¿Fue la Noche de los Cuchillos Largos principalmente un medio para obtener la lealtad de los líderes militares alemanes?

¿Fue la Noche de los Cuchillos Largos principalmente un medio para obtener la lealtad de los líderes militares alemanes?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Dos profesores de Historia de mi escuela dicen que Hitler tuvo que ejecutar a los líderes de las SA principalmente porque los generales del ejército alemán se lo pidieron: los generales eran la nobleza teutónica; los líderes de las SA que eran pedófilos, homosexuales, criminales ... en una palabra, escoria. Así que los generales declararon explícitamente que de lo contrario no habrían aceptado a Hitler como su Führer. En otras palabras, según los profesores, deshacerse de la oposición de Hitler no era el primer propósito de la NLK.

Sin embargo, no pude encontrar fuentes que respalden esas afirmaciones y, además, mi profesor no está de acuerdo. ¿Son correctas?


La Noche de los Cuchillos Largos se llevó a cabo para pacificar a los GENERALES y oficiales del ejército alemán, no a los soldados.

El problema surgió porque el "ejército" privado de Hitler, la SA, era en realidad más grande que el ejército oficial de 100.000 hombres permitido por el Tratado de Versalles. Entonces los líderes de la S.A. exigieron que el ejército menos numeroso fuera colocado bajo su mando.

Pero los líderes del ejército regular eran todos profesionales. Y Hitler imaginaba tener un ejército de varios millones de hombres mucho más grande que podría ser ejercido solo por el ejército profesional, no por los "aficionados" de las SA. Obligado a elegir entre uno y otro, Hitler apoyó al ejército regular a expensas del ejército. líderes de su propio "ejército".

Las cuestiones sobre la orientación sexual, aunque reales, pasaron a un segundo plano frente a las de "profesionalismo" y clase.


Usted (o sus profesores de historia) está demasiado preocupado por la orientación sexual y / o las tendencias criminales del liderazgo de SA. Y hace la curiosa suposición (o parece) de que los homosexuales y los pedófilos no se encuentran en la aristocracia.

Sí, el ejército alemán, con su liderazgo aristocrático, quería castrar a las SA. Pero solo porque fue percibido como peligroso, anárquico y representativo del socialista ala del nacionalsocialismo. Tenía millones de miembros y era un rival peligroso para el ejército. El resto del establecimiento alemán (bancos, grandes empresas) pensaba lo mismo.

Una vez que se deshicieron de las SA, Hitler y el nacionalsocialismo se volvieron mucho más aceptables para el ejército y las grandes empresas. Que es lo que pretendía Hitler.

Todo lo que tuviera que ver con la orientación sexual era un escaparate.


¡Gran pregunta!

En este caso, "Tea Drinker" es más preciso. Según Hans Rothfels y Theordor Eschenburg en "Dokumentation: Zur Ermordung des Generals Schleicher",Vierteljahrshefte fur ZeitgeschichteErnst Roehm, jefe de las SA, quería continuar la revolución nazi. Esto, por supuesto, fue problemático para Hitler, quien despreciaba absolutamente el "bolchevismo". Por lo tanto, Hitler, que necesitaba el apoyo de los conservadores -o reaccionarios, lo opuesto a los revolucionarios- e industriales, tomó medidas para eliminar a los socialistas. Además, Roehm insistió en que las SA y la Reichswehr se convirtieran en un "ejército popular". Por lo tanto, con la amenaza potencial de perder tanto al ejército como a los industriales, Hitler actuó (Sax y Kuntz, 154).

Según el Dr. Grutzner, el abogado menor de la oficina del fiscal de distrito que funcionó como funcionario a cargo de la investigación judicial de las muertes en 1934, declaró: "... por orden de Hitler, Roehm había sido arrestado por sus conexiones traidoras con representantes de potencia extranjera. Además, se sospechaba que el general von Schleicher había estado trabajando con Roehm ... "(Sax y Kuntz, 156). Esto que sabemos hoy es una fabricación, y Hitler necesitaba eliminar cualquier amenaza potencial a su ascendencia como gobernante de Alemania.

En cuanto a los asesinados acusados ​​de homosexualidad y pedófila, ¿cuántas personas en Alemania, en estos círculos conservadores estrechamente unidos y que posiblemente son luteranos religiosamente devotos, se habrían horrorizado ante tal actividad? ¿Y quién podría condonar el asesinato de estos desviados sexuales "repugnantes"? Con eso, no me parece en exceso que las historias inventadas de desviación sexual sean sorprendentes en este momento.

Benjamin Sax & Dieter Kuntz, "Inside Hitler's Germany: A Documentary History of Life in the Third Reich", 154-156, de Hans Rothfels y Theodor Eschenburg, eds., 'Dokumentation: Zur Ermordung des Generals Schleicher,' Vierteljahrshefte fur Zeitgeschichte, 1 (Enero de 1953), p. 85-86, 92-95. Traducido por Dieter Kuntz. Reproducido con permiso de R. Oldenbourg Verlag, Munich.


Fuentes primarias

(1) David Low, Autobiografía (1956)

Un montón de copias antiguas de copias de Puñetazo Encontré en la trastienda de un librero paternal de segunda mano que me presentó el tesoro de Charles Keene, Linley Sambourne, Randolph Caldecott y Dana Gibson. Cuanto más me dediqué a la intrincada calidad técnica de estos artistas, más difícil me pareció el dibujo. ¡Qué imposible que uno pudiera convertirse en artista! Pero luego me encontré con Phil May, quien combinó calidad con aparente facilidad. Una vez que descubrí a Phil May, nunca lo dejé ir.

(2) David Low se unió al Boletín de Sydney en 1909.

Los hombres detrás del BoletínEn particular, Jules Francois Archibald, un periodista experto, y William Macleod, un artista con una sólida capacidad empresarial, habían convertido en una política importante de su periódico alentar el talento nativo australiano. La oferta de poetas y escritores comenzó a fluir casi de inmediato. La de los dibujantes de historietas y caricaturistas tuvo que estar preparada al principio por un par de importaciones, Livingstone Hopkins (Hop) de Estados Unidos y Phil May de Gran Bretaña.

los Boletín era radical, desenfrenado y libre, con un sesgo anti-inglés y una preferencia por una forma de gobierno republicano. No más gobernadores importados ni himnos nacionales vulgares, no más pomposos generales prestados, títulos extranjeros, capitalistas extranjeros, mano de obra barata, inmigrantes enfermos, si el Bulletin podía ayudarlo.

(3) En su autobiografía, David Low explicó cómo sus dibujos generalmente tomaban tres días para dibujar.

Trabajaba un día de ocho horas, a veces diez horas, y pasaba las tardes moviéndome para ver gente, era una vida ocupada. Hacer una caricatura ocupaba generalmente alrededor de tres días completos, dos dedicados al trabajo de parto y uno a eliminar la apariencia de trabajo de parto. A veces me preguntaba si no me estaba tomando demasiados problemas. Pero cuando supe que los métodos de Brueghel, Callot, Daumier, Gillray y los otros Antiguos Maestros de la Caricatura habían sido igualmente minuciosos, Tenniel tardó dos o tres días en hacer un Puñetazo dibujos animados.

(4) Mientras trabajaba para el Boletín de Sydney en Australia, David Low conoció a H. H. Champion.

¿Quién hubiera identificado en 1915 al apacible y anciano caballero, editor de una diminuta publicación mensual literaria, que caminaba tembloroso con la ayuda de dos palos bajo el sol de Melbourne, con el decidido joven ex oficial de artillería HH Champion de la década de 1880, quien presentó a John Burns y Keir Hardie a la vida política, ¿y quién, con Burns y Hyndman, condujo a una multitud desenfrenada de desempleados a través de los clubes de Londres, dejando un rastro de ventanas rotas? Nadie, apuesto. La enfermedad, la decepción y la edad habían llevado a Champion de la política a los libros. Pero mantuvo un interés en la justicia y el derecho. Siempre que hacía una caricatura que en su contenido se apartaba de la vista estrictamente cuerda, estaba seguro de que al día siguiente me encontraría con Champion, avanzando lentamente por la calle como una conciencia. Se detenía, me miraba a los ojos, me sonreía gentilmente y decía: "No del todo, David, ¿crees?". Una crítica muy eficaz, proveniente de ese viejo caballo de guerra.

(5) A David Low le resultó difícil adaptarse a la vida en Londres. Will Dyson del El diario heraldo fue uno de los primeros amigos que hizo en Inglaterra.

Acababa de dejar la calidez de un amplio círculo de amigos en Australia para venir a esta isla desierta. El contraste fue doloroso. "Te llevará diez años aprender inglés", dijo Will Dyson, el caricaturista australiano, a quien encontramos agachado sobre un fuego que se estaba hundiendo en un gran estudio oscuro, sintiendo un gran dolor por la muerte de su esposa.

Will, a pesar de su tristeza, fue un gran consuelo en el triste invierno de 1919-20. Desde sus primeros días en Bulletin, yo había sido su gran admirador como uno de los maestros caricaturistas-dibujantes. Will Dyson había roto el patrón con sus llamativas caricaturas socialistas en el Herald desde aproximadamente 1910 en adelante, y había liderado el campo durante la Primera Guerra Mundial con sus grandes caricaturas de guerra en las que lo monumental y lo satírico se habían mezclado poderosamente.

(6) David Low fue comisionado por el Estrella diaria para dibujar retratos de cincuenta de los hombres más distinguidos de Gran Bretaña.

Uno de los primeros sujetos a los que acudí fue Bernard Shaw. Un criado de aspecto sólido me hizo pasar. Shaw estaba acostado en un sofá, con elegantes pantuflas, muy satisfecho de sí mismo, hablando con Barry Jackson y otro hombre sobre los detalles de la producción de su nueva obra de teatro Saint Joan, pero no pagué mucho. atención porque estaba más interesado en nuestro anfitrión. Cráneo alto peculiar, barba prominente, ojos pequeños, nariz bulbosa rosada, boca pequeña con dentadura postiza. Caminé por la habitación, que parecía estar bien amueblada con retratos de Bernard Shaw. Sobre la mesa había un busto de Shaw de Rodin, no demasiado bueno. Todas estas obras representaban a un Shaw arrogante, con la cabeza erguida sobre una columna recta. Cuando los demás se fueron, no había estado hablando con él mucho antes de comenzar a sospechar que en realidad era un hombre tímido, que la arrogancia era una fachada defensiva.

(7) Algunas personas creían que las caricaturas de David Low de David Lloyd George ayudaron a forzarlo a dejar el cargo.

David Lloyd George fue el estadista más odiado de su tiempo, así como el más querido. Tengo buenas razones para saber lo primero que cada vez que hice una caricatura puntiaguda contra él, trajo lotes de cartas de aprobación de todos los que odiaban. Mirando la sonrisa rosada e hilarante de Lloyd George, la cabeza echada hacia atrás, la boca generosa abierta al máximo, gritando de risa ante uno de sus propios chistes, pensé que podía ver cómo era que sus enemigos lo odiaban. Debe haber sido un veneno para la brigada de corbata de la vieja escuela, llegando a la Cámara como un forastero, brillante, enérgico, irreprimible, despiadado, dominando con facilidad el procedimiento de la Cámara de los Comunes, aplicando todos los trucos celtas en la bolsa, con talento para la intriga. que sólo ocasionalmente se le escapaba.

Siempre tuve la mayor dificultad para hacer que Lloyd George fuera siniestro en una caricatura. Cada vez que lo dibujaba, por muy crítico que fuera el comentario, tenía que tener cuidado o saldría de la mesa de dibujo como un pequeño querubín adorable. Encontré que la única forma efectiva de ponerlo definitivamente equivocado en una caricatura era extraviar esta cualidad en una incongruencia sardónica, rodeando al comediante de tragedia.

(8) David Low conoció a Winston Churchill en 1922.

Como era de esperar por sus orígenes y temperamento, Churchill despreciaba interiormente al "hombre común" cuando el "hombre común" buscaba interferir en su propio gobierno (el del hombre común) pero soportando la necesidad de parecer comprensivo y sumiso a la voluntad popular. En aquellos días, cada vez que escuchaba los dramáticos períodos de Churchill sobre la democracia, me sentía inclinado a decir: "Por favor, defina". Sentí que su definición sería algo así como "gobierno del pueblo, para el pueblo, por tipos benevolentes y paternos de la clase dominante". como yo. & quot

Churchill era ingenioso y fácil de hablar hasta que dije que los australianos eran un pueblo independiente del que no se podía esperar que siguieran a Gran Bretaña sin cuestionar. En el caso de nuevas guerras, por ejemplo, no debían darse por sentados, sino que seguirían su propio juicio.

