¿Hay algún relato egipcio, babilónico, asirio o extranjero sobre la desaparición de los hititas?

¿Hay algún relato egipcio, babilónico, asirio o extranjero sobre la desaparición de los hititas?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El Imperio hitita colapsó debido a una guerra civil dentro de la capital (ignorando las pérdidas territoriales que ocurrieron antes).

¿Hay algún relato extranjero de esa época (no hitita) que describa este evento? ¿O incluso por los reinos neo-hititas?

Leí que fue una disputa familiar entre la realeza que destruyó la capital de Hattusa. Estoy pidiendo específicamente cuentas relacionadas con esta disputa (o lo que sea que causó disturbios dentro de la ciudad).


Agregando a la respuesta de @Timothy: estoy de acuerdo en que no hay relatos detallados de la destrucción de los hititas.

Sin embargo, parece haber al menos dos relatos muy, muy breves e incompletos:

  1. Ugarit probablemente estaba bajo la soberanía hitita, pero tal vez no. En cualquier caso, no estaba lejos de las áreas centrales de los hititas. Sobrevive una carta desesperada escrita por el rey Ammurapi de Ugarit, en la que

    • se refiere a los barcos enemigos que vinieron e hicieron muchas cosas malas en el país. Es muy vago en esto. No identifica qué enemigo era y tampoco detalla qué hicieron exactamente.
    • explica que su propio ejército no podía defender el país ya que estaban lejos luchando por los hititas. (Literalmente, en tierras hititas. Yo entendería que esto significa que lucharon por los hititas, no contra ellos).
    • La mayor parte del texto se cita en la página de wikipedia sobre Ammurapi en inglés, solo faltan el saludo y el final. El saludo se lee un poco efusivo pero por lo demás no es extraordinario; Al final, Ammurapi solicita estar al día sobre los movimientos de las naves enemigas.
    • La carta está dirigida al rey de Alashiya (Chipre). Wikipedia dice que fue enviada en respuesta a una petición de ayuda (en cuyo caso la carta se niega a ayudar y explica por qué esto no es posible actualmente). Sin embargo, no puedo encontrar ninguna referencia a un pedido de ayuda anterior en el texto de la carta. (Editar: Al contrario de lo que dice la página de wikipedia sobre Ammurapi, parece ser al revés: no Alashiya pidió ayuda a Ugarit, sino Ugarit a Alashiya. El rey de Alashiya respondió con la carta n. ° 23 en las páginas 85-86 del libro de Nougayrol et al. Citado a continuación, sugiriendo que Ammurapi debería usar sus propios soldados para defender su ciudad. La carta en cuestión aquí parece ser una segunda súplica desesperada de ayuda, lo que también explica el efusivo saludo.)
    • El texto completo de la carta se puede ver en original (transcrito del cuneiforme ugarítico) y en traducción francesa en las páginas 87-89 de Nougayrol et al.s (1968). Ugaritica. V: nouveaux textes accadiens, hourrites et ugaritiques des archives et bibliothèques privées d'Ugarit (páginas 103-15 del pdf).

Au roi d'Alašia, man père, dis: ainsi parle le roi d'Ugarit, ton fils: Aux pieds de man père je m'effondre. Un hombre pere, salut! A tes maisons, tes epouses, tes troupes, à tout ce qui est au roi de l'Alašia, man père, grandement, grandement, salut!

Man père, voici que des bateaux de l'ennemi sont venus: des villes miennes par Ie feu il a brûlé et des chases bien déplaisantes dans le pays ils ant fait. Man pere ne sait pas que toutes mes troupes en pays hittite stationnent, et que taus mes bateaux en pays lycien stationnent. Jusqu'a présent ils ne me sont pas parvenus en retour, et le pays est ainsi abandonné à lui-même, Que mon père sache cette eligió-là! O c'est 7 bateaux de l'ennemi qui me sont venus sus, et ils nous ont fait de bien mauvaises choses.

Mantenimiento: s'il y a d'autres bateaux de l'ennemi, informe-m'en de quelque manière, et que je le sache!

Me abstengo de citar el original ugarítico, pero se puede encontrar en el mismo libro.

  1. Pritchard's (1969) Textos del Antiguo Cercano Oriente relacionados con el Antiguo Testamento con Suplemento La página 262 cita una inscripción de Ramsés III en Medinet Habu:

Los países extranjeros conspiraron en sus islas. De repente, las tierras fueron removidas y dispersas a la refriega. Ninguna tierra podía estar frente a sus brazos, desde Hatti, Kode, Carchemish, Arzawa, Alashiya en adelante, siendo cortada al mismo tiempo. (…)

Esta es básicamente la introducción de otro relato glorioso de las victorias de Ramsés III contra los invasores. No lo tomaría necesariamente al pie de la letra (los egipcios ocasionalmente adoptaron un enfoque bastante liberal para embellecer la verdad), pero sugiere fuertemente que el estado hitita no existió mucho más tiempo.

Algunos aspectos adicionales:

  • Los escribas de la época rara vez se preocupaban por escribir sobre desarrollos políticos / económicos / sociales en otros países. La inmensa mayoría de los documentos que se conservan son de naturaleza práctica (cartas, inventarios,…) o presumen de los logros de quien los encargó.
  • Especialmente en el caso de los hititas, es extremadamente difícil fechar documentos escritos, ya que no usaban un sistema de datación. (Ver Beckmann (2007) De Hattuša a Charachemish: lo último en historia hitita)
  • El colapso de la Edad del Bronce Final fue una ruptura importante en todos los estados del Medio Oriente desde Micenas (Grecia) hasta Elam (Irán). No estoy seguro de otras regiones. El artículo de wikipedia presenta un mapa que enfatiza lo poco que realmente sobrevivió. La gente, incluida la mayoría de los gobernantes, tenía cosas más urgentes que hacer que encargar obras de arte para celebrar sus logros.
  • Como se mencionó anteriormente, hay evidencia de invasiones extranjeras tanto en Egipto como en los márgenes del Imperio hitita, a saber, en Ugarit.
  • Con respecto al núcleo del imperio, la capital Hattusa, la Enciclopedia de historia antigua (Gary Beckman) afirma:

Aunque los niveles hititas más altos del sitio revelan un incendio extenso, el daño no parece ser atribuible a una sola conflagración final. Más bien, sus excavadores ahora creen que Hattusa fue abandonada gradualmente durante los últimos años de su existencia.


Estoy dispuesto a que me corrijan, pero hasta donde yo sé, no hay una fuente contemporánea sobreviviente de las circunstancias en las que terminó el imperio hitita. Hay varias teorías, ver p. Ej.

http://semiramis-speaks.com/causes-of-the-collapse-of-the-hittite-empire-at-the-end-of-the-bronze-age/

pero no sé que nadie haya probado que se debió a la guerra civil.

Aproximadamente alrededor del 1200 a. C. hubo una interrupción en otras civilizaciones del Mediterráneo oriental, incluida la caída de la Grecia micénica y la invasión de Egipto por mar. Esto puede haber estado relacionado con movimientos de población a gran escala desde más al norte, quizás debido al cambio climático y la hambruna. La caída del Imperio hitita (los estados hititas más pequeños sobrevivieron en Siria durante un tiempo) bien podría estar relacionada con eso, pero es difícil estar seguro.

Lo que sea que sucedió en el reino hitita parece haber sido tan perturbador o destructivo que no sobrevivió ningún registro del evento.


Imperios asirio, neobabilónico y persa

Los siglos XII al IX a. C. en Mesopotamia se consideran una edad oscura porque se sabe muy poco sobre ese período de tiempo. Desde el siglo XIII a.C. hasta mediados del siglo VI se llama la edad del hierro con el uso creciente de esa nueva tecnología. Un poderoso reino elamita dirigido por Shutruk-nahhunte y su hijo Kutir-nahhunte conquistó varios cientos de asentamientos y capturó Babilonia, poniendo fin a la dinastía kasita y quitando la estatua de Marduk en 1157 a. C. Kutir-nahhunte murió alrededor de 1140 a. C. y fue sucedido como rey de Elam por su hermano Shilkhak-Inshushinak, quien usó el tributo babilónico para construir su capital de Susa. Shilkhak lanzó campañas militares contra los asentamientos arameos al oeste y al norte a lo largo del río Tigris. El reinado de 46 años de Ashur-dan estaba terminando con una lucha por el poder en Asiria. Ashur-resh-ishi (r. 1133-1116 a. C.), afirmó ser el & quotavenger de Asiria & quot, reforzó sus defensas, reconstruyó el palacio y reparó el templo de Ishtar.

Una nueva dinastía babilónica surgió en Isin. Nabucodonosor I (r. 1124-1103 a. C.) atacó Elam y, después de una temprana derrota y plaga, triunfó y recuperó la estatua de Marduk. Sin embargo, sus ataques contra Asiria fueron resistidos con éxito. Tanto los babilonios como los asirios lucharon contra las tribus lullubi en las colinas orientales y las tribus nómadas en los desiertos occidentales. El rey asirio Tiglat-pileser I (r. 1115-1077 a. C.) derrotó a los Mushki, que estaban invadiendo el valle del Tigris desde el norte. Tiglat-pileser también condujo a sus tropas hacia el oeste hasta el Líbano. Sin embargo, estas victorias no fueron seguidas por una administración imperialista efectiva ya que los arameos pudieron contraatacar más tarde. Tiglath-pileser se entretuvo cazando caza mayor y afirmó haber matado a 920 leones. Organizó proyectos de agua y recopiló literatura en la biblioteca más antigua del mundo. Tiglat-pileser atacó Babilonia y la saqueó, pero se retiró.

Durante los siguientes dos siglos, Asiria y Babilonia coexistieron. En el siglo XI a. C., Nabucodonosor I fue celebrado en un poema épico. Sinleqeunnimi de Uruk produjo una versión humanizada de la Epopeya de Gilgamesh y otro poeta expresó el funcionamiento de la justicia divina, un concepto importante en la religión babilónica. El hijo de Tiglat-pileser, Ashur-bel-kala (r. 1074-1057 a. C.) luchó con Babilonia contra los arameos, pero Ashurnasirpal I (r. 1050-1032 a. C.) no pudo preservar las conquistas de su famoso abuelo; sus oraciones lamentaban su adversidad y pidió perdón por no enseñar a sus súbditos a reverenciar a Dios lo suficiente. Las leyes asirias eran más estrictas y su trato a las mujeres peor que entre los babilonios, hititas e israelitas. En Asiria, las mujeres podían divorciarse sin motivo alguno sin recibir dinero alguno, podían ser asesinadas o mutiladas por adulterio y tenían que llevar velo fuera de la casa, excepto las prostitutas a las que se les prohibía llevar velo.

Imperio asirio 967-664 a. C.

A pesar de los esfuerzos de los reyes asirios Tiglat-pileser II (r. 967-935 a. C.) y Ashur-dan II (r. 934-912 a. C.), los arameos se habían extendido por los ríos Éufrates y Tigris. En su reinado (911-891 a. C.) Adad-nirari II libró numerosas campañas militares de expansión e hizo un tratado con Babilonia que duró ochenta años. Su hijo Tukulti-Ninurta II comenzó a informar sobre ataques hostiles como justificación de sus campañas y reconstruyó las murallas de Ashur. La expansión continua de su hijo Ashurnasirpal II (r. 883-859 aC) usó caballería extensa, arietes, trato cruel de enemigos derrotados, deportación, saqueo de metales preciosos, caballos, ganado y ovejas, seguido de burócratas y tributo anual para crear un imperio. Ashurnasirpal reconstruyó Kalakh y la convirtió en su capital. 69.574 invitados asistieron a las ceremonias de apertura en su nuevo palacio.

