachelor's degree at the School of Foreign Service at Georgetown University, a master's in African Studies at Howard University, and pursued doctoral studies in comparative labor history at Rutgers. He also taught Labor Studies and Afro-American history at Rutgers, and co-founded the Marion Thompson Wright Lecture Series with Price.

He will probably be remembered most for his strict requirements for historical proof, especially when it came to African-American history.

"To Giles, it (the quilting codes) was absolute poppycock," said Price. "To some, facts don't matter if you tell a good story. Giles would not compromise.

"He insisted on facts, and a lot of people went after Giles for that," Price said. "About a year ago, he began to get all but official apologies from most of them."


Ver el vídeo: USS Newark -- Flyby 2