Churchill fue uno de los pocos hombres que he conocido que, incluso en persona, me da la impresión de ser un genio. George Bernard Shaw es otro. Es divertido saber que cada uno piensa que el otro está sobrevalorado.

(9) David Low, Autobiografía (1956)

El espectáculo de Mussolini golpeando tan magistralmente a sus oponentes liberales y socialistas fue uno que no pudo dejar de evocar admiración en algunos pechos anglosajones. Un partido fascista británico creció de la noche a la mañana y el Correo diario, entonces el periódico más popular de Gran Bretaña, lo aprobó. Con entusiasmo agregué al primer Lord Rothermere, su propietario, a mi elenco de personajes de dibujos animados. Se arregló bien con una camisa negra que ayudó a avivar el fuego del odio de clases. Lord Rothermere estaba muy indignado y se quejó amargamente. & quot; El perro no come perro. No está hecho '', dijo uno de sus hombres de Fleet Street, como si me estuviera dando un adagio moral en lugar de una broma de ladrones.

(10) David Low, Autobiografía (1956)

Las interminables discusiones sobre la presentación, el espacio y la posición en el Star se volvieron desgastadas. Había previsto las posibilidades de crisis personal sobre todo esto, así que, a modo de seguro, comencé a desarrollar algunos puntos de apoyo en cuartos donde pudiera colocar algún dibujo mejor: Puñetazo, El gráfico y en otros lugares.

Los retratos en los que había estado trabajando durante tanto tiempo ahora estaban llegando a la etapa final. Hice que Robert Lynd me presentara a Clifford Sharp, el editor de El nuevo estadista, y se los ofrecí para una primera publicación por una pequeña tarifa con la condición de que aceptara hacerlos como suplementos sueltos estampados en placa.

(11) En su autobiografía, David Low escribió sobre su amistad con Sir William Joynson-Hicks.

Mis contactos personales con el Partido Conservador fueron escasos hasta que conocí al Ministro del Interior. Sir William Joynson-Hicks (Jix para abreviar) fue un éxito espectacular como cazador "rojo". Estaba en su elemento apresurando a la policía para apoderarse de documentos siniestros de alguna rama del entonces insignificante Partido Comunista. La mayor parte del tiempo me parecía, de todos los hombres de Baldwin, el más intolerante, estrecho de miras y dictatorial de los antidemocráticos. Semana tras semana, me burlaba de sus momentos de triunfo. Llegó una carta de Jix invitándome a ir al Ministerio del Interior si alguna vez quería actualizar mi retrato. La vanidad de Jix y su buena voluntad risueña eran irresistibles. Aborrecía su política, pero él me gustaba y yo le agradaba a él. Allí estaba en el Ministerio del Interior con un montón de reproducciones de mis dibujos animados de sabueso de él mismo en su escritorio, obviamente colocados allí para mi beneficio. Lo conocí a menudo después de eso, siempre con alegría. Durante años intercambiamos regalos de Navidad con regularidad, yo un pequeño dibujo, él una caja de puros: "Con los mejores deseos de su devoto asesino, Low": "Con todos los buenos deseos de su víctima más leal, Jix".

(12) Lord Beaverbrook se acercó por primera vez a David Low para trabajar para el Estándar de la tarde en 1926. Aunque Beaverbrook se ofreció a duplicar su salario, se negó. En 1929, Beaverbrook volvió a intentar capturar al principal dibujante de Gran Bretaña.

Me miró fijamente con una mirada calculadora y yo me puse mi mejor look de Simón Simpático. La proposición fue que debería irme La estrella y dibuja caricaturas para el Estándar de la tarde al doble de mi salario, sea lo que sea. Asombrado, hice ruidos de negación. "¿Qué quieres?", preguntó. Fue persistente. Para cerrar el tema dije que deseaba seguir el consejo de mis amigos H. G. Wells y Arnold Bennett.

Las negociaciones terminaron cuando visité a Lord Beaverbrook una mañana al mediodía y lo encontré sentado en la cama, una figura quejumbrosa como Camille, leyendo la Biblia. Me había prometido cuatro medias páginas a la semana, pero quería garantías precisas sobre la presentación. Maldita sea, Low dijo Beaverbrook. & quot¿También quieres editar el documento? & quot

los Estándar de la tarde Anunció mi venida profusamente. Nadie se tomó en serio los anuncios de que debía expresar opiniones independientes. esa era una idea novedosa, excepto por una serie ocasional de artículos firmados por algún gran nombre. La expresión libre y regular del dibujante del personal fue inaudita e increíble.

Beaverbrook no siempre se reía en el lugar correcto de mis caricaturas, y algunos lo irritaban, pero en los veintitrés años de mi asociación con sus periódicos solo puedo recordar que una caricatura quedó sin imprimir debido a un desacuerdo sobre su contenido político: una Enérgico esfuerzo sobre la situación en Grecia en 1945, que fue bloqueado a petición de Churchill, el Primer Ministro, en lo que él consideraba los intereses de la democracia occidental.

(13) En su autobiografía, David Low comparó a dibujantes como James Gillray, Thomas Rowlandson, John Leech, John Tenniel, Richard Doyle, Leonard Raven Hill y Bernard Partridge.

Algunos críticos de mi trabajo opinaron que un escritor satírico debería ceder ante los mejores sentimientos de sus lectores y respetar las creencias más difundidas. Le expliqué que cualquiera que sea el deber de un satírico, ciertamente no puede ser demasiado reflejar, confirmar o complacer las creencias populares. Más bien al contrario, porque eran las propias creencias populares las que con frecuencia constituían el material más adecuado para la sátira más sana.

Las caricaturas circunspectas de John Leech y John Tenniel eran un signo de los tiempos, al igual que los respetuosos dibujos a lápiz de Dicky Doyle. Tomé como patrón las obras de Gillray, Rowlandson y compañía, quienes generalmente se consideraba los viejos maestros de la caricatura.

Bernard Partridge y Leonard Raven-Hill eran ultraconservadores, incluso reaccionarios. Partridge, el último de los dibujantes de la gran moda victoriana. Su título de caballero me preocupaba, porque no podía pensar que críticos o comentaristas de temperamento ostensiblemente satírico sobre asuntos públicos debieran aceptar, como otros hombres, la insignia de lealtades engañosas.

Partridge, como heredero de la tradición Tenniel en Puñetazo, especializado en dibujos animados que tratan de ocasiones nacionales, como colocar coronas de laurel en las tumbas de estadistas muertos, felicitar a deportistas épicos, tender la mano en desastres, etc., en el que representó al pueblo anglosajón por Britannia, una matrona masiva moldeado según la idea grecorromana de belleza.

(14) David Low, Autobiografía (1956)

El Partido Fascista Británico era comparativamente insignificante hasta que Mosley asumió su liderazgo. Mosley era joven, enérgico, capaz y un excelente orador. Desde que lo conocí en 1925, había pasado de una estrecha amistad con MacDonald a un trabajo en el segundo gobierno laborista, pero le disgustaban las evasiones sobre el desempleo y había renunciado para fundar un partido propio.

Desafortunadamente, en las siguientes elecciones generales enfermó de influenza y su partido en embrión, privado de sus brillantes talentos, fue aniquilado. Mosley era demasiado ambicioso para retirarse a la oscuridad. Buscando un & quot; veh & iacute; culo & quot; se uni & oacute; a los fascistas brit & aacute; nicos, lo rebautiz & oacute; & quot; los camisas negras & quot; Correo diario, que estaba más que dispuesto a extender su admiración por el original italiano a la imitación local. Ese fue un germen de influenza fatídico.

(15) David Low, Autobiografía (1956)

Las cosas se mezclaron un poco a veces entre yo y el Estándar de la tarde. Sobre los temas principales del día, creí que era Un Mundo, defendía la Liga y era un esfuerzo combinado para defender la paz mediante la presión económica y la fuerza internacional. Beaverbrook no creía que fuera One World, pensaba que la Liga era entrometida y que Gran Bretaña debería ocuparse de sus propios asuntos y desarrollar el Imperio.

Las caricaturas y los artículos principales a menudo se contradecían rotundamente entre sí, escandalizando a las almas dignas que veían como un grave defecto en Lord Beaverbrook que no fuera tuerto. Inevitablemente, circulaban historias, cuando por alguna razón u otra, un resfriado o un viaje, me perdía una caricatura, que estaba siendo sometida a una & quot; disciplina & quot. aparecieron y no lo hicieron, era apto para sacar conclusiones a voz en cuello y encabezar sus sospechas ¿Está bajo censura?

Tal vigilancia habría sido una salvaguardia útil para mí si Lord Beaverbrook no hubiera sido el tipo de hombre que era. Pero la verdad es que su actitud hacia mi carta personal de libertad seguía siendo impecable, y las dudas que había tenido al unirme a su periódico se habían olvidado durante mucho tiempo. A menudo estaba profundamente en desacuerdo conmigo y no dejaba de decirlo. Las caricaturas de Hitler subiendo a la gloria en las escaleras formadas por las espaldas débiles de estadistas democráticos y Hitler exigiendo con amenazas saber lo que los mismos estadistas democráticos le darían para no patear sus pantalones durante veinticinco años, apenas encajaban en la línea de Beaverbrook, pero entró en el periódico sin decir una palabra, excepto después de la publicación. Hubo una ocasión en la que planteé una duda sobre si la inclusión de Japón en el Eje no mostraba que la cruzada de Hitler-Mussolini contra la Rusia `` sin Dios '' fuera un fraude, y llegó un telegrama de Su Señoría en Canadá para protestar que la imputación era injusto, ya que Hitler no se había declarado en contra del cristianismo. Pero incluso después de visitar Alemania, donde logró obtener la Expreso diario prohibición levantada, pero me dijeron francamente que mientras me mantuviera como dibujante, el Estándar de la tarde sería prohibido, no hubo recriminaciones, sino una preocupación preocupada por mi propia seguridad. Recién llegado del Dr. Gobbels, y al enterarse de mis viajes ocasionales a Europa, Beaverbrook estaba lleno de advertencias espantosas de que mostrar mi olfato en Alemania sería pedir un accidente de & quot.

(16) David Low, Autobiografía (1956)

Me habían dicho con bastante frecuencia que los británicos nunca se habían tomado la propaganda en serio, porque creían tanto en sí mismos como para considerar que la justicia de sus causas era evidente por sí misma. Ciertamente, aunque estaban librando lo que aparentemente era una guerra de ideas, en marcado contraste con los nazis, los rusos, los franceses y los estadounidenses, daban poco valor a la presentación de su caso al enemigo en las caricaturas.

(Fuente L) David Low, en territorio ocupado (10 de julio de 1942)

(15) David Low fue atacado en la prensa como un "belicista" debido a su hostilidad hacia Neville Chamberlain y su política de apaciguamiento. Margot Asquith, esposa del ex primer ministro Herbert Asquith, escribió a Low sobre sus caricaturas el 22 de abril de 1938.

Pensé que tu caricatura del miércoles (20 de abril) en el Estándar de la tarde tanto cruel como travieso. Conozco la P.M. - ¿Vos si? Es un hombre de coraje de hierro, calma y resolución. Neville está haciendo lo único correcto, sabio, a menos que quieras la guerra. El odio, las amenazas, que no se pueden llevar a cabo, y la sospecha no promueven la paz, y si el P.M. Si falla, siempre podemos volver a la política de los guerreros: Winston Churchill y compañía. Creo que Neville ha salvado al mundo con su coraje, y también personas mucho más inteligentes que yo.

(16) Anthony Rhodes, Propaganda: El arte de la persuasión: Segunda Guerra Mundial (1987)

Cuando Lord Halifax visitó Alemania oficialmente en 1937, le dijeron que el Füumlhrer estaba profundamente ofendido por las caricaturas de Low sobre él, y que el periódico en el que aparecían, el Estándar de la tarde, fue prohibido en Alemania. Al regreso de Halifax a Londres, convocó a Low y le dijo que sus caricaturas estaban perjudicando la política de apaciguamiento del primer ministro. Low desistió amablemente, pero solo durante unos meses. Poco después, Hitler entró en Austria y Low, al darse cuenta de que Chamberlain y Halifax habían sido engañados, retomó el pincel con renovado vigor.

(16) Boris Efimov, carta a David Low (17 de septiembre de 1942)

Deseo decirle, Sr. Low, con interés que yo y otros artistas soviéticos hemos estado y estamos siguiendo su magnífico trabajo, que le ha ganado la merecida fama del mejor dibujante del mundo.

El futuro de la historia pende de un hilo. Por un lado la luz, el progreso, la democracia, la vida por el otro las tinieblas, la corrupción, la barbarie, la muerte, eso es el Hitlerismo. Me alegro, querido Sr. Low, de que en esta hora decisiva estoy con usted, un gran artista cuyo trabajo creativo admiro y de cuyas obras aprendo.