El hijo de Asurnasirpal, Salmanasar III (r. 858-824 a. C.) conquistó el norte de Siria, pero no pudo tomar Damasco, aunque el rey Jehú de Israel le pagó tributo. En Babilonia, Marduk-zakir-shumi pidió a Salmanasar y a los asirios que lo ayudaran a establecer su reinado ante un desafío de su hermano menor, que fue derrotado por el ejército de Salmanasar en el 850 a. C. Salmanasar pasó a derrotar y a cobrar tributo a los caldeos y saquear la tierra de Namri. Al año siguiente, Salmanasar dirigió un ejército de 120.000 soldados contra Arzashkun, la capital del rey Aram de Urartu (r. 858-844 a. C.) y mató a 3.400 soldados.

Aram fue derrocado por Sarduri I, cuya dinastía en Urartu duró un cuarto de milenio. Los reyes de Urartu Menua (r. 810-785 aC) y Argishti (785-753 aC) expandieron el reino de Urartu, este último alardeando del número de hombres muertos y animales robados. El rey de Urartu Sarduri II (753-735 a. C.) afirmó que capturó a 21.989 personas del norte del monte Ararat, pero fue derrotado por Tiglath-pileser III en el 736 a. C.

Al final de su reinado, el príncipe heredero se rebeló contra Salmanasar, el rey moribundo se volvió hacia su hijo menor, que se convirtió en Shamsi-Adad V, ganó la guerra civil con la ayuda de Babilonia y reinó durante una docena de años, atacando ingratamente a Babilonia y a los caldeos. La reina Sammuramat de Shamsi-Adad, la legendaria Semiramis de los historiadores griegos, gobernó como regente (o al menos fue influyente) de su hijo Adad-nirari III, quien en el 806 a.C. invadió Siria y recaudó tributos de los neo-hititas, fenicios, filisteos, Israelitas y edomitas. Después de la muerte de Adad-nirari III en 783 a. C., sus cuatro hijos gobernaron sucesivamente, pero ninguno de ellos fue digno de mención hasta que el cuarto, Tiglat-pileser III, se convirtió en rey de Asiria en el 745 a. C., aunque algunos creen que no era un hijo real sino un general que tomó el poder por la fuerza.

Tiglat-pileser III conquistó a los aliados sirios de Urartu en Arpad y a los medos en la meseta iraní, declarando que los aplastó como ollas. '' Luego convirtió sus tierras en provincias asirias, reorganizó el ejército reemplazando el reclutamiento con contingentes permanentes de todo el territorio. imperio, y rompió el poder de los señores reformando la administración en distritos más pequeños directamente responsables ante el Rey. Se utilizaron deportaciones masivas para romper las lealtades regionales. En el 744 a. C., 65.000 iraníes fueron desplazados y más tarde se trasladaron a 154.000. 30.000 sirios fueron enviados a las montañas de Zagros, mientras que 18.000 arameos de la zona del Tigris se dirigieron al norte de Siria. Tales políticas aumentaron el odio a Asiria y, por lo tanto, las rebeliones continuarían en los años venideros de todos modos.

Un asedio contra Urartu fracasó, pero Tiglat-pileser III regresó al Mediterráneo para derrotar una revuelta filistea liderada por Askalon y Gaza y para recolectar tributos de Amón, Edom, Moab y Judá. Cuando el rey Acaz de Judá pidió ayuda a Asiria contra Damasco e Israel, Tiglat-pileser capturó Damasco y la mitad de Israel mientras establecía a Oseas como rey en Samaria. Cuando un caldeo ganó el trono de Babilonia, Tiglat-pileser lo destituyó y en el 728 a. C. se hizo rey de Babilonia, pero murió al año siguiente.

Salmanasar V, hijo de Tiglat-pileser, fue rey de Asiria apenas el tiempo suficiente para sitiar Samaria durante tres años. La deportación de 27.290 israelitas fue supervisada por su sucesor Sargón II (r. 721-705 a. C.). Es posible que Sargón haya tenido que luchar para obtener el trono porque agradeció a los ciudadanos de Ashur por ayudarlo al eximir a Ashur y Harran de los impuestos impuestos por Tiglath-pileser, y castigó a & quot6.300 criminales & quot de Ashur enviándolos a Harran. El creciente imperio de Asiria había interferido con las rutas comerciales y se había hecho enemigo de Urartu en el norte y Egipto, que apoyó numerosas rebeliones en los años venideros.

Antes de que Sargón pudiera consolidar su poder, el caldeo Marduk-apal-iddina II (Merodach-baladan en la Biblia) había tomado el trono en Babilonia. El primer ataque de Asiria a Babilonia fue derrotado por Elam. Una década más tarde, Sargón atacó las ciudades de Kish, Nippur y Dur-Atkhara mientras la coalición babilónica-elamita luchaba en una defensa guerrillera de los pantanos, las áreas inundadas, las colinas y las periferias tribales. Abandonado por Elam, Marduk-apal-iddina finalmente se rindió en su capital tribal de Dur-Yakin, que fue destruida. Sargón deportó a más de cien mil arameos y caldeos a Asia occidental, cooperó con los sacerdotes, se quedó tres años gobernando el área e importó cautivos extranjeros.

Sargón II sofocó las revueltas apoyadas por Egipto en Siria y Palestina, y conquistó la ciudad independiente de Carquemis, convirtiéndola en una provincia asiria. En 714 a. C., después de una larga marcha a través de las montañas de Kurdistán, Sargón dirigió un ataque sorpresa contra Urartu, lo que provocó que su rey huyera. Convenció a su ejército de que un eclipse de luna no era un mal presagio para ellos, sino para su enemigo en Musasir, la ciudad sagrada de Urartu, que luego saquearon fácilmente. Sargón hizo que decenas de miles de trabajadores construyeran su propia capital al norte de Nínive, pero antes de que estuviera terminada, murió combatiendo en Irán. Su hijo Senaquerib creía que la muerte de Sargón era un castigo de los dioses y dejó su cadáver sin enterrar.

Senaquerib dejó inconclusa la nueva ciudad de Sargón y construyó un enorme palacio en Nínive. Marduk-apal-iddina asumió una vez más el trono de Babilonia, pero se vio obligado a retirarse cuando Senaquerib y los asirios derrotaron a un ejército de coalición de babilonios, arameos y elamitas, deportando a 208.000 babilonios. Bel-ibni fue nombrado rey de Babilonia en 702 a. C., pero dos años más tarde, cuando se separó del imperio asirio, Senaquerib lo reemplazó con su hijo Ashur-nadin-shum. En 701 a. C. Senaquerib derrotó a una coalición de fenicios, palestinos y egipcios en Siria. El rey de Judá, Ezequías, compró a Senaquerib con 300 talentos de plata y 30 de oro. Cuando Senaquerib regresó, probablemente al final de su reinado, Ezequías, aconsejado por Isaías, no se rindió, los asirios retiraron el sitio probablemente debido a una plaga, aunque el número de 185.000 asirios muertos en el relato bíblico podría ser una exageración.

Senaquerib ordenó la construcción de una flota de barcos en Nínive, y en 694 a. C. atacaron Elam en el Golfo Pérsico. Sin embargo, los elamitas contraatacaron, tomaron el trono de Babilonia y la guerra se prolongó durante siete años. Después de una gran batalla, que los asirios afirmaron que fue una victoria aunque probablemente no lo fue, Senaquerib ordenó la destrucción de Babilonia e incluso saqueó sus templos, una grave ofensa para los asirios, que compartían muchas creencias religiosas con los babilonios. Luego se desarrolló un mito de que el dios Marduk mismo fue llevado ante un tribunal por sus transgresiones, y en la historia de la creación babilónica, Enuma Elish Marduk fue reemplazado por Ashur. En 681 a. C. Senaquerib fue asesinado en un templo de Ninurta en Nínive, probablemente por sus hijos mayores. Muchos creían que Senaquerib había maltratado al dios Ninurta así como a Marduk y que su muerte era un castigo divino, una creencia que, irónicamente, había sostenido sobre la muerte de su propio padre.

Nombrado por el consejo imperial y apoyado por el ejército, un hijo menor de Senaquerib llamado Esarhaddon se convirtió en rey mientras sus hermanos mayores huían a Urartu. Esarhaddon ordenó la reconstrucción de Babilonia, la restauración de sus dioses e hizo un tratado de paz con Elam, aunque más tarde sus mensajeros, que intentaban cobrar impuestos a los empobrecidos babilonios, fueron apedreados. En el norte, Esarhaddon luchó contra los cimerios y luego hizo las paces con ellos al dar a su hija en matrimonio al jefe escita Bartuta. Cuando Sidón se rebeló en 677 a. C., derribó la ciudad fenicia, decapitó a su rey, deportó a los habitantes y entregó el territorio de Sidón a su ciudad rival de Tiro.

Estas medidas permitieron a Esarhaddon perseguir su principal ambición de conquistar Egipto. Su primer intento fracasó, pero en el 671 a. C. el ejército asirio asedió la rebelde Tiro en el camino hacia la captura de Menfis. Los etíopes fueron deportados, se organizó la recaudación de tributos de las 22 provincias de Egipto y se instituyó el culto a Ashur. Sin embargo, dos años después, el rey etíope de Egipto, Taharqa, que había huido hacia el sur, organizó una rebelión.Esarhaddon regresaba a Egipto cuando murió en el 669 a. C. Tres veces, el supersticioso Esarhaddon había sustituido por "recados" temporales para poder fingir ser un campesino y escapar de malos presagios como un eclipse lunar, que los astrónomos podían predecir. Dar muerte a los sustitutos al final de su mandato e intentar engañar a los dioses insultaba su religión. Esarhaddon dejó claro en sus tratados con vasallos que cuando muriera, el príncipe heredero designado Ashurbanipal debía ser obedecido.

Asurbanipal, el mejor educado y alfabetizado de los reyes de Asiria, gobernó durante 42 años durante el apogeo y el mayor declive del imperio. Comenzó enviando un ejército a Egipto para recuperar Memphis. Una vez más, Taharqa huyó a Tebas, y se reinstalaron veintidós reyes nativos y gobernadores designados por Esarhaddon que habían huido de la rebelión. Sin embargo, cuando se descubrió su conspiración con Taharqa, fueron exiliados a Asiria y ejecutados allí, a excepción de Necao, que se estableció en Sais para gobernar Egipto. Cuando Taharqa murió, su sobrino Tanutamen marchó de Tebas a Menfis, donde en el 664 a. C. mató a Necao y derrotó a los príncipes egipcios del Delta. Cuando el ejército asirio regresó, Tanutamen se retiró de Menfis a Tebas, de donde huyó cuando fue destruido por el ejército de Ashurbanipal. El hijo de Necao, Psamtico, fue nombrado gobernante en Sais. Según Heródoto, una década después, Psamético, ayudado por mercenarios jónicos, expulsó a los asirios de Egipto mientras Asiria luchaba contra Elam.

Imperio asirio 664-609 a. C.