(16) Revista Time (9 de noviembre de 1936)

Entrevistado en Manhattan, el caricaturista británico David Low aconsejó a los caricaturistas estadounidenses que hicieran y citar este asunto del Tío Sam y John Bull. Tu tío Sam no es más representativo del pueblo estadounidense que mi bota o mi pie. "Más consejos del penetrante satírico del London Evening Standard:" Cuando consideras a un hombre como una amenaza pública, le prestas dignidad. No lo destruyes en absoluto.

"Vi una caricatura estadounidense, por ejemplo, que se oponía a Mussolini y Hitler. El dibujante los dibujó como figuras enormes, enormes. . . Ahora Mussolini es un hombre bajo, y su gran mandíbula se debe en gran parte a un pliegue de grasa que se retoca cuidadosamente en las fotografías. Hitler no es una figura impresionante. Tiene la nariz respingona, buenos ojos, una boquita absurda y un mentón ligeramente hundido. Todas las oportunidades en estos dos hombres para una caricatura muy destructiva ''.

(16) Revista Time (3 de julio de 1939)

La primera caricatura publicada de David Low se imprimió en un periódico de Nueva Zelanda en 1902, cuando tenía once años. Representó a las autoridades locales como locas debido a su renuencia a quitar ciertos árboles que obstruían el tráfico. Desde entonces se ha imaginado a sí mismo como un `` fastidio dedicado a la cordura ''. Su definición de cordura abarca a muchos estadistas y políticos: Benito Mussolini, Adolf Hitler, carreras armamentistas, no intervención y el primer ministro Neville (el `` realismo político '' de Chamberlain. de los personajes asustados por su pincel corrosivo han tenido buenas razones para lamentar que el joven David no se haya convertido en obispo como deseaba su madre, en lugar de convertirse en el caricaturista político más mortífero del mundo.

Después de lanzarse libremente en Nueva Zelanda y Australia, David Low fue a Inglaterra en 1919, donde dibujó para el Estrella de Londres hasta 1927, cuando Lord Beaverbrook lo contrató para su Estándar de la tarde. Allí desde entonces se ha burlado de las opiniones archiconservadoras de su empleador. Este mes, Una historia de dibujos animados de nuestro tiempo, la decimoséptima y mejor colección de la obra de David Low, con un texto explicativo de Quincy Howe (autor de Inglaterra espera que todos los estadounidenses cumplan con su deber), se publicará en los EE. UU. * Cubriendo los ajetreados años de 1932-39, la mayoría de los dibujos de automóviles han mantenido su actualidad sorprendentemente bien. Su interpretación de la "puerta abierta", elaborada en 1934, anticipó el intento de cinco años de Japón de expulsar a los intereses extranjeros de China, una eventualidad que el gobierno británico en ese momento consideraba muy improbable. El dibujo de los lobos hambrientos apareció el 2 de diciembre de 1938, poco después de que las tropas polacas ocuparan Teschen, completando la ocupación posterior a Múnich del territorio checo-eslovaco. Los bailarines españoles se dibujaron el pasado mes de febrero cuando Francia y Gran Bretaña se preparaban para reconocer al Gobierno de Franco.

El dibujante Low es una combinación única de un estudiante de política contemporánea y un excelente dibujante. Demócrata apasionadamente sincero, también es un gran trabajador.

Empieza el día a las 8 en punto, digiriendo minuciosamente los diarios. El desayuno es una reunión política, con el caricaturista, su esposa y sus dos hijas pequeñas trillando la noticia. Después del desayuno, camina hacia su espacioso estudio lleno de libros, donde con mucho ritmo, retorciéndose y fumando en pipa, lucha por expresar una idea compleja en unas pocas líneas vívidas y una breve, generalmente irónica, leyenda. El dibujo final se realiza rápidamente con un pincel fino.

No es difícil explicar cómo Artist Low consiguió eso políticamente. Recuerda que se volvió "socialmente consciente" a los 19 años, cuando pasó de una Nueva Zelanda profundamente socialista a una Australia profundamente laborista. Pero a pesar de su salvaje convicción, sigue siendo un humorista astuto. Las palabras que pone en boca de su creación de dibujos animados más famosa, el coronel Blimp globular y bigotudo, arquetipo del acérrimo conservador, son una ácida parodia del pensamiento conservador. Muestra: "Vamos, vamos, seamos justos con Franco.

Supongamos que es un gran cristiano gentil, dispuesto a traicionar a sus amigos italianos y alemanes sin la menor vacilación. '' El hombrecillo desconcertado que aparece con frecuencia con el coronel es la concepción que el dibujante tiene de sí mismo. loco, Benito Mussolini como un simple gángster, Francisco Franco como un niño malicioso, Neville Chamberlain como un anciano confundido.

(17) David Low, Años de ira (1949)

Jodl tiene cara de póquer y rara vez se mueve. La figura más lamentable de la empresa es Funk. Con los auriculares sujetos como cuernos a la cara gorda y enferma hundida en el cuerpo pequeño y regordete, es el modelo perfecto para una gárgola. En color es verde claro. El siguiente más asustado, debería decir, es Saukel. Es el alemán de cabeza cuadrada y cuello gordo del dibujante, pero en pequeña escala. Su inquietud es dolorosa de ver. Para compensarlo, a su lado está Baldur von Schirach, el ex-chico de las Juventudes Hitlerianas, todavía guapo con su mirada desdeñosa y despiadada. Uno de los premios a la 'persona más perturbada' es Schacht, quien también está preocupado, pero de una manera más refinada. von Papen se parece más que nunca al zorro que mueve sus pequeños ojos cerrados por la habitación.

(18) David Low, Años de ira (1949)

G & oumlring resulta ser de alrededor de 5 pies y 8 pulgadas, todavía gordo a pesar de perder peso en la prisión alegre, diría usted, hasta que notó el cruel corte de su boca vital, con períodos de rumia en los que el semblante está enfermo de preocupación desesperada. G & oumlring se destaca por una milla como el jefe de esta empresa. Es un prisionero inquieto, inclinado de un lado a otro, agitando sus manitas regordetas, acariciando su cabello, acariciando su boca, masajeando sus mejillas, apoyando la barbilla de lado en el borde del muelle. A Goring no se le permite pronunciar discursos, pero se las arregla para expresar una buena cantidad de expresión con acciones faciales. Asiente, tiembla y juega con los ojos. Hess, hasta los huesos y la piel, se está quedando calvo, los ojos salvajes se hunden en cavidades profundamente hundidas, tiene un tic nervioso y movimientos espasmódicos. Si, como insiste ahora, no está loco, lo parece.

(19) David Low, Años de ira (1949)


Ribbentrop, se transformó sorprendentemente en una persona mansa como un abogado de familia, con el cabello desordenado, los labios fruncidos y grandes anteojos, que se entretenía temblorosamente con un fajo de papeles. Streicher, el obsceno atacante de judíos, no un simio repugnante, sino otro hombrecillo con otro tic nervioso. Tiene el truco de echar la cabeza hacia atrás y contemplar el techo con un aire de preocupación por las cosas superiores. En prisión, a Streicher le ha crecido un mechón de pelo sobre su horrible calvicie y esta luz le da una especie de halo. Las opiniones pueden diferir sobre el premio a la "persona más desagradable presente", pero debería elegir sin vacilar a Frank, el carnicero de Varsovia. Lleva una mueca fija y murmura. En un rincón, Dt3nitz permanece impasible como una pequeña gota de ácido.


Durante los nueve meses de prisión de Hitler en 1924, dictó la mayor parte del primer volumen de su libro autobiográfico y manifiesto político, MI lucha (& quotMy Struggle & quot), a su adjunto, Rudolf Hess. & # xA0

El primer volumen se publicó en 1925 y un segundo volumen se publicó en 1927. Fue abreviado y traducido a 11 idiomas, vendiendo más de cinco millones de copias en 1939. Una obra de propaganda y falsedades, el libro presentaba los planes de Hitler & aposs para transformar Sociedad alemana en una basada en la raza.

En el primer volumen, Hitler compartió su cosmovisión antisemita y pro-aria junto con su sentido de & # x201Cbetrayal & # x201D por el resultado de la Primera Guerra Mundial, pidiendo venganza contra Francia y expansión hacia el este en Rusia. & # XA0

El segundo volumen describía su plan para obtener y mantener el poder. Aunque a menudo es ilógico y está lleno de errores gramaticales, MI lucha fue provocativo y subversivo, lo que lo hizo atractivo para los muchos alemanes que se sintieron desplazados al final de la Primera Guerra Mundial.


Alemania nazi - dictadura


La Alemania nazi bajo el liderazgo de Hitler pronto se convirtió en una dictadura. Una dictadura requiere que una persona y un partido controlen una nación y un clima de miedo, esto fue proporcionado por las SS de Himmler. La libertad personal desapareció en la Alemania nazi.

Cuando Hitler fue nombrado canciller el 30 de enero de 1933, estaba al frente de un gobierno de coalición. Tenía muy claro en su mente que no permanecería así por mucho tiempo. A fines de marzo de 1933, había adquirido poderes mucho mayores de lo que los antiguos políticos principales de la República de Weimar podrían haber previsto cuando apoyaron su nombramiento como canciller. La muerte del presidente Hindenburg en agosto de 1934 le permitió combinar las posiciones de canciller y presidente en una sola cuando Hitler se convirtió en el Führer y el canciller del Reich.

¿Cómo descendió Alemania tan rápidamente a convertirse en una dictadura?

Cuando Hitler fue nombrado en enero de 1933, Alemania era una democracia. Alemania tuvo elecciones justas nadie tuvo abuso de su derecho a votar había numerosos partidos políticos por los que se podía votar, etc. Para aprobar una ley, el Reichstag tuvo que aceptarla después de que un proyecto de ley pasara por los procesos normales de discusión, discusiones, etc. Reichstag de enero de 1933, más del 50% de los que ocupaban escaños estaban en contra del Partido Nazi. Por lo tanto, habría sido muy poco probable que Hitler hubiera convertido en ley lo que quería. Muchos vieron a Hitler como un político chiflado que tendría que cargar con la culpa si las cosas empeoraban bajo su liderazgo.

Hitler había prometido unas elecciones generales para marzo de 1933. Esta habría sido, en su opinión, la oportunidad perfecta para mostrar a todos los políticos que se le oponían dónde estaba la verdadera lealtad del pueblo alemán. De hecho, 1932 le había demostrado a Hitler que existía la posibilidad de que el apoyo a los nazis hubiera alcanzado su punto máximo, como lo había demostrado su actuación en las elecciones de noviembre de 1932. Cualquier otra cosa que no fuera un gran respaldo a Hitler y al Partido Nazi habría sido un desastre y una apuesta que es posible que Hitler no quisiera aceptar.

Una semana antes de la fecha prevista para las elecciones, el edificio del Reichstag se incendió. Hitler declaró de inmediato que era la señal para una toma comunista de la nación. Hitler sabía que si quería convencer al presidente Hindenburg de que le concediera poderes de emergencia, como se indica en la Constitución de Weimar, tenía que jugar con el miedo del antiguo presidente al comunismo. ¿Qué mejor que convencerlo de que los comunistas estaban a punto de apoderarse de la nación por la fuerza?

Un comunista conocido, Marianus van der Lubbe, fue capturado cerca del edificio del Reichstag inmediatamente después de que comenzara el incendio. Los que lo arrestaron, funcionarios nazis, afirmaron que Lubbe les confesó que el incendio era una señal para que otros comunistas comenzaran la revolución para derrocar la democracia en el país. Al parecer, se encontraron fósforos en van der Lubbe y quienes lo arrestaron afirmaron que olía a gasolina.

Hitler le pidió a Hindenburg que le concediera poderes de emergencia en vista de la "toma del poder comunista". Usando la constitución, Hindenburg acordó aprobar la Ley para la Protección del Pueblo y el Estado.

Esta ley le dio a Hitler lo que quería: la prohibición de que los comunistas y socialistas participaran en una campaña electoral. Los líderes de ambos partidos fueron arrestados y sus periódicos fueron cerrados. Para "mantener la paz" y mantener la ley y el orden, las SA (los Camisas Marrones) deambulaban por las calles golpeando a quienes se oponían abiertamente a Hitler.

La elección tuvo lugar en marzo, aunque Hitler estaba convencido de que sería la última. Hitler no obtuvo el número de votos que quería, pero sí lo suficiente para obtener una mayoría del 50% en el Reichstag:

Comunistas 4.8 millones de votos
Socialdemócratas 7,2 millones de votos
Fiesta del centro 5,5 millones de votos
Nacionalistas 3,1 millones de votos
Otros partidos 1,4 millones de votos
Nazis 17,3 millones de votos

Que 12 millones de personas votaron por lo que efectivamente fueron dos partidos proscritos es notable cuando se toma en cuenta la intimidación de los votantes.