Tiro fue sitiada hasta que su gobernante Baal se sometió y ofreció a su hija y sobrinas y mucho tesoro a los asirios. Elam había atacado a Babilonia en 664 a. C., pero once años más tarde, cuando Asurbanipal no se rindió a los rivales del rey elamita, el ejército asirio derrotó otro ataque de los elamitas. El rey de Elam murió en batalla y Ashurbanipal lo reemplazó con sus rivales. En 651 a.C., el hermano de Ashurbanipal, Shamash-shum-ukin, que era rey de Babilonia, trató de formar una alianza con fenicios, filisteos, Judá, árabes, caldeos, elamitas e incluso Lidia y Egipto, cerrando las puertas de Sippar, Babilonia y Barsippa a los asirios. Ashurbanipal sitió a Babilonia durante dos años hasta que Shamash-shum-ukin prendió fuego a su propio palacio y pereció. Ashurbanipal convirtió a Kandalanu (posiblemente otro nombre para él) en rey de Babilonia y luego atacó a los rebeldes árabes en el desierto. Se capturaron tantos camellos que el precio de un camello en Asiria bajó a menos de un siclo.

Hacia el 639 a. C. Elam fue completamente devastada cuando su capital en Susa fue destruida y saqueada. La sal y las malas hierbas espinosas se esparcieron por su tierra, y la civilización de Elam de 3.000 años de antigüedad nunca volvería a surgir. Asurbanipal marchó triunfante con tres príncipes elamitas y un rey de Arabia atados a su carro. Judíos, arameos y lidios habían sido subyugados y Asiria era rica en botines saqueados. Sin embargo, los anales de Asiria llegaron a su fin en 639 a. C., aparentemente no les gustó registrar sus derrotas. Dentro de treinta años, el imperio asirio dejaría de existir.

Los medos atacaron a Asiria, pero los escitas del norte salvaron a Nínive y obligaron a los medos a pagarles tributo durante 28 años. Cuando Ashurbanipal (y Kandalanu) murieron en el 627 a. C., su hijo Ashur-etil-ilani luchó en una guerra civil con su hermano Sin-shar-ishkun. El caldeo Nabopolasar tomó el trono de Babilonia en el 626 a. C. y, según una crónica, luchó con Sin-shar-ishkun durante dos años antes de que este último se convirtiera en rey de Asiria en el 623 a. C. Durante una docena de años, Babilonia y Asiria lucharon entre sí. Los medos liderados por Cyaxares inclinaron la balanza y en 616 a. C. atacaron Nínive, pero fueron rechazados por los escitas. Sin embargo, en los dos años siguientes, los medos conquistaron Arrapkha y Ashur. Cuando los medos se unieron a los babilonios para atacar Nínive, el intento de alianza de Asiria con Egipto fue demasiado tarde. A fines del 612 a. C., Nínive y las principales ciudades de Asiria habían sido destruidas. Ashur-uballit II reemplazó al muerto Sin-shar-ishkun y se retiró a Harran, pero dos años más tarde esta ciudad fue destruida, y en el 609 a. C. el resto del ejército asirio capituló.

Probablemente la pieza más significativa de la literatura asiria fue la epopeya de "Erra e Ishum". Ashurbanipal y sus eruditos certificaron este trabajo, que probablemente fue escrito o dado su forma final alrededor del 700 a. C. cuando los asirios estaban atacando Babilonia. Sus feroces cualidades bélicas tipifican el rasgo más destacado de la cultura asiria. ¡Incluso el héroe Ishum, que finalmente logra disminuir un poco la guerra, es referido como un `` matadero piadoso cuyas manos son expertas en llevar sus armas furiosas y hacer brillar sus feroces hachas! '' Los siete dioses expresan el amor por la batalla cuando ellos Habla con Erra, cuyo corazón ya lo instaba a hacer la guerra.

¿Por qué te quedas en la ciudad como un anciano débil?
¿Cómo puedes quedarte en casa como un niño que cecea?
¿Vamos a comer pan de mujeres?
como alguien que nunca ha marchado al campo de batalla?
¿Debemos tener miedo y estar nerviosos como si no tuviéramos experiencia en la guerra?
¡Ir al campo de batalla es tan bueno como un festival para los jóvenes!
Cualquiera que se quede en la ciudad, sea un príncipe,
no se saciará solo con pan
En la boca de su propio pueblo será vilipendiado y deshonrado.
¿Cómo puede levantar la mano contra quien va al campo de batalla?
Por grande que sea la fuerza del que se queda en la ciudad,
¿Cómo puede prevalecer sobre alguien que ha estado en el campo de batalla? 2

Sin embargo, Ishum reprende a Erra por planear el mal para los dioses al conspirar para derrocar países y destruir a su gente, y le pide que regrese. Alardeando de sus poderes y explicando que Marduk ha descuidado su palabra, Erra promete abrumar a la gente de Marduk (babilonios). Sin embargo, el montaje de armas de los hombres privilegiados se describe como una abominación para los dioses Anu y Dagan. Ishum le pregunta a Erra si no le teme a Marduk y dice que ha cambiado su naturaleza divina y se ha convertido en un ser humano. Ha llevado sus armas a Babilonia como un fanfarrón para apoderarse de la ciudad. Los ha atrapado en una red y los ha destruido.

El ejército te vio y se puso sus armas.
El gobernador, que había tratado bien a Babilonia, se enfureció,
Dirigió a sus tropas a saquear como saqueadores enemigos,
Incitó al líder del ejército al crimen,
¡Tú eres el hombre a quien enviaré a esa ciudad!
No respetarás ni a Dios ni al hombre.
Mata a jóvenes y viejos por igual.
No dejarás a ningún niño, aunque todavía succione leche.
Saquearás las riquezas acumuladas de Babilonia ''. 3

El gran señor Marduk lo vio y gritó: "¡Ay!", Apretándose el corazón. Se puso sobre ellos un gobernador insolente que no los trató con amabilidad. El guerrero Erra dio muerte a justos e injustos. La gente abandonó la justicia y se volvió hacia las atrocidades. Erra declara que los subartianos, asirios, elamitas, casitas, suteos, gutianos y lullubeanos ni siquiera han perdonado a los de su propia especie, ya que el hermano incluso mata al hermano hasta que un acadio se levante y los derribe a todos y pastoree al resto. Ishum le suplicó a Erra que descansara, y finalmente Erra fue apaciguada y dejó un remanente. Este poema retrata la amargura de las batallas entre los asirios y los babilonios en este momento.

Otra obra literaria pesimista es un diálogo entre un amo y su criado en el que el amo propone cabalgar al palacio, cenar, cazar, acechar a su adversario, construir una casa, callar, iniciar una rebelión, amar a una mujer, sacrificar a su dios, dar comida a su país, ayudar a su país, y finalmente matar a su sirviente y luego a sí mismo, pero cada vez cambia de opinión y niega el plan, excepto por el último. Entonces el sirviente pregunta si su amo querría vivir incluso tres días sin él.

La civilización asiria se centró en torno a su poderoso rey con una jerarquía militarista apoyada por funcionarios, artesanos, agricultores y esclavos. El rey era juez superior, legislador, comandante en jefe del ejército y jefe de la religión, aunque él mismo no estaba divinizado. Las tradiciones y costumbres establecidas estabilizaron la cultura y el rey. Las únicas revoluciones en la historia de Asiria fueron las de poderosos generales o funcionarios de palacio, ya que la jerarquía social nunca se vio seriamente desafiada. Los gobernadores y sacerdotes, de hecho cualquier funcionario, podían ser ordenados directamente por el rey. Los reyes y los funcionarios no necesitan saber leer y escribir porque todos fueron asistidos por escribas. Los cargos y profesiones tendían a ser hereditarios o los nombramientos se basaban en el patrocinio. Los arameos alcanzaron altos cargos, pero el proceso tomó generaciones.

Las clases sociales estaban rígidamente determinadas por la posición de uno en la jerarquía. Los cautivos en la guerra y los deudores se convertían en esclavos, aunque estos últimos podían casarse con una persona libre, testificar en los tribunales, realizar negocios y poseer propiedades. Las mujeres dependían por completo de sus parientes masculinos, criaban a los hijos y cuidaban del hogar, y ni siquiera se les permitía asociarse con hombres que no eran parientes. Si un hombre vivía con una viuda durante dos años, se consideraba casado. El adulterio puede ser castigado por el marido matando a ambos o mutilando a la esposa y castrando a su amante, aunque si no castiga a la esposa, el amante tampoco puede ser castigado. La homosexualidad, que era tolerada en Babilonia, fue castigada por los asirios. El rey mantenía un harén de mujeres y eunucos. Los príncipes y nobles extranjeros también se mantuvieron en la corte asiria para asegurar los tratados.

Leyes operadas principalmente por las decisiones del rey y los funcionarios basados ​​en precedentes. Los contratos se hicieron en tabletas. Se permitía la prostitución, pero se desaconsejaba la embriaguez común. Se limitaba el robo y la violencia y el asesinato solían resolverse mediante venganzas privadas. Algunas personas fueron encarceladas, pero generalmente por razones políticas. La economía se basaba principalmente en la agricultura, complementada con la artesanía, el comercio y el tributo y el saqueo de la guerra, aunque el movimiento de riqueza desde la periferia del imperio hacia el centro tendía a provocar miseria y rebeliones. Toda la tierra se consideraba propiedad del dios representada por el rey, pero de hecho los templos, los señores ricos y los particulares sí poseían tierras o las poseían a cambio de prestar algún servicio al estado.

En la guerra, los asirios se destacaron en el desarrollo de máquinas de asedio, y se requisaron numerosos caballos para sus carros y caballería. Se persuadió a las ciudades para que se sometieran y se calculó la crueldad excesiva de quienes resistían para hacer que otros se sometieran más fácilmente. A medida que el imperio crecía, más tropas extranjeras llenaban las filas del ejército. La caza de leones, toros salvajes y elefantes fue tan popular que los elefantes se extinguieron en la zona.

La mayoría de los dioses fueron adoptados de los babilonios excepto Ashur, el dios supremo. Ishtar era la única diosa si no se cuentan las consortes de los dioses, pero ella también podía ser guerrera. El uso de la adivinación como guía con respecto al futuro fue utilizado ampliamente por los reyes asirios. Los astrónomos astrológicos hicieron observaciones detalladas e intentaron correlacionar los eventos humanos con los signos celestes. Su calendario se volvió bastante preciso cuando descubrieron que podían agregar siete períodos lunares cada diecinueve años para poder predecir eclipses. La astrología todavía permitía la iniciativa divina y humana.

La teoría médica se basaba principalmente en la creencia de que la enfermedad era un castigo infligido por los dioses a los seres humanos por sus pecados, aunque se tenían en cuenta el polvo, la suciedad, la comida y la bebida, así como el contagio. Los médicos intentaron diagnosticar los síntomas y podrían recetar medicamentos, cataplasmas, enemas o un cambio en la dieta. Se conservaron bibliotecas de tablillas cuneiformes, y Ashurbanipal en particular dio instrucciones para recolectar cualquier tablilla que se pudiera encontrar. La sociedad asiria era bastante estable en sí misma, pero la conquista continua y la explotación imperial de otros pueblos finalmente provocaron su reacción inevitable.