Después del incendio del Reichstag, los políticos no tenían dónde reunirse. Se eligió la Ópera Kroll de Berlín. Este era un edificio redondo relativamente pequeño, perfecto para reuniones. El 23 de marzo, los funcionarios electos debían reunirse para discutir y votar sobre la Ley Habilitante de Hitler..

Cuando los políticos se acercaron al edificio, lo encontraron rodeado de matones de las SS y SA que intentaron asegurarse de que solo los políticos nazis o nacionalistas entraran al edificio. El voto a favor de esta ley fue crucial ya que le dio a Hitler una gran cantidad de poder. Básicamente, la ley establecía que cualquier proyecto de ley solo necesitaba la firma de Hitler y en 24 horas ese proyecto de ley se convertiría en ley en Alemania. Con solo nazis y otros políticos de derecha dentro de la Ópera de Kroll, el proyecto de ley se convirtió rápidamente en ley. El acto le dio a Hitler lo que quería: poder dictatorial. Lo que él quería se convertiría en ley en Alemania dentro de las 24 horas posteriores a la publicación de su firma en papel.

El 7 de abril de 1933, los funcionarios nazis fueron puestos a cargo de todos los gobiernos locales de las provincias.

El 2 de mayo de 1933, se abolieron los sindicatos, se tomaron sus fondos y se encarceló a sus líderes. A cambio, los trabajadores recibieron un feriado del Primero de Mayo.

El 14 de julio de 1933 se aprobó una ley que prohibía la formación de un nuevo partido político. También convirtió al Partido Nazi en el único partido político legal en Alemania.

Alemania se convirtió en una nación de fisgones. Se empleó a personas en cada calle, en cada complejo de edificios, etc. con el único propósito de vigilar a los demás en su "área" e informarlos a las autoridades si creían que algo andaba mal. La reputación de la policía nazi y la policía secreta dirigida por Himmler era tal que nadie quería ofender. Las personas se guardaban sus pensamientos para sí mismos a menos que quisieran provocar problemas. En este sentido, la Alemania nazi era una nación gobernada por el miedo al gobierno.Hitler había creado un estado de partido único a los pocos meses de ser nombrado canciller.

El único problema que le quedaba desde su punto de vista era la lealtad dentro de las filas de su propio partido. En junio de 1934, superó esto con la Noche de los cuchillos largos.


El partido nazi: el régimen nazi en Alemania

El 5 de enero de 1919, dos meses después de la conclusión de la Primera Guerra Mundial y seis meses antes de la firma de los Tratados de Paz en Versalles, se creó el Partido Laborista Alemán. En septiembre de 1919, Adolf Hitler se unió al partido político y menos de dos años después el nombre del partido se cambió oficialmente a National Sozialistische Deutsche Arbeiter Partei (NSDAP), comenzando así la infame historia del régimen nazi en Alemania.

Los orígenes y los objetivos del partido nazi

El 5 de enero de 1919, no dos meses después de la conclusión del Armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial, y seis meses antes de la firma de los Tratados de Paz en Versalles, nació en Alemania un pequeño partido político llamado Partido Laborista Alemán. . El 12 de septiembre de 1919 Adolf Hitler se afilió a este partido, y en la primera reunión pública celebrada en Munich, el 24 de febrero de 1920, anunció el programa del partido. Ese programa, que permaneció inalterado hasta la disolución del partido en 1945, constaba de veinticinco puntos, de los cuales los cinco siguientes son de especial interés por la luz que arrojan sobre los asuntos que conciernen al Tribunal:

& quotPunto 1. Exigimos la unificación de todos los alemanes en la Gran Alemania, sobre la base del derecho a la autodeterminación de los pueblos.

Punto 2. Exigimos la igualdad de derechos del pueblo alemán con respecto a las demás naciones, la derogación de los tratados de paz de Versalles y Saint Germain.

Punto 3. Exigimos tierras y territorios para el sustento de nuestro pueblo y la colonización de nuestro excedente de población.

Punto 4. Solo un miembro de la raza puede ser ciudadano. Un miembro de la raza solo puede ser uno que sea de sangre alemana, sin consideración de credo. En consecuencia, ningún judío puede ser miembro de la raza.

Punto 22. Exigimos la abolición de las tropas mercenarias y la formación de un ejército nacional ".

De estos objetivos, el que parece haber sido considerado como el más importante, y que figuraba en casi todos los discursos públicos, fue la eliminación de la `` desgracia '' del Armisticio y las restricciones de los tratados de paz de Versalles y Saint Germain. . En un discurso típico en Munich el 13 de abril de 1923, por ejemplo, Hitler dijo con respecto al Tratado de Versalles:

"El tratado se hizo con el fin de llevar a la muerte a veinte millones de alemanes y arruinar la nación alemana". En su fundación, nuestro movimiento formuló tres demandas.

& quot1. Anulación del Tratado de Paz.
2. Unificación de todos los alemanes.
3. Tierra y suelo para alimentar a nuestra nación. & Quot

La exigencia de la unificación de todos los alemanes en la Gran Alemania iba a desempeñar un papel importante en los acontecimientos que precedieron a la toma de Austria y Checoslovaquia; la derogación del Tratado de Versalles se convertiría en un motivo decisivo para intentar justificar la política de los alemanes. Gobierno la demanda de tierras iba a ser la justificación para la adquisición de "espacio vital" a expensas de otras naciones la expulsión de los judíos de la membresía de la raza de sangre alemana iba a conducir a las atrocidades contra el pueblo judío y la demanda porque un ejército nacional iba a dar lugar a medidas de rearme a la mayor escala posible y, en última instancia, a la guerra. El 29 de julio de 1921, el Partido que había cambiado su nombre a National Sozialistische Deutsche Arbeiter Partei (NSDAP) se reorganizó, convirtiéndose Hitler en el primer "presidente". Fue en este año que se fundó Sturmabteilung o SA, con Hitler a la cabeza, como una fuerza paremilitar privada, que supuestamente se utilizaría con el propósito de proteger a los líderes del NSDAP de los ataques de partidos políticos rivales y preservar el orden. en las reuniones del NSDAP, pero en realidad se utilizó para luchar contra los oponentes políticos en las calles. En marzo de 1923, el acusado Goering fue nombrado jefe de las SA.

El procedimiento dentro del Partido se regía de la manera más absoluta por el principio de liderazgo ”(Fuehrerprinzip).

De acuerdo con el principio, cada Führer tiene derecho a gobernar, administrar o decretar, sin sujeción a ningún tipo de control y a su completa discreción, sujeto únicamente a las órdenes que reciba de arriba.

Este principio se aplicó en primera instancia al propio Hitler como líder del partido, y en menor grado a todos los demás funcionarios del partido. Todos los miembros del Partido hicieron un juramento de "lealtad eterna" al Líder.

Alemania sólo podía lograr los tres objetivos principales antes mencionados de dos formas, mediante la negociación o por la fuerza. Los veinticinco puntos del programa NSDAP no mencionan específicamente los métodos en los que los líderes del partido se propusieron apoyarse, pero la historia del régimen nazi muestra que Hitler y sus seguidores solo estaban preparados para negociar en los términos que sus demandas. fueron concedidos, y esa fuerza se utilizaría si no fuera así.

En la noche del 8 de noviembre de 1923, se produjo un golpe fallido en Munich. Hitler y algunos de sus seguidores irrumpieron en una reunión en la bodega Burgerbrau, a la que se dirigía el primer ministro bávaro Kehr, con la intención de obtener de él la decisión de marchar de inmediato sobre Berlín. En la mañana del 9 de noviembre, sin embargo, no hubo apoyo bávaro y la manifestación de Hitler fue recibida por las fuerzas armadas de la Reichswehr y la Policía. Solo se dispararon unas pocas andanadas y, después de que mataran a una docena de sus seguidores, Hitler huyó para salvar su vida y la manifestación terminó. Los acusados ​​Streicher, Frick y Hess participaron en el intento de levantamiento. Posteriormente, Hitler fue juzgado por alta traición y fue declarado culpable y condenado a prisión. La SA fue ilegalizada. Hitler fue liberado de prisión en 1924 y en 1925 se creó la Schutzstaffel, o SS, nominalmente para actuar como su guardaespaldas personal, pero en realidad para aterrorizar a los oponentes políticos. Este fue también el año de la publicación de Mein Kampf, que contiene los puntos de vista políticos y los objetivos de Hitler, que llegó a ser considerado como la fuente auténtica de la doctrina nazi.

La consolidación del poder

El NSDAP, habiendo alcanzado el poder de esta manera, procedió ahora a extender su control sobre cada fase de la vida alemana. Otros partidos políticos fueron perseguidos, se confiscaron sus propiedades y activos y muchos de sus miembros fueron enviados a campos de concentración. El 26 de abril de 1933, el acusado Goering fundó en Prusia la Gestapo como policía secreta y confió al líder adjunto de la Gestapo que su principal tarea era eliminar a los opositores políticos del nacionalsocialismo y de Hitler. El 14 de julio de 1933 se aprobó una ley que declaraba que el NSDAP era el único partido político y que criminalizaba el mantenimiento o la formación de cualquier otro partido político.

Con el fin de poner el control total de la maquinaria de Gobierno en manos de los líderes nazis, se aprobaron una serie de leyes y decretos que redujeron los poderes de los gobiernos regionales y locales en toda Alemania, transformándolos en divisiones subordinadas del Gobierno de la República. Reich. Se abolieron las asambleas representativas en los Laender y con ellas todas las elecciones locales. A continuación, el Gobierno procedió a asegurar el control de la función pública. Esto se logró mediante un proceso de centralización y un cuidadoso cribado de toda la administración del Servicio Civil. Por ley del 7 de abril se dispuso que los funcionarios `` de ascendencia no aria '' debían ser retirados y también se decretó que `` los funcionarios que por su actividad política previa no puedan tener garantía de ejercer sin reservas para el estado nacional "La ley del 11 de abril de 1933 dispuso la destitución de" todos los servidores públicos que pertenezcan al Partido Comunista ". Asimismo, el Poder Judicial fue sometido a control. Los jueces fueron removidos del estrado por razones políticas o raciales. Fueron espiados y sometidos a la mayor presión para unirse al Partido Nazi como alternativa al despido. Cuando la Corte Suprema absolvió a tres de los cuatro acusados ​​de complicidad en el incendio del Reichstag, su jurisdicción en los casos de traición fue quitada y entregada a un `` Tribunal Popular '' de reciente creación, integrado por dos jueces y cinco funcionarios del Partido. . Se establecieron tribunales especiales para juzgar delitos políticos y solo los miembros del partido fueron nombrados jueces. Las SS arrestaban a personas por motivos políticos y las recluían en cárceles y campos de concentración, y los jueces no tenían poder para intervenir de ninguna manera. Se concedieron indultos a los miembros del Partido que habían sido condenados por los jueces por delitos probados. En 1935, varios funcionarios del campo de concentración de Hohenstein fueron condenados por infligir un trato brutal a los reclusos. Altos funcionarios nazis intentaron influir en la Corte y, una vez que los funcionarios fueron condenados, Hitler los indultó a todos. En 1942, el Gobierno envió "cartas" a todos los jueces alemanes, instruyéndoles sobre las "líneas generales" que debían seguir.

En su determinación de eliminar todas las fuentes de oposición, los líderes del NSDAP dirigieron su atención a los sindicatos, las iglesias y los judíos. En abril de 1933, Hitler ordenó al difunto acusado Ley, que entonces era director de personal de la organización política del NSDAP, `` hacerse cargo de los sindicatos ''. La mayoría de los sindicatos de Alemania se unieron en dos grandes federaciones, la & quot Los sindicatos libres "y los" sindicatos cristianos ". Los sindicatos fuera de estas dos grandes federaciones contenían sólo el 15 por ciento. del total de afiliados al sindicato. El 21 de abril de 1933, Ley emitió una directiva del NSDAP anunciando una "acción de coordinación" que se llevaría a cabo el 2 de mayo contra los Sindicatos Libres.

La directiva ordenó que se contratara a hombres de las SA y las SS en la planeada. & # 39 ocupación de las propiedades sindicales y para la custodia protectora de las personalidades que se cuestionan & quot. informó que la Organización Nacionalsocialista de Células de Fábrica había & quoteliminado el antiguo liderazgo de los Sindicatos Libres & quot y asumido el liderazgo ellos mismos. De manera similar, el 3 de mayo de 1933, el servicio de prensa del NSDAP anunció que los sindicatos cristianos `` se habían subordinado incondicionalmente a la dirección de Adolf Hitler ''. En lugar de los sindicatos, el gobierno nazi estableció un Frente Laboral Alemán (DAF). , controlado por el NSDAP y al que, en la práctica, todos los trabajadores en Alemania se vieron obligados a afiliarse. Los presidentes de los sindicatos fueron detenidos y sometidos a malos tratos, desde agresiones y agresiones hasta asesinatos.