Imperio neobabilónico

La dinastía caldea, fundada por Nabopolasar cuando se convirtió en rey de Babilonia en el 626 a. C., gobernaría el imperio que tomaron de los asirios cuando derrotaron a su ejército en el 609 a. C. Este rey había declarado príncipe heredero a su hijo Nabucodonosor cuando se celebró la renovación del palacio a principios de su reinado. Padre e hijo estaban juntos cuando el último rey asirio se rindió en Harran. De allí Nabopolasar fue a Babilonia mientras Nabucodonosor tomaba y quemaba fuertes y recogía mucho botín durante tres meses. Luego, el Rey marchó por el Éufrates para establecer guarniciones contra los esperados ataques egipcios mientras el príncipe levantaba el apoyo de las autoridades del templo para esta guerra. Cuando los egipcios invadieron y mataron al rey Josías de Judá en el camino, Nabucodonosor tomó el mando del ejército. En una batalla en la que los mercenarios griegos lucharon en ambos bandos, derrotó a los egipcios en Carquemis en el 605 a.C., permitiendo que `` ni un solo hombre escapara a su país ''. Estaba en el oeste afirmando el control sobre esta parte del imperio cuando Nabopolasar murió. Nabucodonosor marchó inmediatamente por el desierto y fue coronado rey en Babilonia tres semanas después.

Nabucodonosor II regresó a Siria para recolectar tributos de Damasco, Tiro, Sidón y Jerusalén mientras destruía al rebelde Ascalón. En el 601 a. C., los reyes de Egipto y Babilonia libraron una gran batalla abierta que resultó costosa para ambos bandos. Egipto se retiró de Asia. Los babilonios tuvieron que pasar un año reequiparse y capacitarse mientras Joacim de Judá abrogaba las obligaciones que les había impuesto Babilonia. Los babilonios atacaron a los árabes en el desierto y consiguieron que los arameos, moabitas y amonitas invadieran Judá. Entonces Nabucodonosor sitió Jerusalén y capturó la ciudad y su Rey en el 597 a. C. Sedequías fue nombrado regente y 3.000 judíos fueron deportados a Mesopotamia. Animado por las operaciones egipcias contra Gaza, Tiro y Sidón, Sedequías se rebeló contra la hegemonía babilónica. Nabucodonosor sitió a Jerusalén de nuevo como lo había hecho una década antes, y después de dieciocho meses, Sedequías fue capturado tratando de escapar. Sus hijos fueron asesinados, él fue cegado y deportado con miles de judíos. Jerusalén fue saqueada, sus muros fueron derribados y el templo fue destruido.

Se sabe menos de los últimos años del reinado de Nabucodonosor. En el 585 aC medió una tregua entre los medos y los lidios, y se dijo que su sitio de Tiro duró trece años. Afirmó haber pacificado el Líbano para poder explotar su madera e invadió Egipto en el 568 a. C. Nabucodonosor II hizo reconstruir Babilonia y gobernó durante 43 años hasta su muerte en el 562 a. C. Afirmó haber sido un rey justo y haber suprimido el soborno para complacer al dios Marduk y mejor a todos los pueblos.

El hijo de Nabucodonosor, Amel-Marduk, gobernó solo dos años, pero según Jeremías 52: 31-32 liberó al rey Joaquín de Judá de la prisión y le dio un asiento de honor en Babilonia. Un destacado funcionario y terrateniente llamado Neriglissar, que se había casado con la hermana de Amel-Marduk, organizó una conspiración que derrocó al rey. Neriglissar dirigió campañas militares contra Piriddu en Cilicia, pero murió en el 556 a. C. Su hijo gobernó solo tres meses antes de ser asesinado a su vez por una conspiración liderada por Nabonido, quien fue elegido rey.

Nabonido pudo haber ayudado a mediar en la paz entre medos y lidios en el 585 a. C. Su madre era devota del dios de la luna Sin en Harran, vivió más de cien años y recibió el funeral de una reina en 547 a. C. Nabonido continuó el esfuerzo de Neriglisar para defender Siria de la invasión del norte, trayendo a 2.850 esclavos cautivos de regreso a Babilonia para reconstruir sus murallas y restaurar el templo de Sin en Harran. Por adivinación decidió dedicar a su hija como sacerdotisa en Ur. Aunque cambió el énfasis religioso a Sin, todavía proporcionó suministros a los templos de Marduk y Nabu. Mientras hacía campaña en Amanus, reunió plantas para los famosos jardines colgantes de Babilonia que había construido Nabucodonosor. Nabonido pasó diez años en Tema, en el desierto de Arabia, reprimiendo una rebelión y controlando la región, sin siquiera irse para asistir al funeral de su madre. Mientras estuvo fuera, su hijo Belsasar gobernó en Babilonia.

Finalmente, después de una sequía, la adivinación y las abundantes lluvias mostraron presagios favorables, y Nabonido regresó a Babilonia. El pecado fue restaurado a su templo en Harran, y Nabonido celebró la fiesta de Año Nuevo en Babilonia, tomando la mano de la estatua de Bel (Marduk) para mostrar su realeza divina. Entonces Ciro II de Persia lanzó un ataque victorioso contra Opis babilónico. Nabonido huyó, y dos días después, las fuerzas persas, habiendo redirigido el agua, cargaron contra Babilonia a través de los canales secos, luego el gobernador de Guti, Gubaru, entró en la ciudad sin una batalla. Belsasar fue asesinado y Nabonido se rindió. Los lugares santos fueron protegidos, y dos semanas después Ciro entró en Babilonia proclamando la paz a todo el pueblo y dando audiencia a los gobernantes del antiguo imperio caldeo. Ciro afirmó que estaba cumpliendo la voluntad de Marduk, reafirmó los privilegios de Babilonia, ordenó el regreso de las deidades exiliadas y decretó que a los judíos se les permitiría regresar a su país.

Estos privilegios fueron otorgados a ciudadanos de ciudades sagradas como Babilonia, Sippar, Nippur y Borsippa, como los asirios habían hecho con Ashur y Harran. Estos habitantes urbanos creían que sus ciudades estaban protegidas por el dios de su templo y que si el Rey violaba la justicia, él y la tierra serían castigados, como se indica en el siguiente texto acadio del siglo VII a.C.

Si un rey no hace caso de la justicia,
su pueblo se verá sumido en el caos y su tierra quedará devastada.
Si no hace caso de la justicia de su tierra, Ea, rey de los destinos,
alterará su destino y no dejará de perseguirlo con hostilidad.
Si no presta atención a sus nobles, su vida se verá truncada.
Si no escucha a su consejero, su tierra se rebelará contra él.
Si presta atención a un pícaro, el status quo en su tierra cambiará.
Si los hijos de Nippur le son traídos para juicio,
pero acepta un presente y los condena indebidamente,
Enlil, señor de las tierras,
traerá un ejército extranjero contra él para masacrar a su ejército,
cuyo príncipe y sus principales oficiales deambularán por las calles como gallos de pelea.
Si toma la plata de los hijos de Babilonia
y lo agrega a sus propias arcas,
o si escucha una demanda que involucra a hombres de Babilonia
pero lo trata con frivolidad,
Marduk, señor del cielo y de la tierra, pondrá a sus enemigos sobre él,
y dará sus bienes y riquezas a su enemigo.
Si impone una multa a los hijos de Nippur, Sippar o Babylon,
o si los mete en la cárcel,
la ciudad donde se impuso la multa será completamente anulada
y un enemigo extranjero entrará en su prisión.
Si movilizaba a la totalidad de Sippar, Nippur y Babilonia,
e impuso trabajo forzoso a la gente,
exigiendo de ellos corv & eacutee en la proclamación del heraldo,
Marduk, príncipe de los dioses, el príncipe, el consejero,
entregará su tierra a su enemigo
para que las tropas de su tierra hagan trabajos forzados para su enemigo,
para Anu, Enlil y Ea, los grandes dioses que habitan en el cielo y en la tierra,
en su asamblea afirmaron la libertad
de esas personas de esas obligaciones. 4

El sentido del pueblo de sus propios derechos y poder se ve en una carta que advirtió al rey asirio Esarhaddon citando las líneas iniciales y finales de este texto. Este es el mismo Esarhaddon cuyos recaudadores de impuestos fueron arrojados con terrones. Otro documento tiene a Esarhaddon afirmando que restauró esta protección y privilegio perdidos al pueblo de Babilonia, incluida la exención de impuestos.

Debido a la supervivencia de las tablillas cuneiformes de arcilla, se sabe mucho de las transacciones comerciales babilónicas durante este período. Los ciudadanos de estas ciudades, que estaban exentos del servicio militar obligatorio y del ejército, se reunían en asambleas, pero después de la conquista del imperio, el poder real dominaba las asambleas. Nabonido pudo haber hecho mucho para evitar que los jueces aceptaran sobornos y no defendieran a los pobres, robaran a los débiles, usura, violencia e incluso la toma de campos. Estas asambleas a menudo resolvieron casos civiles y penales menores. En 594 a. C., la asamblea de Borsippa ejecutó y confiscó la propiedad de un general por conspirar contra Nabucodonosor. El gobernador local generalmente presidía la asamblea. Solo hombres libres estaban en las asambleas que excluían tanto a los extranjeros como a los esclavos y las mujeres, aunque se incluía a los artesanos pobres.

Muchos extraterrestres vivían en Babilonia, se casaban y se asimilaban o formaban sus propias comunidades autónomas. Había elamitas, persas, medos, cilicios, judíos, jonios y, sobre todo, egipcios. Los conflictos por diferencias étnicas o religiosas no fueron evidentes. La mayoría de los extraterrestres adoraban a sus propios dioses y también a los dioses babilónicos, con la notable excepción de los judíos.

El Rey nombró jueces para administrar las leyes. La poligamia era poco común y el marido tenía que pagar una indemnización a la primera esposa a menos que no tuviera hijos. Las mujeres podían participar en contratos y poseer propiedades, aunque rara vez eran testigos de contratos. Se utilizaron sellos o impresiones en miniatura como firmas. Los préstamos se aseguraban con campos, casas, esclavos, niños, ganado, dinero u otras posesiones que podían explotarse en lugar de intereses, que generalmente eran del 20% anual. Un deudor podría tener que trabajar para saldar la deuda, pero no podría convertirse en esclavo, aunque sus hijos sí podrían hacerlo. Esta medida desesperada rara vez ocurrió excepto durante el hambre debido a la hambruna, un asedio prolongado o una guerra devastadora. Se ha abolido el límite de tiempo para la esclavitud en el código de Hammurabi. Sin embargo, estas leyes todavía se copiaron, y el pago de treinta veces por la propiedad robada del templo y el palacio todavía estaba en vigor.

El estado obtenía ingresos de los impuestos y los templos recibían diezmos, que en promedio representaban alrededor del diez por ciento de los ingresos. El templo Eanna de Uruk poseía más de 5.000 vacas y más de 100.000 ovejas. Aquellos que no podían pagar el diezmo podían tomarlo prestado o incluso entregar a sus hijos al templo como esclavos. Los escribas se desempeñaron no solo en la administración del gobierno, sino también como contadores comerciales. En el 553 a. C., Nabonido nombró a un comisionado real en el templo de Eanna para asegurarse de que el estado recibiera sus impuestos del templo. Los templos también tenían que proporcionar servicios al palacio, y el rey comenzó a regular las raciones del templo para los esclavos, los salarios y las tarifas de alquiler. Tales políticas pueden haber inducido a los sacerdotes a preferir a Ciro a su propio rey.