En su esfuerzo por combatir la influencia de las iglesias cristianas, cuyas doctrinas estaban fundamentalmente en desacuerdo con la filosofía y la práctica nacionalsocialistas, el gobierno nazi procedió más lentamente. No se dio el paso extremo de prohibir la práctica de la religión cristiana, pero año tras año se hicieron esfuerzos para limitar la influencia del cristianismo en el pueblo alemán, ya que, en palabras utilizadas por el acusado Bormann al acusado Rosenberg en un funcionario carta, "la religión cristiana y las doctrinas nacionalsocialistas no son compatibles". En el mes de junio de 1941, el acusado Bormann emitió un decreto secreto sobre la relación entre el cristianismo y el nacionalsocialismo. El decreto declaró que:

“Por primera vez en la historia de Alemania, el Führer tiene el liderazgo de manera consciente y completa en sus propias manos. Con el Partido, sus componentes y unidades adscritas, el Führer ha creado para sí mismo y, por tanto, la Dirección del Reich alemán, un instrumento que lo hace independiente del Tratado. Cada vez más la gente debe estar separada de las iglesias y sus órganos, el Pastor. . . Nunca más se debe ceder a las iglesias una influencia sobre el liderazgo del pueblo. Esta influencia debe romperse por completo y finalmente. Solo el Gobierno del Reich y por su dirección el Partido, sus componentes y unidades adscritas, tienen derecho al liderazgo del pueblo ''.

Desde los primeros días del NSDAP, el antisemitismo había ocupado un lugar destacado en el pensamiento y la propaganda nacionalsocialista. Se consideró que los judíos, que se consideraba que no tenían derecho a la ciudadanía alemana, eran en gran parte responsables de los problemas que afligió a la nación después de la guerra de 1914-18. Además, la antipatía hacia los judíos se intensificó por la insistencia que se puso en la superioridad de la raza y sangre germánicas. El segundo capítulo del Libro 1 de & quot Mein Kampf & quot está dedicado a lo que podría llamarse la teoría de la & quot Raza Maestra & quot, la doctrina de la superioridad aria sobre todas las demás razas y el derecho de los alemanes en virtud de esta superioridad a dominar y utilizar a otros pueblos. para sus propios fines. Con la llegada de los nazis al poder en 1933, la persecución de los judíos se convirtió en política oficial del estado. El 1 de abril de 1933, el gabinete del Reich nazi aprobó un boicot a las empresas judías, y durante los años siguientes se aprobaron una serie de leyes antisemitas que restringían las actividades de los judíos en el servicio civil, en la profesión legal, en el periodismo y en las fuerzas armadas. En septiembre de 1935 se aprobaron las llamadas Leyes de Nuremberg, cuyo efecto más importante fue privar a los judíos de la ciudadanía alemana. De esta manera se extinguió la influencia de los elementos judíos en los asuntos de Alemania, y una fuente potencial más de oposición a la política nazi quedó impotente.

En cualquier consideración sobre el aplastamiento de la oposición, no debe olvidarse la masacre del 30 de junio de 1934. Se ha conocido como la "Purga de Roehm" o "el baño de sangre", y reveló los métodos que Hitler y sus asociados inmediatos, incluido el acusado Goering, estaban dispuestos a emplear para acabar con toda oposición y consolidar su poder. Ese día Roehm, el Jefe de Estado Mayor de las SA desde 1931, fue asesinado por órdenes de Hitler, y la "Vieja Guardia" de las SA fue masacrada sin juicio y sin previo aviso. Se aprovechó la oportunidad para asesinar a un gran número de personas que en un momento u otro se habían opuesto a Hitler.

El motivo aparente del asesinato de Roehm era que estaba conspirando para derrocar a Hitler, y el acusado Goering dio pruebas de que el conocimiento de tal conspiración había llegado a sus oídos. No es necesario determinar si esto fue así o no.

El 3 de julio, el Gabinete aprobó la acción de Hitler y la calificó de "legítima defensa del Estado".

Poco después murió Hindenburg y Hitler se convirtió en presidente y canciller del Reich. En el plebiscito dominado por los nazis, que siguió, 38 millones de alemanes expresaron su aprobación, y con la Reichswehr prestando juramento de lealtad al Führer, todo el poder estaba ahora en manos de Hitler.

Alemania había aceptado la dictadura con todos sus métodos de terror y su cínica y abierta negación del estado de derecho.

Aparte de la política de aplastar a los posibles oponentes de su régimen, el gobierno nazi tomó medidas activas para aumentar su poder sobre la población alemana. En el campo de la educación, se hizo todo lo posible para garantizar que la juventud de Alemania se criara en la atmósfera del nacionalsocialismo y aceptara las enseñanzas nacionalsocialistas. Ya el 7 de abril de 1933, la ley de reorganización de la administración pública había hecho posible que el gobierno nazi destituyera a todos los `` maestros subversivos y poco confiables '', y esto fue seguido por muchas otras medidas para asegurarse de que las escuelas contaran con personal profesores en los que se podía confiar para que enseñaran a sus alumnos el pleno significado del credo nacionalsocialista. Aparte de la influencia de la enseñanza nacionalsocialista en las escuelas, los líderes nazis también confiaron en la Organización de las Juventudes Hitlerianas para obtener el apoyo fanático de la generación más joven. El acusado von Schirach, que había sido líder de la juventud del Reich del NSDAP desde 1931, fue nombrado líder de la juventud del Reich alemán en junio de 1933. Pronto todas las organizaciones juveniles habían sido disueltas o absorbidas por las Juventudes Hitlerianas, con la excepción de la Juventud Católica. Las Juventudes Hitlerianas se organizaron en estrictas líneas militares, y ya en 1933 la Wehrmacht estaba cooperando en la provisión de entrenamiento pre-militar para las Juventudes del Reich.

El gobierno nazi se esforzó por unir a la nación en apoyo de sus políticas mediante el uso extensivo de propaganda. Se crearon varias agencias cuyo deber era controlar e influir en la prensa, la radio, el cine, las editoriales, etc., en Alemania, y supervisar las actividades de entretenimiento y culturales y artísticas. Todas estas agencias quedaron bajo el Ministerio de Ilustración y Propaganda del Pueblo de Goebbels, que junto con una organización correspondiente en el NSDAP y la Cámara de Cultura del Reich, fue en última instancia responsable de ejercer esta supervisión. El acusado Rosenberg jugó un papel destacado en la difusión de las doctrinas nacionalsocialistas en nombre del Partido, y el acusado Fritzsche, junto con Goebbels, realizó la misma tarea para el Estado.

Se puso el mayor énfasis en la misión suprema del pueblo alemán de liderar y dominar en virtud de su sangre nórdica y pureza racial, y así se estaba preparando el terreno para la aceptación de la idea de la supremacía mundial alemana.

Mediante el control efectivo de la radio y la prensa, el pueblo alemán, durante los años que siguieron a 1933, fue sometido a la propaganda más intensa en apoyo del régimen. La crítica hostil, de hecho la crítica de cualquier tipo, estaba prohibida y se imponían las penas más severas a quienes se entregaban a ella.

El juicio independiente, basado en la libertad de pensamiento, se volvió completamente imposible.

Medidas de rearme

Durante los años inmediatamente posteriores al nombramiento de Hitler como canciller, el gobierno nazi se dedicó a reorganizar la vida económica de Alemania y, en particular, la industria de armamento. Esto se hizo a gran escala y con extrema meticulosidad.

Era necesario sentar una base financiera segura para la construcción de armamentos, y en abril de 1936, el acusado Goering fue nombrado coordinador de materias primas y divisas, y se le otorgó el poder para supervisar todas las actividades del Estado y del Partido en estos campos.En esta capacidad reunió al Ministro de Guerra, el Ministro de Economía, el Ministro de Finanzas del Reich, el Presidente del Reichsbank y el Ministro de Finanzas de Prusia para discutir problemas relacionados con la movilización de guerra, y el 27 de mayo de 1936, para dirigirse a estos hombres , Goering se opuso a cualquier limitación financiera de la producción bélica y agregó que `` todas las medidas deben ser consideradas desde el punto de vista de una guerra asegurada ''. En el mitin del partido en Nuremberg en 1936, Hitler anunció el establecimiento del Plan de Cuatro Años y el nombramiento de Goering como Plenipotenciario responsable. Goering ya estaba comprometido en la construcción de una fuerza aérea fuerte y el 8 de julio de 1938 anunció a varios de los principales fabricantes de aviones alemanes que la Fuerza Aérea alemana ya era superior en calidad y cantidad a la inglesa. El 14 de octubre de 1938, en otra conferencia, Goering anunció que Hitler le había dado instrucciones de organizar un gigantesco programa de armamento, que haría insignificantes todos los logros anteriores. Dijo que se le había ordenado construir lo más rápidamente posible una fuerza aérea cinco veces más grande de lo planeado originalmente, para aumentar la velocidad del rearme de la marina y el ejército, y concentrarse en las armas ofensivas, principalmente artillería pesada y tanques pesados. . Luego estableció un programa específico diseñado para lograr estos fines. Hitler declaró en su memorándum del 9 de octubre de 1939 la medida en que se había logrado el rearme, después de la campaña en Polonia. Él dijo:

“La aplicación militar de la fuerza de nuestro pueblo se ha llevado a cabo hasta tal punto que en poco tiempo, en cualquier caso, no se puede mejorar notablemente con ningún tipo de esfuerzo. . .

`` El equipo bélico del pueblo alemán es actualmente mayor en cantidad y mejor en calidad para un mayor número de divisiones alemanas que en el año 1914. Las armas en sí, teniendo una sección transversal sustancial, son más modernas que en el caso con cualquier otro país del mundo en este momento. Acaban de demostrar su valor supremo para la guerra en su campaña victoriosa. . . No hay evidencia disponible que demuestre que ningún país del mundo disponga de un stock total de municiones mejor que el Reich. . . El aa. la artillería no es igualada por ningún país del mundo. ''

En esta reorganización de la vida económica de Alemania con fines militares, el gobierno nazi encontró que la industria armamentística alemana estaba bastante dispuesta a cooperar y a desempeñar su papel en el programa de rearme. En abril de 1933, Gustav Krupp von Bohlen presentó a Hitler en nombre de la Asociación de la Industria Alemana del Reich un plan para la reorganización de la industria alemana, que, según él, se caracterizaba por el deseo de coordinar las medidas económicas y la necesidad política. En el plan en sí, Krupp declaró que "el giro de los acontecimientos políticos está en consonancia con los deseos que yo mismo y la junta directiva hemos acariciado durante mucho tiempo". Lo que Krupp quiso decir con esta declaración se muestra plenamente en el borrador del texto de un discurso que planeaba pronunciar en la Universidad de Berlín en enero de 1944, aunque de hecho nunca se pronunció. Refiriéndose! A! Los años 1919 a 1933, Krupp escribió: `` El único gran mérito de toda la economía de guerra alemana es que no permaneció inactiva durante esos años malos, aunque su actividad no pudo ser sacada a la luz, por razones obvias. . A través de años de trabajo secreto, se sentaron las bases científicas y básicas para estar listo nuevamente para trabajar para las fuerzas armadas alemanas a la hora señalada, sin pérdida de tiempo o experiencia. Solo a través de la actividad secreta de la empresa alemana junto con la experiencia ganada mientras tanto a través de la producción de bienes en tiempos de paz, fue posible después de 1933 alcanzar la amplitud de las nuevas tareas a las que llegaron, restaurando el poder militar de Alemania ''.

En octubre de 1933, Alemania se retiró de la Conferencia Internacional de Desarme y la Sociedad de Naciones. En 1935, el gobierno nazi decidió dar los primeros pasos abiertos para liberarse de sus obligaciones bajo el Tratado de Versalles. El 10 de marzo de 1935, el acusado Goering anunció que Alemania estaba construyendo una fuerza aérea militar. Seis días después, el 16 de marzo de 1935, se aprobó una ley con las firmas, entre otros, de los acusados ​​Goering, Hess, Frank, Frick, Schacht y von Neurath, instituyendo el servicio militar obligatorio y fijando el establecimiento del ejército alemán. en tiempos de paz, la fuerza de 500.000 hombres. En un esfuerzo por tranquilizar a la opinión pública en otros países, el Gobierno anunció el 21 de mayo de 1935 que Alemania, aunque renunciando a las cláusulas de desarme, seguiría respetando las limitaciones territoriales del Tratado de Versalles y cumpliría con los Pactos de Locarno. Sin embargo, el mismo día de este anuncio, se aprobó la Ley de Defensa del Reich secreta y Hitler prohibió su publicación. En esta ley, se definían los poderes y deberes del Canciller y otros ministros, en caso de que Alemania se viera envuelta en una guerra. De esta ley se desprende claramente que en mayo de 1935 Hitler y su gobierno habían llegado a la etapa en la ejecución de sus políticas en la que era necesario que tuvieran la maquinaria necesaria para la administración y el gobierno de Alemania en caso de de su política que conduce a la guerra.

Al mismo tiempo que se realizaba la preparación de la economía alemana para la guerra, las propias fuerzas armadas alemanas se preparaban para la reconstrucción de la fuerza armada de Alemania.

La Armada de Alemania fue particularmente activa a este respecto. Los historiadores navales alemanes oficiales, Assmann y Gladisch, admiten que el Tratado de Versalles solo había estado en vigor unos meses antes de que fuera violado, particularmente en la construcción de un nuevo brazo submarino.

Las publicaciones del Capitán Schuessler y Oberst Scherf, ambas patrocinadas por el acusado Raeder, fueron diseñadas para mostrar al pueblo alemán la naturaleza del esfuerzo de la Armada por rearmarse desafiando el Tratado de Versalles.

Los detalles completos de estas publicaciones se han proporcionado como prueba.

El 12 de mayo de 1934, el acusado Raeder emitió el plan de armamento de alto secreto para lo que se llamó la Tercera Fase de Armamento. Esto contenía la oración:

`` Todos los preparativos A teóricos y prácticos deben elaborarse con una visión principal de la preparación para una guerra sin ningún período de alerta ''.

Un mes después, en junio de 1934, el acusado Raeder tuvo una conversación con Hitler en la que Hitler le instruyó que mantuviera en secreto la construcción de submarinos y de buques de guerra por encima del límite de 10.000 toneladas que se estaba llevando a cabo en ese momento.

Y el 2 de noviembre de 1934, el acusado Raeder tuvo otra conversación con Hitler y el acusado Goering, en la que Hitler dijo que consideraba vital que la Armada alemana `` se aumentara según lo planeado, ya que ninguna guerra podría continuar si el La Marina no pudo salvaguardar las importaciones de mineral de Escandinavia ''.

El acusado Raeder busca excusar las importantes órdenes de construcción dadas en 1933 y 1934 alegando que estaban en curso negociaciones para un acuerdo entre Alemania y Gran Bretaña que permitiera a Alemania construir barcos por encima de las disposiciones del Tratado de Versalles. Este acuerdo (2), que se firmó en 1935, restringía la Armada alemana a un tonelaje igual, a un tercio del de la británica, excepto con respecto a los submarinos donde se pactó el 45 por ciento, sujeto siempre al derecho exceder esta proporción después de informar primero al gobierno británico y darles la oportunidad de discutir.

El tratado anglo-alemán siguió en 1937, en virtud del cual ambas potencias se comprometieron a notificar todos los detalles de su programa de construcción al menos cuatro meses antes de que se tomara cualquier medida.

Se admite que Alemania no cumplió estas cláusulas.

En los buques capitales, por ejemplo, los detalles de desplazamiento se falsificaron en un 20 por ciento, mientras que en el caso de los submarinos, los historiadores alemanes Assmann y Gladisch dicen:

"Probablemente sólo en la esfera de la construcción de submarinos, Alemania fue la que menos se adhirió a las restricciones del Tratado germano-británico".

La importancia de estas violaciones del Tratado se ve cuando se considera el motivo de este rearme. En el año 1940 el propio acusado Raeder escribió:

`` El Führer esperaba hasta el último momento poder posponer el amenazante conflicto con Inglaterra hasta 1944-5. En ese momento, la Armada habría tenido disponible una flota con una poderosa superioridad de submarinos, y una proporción mucho más favorable en cuanto a fuerza en todos los demás tipos de barcos, en particular los diseñados para la guerra en alta mar ''.

El Gobierno nazi, como ya se dijo, anunció el 21 de mayo de 1935 su atención al respeto de las limitaciones territoriales del Tratado de Versalles. El 7 de marzo de 1936, desafiando ese Tratado, las tropas alemanas entraron en la zona desmilitarizada de Renania. Al anunciar esta acción al Reichstag alemán, Hitler trató de justificar el reingreso con referencias a las alianzas recientemente concluidas entre Francia y la Unión Soviética, y entre Checoslovaquia y la Unión Soviética. También trató de hacer frente a la reacción hostil que sin duda esperaba que siguiera a esta violación del Tratado diciendo:

"No tenemos reclamos territoriales que hacer en Europa".

El plan común o conspiración y guerra agresiva

El Tribunal pasa ahora a considerar los crímenes contra la paz imputados en la acusación. El primer cargo de la acusación acusa a los acusados ​​de conspirar o tener un plan común para cometer crímenes contra la paz.

El segundo cargo de la acusación acusa a los acusados ​​de cometer crímenes específicos contra la paz al planificar, preparar, iniciar y librar guerras de agresión contra varios otros Estados. Conviene considerar conjuntamente la cuestión de la existencia de un plan común y la cuestión de la guerra de agresión, y abordar más adelante en esta Sentencia la cuestión de la responsabilidad individual de los imputados.

Los cargos en la acusación de que los acusados ​​planearon y libraron guerras agresivas son cargos de la mayor gravedad. La guerra es esencialmente una cosa malvada. Sus consecuencias no se limitan únicamente a los estados beligerantes, sino que afectan al mundo entero.

Iniciar una guerra de agresión, por lo tanto, no es solo un crimen internacional, es el crimen internacional supremo que se diferencia solo de otros crímenes de guerra en que contiene en sí mismo el mal acumulado del conjunto.

Los primeros actos de agresión a los que se hace referencia en la Acusación son la toma de Austria y Checoslovaquia y la primera guerra de agresión imputada en la Acusación es la guerra contra Polonia iniciada el 1 de septiembre de 1939.

Antes de examinar ese cargo, es necesario analizar más de cerca algunos de los hechos que precedieron a estos actos de agresión. La guerra contra Polonia no surgió repentinamente de un cielo por lo demás despejado, la evidencia ha dejado en claro que esta guerra de agresión, así como la toma de Austria y Checoslovaquia, fue premeditada y cuidadosamente preparada, y no se emprendió hasta el Se consideró oportuno que se llevara a cabo como parte definida del esquema y plan preestablecido.

Porque los designios agresivos del gobierno nazi no fueron accidentes derivados de la situación política inmediata en Europa y el mundo, fueron una parte deliberada y esencial de la política exterior nazi.

Desde el principio, el movimiento nacionalsocialista afirmó que su objetivo era unir al pueblo alemán en la conciencia de su misión y destino, basado en las cualidades inherentes de la raza y bajo la dirección del Führer.

Para su consecución, se consideraron esenciales dos cosas: la ruptura del orden europeo tal como existía desde el Tratado de Versalles y la creación de una Gran Alemania más allá de las fronteras de 1914. Esto implicaba necesariamente la toma de territorios extranjeros.

Se consideraba que la guerra era inevitable, o al menos, altamente probable, si se deseaba lograr estos propósitos. El pueblo alemán, por tanto, con todos sus recursos se iba a organizar como un gran ejército político-militar. educados para obedecer sin cuestionar cualquier política decretada por el Estado.

Preparación para la agresión

En "Mein Kampf", Hitler había dejado muy claro este punto de vista. Debe recordarse que "Mein Kampf" no era un mero diario privado en el que se anotaban los pensamientos secretos de Hitler. Su contenido fue más bien proclamado desde los techos de las casas. Se utilizó en las escuelas y universidades y entre las Juventudes Hitlerianas, las SS y las SA, y entre el pueblo alemán en general, incluso hasta la presentación de una copia oficial a todos los recién casados. Para el año 1945 se habían distribuido más de 61 millones de copias. Los contenidos generales son bien conocidos. Una y otra vez Hitler afirmó su creencia en la necesidad de la fuerza como medio para resolver problemas internacionales, como en la siguiente cita:

“El suelo en el que vivimos ahora no fue un regalo otorgado por el Cielo a nuestros antepasados. Tuvieron que conquistarlo arriesgando sus vidas. Así también en el futuro, nuestro pueblo no obtendrá territorio, y con ello los medios de existencia, como un favor de cualquier otro pueblo, sino que tendrá que ganárselo con el poder de una espada triunfante ''.

"Mein Kampf" contiene muchos de esos pasajes, y se proclama abiertamente el ensalzamiento de la fuerza como instrumento de política exterior.

Los objetivos precisos de esta política de fuerza también se exponen en detalle.La primera página del libro afirma que `` Alemania-Austria debe ser devuelta a la gran patria alemana '', no por motivos económicos, sino porque `` personas de la misma sangre debe estar en el mismo Reich. & quot

La restauración de las fronteras alemanas de 1914 se declara totalmente insuficiente, y si Alemania va a existir, debe ser como una potencia mundial con la magnitud territorial necesaria.

& quotMein Kampf & quot es bastante explícito al indicar dónde se encuentra el territorio aumentado:

Por tanto, los nacionalsocialistas hemos trazado una línea a través de la línea de conducta seguida por la Alemania de antes de la guerra en política exterior. Ponemos fin a la perpetua marcha germánica hacia el sur y el oeste de Europa, y volvemos la mirada hacia las tierras del Este. Finalmente ponemos fin a la política colonial y comercial de la época anterior a la guerra y pasamos a la política territorial del futuro.

Pero cuando hablamos de un nuevo territorio en Europa hoy, debemos pensar principalmente en Rusia y los estados fronterizos sujetos a ella ''.

"Mein Kampf" no debe considerarse como un mero ejercicio literario, ni como una política o plan inflexible que no se puede modificar.

Su importancia radica en la inconfundible actitud de agresión que se revela a lo largo de sus páginas.

La planificación de la agresión

La evidencia de los documentos capturados ha revelado que Hitler mantuvo cuatro reuniones secretas a las que el Tribunal se propone hacer especial referencia por la luz que arrojan sobre la cuestión del plan común y la guerra de agresión.

Estas reuniones tuvieron lugar el 5 de noviembre de 1937, el 23 de mayo de 1939, el 22 de agosto de 1939 y el 23 de noviembre de 1939.

En estas reuniones, Hitler hizo importantes declaraciones sobre sus propósitos, que son bastante inconfundibles en sus términos.

Los documentos que registran lo ocurrido en estas reuniones han sido objeto de algunas críticas por parte de los abogados defensores.

No se niega su autenticidad esencial, pero se dice, por ejemplo, que no pretenden ser transcripciones textuales de los discursos que registran, que el documento relativo a la reunión del 5 de noviembre de 1937 estaba fechado cinco días después de la reunión. había tenido lugar, y que los dos documentos relacionados con la reunión del 22 de agosto de 1939 difieren entre sí y no están firmados.

Teniendo en cuenta al máximo las críticas de este tipo, el Tribunal opina que los documentos son documentos del más alto valor y que su autenticidad y veracidad sustancial están establecidas.

Obviamente, son registros cuidadosos de los hechos que describen, y se han conservado como tales en los archivos del gobierno alemán, de cuya custodia fueron capturados. Dichos documentos nunca podrían descartarse como invenciones, ni siquiera como inexactos o distorsionados, registran claramente eventos que realmente tuvieron lugar.

Conferencias del 23 de noviembre de 1939 y del 5 de noviembre de 1937

Quizá sea útil ocuparnos en primer lugar de la reunión del 23 de noviembre de 1939, cuando Hitler reunió a sus Comandantes Supremos. Uno de los presentes dejó constancia de lo dicho. En la fecha de la reunión, Austria y Checoslovaquia se habían incorporado al Reich alemán, Polonia había sido conquistada por los ejércitos alemanes y la guerra con Gran Bretaña y Francia aún se encontraba en su fase estática. El momento era oportuno para revisar los hechos pasados. Hitler informó a los comandantes que el propósito de la conferencia era darles una idea del mundo de sus pensamientos y comunicarles su decisión. Luego revisó su tarea política desde 1919, y se refirió a la secesión de Alemania de la Sociedad de Naciones, la denuncia de la Conferencia de Desarme, la orden de rearme, la introducción del servicio armado obligatorio, la ocupación de Renania, la toma de Austria y acción contra Checoslovaquia. Él afirmó:

“Un año después, Austria llegó a este paso que también se consideró dudoso. Provocó un refuerzo considerable del Reich. El siguiente paso fue Bohemia, Moravia y Polonia. Este paso tampoco fue posible lograr en una campaña. En primer lugar, había que terminar la fortificación occidental. No fue posible alcanzar la meta en un solo esfuerzo. Tuve claro desde el primer momento que no podía estar satisfecho con el territorio alemán de los Sudetes. Esa fue solo una solución parcial. Se tomó la decisión de marchar hacia Bohemia. Luego siguió la erección del Protectorado y con eso se sentaron las bases para la acción contra Polonia, pero no estaba muy claro en ese momento si debía comenzar primero contra el Este y luego contra el Oeste o viceversa. . . Básicamente, no organicé las fuerzas armadas para no hacer huelga. La decisión de hacer huelga siempre estuvo en mí. Antes o después quería solucionar el problema. Bajo presión, se decidió que el Este debía ser atacado primero ''.