La cebada y los dátiles eran los cultivos más importantes, y a menudo se pagaba a la gente por ellos. El estado poseía y controlaba los canales utilizados para el riego. El propietario de la tierra generalmente recibía un tercio de la cosecha, dejando dos tercios para el arrendatario. La mayoría de los artesanos trabajaban para los templos o para los ricos, que podían permitirse entrenar esclavos. La mayoría de los agricultores trabajaban en tierras pertenecientes al estado, templos o ricos.

El rey solía entregar prisioneros de guerra a los templos para que los usaran como esclavos. Sin embargo, los 10.000 judíos y sus mujeres y niños que fueron deportados en el 597 a. C. no fueron esclavizados, sino que se establecieron cerca de Nippur para trabajar la tierra que había sido abandonada. Había un límite en la cantidad de esclavos que podían absorberse eficazmente en la economía. Los esclavos podían ganar y poseer propiedades, incluso otros esclavos, pero no podían comprar su propia libertad. Solo su amo podía liberarlos, y generalmente se mantenía a los esclavos exitosos. El salario del esclavo fue para el amo, quitando el incentivo que el trabajador libre tenía para trabajar duro, haciendo así la esclavitud menos productiva.

Babilonia era el centro de comercio más activo en este momento que conectaba Egipto, Fenicia y Siria con Chipre, Asia Menor y Elam. La plata pesada era la moneda principal ya que no había monedas acuñadas. En el siglo VI a. C., mientras la mayoría de la gente sufría dificultades, surgieron poderosos capitalistas, particularmente la familia Egibi en Babilonia, con fortunas en bienes raíces, esclavos, préstamos de dinero, comercio, agricultura y banca. Estas desigualdades fueron probablemente factores de la pérdida de autonomía política de Babilonia.

Imperio persa hasta el 500 a. C.

Zaratustra

Se dice que Zaratustra vivió 258 años antes que Alejandro. Dado que Alejandro se había apoderado del imperio persa en el 330 a. C. cuando murió Darío III, y como Zaratustra tenía unos cuarenta años cuando convirtió al rey Vishtapa y vivió hasta los 77, las fechas aproximadas de su vida son 628-551 a. C. Otras tradiciones sostienen que nació mucho antes de eso, y algunos eruditos creen que vivió entre 1400 y 1200 a. C. También es posible que haya habido más de un Zaratustra. Poco se sabe sobre la vida de Zaratustra, a quien los griegos llamaban Zoroastro, pero su influencia en la religión iraní fue muy grande. El nombre Zarathushtra ha sido traducido como & quothe of the golden Light & quot, y la leyenda indica que cuando era niño brillaba con una luz radiante.

Los arios, que se establecieron en Irán y los que invadieron la India, originalmente compartían una religión común, como lo indica un tratado de Mitannia con los hititas del siglo XIV a. C. que reconocía a los dioses védicos Mitra, Varuna, Indra y los dos Nasatyas. Los nombres Mitra y Varuna a menudo se vinculaban en los Vedas hindúes como un compuesto dual. El dios iraní Ahura compartía las características de los primeros Varuna, y Zaratustra añadió el atributo de la sabiduría (Mazda) y declaró que el único Dios verdadero es Ahura Mazda. Aparentemente, cuando se produjo la división entre los hindúes y los iraníes, finalmente demonizaron a algunos de los dioses y espíritus de los demás. Las divinidades que los hindúes llaman devas se convirtieron en espíritus malignos o demonios para los iraníes y Zaratustra, mientras que los hindúes llamaban asuras a los espíritus malignos.

Según la tradición, Zarathushtra nació sonriendo o riendo como el tercero de cinco hijos de la familia Spitama en la ciudad pastoral de Rhages en la Mediana, cerca de lo que ahora es Teherán. Fue iniciado en el sacerdocio a los quince años. Se fue de casa en una búsqueda espiritual cuando tenía veinte años y a los treinta reconoció al Señor Sabio (Mazda Ahura) cuando el Buen Pensamiento (Vohu Manah) se le acercó y le preguntó quién era. Zarathushtra declaró que era un enemigo del Mentiroso y un partidario de lo que es correcto. Zaratustra criticó a los violadores agresivos del orden como seguidores de la Mentira, y las autoridades religiosas se opusieron a sus enseñanzas. Zarathushtra estuvo tentado a renunciar a su nueva fe, pero continuó con gran determinación. Durante diez años vagó con muy pocos seguidores.

Viajando hacia el este mientras predicaba, Zaratustra luchó durante dos años para convertir a un príncipe chorasmiano llamado Vishtapa. Con la oposición de los codiciosos sacerdotes Karpan y crítico de su corrupción, orgías intoxicadas y sacrificios de animales, Zarathushtra fue encarcelado hasta que fue ayudado por la consorte de Vishtapa, Hutaosa, luego Vishtapa aceptó la nueva fe y la promovió activamente. La corte de Vishtapa se sintió atraída por la religión y Zaratustra se casó con la hija de uno de los nobles cuyo hermano se casó con la hija de Zaratustra con su primera esposa. La nueva religión fue promulgada tan activamente que se libraron dos guerras santas en su defensa, y en la segunda, Zaratustra fue asesinado a la edad de 77 años mientras asistía a una ceremonia de fuego.

Las enseñanzas de Zaratustra se transmitieron a través de la antigua poesía de los Gathas. Zarathushtra declaró que hay un solo Dios, el Señor Sabio al que llamó Ahura Mazda, transformando el politeísmo de la religión aria en monoteísmo. A este Dios lo identificó como el creador y gobernador del universo a través del Espíritu Santo. La característica más importante de Dios es Asha, que significa verdad o lo que es correcto (justicia, ley). Este Dios es profundamente ético, recompensa los pensamientos, las palabras y las acciones del bien y trae recompensa a los del mal. Todos los espíritus y seres son libres de elegir entre el bien y el mal. Los veinte nombres que Zaratustra le dio a Dios son Yo soy, Dador de rebaños, Fuerte, Santidad perfecta, Todo bueno, Entendimiento, Teniendo entendimiento, Conocimiento, Teniendo conocimiento, Bendición, Causando bendición, Señor, Misericordioso, No dañino, Invencible, Veraz, omnisciente, sanador, creador y sabio (u omnisciente).

Zaratustra enseñó que Dios tiene siete atributos principales. Spenta Mainyu es el Espíritu Santo a través del cual se crea todo. Dios se comunicó con Zaratustra a través del Vohu Manah o Buena Mente. Asha Vahishta significa mejor orden o justicia. El Khshathra Vairya, que obviamente tiene la misma etimología que Kshatriya o casta gobernante de la India, significa Poder Absoluto, Dominio Deseable y el Paraíso Supremo que se establecerá en la Tierra en el tiempo del fin, que llegó a ser llamado el reino o soberanía del cielo. por Jesús. Yasna 41: 2 dice: "Que se nos conceda tu buen gobierno (khshathra) por los siglos de los siglos, oh sabio Señor". Que un buen gobernador, ya sea un hombre o una mujer, nos gobierne en los dos mundos ''. 5 Los dos mundos se refieren a los mundos espiritual y material. Armaiti significa Devoción y Piedad y llegó a asociarse con la nutrición sustentable de la Madre Tierra. Haurvatat es plenitud, salud y perfección. El séptimo atributo Ameretat es la inmortalidad.

Debido a que Dios permite el libre albedrío, algunos espíritus, que originalmente fueron creados por el único Dios, eligieron mal y se convirtieron en Druj o el espíritu del Engaño que puede desviar a la gente. Todos los pensamientos, palabras y acciones tienen sus consecuencias para bien o para mal. Los Yazata o Adorables premian a los buenos. El espíritu guardián de la humanidad se llama Sraosha, quien junto con Mithra y Rashnu, juzga las almas después de la muerte. Sraosha también tiene una hermana llamada Ashi Vanguhi, que significa Bendición Sagrada o Buena Recompensa por las Obras. También protege la vida matrimonial y guarda la castidad de la mujer mientras aborrece a la esposa infiel. Mithra escucha apelaciones y representa contratos. Él y Rashnu representan la verdad y la luz, y el pecado de engañar a Mithra puede afectar incluso a la familia.

Para Zaratustra el fuego era un símbolo de la llama divina y la verdad pura que brilla en el corazón de cada ser. Jerjes, que encontró una lámpara encendida en el templo de Athere Polias en Delos, salvó el santuario por respeto al culto al fuego de Zaratustra. El Espíritu Santo es el más alto junto a Dios, pero el Espíritu Maligno y su descendencia, los daevas, se oponen a él, lo que constituye un desafío constante para que los humanos elijan sabiamente. El alma humana (urvan) y el espíritu (fravashi) utilizan las facultades de conocimiento, energía (khratu), sabiduría y consideración (chisti), inteligencia y percepción (ushi), mente (manas), conciencia y memoria (bodha), conciencia práctica ( ahu), libre albedrío (kama), habla (vachas) y acción (shyaothna), así como el instrumento del cuerpo viviente (tanu). Por encima de todo esto está la daena, el don de la visión o religión revelada.

Además de los fuertes mandatos de decir la verdad y ser justo, Zaratustra también enseñó cosas prácticas como arar la tierra, cultivar granos, cultivar frutas, arrancar las malas hierbas, recuperar tierras baldías, irrigar terrenos baldíos y tratar a los animales con amabilidad, especialmente a las vacas que sirven. agricultores. Castigó severamente a los nómadas turanianos, quienes, después de matar ganado como sacrificio, emprendieron violentas incursiones, destruyendo campos y productos agrícolas.

Después de la muerte, el alma llega al Puente del Separador y todas las acciones, palabras y pensamientos de uno se evalúan en términos del bien y del mal. Los buenos pueden cruzar el puente hacia el mundo celestial, pero los malos caen abajo. Sin embargo, Gatha 49:11 deja en claro que Zarathushtra originalmente enseñó que tales almas regresan a la Tierra por reencarnación, aunque este concepto luego se eliminó de la religión.

Pero entre los gobernantes malvados, los malhechores, los malhechores,
entre egos malvados, pensadores malvados y seguidores de la mentira,
Las almas regresan debido a una tenue percepción
verdaderamente son habitantes de la Morada de la Falsedad. 6

Esto tiene sentido porque Zaratustra enseñó que eventualmente todas las almas serán purificadas y sacadas del infierno cuando el mundo entre en un nuevo ciclo libre de toda maldad y miseria, siempre joven y regocijándose con todas las almas, disfrutando de una inefable bienaventuranza y gloria. Esto también se conoce como la Resurrección (Ristakhez), otra idea que influyó mucho en la religión judeocristiana. La esencia de las enseñanzas de Zaratustra se puede resumir en última instancia en tres palabras: "SEA COMO DIOS".