Este discurso, que repasa los hechos pasados ​​y reafirma las intenciones agresivas presentes desde el principio, deja fuera de toda duda el carácter de las acciones contra Austria y Checoslovaquia y la guerra contra Polonia.

Porque todos se habían realizado de acuerdo con el plan, y la naturaleza de ese plan debe examinarse ahora con un poco más de detalle.

En la reunión del 23 de noviembre de 1939, Hitler estaba mirando hacia atrás a las cosas logradas, en las reuniones anteriores que ahora se considerarán, estaba mirando hacia adelante y revelando sus planes a sus aliados. La comparación es instructiva.

A la reunión celebrada en la Cancillería del Reich en Berlín el 5 de noviembre de 1937, asistió el Teniente Coronel Hoszbach, ayudante personal de Hitler, quien recopiló una larga nota de las actas, que fechó el 10 de noviembre de 1937 y firmó .

Las personas presentes fueron Hitler, y los acusados ​​Goering, von Neurath y Raeder, en sus capacidades de Comandante en Jefe de la Luftwaffe, Ministro de Relaciones Exteriores del Reich y Comandante en Jefe de la Armada, respectivamente, General von Blomberg, Ministro de Guerra. y el general von Fritsch, comandante en jefe del ejército.

Hitler comenzó diciendo que el tema de la conferencia era de tanta importancia que en otros Estados habría tenido lugar ante el Gabinete. Continuó diciendo que el tema de su discurso fue el resultado de sus minuciosas deliberaciones y de su experiencia durante sus cuatro años y medio de gobierno. Pidió que las declaraciones que estaba a punto de hacer fueran consideradas en el caso de su muerte como su última voluntad y testamento. El tema principal de Hitler era el problema del espacio vital, y discutió varias posibles soluciones, solo para dejarlas de lado. Luego dijo que la toma del espacio vital en el continente de Europa era por lo tanto necesaria, expresándose en estas palabras:

“No se trata de conquistar personas, sino de conquistar espacios agrícolas útiles. También sería más acertado buscar territorios productores de materias primas en Europa directamente colindante con el Reich y no en el extranjero, y esta solución tendría que llevarse a cabo durante una o dos generaciones. La historia de todos los tiempos del Imperio Romano, el Imperio Británico, ha demostrado que toda expansión espacial solo puede realizarse rompiendo la resistencia y asumiendo riesgos. Incluso los contratiempos son inevitables: ni antes ni hoy se ha encontrado espacio sin un propietario, el atacante siempre se encuentra con el propietario ''.

Concluyó con esta observación:

`` La pregunta para Alemania es dónde se podría realizar la mayor conquista posible al menor costo ''.

Nada podría indicar más claramente las intenciones agresivas de Hitler, y los eventos que pronto siguieron mostraron la realidad de su propósito. Es imposible aceptar la afirmación de que Hitler en realidad no quiso decir la guerra después de señalar que Alemania podría esperar la oposición de Inglaterra y Francia, y analizar la fuerza y ​​la debilidad de esas potencias en situaciones particulares, continuó:

"La cuestión alemana sólo puede resolverse mediante la fuerza, y esto nunca está exento de riesgos". Si colocamos la decisión de aplicar la fuerza con riesgo a la cabeza de las siguientes exposiciones, entonces nos queda responder a las preguntas & # 39cuando & # 39 y & # 39 cómo & # 39. En este sentido, tenemos que decidir sobre tres casos diferentes ''.

El primero de estos tres casos planteaba una hipotética situación internacional, en la que actuaría a más tardar entre 1943 y 1945, diciendo:

"Si el Führer todavía vive, será su decisión irrevocable resolver el problema espacial alemán a más tardar entre 1943 y 1945. La necesidad de actuar antes de 1943 a 1945 se considerará en los casos 2 y 3."

El segundo y tercer caso a los que se refirió Hitler muestran la clara intención de apoderarse de Austria y Checoslovaquia, y a este respecto Hitler dijo:

"Para el mejoramiento de nuestra posición político-militar, debe ser nuestro primer objetivo en cada caso de enredo por la guerra conquistar Checoslovaquia y Austria simultáneamente para eliminar cualquier amenaza de los flancos en caso de un posible avance hacia el oeste".

"La anexión militar y política de los dos estados a Alemania constituiría un alivio considerable, debido a fronteras más cortas y mejores, la liberación del personal de combate para otros fines y la posibilidad de reconstituir nuevos ejércitos hasta una fuerza de unas doce divisiones".

Esta decisión de apoderarse de Austria y Checoslovaquia se discutió con cierto detalle, la acción se tomaría tan pronto como se presentara una oportunidad favorable.

La fuerza militar que Alemania había estado acumulando desde 1933 se dirigía ahora a los dos países específicos, Austria y Checoslovaquia.

El acusado Goering testificó que no creía en ese momento que Hitler realmente tenía la intención de atacar a Austria y Checoslovaquia, y que el propósito de la conferencia era solo presionar a von Fritsch para que acelerara el rearme del ejército.

El acusado Raeder testificó que ni él, ni von Fritsch, ni von Blomberg, creían que Hitler realmente quería decir la guerra, una condena que el acusado Raeder afirma que mantuvo hasta el 22 de agosto de 1939. La base de esta condena fue su esperanza de que Hitler obtendría una "solución política" de los problemas de Alemania. Pero todo lo que esto significa, cuando se examina, es la creencia de que la posición de Alemania sería tan buena, y el poder armado de Alemania tan abrumador, que el territorio deseado podría obtenerse sin luchar por él. Debe recordarse también que la intención declarada de Hitler con respecto a Austria se llevó a cabo en poco más de cuatro meses a partir de la fecha de la reunión, y en menos de un año se absorbió la primera parte de Checoslovaquia, y Bohemia y Moravia. unos meses después. Si hubiera existido alguna duda en las mentes de alguno de sus oyentes en noviembre de 1937, después de marzo de 1939, ya no podía haber ninguna duda de que Hitler fue muy serio en su decisión de recurrir a la guerra. El Tribunal está convencido de que el Teniente Coronel. El relato de Hoszbach sobre la reunión es sustancialmente correcto, y que los presentes sabían que Austria y Checoslovaquia serían anexados por Alemania en la primera oportunidad posible.

Descargue nuestra aplicación móvil para acceder sobre la marcha a la Biblioteca Virtual Judía


18 de los muchos intentos de asesinar a Adolf Hitler por parte de la resistencia alemana

Wilhelm Canaris, quien se desempeñó como jefe de la inteligencia militar de Hitler & rsquos conocida como Abwehr, fue un miembro de larga data de la resistencia al Führer. Wikimedia

8. La conspiración de Oster de 1938

A medida que aumentaba la evidencia de que Alemania se estaba tambaleando hacia la guerra por el tema de los Sudetes con Checoslovaquia, Francia e Inglaterra, un grupo de soldados, políticos y diplomáticos alemanes conservadores tramaron un complot para derrocar a Hitler y al gobierno nazi y restaurar al antiguo káiser Wilhelm. II al trono en una monarquía parlamentaria conservadora. La trama lleva el nombre de su líder, el general de división Hans Oster, jefe de la Abwehr alemana, la oficina de inteligencia militar de la Wehrmacht. Incluía a los líderes militares alemanes Ludwig Beck, Walther von Brauchitsch, Wilhelm Canaris y varios otros, y tenía la intención de crear una fuerte oposición de los británicos a la ocupación alemana del territorio checo por medios militares. Con eso en mente, los diplomáticos alemanes involucrados en el complot intentaron alentar al primer ministro Neville Chamberlain a oponerse a Hitler.

En cambio, Chamberlain, temeroso de la guerra, negoció con el canciller alemán y finalmente concedió ganancias territoriales a Alemania. En lugar de derrocar y ejecutar a Hitler, los conspiradores se encontraron frente a un Führer considerado por la mayoría del pueblo alemán como un gran estadista, con el prestigio internacional alemán completamente restaurado. Los conspiradores se vieron obligados a descartar sus planes, aunque varios, incluido Canaris cuando asumió el papel de jefe de la Abwehr, continuaron actuando como una resistencia secreta contra Hitler y los nazis, evitando por poco a la Gestapo y las SS durante la mayor parte de la guerra. Varios miembros de la Conspiración Oster se unieron más tarde a los planes para la Operación Valkyrie, un intento de golpe y asesinato de Hitler y los principales nazis en 1944. La ironía de la Conspiración Oster y su intento de eliminar a Hitler es que fue frustrada por los británicos, en lugar de por la policía secreta y las fuerzas de seguridad alemanas.


Organización [editar | editar fuente]

Las SA no solo instigaron la violencia callejera contra judíos, comunistas y socialistas, sino que también impusieron boicots contra empresas de propiedad judía, como esta en Berlín el 1 de abril de 1933.

La SA se organizó en toda Alemania en varias formaciones grandes conocidas como Gruppen. Dentro de cada Gruppe, existía subordinado Brigada y a su vez existía del tamaño de un regimiento Standarten. SA-Standarten operaban desde todas las ciudades importantes de Alemania y se dividieron en unidades aún más pequeñas, conocidas como Sturmbanne y Stürme.

Bandera de mando del vehículo para el Stabschef SA, 1938–1945

El nexo de mando para toda la SA operaba desde Stuttgart y era conocido como el Oberste SA-Führung. El mando supremo de las SA tenía muchas suboficinas para manejar el suministro, las finanzas y la contratación. Sin embargo, a diferencia de las SS, las SA no tenían un cuerpo médico ni se establecieron fuera de Alemania, en territorios ocupados, una vez que había comenzado la Segunda Guerra Mundial.

Las SA también tenían varias unidades de entrenamiento militar, la mayor de las cuales era la SA-Marine que sirvió como auxiliar de la Kriegsmarine (Armada alemana) y realizó operaciones de búsqueda y rescate, así como defensa portuaria. Similar a Waffen SS ala de las SS, las SA también tenían un ala militar armada, conocida como Feldherrnhalle. Estas formaciones se expandieron del tamaño de un regimiento en 1940 a un cuerpo blindado de pleno derecho. Panzerkorps Feldherrnhalle en 1945.


Nolte Redux

Snyder es en gran medida un hijo de Nolte. A pesar de su ofuscación, Bloodlands básicamente está de acuerdo en que los crímenes de Stalin no solo fueron anteriores a los de Hitler, sino que de alguna manera fueron causales. Mientras que el historiador alemán de derecha Andreas Hillgruber alabó a la Wehrmacht por contener a las hordas rojas incluso a costa de permitir que los campos de exterminio siguieran funcionando, Snyder defiende al AK por resistirse a la insistencia soviética de lanzar una rebelión armada incluso si eso significaba mantenerse al margen. mientras que el gueto de Varsovia fue arrasado.

Busca exculpar a los pogromistas locales describiéndolos como operando a instancias alemanas: “Como resultado de la colaboración entrenada y la asistencia local, los asesinos alemanes tuvieron toda la ayuda que necesitaban en Lituania. . . . En las próximas semanas y meses, los alemanes llevaron a los lituanos a lugares de matanza alrededor de la ciudad de Kaunas. Para el 4 de julio de 1941, las unidades lituanas estaban matando judíos bajo la supervisión y las órdenes alemanas ”. Pero en lugar de funcionar en una capacidad subordinada, los derechistas lituanos comenzaron a masacrar judíos antes de que llegara la Wehrmacht, con un salvajismo que incluso los oficiales alemanes encontraron impactante.

En Kaunas, por ejemplo, el fascista lituano Algirdas Klimaitis lanzó un pogromo el 25 de junio de 1941, en el que murieron 1.500 judíos, varias sinagogas destruidas y unas sesenta casas incendiadas. Un oficial de estado mayor alemán lo describió como la escena más repugnante que había presenciado mientras un mariscal de campo llamado Ritter von Leeb se vio obligado a presentar una protesta oficial. En Lviv, Snyder dice que "Einsatzgruppe C y la milicia local organizaron un pogromo que duró días" a partir del 1 de julio de 1941. Pero Einsatzgruppe C no organizó el pogromo. Si bien los nazis ciertamente dieron su aprobación, los organizadores fueron los locales Banderivtsi que se hizo cargo de principio a fin. Según un relato reciente:

La Organización de Nacionalistas Ucranianos bajo el liderazgo de Stepan Bandera proporcionó el motor del pogromo. Estableció un gobierno de corta duración en Lviv el 30 de junio de 1941 encabezado por un vehemente antisemita. Simultáneamente cubrió la ciudad con panfletos que alentaron la limpieza étnica. También formó una milicia que asumió un papel de liderazgo en el pogromo. Los milicianos iban de apartamento en apartamento en barrios judíos para arrestar a hombres y mujeres judíos.

Bloodlands no menciona Jedwabne, el tema de la célebre exposición de Jan Gross en 2001, donde, el 10 de julio de 1941, los polacos locales mataron a unos 1.500 judíos llevándolos a un granero que luego prendieron fuego. Pocos alemanes, si es que hubo alguno, estuvieron presentes en Jedwabne ese día, y el relato de Gross deja en claro que la gente del pueblo actuó completamente por su cuenta.

“En las décadas transcurridas desde el fin de la era europea de asesinatos masivos”, escribe Snyder, “gran parte de la responsabilidad se ha puesto en los pies de los 'colaboradores'”. Pero, agrega, “casi ninguna de estas personas colaboró ​​con fines ideológicos razones, y solo una pequeña minoría tenía motivos políticos de algún tipo discernible ". Sin embargo, los pogromistas de Jedwabne eran plenamente conscientes de la dimensión política, ya que obligaron a sus víctimas a derribar una estatua de Lenin y luego marchar cantando: "La guerra es por nosotros, la guerra es por nosotros". Como Snyder considera que los nazis y los soviéticos son moralmente indistinguibles, quiere que creamos que la ideología era secundaria. Pero en una parte de Europa en la que las unidades partisanas se dan a sí mismas nombres como "Muerte al fascismo" (Smert ’Fashizmu) o "Muerte a los ocupantes alemanes" (Smert ’Nemetskim Okkupantam), esto es más bien como argumentar que la religión era secundaria en la Guerra de los Treinta Años.

Un grupo de partisanos soviéticos liderado por judíos en entrenamiento, 1942.

Bloodlands es tan hostil a la resistencia antinazi que incluso se las arregla para decir algo desagradable sobre Herschel Grynszpan, el desesperado refugiado polaco-judío de diecisiete años cuyo asesinato de un diplomático alemán en París en 1938 proporcionó a los nazis un pretexto para lanzar los pogromos antisemitas conocidos como Kristallnacht. El acto de Grynszpan, escribe Snyder, fue "desafortunado en sí mismo, y desafortunado en su momento" porque "tuvo lugar el 7 de noviembre, el aniversario de la Revolución Bolchevique". Pero el significado de tal numerología es inexplicable, al igual que la cuestión de por qué la acción de Grynszpan debe considerarse desafortunada en absoluto, en lugar de heroica.


Líderes

El líder de las SA era conocido como el Oberster SA-Führer, traducido como Líder Supremo de SA. Los siguientes hombres ocuparon este puesto:

En septiembre de 1930, para sofocar la revuelta de Stennes y tratar de asegurarse la lealtad personal de las SA a sí mismo, Hitler asumió el mando de toda la organización y permaneció Oberster SA-Führer por el resto de la existencia del grupo hasta 1945. El funcionamiento diario de la SA fue realizado por el Stabschef-SA (Jefe de Estado Mayor de las SA) un puesto que Hitler designó para Ernst Röhm. [35] Después de que Hitler asumiera el mando supremo de las SA, fue el Stabschef-SA quien fue generalmente aceptado como el comandante de las SA, actuando en nombre de Hitler. El siguiente personal ocupó el cargo de Stabschef-SA:


Legado y controversia [editar | editar fuente]

La visión de Speer como un "hombre milagroso" apolítico es desafiada por el historiador de Yale Adam Tooze. & # 91146 & # 93 En su libro de 2006, El salario de la destrucciónTooze, siguiendo a Gitta Sereny, argumenta que el compromiso ideológico de Speer con la causa nazi fue mayor de lo que afirmó. & # 91147 & # 93 Tooze sostiene además que una "mitología" de Speer insuficientemente desafiada & # 91lower-alpha 4 & # 93 (en parte fomentada por el propio Speer a través del uso tendencioso y políticamente motivado de estadísticas y otra propaganda) & # 91148 & # 93 había llevado a muchos Los historiadores atribuyen a Speer mucho más crédito de lo que se justificaba por los aumentos en la producción de armamentos y no dan suficiente consideración a la función "altamente política" del llamado milagro de los armamentos. & # 91lower-alpha 5 & # 93

Legado arquitectónico [editar | editar fuente]

Poco queda de las obras arquitectónicas personales de Speer, aparte de los planos y fotografías. Ningún edificio diseñado por Speer en la era nazi permanece en Berlín, una doble hilera de farolas a lo largo de la Strasse des 17. Juni diseñado por Speer sigue en pie. & # 91149 & # 93 La tribuna del Zeppelinfeld El estadio de Nuremberg, aunque parcialmente demolido, también puede verse. & # 91150 & # 93 El trabajo de Speer también se puede ver en Londres, donde rediseñó el interior de la Embajada de Alemania en el Reino Unido, entonces ubicado en 7–9 Carlton House Terrace. Desde 1967, ha servido como las oficinas de la Royal Society. Su trabajo allí, despojado de sus accesorios nazis y parcialmente cubierto por alfombras, sobrevive en parte. & # 91151 & # 93

Otro legado fue el Arbeitsstab Wiederaufbau zerstörter Städte (Grupo de trabajo sobre reconstrucción de ciudades destruidas), autorizado por Speer en 1943 para reconstruir ciudades alemanas bombardeadas para hacerlas más habitables en la era del automóvil. & # 91152 & # 93 Encabezado por Wolters, el grupo de trabajo tomó en sus cálculos una posible derrota militar. & # 91152 & # 93 El Arbeitsstab 'Las recomendaciones sirvieron como base de los planes de reurbanización de posguerra en muchas ciudades, y Arbeitsstab los miembros se hicieron prominentes en la reconstrucción. & # 91152 & # 93

Acciones con respecto a los judíos [editar | editar fuente]

Como inspector general de edificios, Speer era responsable del Departamento Central de Reasentamiento. & # 91153 & # 93 A partir de 1939, el Departamento utilizó las Leyes de Nuremberg para desalojar a los inquilinos judíos de los terratenientes no judíos en Berlín, para dar paso a los inquilinos no judíos desplazados por la remodelación o los bombardeos. & # 91153 & # 93 Finalmente, 75.000 judíos fueron desplazados por estas medidas. & # 91154 & # 93 Speer estaba al tanto de estas actividades y preguntó sobre su progreso. & # 91155 & # 93 Al menos un memorando original de Speer, por lo que aún existe indagación, & # 91155 & # 93 al igual que el Crónica de las actividades del Departamento, mantenido por Wolters. & # 91156 & # 93

Tras su liberación de Spandau, Speer presentó a los Archivos Federales Alemanes una versión editada del Crónica, despojado por Wolters de cualquier mención a los judíos. & # 91157 & # 93 Cuando David Irving descubrió discrepancias entre las Crónica y otros documentos, Wolters explicó la situación a Speer, quien respondió sugiriendo a Wolters que las páginas relevantes del original Crónica debería "dejar de existir". & # 91158 & # 93 Wolters no destruyó el Crónicay, a medida que su amistad con Speer se deterioró, permitió el acceso al original Crónica al estudiante de doctorado Matthias Schmidt (quien, después de obtener su doctorado, desarrolló su tesis en un libro, Albert Speer: El fin de un mito). & # 91159 & # 93 Speer consideró las acciones de Wolters como una "traición" y una "puñalada por la espalda". & # 91160 & # 93 El original Crónica llegó a los Archivos en 1983, después de la muerte de Speer y Wolters.& # 91156 & # 93

Conocimiento del Holocausto [editar | editar fuente]

Speer sostuvo en Nuremberg y en sus memorias que no tenía conocimiento del Holocausto. En Dentro del Tercer Reich, escribió que a mediados de 1944, Hanke le dijo (para entonces Gauleiter de Baja Silesia) que el ministro nunca debería aceptar una invitación para inspeccionar un campo de concentración en la vecina Alta Silesia, ya que "había visto algo allí que no se le permitió describir y, además, no podía describir". & # 91161 & # 93 Speer concluyó más tarde que Hanke debe haber estado hablando de Auschwitz, y se culpó a sí mismo por no preguntar más a Hanke o buscar información de Himmler o Hitler:

Estos segundos [cuando Hanke le dijo esto a Speer, y Speer no preguntó] fueron lo más importante en mi mente cuando dije a la corte internacional en el juicio de Nuremberg que, como miembro importante de la dirección del Reich, tenía que compartir el total responsabilidad por todo lo que había sucedido. Porque a partir de ese momento estaba ineludiblemente contaminado moralmente por el miedo a descubrir algo que me hubiera hecho desviar mi rumbo, había cerrado los ojos & # 160. Debido a que fracasé en ese momento, todavía me siento, hasta el día de hoy, responsable de Auschwitz en un sentido totalmente personal. & # 91162 & # 93

Gran parte de la controversia sobre el conocimiento de Speer del Holocausto se ha centrado en su presencia en la Conferencia de Posen el 6 de octubre de 1943, en la que Himmler pronunció un discurso detallando el Holocausto en curso a los líderes nazis. Himmler dijo: "Se tuvo que tomar la grave decisión de hacer que este pueblo desapareciera de la tierra". En las tierras que ocupamos, la cuestión judía se resolverá antes de fin de año. & # 91163 & # 93 Speer se menciona varias veces en el discurso, y Himmler parece dirigirse a él directamente. & # 91164 & # 93 adentro Dentro del Tercer Reich, Speer menciona su propia dirección a los funcionarios (que tuvo lugar más temprano en el día) pero no menciona el discurso de Himmler. & # 91165 & # 93 & # 91166 & # 93

En 1971, el historiador estadounidense Erich Goldhagen publicó un artículo argumentando que Speer estuvo presente en el discurso de Himmler. Según Fest en su biografía de Speer, "la acusación de Goldhagen ciertamente habría sido más convincente" & # 91167 & # 93 si no hubiera colocado supuestas declaraciones incriminatorias que vinculan a Speer con el Holocausto entre comillas, atribuidas a Himmler, que de hecho fueron inventadas por Goldhagen. & # 91167 & # 93 En respuesta, después de una investigación considerable en los Archivos Federales Alemanes en Koblenz, Speer dijo que había dejado Posen alrededor del mediodía (mucho antes del discurso de Himmler) para viajar a la sede de Hitler en Rastenburg. & # 91167 & # 93 adentro Dentro del Tercer Reich, publicado antes del artículo de Goldhagen, Speer recordó que la noche posterior a la conferencia, muchos funcionarios nazis estaban tan borrachos que necesitaban ayuda para abordar el tren especial que los llevaría a una reunión con Hitler. & # 91168 & # 93 Uno de sus biógrafos, Dan van der Vat, sugiere que esto necesariamente implica que debe haber estado presente en Posen entonces, y debe haber escuchado el discurso de Himmler. & # 91169 & # 93 En respuesta al artículo de Goldhagen, Speer había alegado que por escrito Dentro del Tercer Reich, se equivocó al informar un incidente que ocurrió en otra conferencia en Posen un año después, como sucedió en 1943. & # 91170 & # 93

En 2005, el Telegrafo diario Informó que habían aparecido documentos que indicaban que Speer había aprobado la asignación de materiales para la expansión de Auschwitz después de que dos de sus asistentes recorrieran las instalaciones en un día en que casi mil judíos fueron asesinados. Los documentos supuestamente llevaban anotaciones con la propia letra de Speer. El biógrafo de Speer, Gitta Sereny, declaró que, debido a su carga de trabajo, Speer no habría estado personalmente al tanto de tales actividades. & # 91171 & # 93

El debate sobre el conocimiento de Speer o su complicidad en el Holocausto lo convirtió en un símbolo para las personas que estuvieron involucradas con el régimen nazi pero que no tuvieron (o afirmaron no haber tenido) una parte activa en las atrocidades del régimen. Como comentó el director de cine Heinrich Breloer, "[Speer creó] un mercado para la gente que decía: 'Créanme, no sabía nada sobre [el Holocausto]. Del Führer amigo, él tampoco lo sabía. '"& # 91171 & # 93


Ver el vídeo: La noche de los cuchillos largos