A través de los misioneros, la religión de Zaratustra se extendió rápidamente por todo el imperio persa. Darío I mostró en sus propias proclamas que sobrevivieron en inscripciones cuánto fue influenciado por el énfasis de Zaratustra en la verdad y la justicia. En Behistun, Darius declaró que Ahura Mazda lo ayudó porque no era desleal y no seguía la Mentira. No hizo nada malo, sino que caminó en justicia. No hizo daño ni a los débiles ni a los poderosos. Se le advirtió que no se hiciera amigo de los que obran mal, sino que los castigara. En la inscripción de Naqshi-i Rustama, Darius elogió a Ahura Mazda, quien creó la Tierra, el cielo, los seres humanos, la felicidad humana y quien le otorgó sabiduría. Declaró que los débiles no deberían haber sido perjudicados por los poderosos ni al revés. Afirmó que controlaba su ira con su poder de pensamiento. Darius también escribió que recompensa a los que cooperan y castiga a los que hacen daño de acuerdo con el daño que han hecho.

Imperio persa hasta el 500 a. C.

La civilización en la meseta iraní es muy antigua, el cobre se fundió allí alrededor del 5500 a. C., y Elam en las tierras bajas se quedó solo un poco detrás de Sumer en el desarrollo de la escritura jeroglífica hace 5.000 años. Sin embargo, los elamitas adoptaron el idioma escrito del acadio como el idioma más universal de la zona durante dos milenios. Un señor de Susa gobernaba a los príncipes vasallos. El documento escrito más antiguo de un tratado encontrado hasta ahora fue entre el acadio Naram-Sin y un rey elamita hace unos 43 siglos. Mucho de lo que se conoce sobre la civilización elamita proviene de registros sumerios, babilónicos y asirios. Las ciudades de Susa y Anshan eran vínculos importantes para el comercio y la comunicación entre Mesopotamia y la cultura Harrapan del valle del Indo. Elam derrocó a la Tercera dinastía de Ur en el siglo XXI aC tres siglos después fueron conquistados por Hammurabi de Babilonia, pero pudieron derrotar a su hijo.

En el siglo XVII a. C., cuando los casitas empezaron a apoderarse de Babilonia, también dominaron Elam. Los arios pasaron por Irán de camino a la India trayendo lenguas indoiranias en la primera mitad del segundo milenio antes de Cristo. Elam se enfrentó a Asiria en el siglo XIII a. C., pero alcanzó su apogeo en el siglo XII a. C. cuando Shutruk-nahhunte I derrocó a los casitas en Babilonia y su hijo se llevó la estatua de Marduk a Susa. El rey Shilkhak-Inshushinak invadió Asiria hasta Ashur y sitió Babilonia, estableciendo un breve imperio elamita, que utilizó la escritura protoelamita en sus inscripciones. Sin embargo, antes de que terminara el siglo XII, Nabucodonosor I de Babilonia derrotó a los elamitas y recuperó la estatua de Marduk. Durante los siguientes tres siglos se sabe poco de la cultura elamita. Las campañas militares asirias contra Elam en el siglo VIII a. C. aumentaron en el siglo VII, culminando en el 639 a. C. cuando los ejércitos de Asurbanipal destruyeron Susa y sembraron la tierra de sal. Elam continuó existiendo durante otro siglo, pero nunca volvió a subir al poder.

El nombre Irán deriva de la palabra "ario", y en la primera mitad del primer milenio antes de Cristo, los pueblos de habla iraní se trasladaron gradualmente al área de las montañas Zagros, siendo los grupos más grandes los medos y los persas. El uso más eficaz de las herramientas de hierro y el riego desde el siglo IX hasta el VII a. C. permitió a los iraníes cultivar con más éxito y aumentar la población en las llanuras. Los arios trajeron caballos y carros, y su uso de la caballería estimuló a los asirios a hacer lo mismo. El rey asirio Tiglat-pileser III conquistó y deportó a 65.000 medos, reemplazándolos en la meseta con arameos. Urartu, dirigido por su rey Rusas I, trató de luchar contra los asirios, y se decía que el semilegendario primer rey de los medos, Daiukku, había unido a docenas de jefes tribales para unirse al esfuerzo. Según Herodoto, Daiukku había sido nombrado rey debido a su reputación de emitir juicios justos. Sargón II de Asiria derrotó a decenas de jefes medos y estableció a 30.000 israelíes capturados en las ciudades de los medos a finales del siglo VIII a. C. Desde el noroeste llegaron escitas y cimerios, que devastaron Urartu de tal manera que Rusas se suicidó.

Mientras el rey asirio Senaquerib estaba ocupado luchando contra Babilonia, Elam, Egipto y Judea, los medos se unieron alrededor de Khshathrita (llamado Phraortes por Herodoto), el hijo de Daiukku. Con los cimerios como aliados y los persas como vasallos, atacaron Nínive en el 653 a. C. pero fueron derrotados. Khshathrita murió. Los escitas aprovecharon esta oportunidad invadiendo y subyugando a los medos durante 28 años. Herodoto contó cómo el próximo rey mediano, Ciaxares, mató a los jefes escitas borrachos en un banquete y luego recuperó el poder mediano. El profeta Nahum indicó que el creciente odio de la nobleza, sacerdotes, militares, administradores y comerciantes asirios iba a provocar la caída de ese imperio. Adoptando las unidades militares especializadas que habían sido utilizadas por los urartianos y asirios durante más de un siglo, los medos marcharon hacia el oeste y tomaron Arrapkha en el 615 a. C., rodearon Nínive al año siguiente y luego tomaron Ashur por asalto. Nínive cayó en el 612 a. C. con la ayuda de los babilonios. El imperio asirio se dividió entre los medos y los babilonios.

Babilonia gobernaba la fértil media luna mientras Media controlaba el norte y el este. Los medos entraron en conflicto con Lidia, la principal potencia de Asia Menor, y lucharon con ellos durante cinco años antes de que un eclipse de sol los estimulara a aceptar una tregua mediada por los babilonios en el 585 a. C. Ese mismo año Astiages triunfó como Rey Mediano y gobernó durante 35 años. Quizás influenciado por Zaratustra, Astiages se mostró reacio a participar en una conquista continua y, por lo tanto, alienó a la ambiciosa aristocracia.Hypargus organizó un complot de los nobles, y Oebares y otros incitaron a las tribus fronterizas a rebelarse. Después de que el rey persa Ciro II se rebelara, el rey de Babilonia Nabonido recuperó Harran en el 553 a. C. mientras los medos estaban derrotando a Ciro, quien se vio obligado a retirarse. Ante la revuelta persa y la traición de la aristocracia, Astiages fue capturada y la ciudad real de Ecbatana tuvo que someterse a Ciro, según Ctesias porque Ciro amenazó con torturar a su hija Amytis, con quien Ciro luego se casó.

Ciro II heredó un reino persa en el imperio mediano de su padre Cambises I en el 559 a. C. La madre de Cyrus era hija del rey mediano Astiages. Herodoto, que se deleitaba en contar historias de cómo oráculos y sueños se hicieron realidad inesperadamente, escribió que debido a un sueño, Astiages intentó que Cyrus fuera asesinado cuando era un bebé, pero Hypargus no quería matarlo y se lo dejó a otro que salvó al niño. . Cuando se descubrió que el niño actuaba como un rey, fue descubierto y devuelto a su verdadera madre y padre. Esta historia irónica puede haber sido inventada para justificar a Cyrus por derrocar a su abuelo.

Como rey vasallo en Anshan, Ciro gobernó desde su capital en Parsagarda y unió a siete príncipes persas en un consejo real bajo su liderazgo. Ciro inició relaciones diplomáticas con el rey Nabonido de Babilonia y pudo ganarse a Hypargus y a gran parte de la aristocracia mediana cuando se rebeló contra Astiages y se hizo cargo del imperio mediano en 550 a. C. Ciro pasó por alto las fortalezas de Babilonia y marchó hacia el norte para capturar las ciudades asirias de Arbela y Asur, cuyas estatuas de dioses habían sido llevadas a Babilonia. Harran, la ciudad sagrada para Nabonido, también debe haber caído cuando Ciro procedió a invadir Cilicia, Capadocia y Armenia. En cada uno de estos casos, Ciro permitió que los reyes nativos mantuvieran el poder bajo su gobierno mientras él establecía satrapías.

Creso, que ostentaba el poder regional como rey de Lidia, formó una alianza con Amasis de Egipto, Nabonido de Babilonia y los espartanos que querían defender las ciudades-estado griegas en Asia. Creyendo en el oráculo de Delfos, que declaró que destruiría un gran imperio, Creso se negó a ser rey bajo la soberanía persa. Creso cruzó el río Halys, que dividió los imperios, y comenzó a devastar las tierras sirias en Capadocia y esclavizar a los habitantes no expulsados. El general mediano Hypargus sugirió colocar camellos en la línea del frente, lo que intimidó a los caballos de los lidios y permitió a los persas obtener una victoria y tomar Sardis después de un asedio de dos semanas. Herodoto contó cómo Creso se salvó de morir quemado por la lluvia y un indulto de Ciro. El gran imperio que Creso destruyó fue su propio imperio de Lidia. Creso culpó a Apolo de su derrota, diciendo: "Nadie es tan tonto como para elegir la guerra en lugar de la paz; en la paz los hijos entierran a los padres, pero en la guerra los padres entierran a sus hijos" .7 Sin embargo, él había elegido la guerra.

Dado que Mileto fue la única ciudad estado griega que se rindió, las demás fueron conquistadas por el ejército persa dirigido por Hypargus y luego los isleños se rindieron. Una vez más, Ciro pudo usar la desafección local para otra victoria fácil sobre una potencia mesopotámica, esta vez Babilonia, ganando a su general Gobryas, que tomó Uruk en 546 y Babilonia en 539 a. C., convirtiéndose en sátrapa de la nueva provincia de Babirush. Nabonido fue severamente criticado por la propaganda persa. Los dioses acadios fueron devueltos a sus templos cuando Ciro trató de legitimar su toma de la realeza de Babilonia. El negocio prosiguió sin muchos cambios bajo el dominio persa, pero a los judíos se les permitió regresar a su tierra natal en condiciones generosas que les permitieron llevarse los preciosos utensilios que habían sido robados de su templo medio siglo antes por los babilonios. Ciro había sido anunciado como el ungido del Señor por los profetas judíos.

Ciro también expandió enormemente el imperio persa en el este hasta el borde de la India, pero si fue influenciado por la nueva religión de Zaratustra, no sofocó su deseo de conquista imperial. Cerca del río Jaxartes se topó con los Massagetae liderados por la reina Tomyris, quien le envió el siguiente mensaje:

Rey de los medos, te aconsejo que abandones esta empresa,
porque no puedes saber si al final te servirá de algo.
Gobierna a tu propia gente y trata de soportar verme gobernando a la mía.
Pero, por supuesto, rechazarás mi consejo.
ya que lo último que deseas es vivir en paz. 8

En 529 a. C. se libró una batalla sangrienta que destruyó a la mayor parte del ejército persa y mató a Ciro.

Ocho años antes de su muerte, Ciro había hecho rey de Babilonia a su hijo Cambises, mientras que un segundo hijo, Bardiya, administraba las provincias orientales. Cuando Cambises II sucedió a su padre, hizo asesinar en secreto a su hermano Bardiya y luego invadió Egipto. Con el consejo de un general griego desertor, Cambises pudo obtener ayuda de los beduinos para cruzar el desierto. En una batalla en la que los mercenarios griegos lucharon en ambos bandos, las fuerzas egipcias de Psamtik III huyeron a Menfis, que luego cayó en manos de los persas. Desde Egipto, Cambises intentó atacar Cartago, pero sus aliados fenicios se negaron a luchar contra su propia colonia. Según Herodoto, una aventura contra un oasis libio fracasó debido a una tormenta de arena. Cambises logró invadir Nubia, pero los persas sufrieron grandes pérdidas a su regreso. Los relatos griegos de las atrocidades de Cambises en Egipto probablemente reflejan el resentimiento egipcio por la dominación persa que sufrieron hasta el 402 a. C. En 522 a. C., un hombre que decía ser Bardiya se levantó e intentó gobernar en Persia Cambises se dirigió a su casa, pero murió en el camino.

Darío, un príncipe y gobernador de Partia que había comandado a los diez mil inmortales contra Egipto, dirigió un grupo de siete nobles persas, mantuvo el control del ejército y sofocó la revuelta, matando a la falsa Bardiya dos meses después de la muerte de Cambises. aunque se necesitaron dos años para sofocar las diversas revueltas del imperio. Darío envió fuerzas dirigidas por Otanes para ayudar a Syloson, el hermano exiliado de Polícrates, a retomar la isla de Samos. Nombró a Zorobabel gobernador de Judá, y cuando se descubrió la orden de Ciro de restaurar el templo, Darío apoyó ese proyecto. En el 519 a. C., el propio Darío cruzó el mar Caspio y lideró la invasión de los escitas orientales, y el invierno siguiente marchó a Egipto, donde buscó a los sabios y restableció las antiguas leyes egipcias. También ordenó la excavación de un canal de 150 pies de ancho desde el río Nilo hasta el golfo de Suez.

Después de apoderarse de un gran imperio, Darío se esforzó por juzgarlo estableciendo leyes. El imperio estaba dividido en veinte provincias, cada una gobernada por un sátrapa persa y un comandante en jefe. Los persas estaban exentos de impuestos y el oro de la India proporcionaba casi un tercio del tributo anual total valorado en 14.500 talentos de plata. Los inspectores llamados "los oídos del rey" lo mantuvieron informado y tenían sus propias fuerzas armadas. Las leyes estaban destinadas a evitar que los más fuertes destruyeran a los débiles. Los jueces fueron nombrados de por vida a menos que fueran destituidos por error judicial. Darius afirmó que amaba lo que estaba bien y odiaba las mentiras y lo que estaba mal, que no estaba enojado, sino que refrenaba a los que estaban enojados. A los que hirieron los castigó. A los que no decían la verdad no confiaba, creyendo que quien miente destruye. Incluso retiró la pena de muerte cuando se dio cuenta de que había violado su propia ley de no ejecutar a nadie por un solo delito, pero al sopesar los servicios del hombre contra su delito terminó por nombrarlo gobernador. Sin embargo, la pena de muerte se utilizó para delitos contra el estado o la familia real, y la mutilación era común para delitos menores.

Darius fomentó el comercio y el desarrollo económico de diversas formas. Estandarizó pesos, medidas y monedas en un sistema bimetálico de oro y plata que había sido introducido por Creso en Lidia. Darius creó una red de carreteras que incluía una carretera real de Susa a Sardis en Lydia. Elogió al sátrapa de Asia Menor y Siria por trasplantar árboles frutales de más allá del Éufrates. El sésamo se extendió a Egipto y se plantó arroz en Mesopotamia. Generalmente, las grandes propiedades eran trabajadas por siervos y esclavos capturados por la guerra que pertenecían a la tierra. La industria no solo produjo artículos de lujo hechos de metales preciosos, sino que también el comercio de herramientas útiles, productos para el hogar y ropa barata elevó el nivel de vida de muchas personas. Sin embargo, el imperio tenía que ser apoyado y había impuestos sobre los puertos, el comercio interno y las ventas, así como sobre las propiedades, los campos, los jardines, los rebaños y las minas. Los salarios de los trabajadores calificados, los jornaleros e incluso las mujeres y los niños estaban estrictamente regulados.

El valle del Indo había sido sometido y convertido en la satrapía del hindú hacia el 513 a. C. cuando Darío cruzó el Bósforo y dirigió un ataque contra los escitas europeos. Con la ayuda vasalla de cientos de barcos griegos, los persas derrotaron a los getae y consiguieron que los tracios se sometieran. Sin embargo, los escitas destruyeron su propia tierra y mientras se retiraban acosaron al ejército persa con flechas de jinetes. El rey Darío huyó de regreso a Asia, pero dejó 800.000 soldados liderados por Megabazus, sátrapa de Dascyleium, para continuar la lucha. Al año siguiente, Libia fue conquistada después de un asedio de nueve meses a Barca, mientras Megabazus tomaba las ciudades de Tracia una por una y deportaba a sus guerreros a Frigia. Los enviados exigieron tierra y agua de Amintas de Macedonia, el signo de la sumisión, y él cumplió. Darío nombró a su hermano Artaphrenes sátrapa en Sardis para supervisar las ciudades griegas de Jonia, y reemplazó a Megabazo con Otanes, que controlaba el comercio de granos a través del estrecho, aislando a los escitas de los tesoros artísticos griegos, negocios milesios y amenazando el suministro de alimentos de los griegos europeos. Megabazus reforzó este bloqueo al capturar las islas de Lemnos e Imbros.

Guerras persa-griegas 500-404 a. C.

Imperio neobabilónico

En 500 a. C., las ciudades griegas jónicas se rebelaron y quemaron Sardis. La guerra continuó esporádicamente hasta que los persas derrotaron a la flota griega frente a Mileto en 494 a. C. La mayoría de los hombres de Mileto fueron asesinados y las mujeres y los niños fueron esclavizados. La primavera siguiente, Quíos, Lesbos y Tenedos fueron llevados junto con las ciudades del continente. Los muchachos guapos fueron hechos eunucos y las muchachas hermosas fueron puestas en el harén real. Quemaron ciudades y templos. Solo el historiador Hecateo, que se había opuesto a la revuelta, se salvó. Las ciudades jónicas a las que antes se les había permitido la autonomía local ahora estaban bajo la administración imperial. Las guerras privadas entre ciudades ya no estaban permitidas, sino que fueron arbitradas. Se hizo un censo y los impuestos impuestos a las ciudades debilitadas fueron onerosos. Darío nombró a su yerno Mardonio, quien, según Heródoto, expulsó a los déspotas irresponsables de las ciudades jónicas y estableció democracias. Los persas tomaron Tasos, rica en oro, aunque no había sido hostil, después de lo cual gran parte de la flota persa y más de 20.000 hombres fueron destruidos por una tormenta frente a Athos. Al mismo tiempo, una tribu tracia de Brygi infligió grandes pérdidas al ejército persa en tierra e hirió a Mardonio, quien finalmente los sometió antes de retirarse a Asia.

En 490 a. C., Darío envió enviados a las ciudades griegas exigiendo la tierra y el agua de sumisión. La isla comercial de Egina cooperó, pero Esparta y Atenas estaban decididas a resistir. El ataque persa fue dirigido por Datis. Cuando la gente de Naxos huyó al interior, la ciudad fue incendiada. Los eretrianos estaban divididos pero decidieron solo defenderse, no atacar. Después de que los persas asaltaron Eretria durante seis días, dos demócratas traicionaron la ciudad con la esperanza de que su partido ganara el poder, pero los persas cometieron el error moral de destruir los templos y esclavizar a la gente. Esto estimuló a los atenienses a atacar a los persas en la llanura de Maratón, derrotándolos tan mal que los persas huyeron a casa.

En Egipto, donde la corrupción había sido desenfrenada, Darius instituyó un nuevo código de leyes. Sufriendo bajo una fuerte guarnición persa y severos impuestos, los egipcios se quejaron de que los grandes proyectos de construcción en Persépolis, Susa y Ecbatana habían sido financiados por la riqueza egipcia. El sátrapa egipcio Aryandes fue ejecutado por violar las leyes de acuñación persas, probablemente por fundir monedas reales con la imagen del rey y vender los lingotes con una ganancia enorme, lo que se consideró traición. Molesto por los fuertes impuestos impuestos para recaudar dinero para la guerra contra Grecia, en 486 a. C. estalló una revuelta en Egipto y pronto fue seguida por la muerte de Darío.

Su hijo mayor de la reina Atossa, Jerjes, que había estado administrando Babilonia como virrey durante doce años, se convirtió en rey de los persas y los medos y pasó su primer año real sofocando la revuelta egipcia. Jerjes infligió un trato más severo que sus predecesores allí y también en Babilonia después de que su sátrapa Zopyrus fuera asesinado en una revuelta en 482 a. C. que fue despiadadamente derrotada. No solo se demolieron las fortificaciones babilónicas y se destruyeron los templos, sino que la gran estatua de oro macizo de Marduk fue removida y derretida. Ya nadie podía tomar la mano de Bel para mostrar su gobernación aprobada por Dios en el festival de Año Nuevo de Babilonia. Babilonia se incorporó a la satrapía asiria, que debía proporcionar mil talentos de plata y 500 muchachos para los eunucos. Incluso el nombre babilónico fue prohibido, y después de este tiempo fueron conocidos como caldeos.

Impulsado por el grupo de guerra dirigido por Mardonio, Jerjes reunió un enorme ejército formado por 46 naciones y comandado por 29 generales persas para lanzar un ataque contra Grecia. Las vestiduras de oro marcaron a los 10,000 inmortales, soldados de élite persas y medianos a los que se les permitió llevar a sus concubinas y sirvientes a la marcha. La armada de 1200 barcos fue proporcionada principalmente por fenicios, egipcios, anatolios y griegos dorios, eólicos y jónicos. Se utilizó la mitad del ejército imperial persa: unos 180.000 hombres. Tan confiados estaban que cuando atraparon a tres hombres en Sardis espiando para los aliados griegos, les mostraron el vasto ejército y los dejaron ir a hacer su informe.

Sin embargo, los persas sufrieron pérdidas cuando se encontraron con la resistencia decidida de 300 espartanos en el paso de las Termópilas, aunque finalmente los espartanos murieron. Los tebanos se rindieron y fueron marcados. El ejército de Jerjes luego quemó las desiertas Platea y Tespias antes de entrar en Atenas y quemar la acrópolis. En la gran batalla naval de Salamina, la armada imperial perdió 200 barcos, los aliados griegos solo 40. Jerjes reaccionó ejecutando a los capitanes fenicios, lo que provocó que fenicios y egipcios volvieran a casa. Jerjes luego regresó a Sardis, dejando a Mardonio al mando. En Platea, los videntes habían prometido la victoria a ambos ejércitos si permanecían a la defensiva. Mardonio se negó a retirarse y utilizar el soborno. Cuando los aliados se estaban retirando, lo que podría haber roto la coalición, los persas atacaron, lo que provocó la lucha de los desesperados griegos. El propio Mardonio entró en la batalla y fue asesinado junto con su guardia de mil persas. Esto y la noticia de la derrota persa en la isla de Mycale hicieron que el ejército imperial se retirara de Europa.

Jerjes se retiró a su harén y utilizó el soborno y la diplomacia para tratar de ganarse a los griegos, que formaron la liga de Delos liderada por Atenas que atacó Tracia en 476 a. C., expulsando al imperialismo persa de Europa excepto en Doriscus. Jerjes en sus aventuras románticas despertó los celos de la Reina, quien en la fiesta de Año Nuevo pidió que la mujer fuera mutilada. La familia de la víctima huyó e iba a levantar una revuelta, pero fueron alcanzados y asesinados. Otro príncipe aqueménida violó a una virgen de una familia prominente y se le ordenó circunnavegar África, pero cuando regresó sin igualar la hazaña fenicia, fue empalado. En el 466 a. C., doscientos barcos griegos invadieron Caria y dispararon flechas contra Phasaelis sitiada, persuadiéndolos de que pagaran diez talentos y se unieran a la guerra para liberar las ciudades griegas. Jerjes envió una armada, pero ochenta barcos se retrasaron en Chipre y fueron capturados después de la batalla en Eurimedonte. La amenaza persa contra Europa había sido reemplazada por la influencia griega en Asia Menor.

En el 465 a. C. Jerjes fue asesinado en el dormitorio real por una conspiración dirigida por Artabano, Megabyzus y el chambelán eunuco Aspamitres. Artabano pudo persuadir a Artajerjes, de 18 años, de que su hermano mayor Darío, que odiaba a Jerjes por seducir a su esposa, había matado a su padre, lo que provocó que Artajerjes asesinara a su hermano Darío. Cuando Artabanus intentó deshacerse de Artaxerxes, Megabyzus lo traicionó y lo mató después de herir al joven rey. El eunuco Aspamitres fue torturado hasta la muerte. Hystaspis, otro hermano del nuevo rey, se rebeló en Bactria y fue derrotado por Artajerjes, quien luego se aseguró de que todos sus hermanos fueran asesinados. Artajerjes gobernó el imperio persa durante cuarenta años, recaudando impuestos anuales que ascendían a unos 10.000 talentos más casi la mitad de nuevo de la India. Poco valor de esto se remontaba a las satrapías que lo proporcionaban, excepto en pago a los soldados imperiales de sus países. Los impuestos eran tan pesados ​​que muchos tuvieron que pedir prestado dinero al 40% de interés hasta que se arruinaron y perdieron sus tierras a los propietarios originales, que también estaban siendo gravados. Muchas revueltas resultaron de esta opresión.

En Egipto, Inaros, un hijo de Psamético de la línea Saíta, expulsó a los recaudadores de impuestos y pidió ayuda a Atenas en el 460 a. C. El sátrapa Achaemenes fue asesinado y la mayor parte de Menfis fue tomada. Mientras esta revuelta continuaba, Artajerjes le dio permiso a Esdras para llevar la ley escrita de los judíos de Babilonia a Jerusalén. El dinero persa ayudó a Esparta a derrotar a Atenas en Tanagra en el 457 a. C., y un Judá pacificado permitió el paso seguro del ejército persa dirigido por el sátrapa sirio Megabyzus en su camino a Egipto, donde expulsó a los atenienses de Menfis y capturó a 6.000 griegos. Inaros y los griegos fueron llevados a Persia, y varios años después la reina ordenó que él y cincuenta griegos fueran ejecutados. Algunos griegos todavía resistían en el delta del Nilo cuando Cimón de Atenas atacó Chipre con 200 barcos, pero los persas resistieron con éxito esto y los barcos que fueron enviados a Egipto.

En 449 a. C. se firmó un tratado de paz entre Atenas y Persia que confirmó lo que había sido la situación antes de la larga guerra. Persia reconoció la autonomía de las ciudades griegas en Asia, mientras que los atenienses renunciaron a los intentos de liberar a otras allí siempre que el rey persa reconociera la autonomía de sus ciudades vasallas griegas y su bajo monto de tributos desde antes de la guerra. Se proclamó una zona desmilitarizada alrededor de las fronteras entre los dos imperios. Atenas también acordó no apoyar las rebeliones en Egipto y Libia. Sin embargo, cuando la reina hizo ejecutar a los griegos e Inaros, Megabyzus, molesto porque su promesa había sido violada, se rebeló en Siria. Después de redimir su honor en dos victorias contra el imperio, Megabyzus acordó volver a la lealtad siempre que permaneciera como sátrapa. Esta revuelta siria puede haber estimulado sentimientos de rebelión en Jerusalén, donde se estaban reconstruyendo las murallas.Artajerjes ordenó que se detuviera este edificio y que se destruyera la obra, pero más tarde su copero Nehemías con la ayuda del vino persuadió al rey de que le permitiera ir a Jerusalén a reconstruir la ciudad, y Nehemías incluso recibió una guardia armada para su viaje.

Herodoto recitó su Historia en Atenas en 445 a.C., cuando Pericles hizo una paz de treinta años con Esparta y avanzó para desafiar al imperio persa aceptando un gran regalo de oro y grano del rebelde libio Psamtik y estableciendo distritos tributarios de ciudades en Caria, Jonia. , Hellespont y las islas. Cuando el democrático Mileto apeló a Atenas después de haber sido derrotado por los oligárquicos Samos, Pericles en el 441 a. C. envió una expedición para restablecer la democracia. Los oligarcas expulsados ​​se dirigieron a Pissouthnes, el sátrapa de Sardis, quien permitió que se contrataran 700 mercenarios para recuperar la isla y capturar la guarnición griega para el sátrapa. Samos, sin embargo, fue tomado por los atenienses cuando los barcos fenicios no pudieron defenderlo. Así se rompió el tratado de paz. Persia recuperó algunas ciudades y Pericles respondió con ganancias imperiales en la zona del Mar Negro.

Megabyzus, quien en una cacería había salvado a Artaxerxes de un león que atacaba, fue exiliado por matar a un animal antes de que su amo, su hijo Zopyrus, ayudado por atenienses, atacara a Caunus y fuera asesinado. Megabyzus finalmente fue invitado a volver a la mesa del Rey, pero cuando murió, su esposa Amytis, la hermana del Rey, se convirtió en la amante de un médico griego, quien, cuando se descubrió, fue enterrada viva por contaminar la sangre real, y Amytis murió de la misma manera. día.

Los judíos se quejaron de los impuestos persas, pero Nehemías, quien como gobernador fue apoyado por la burocracia imperial, culpó a los judíos ricos y dijo que prestó dinero sin intereses. La crítica de Nehemías a los ricos probablemente lo llevó a ser llamado por Artajerjes en 433 a. C., pero regresó a Jerusalén nuevamente para instituir reformas como la prohibición del comercio en sábado. Mientras tanto, una plaga se extendió desde Etiopía a través de Egipto hasta Atenas y el imperio persa que oprimió aún más a los sobrecargados. La corte persa envió a la gran belleza Thargelia y a las cortesanas para recopilar información de los lujuriosos estadistas atenienses.

Cuando Artajerjes y su reina murieron el mismo día en 424 a. C., Jerjes II se convirtió en rey, pero fue asesinado un mes y medio después mientras dormía después de beber en exceso en un festival. Secydianus, el asesino, era hijo de Artajerjes por una concubina babilónica, pero fue reemplazado por el hijo de una concubina babilónica diferente, quien levantó un ejército en Babilonia y se declaró Darío II, prometiendo a Secydianus la mitad del reino pero medio año después causando su muerte. otros conspiradores en el asesinato del rey fueron ejecutados o se suicidaron. Su hermana y esposa Parysatis se convirtieron en una reina influyente, especialmente en nombre de Cyrus, quien fue el próximo hijo que les nació. Darío II comenzó renovando el tratado con los atenienses, pero los continuos impuestos imperiales hicieron que más campos dejaran de cultivarse y solo se usaran para pasto.

En 413 a. C. Pissouthnes en Sardis se rebelaron, las fuerzas persas lideradas por Tisafernes lo obligaron a rendirse, y Darío II ordenó su muerte. Cuando el propio hijo de Darío, Amorges, se rebeló en Caria con ayuda de Atenas, Darío decidió ayudar a los espartanos a luchar contra los atenienses. Gobernando Sardis ahora, Tisafernes comenzó a recaudar impuestos de las ciudades griegas y se ofreció a apoyar a las tropas espartanas en Asia. Clazomenae, Teos, Lebedos, Ephesus, Phocaea y Cyrene aceptaron guarniciones persas y pagaron el tributo que les debía. Persia firmó un tratado con Esparta a través de Tisafernes, acordando hacer la guerra juntos contra Atenas. Sin embargo, en Esparta los políticos se negaron a ratificar un tratado que reconocía el territorio persa que había pertenecido a los antepasados ​​del rey persa. Cuando el embajador espartano Lichas exigió este cambio en el 411 a. C., Tisafernes se marchó furioso. Mientras tanto, el ateniense Alcibíades, que se había pasado al bando espartano, persuadió a Tisafernes de retrasar la mayoría de los pagos a los espartanos porque una Esparta triunfante desafiaría al imperialismo persa. En un tercer tratado, Esparta reconoció los impuestos persas en Asia mientras los excluía de Europa y las islas, y Tisafernes acordó pagar los barcos espartanos. Mileto y Cnido reaccionaron a este abandono espartano expulsando a las guarniciones persas.

Darío II tuvo que lidiar con una revuelta de los medos que sofocó y las intrigas palaciegas que incluían a un eunuco que intentó hacerse rey pero fracasó. En Egipto, una revuelta fue motivada por el deseo de destruir el templo judío en Elefantina que fue ofensivo debido a sus sacrificios de animales. En el 409 a. C., los atenienses invadieron Asia y quemaron el grano en Lidia. La reina consiguió que su hijo Ciro, de 16 años, fuera nombrado comandante de las fuerzas persas en Asia Menor, y él comenzó a pagar a Esparta lo que le habían prometido, pero mantuvo al general espartano Calicrátidas esperando dos días mientras bebía. Ciro también hizo ejecutar a dos hijos de la hermana del rey por mostrar sus manos en su presencia. Recordado a su padre enfermo, Ciro entregó su dinero a Lisandro, lo que permitió a los espartanos ganar la batalla en Aegospotami y cortar el suministro de grano de Rusia, lo que dejó a Atenas en el 404 a. C.

Guerras persa-griegas 404-323 a. C.

Cuando Darío II murió en el 404 a. C., Egipto se había rebelado y estaba perdido para el imperio persa. Artajerjes II comenzó su gobierno ejecutando cruelmente a Udiastes por haber asesinado a Teriteuchmes. Cyrus fue sorprendido conspirando para asesinar al nuevo rey en su coronación, pero su madre suplicó por su favorito, y a Cyrus se le permitió regresar a su satrapía. Ciro pudo conquistar las ciudades jónicas abandonadas por los espartanos, excepto Mileto, que estaba en poder de Tisafernes después de que desterraron a sus aristócratas. Los exiliados fueron recibidos por Farnabazo, lo que le dio a Ciro una razón para reunir un ejército que incluía a 13.000 mercenarios griegos para sitiar Mileto. Mientras Cyrus y su ejército se dirigían hacia el este, los mercenarios exigieron más dinero. En Cunaxa, cerca de Babilonia, Ciro se encontró con el ejército persa que, de otro modo, podría haberse utilizado para reconquistar Egipto. Cyrus hirió a Artajerjes pero luego fue asesinado. Al año siguiente, la reina madre Parysatis envenenó a la reina Stateira y fue desterrada a su nativa Babilonia, pero más tarde el perdonador Artajerjes llamó a su madre.

Tisafernes sucedió a Ciro como margrave de Anatolia, pero la ingrata Esparta, despertada por los relatos de la fuga de los diez mil mercenarios de Persia, envió a Thibron a liberar ciudades asiáticas griegas. Incorporó a su ejército a los mercenarios, que habían llegado al Mar Negro después de que mataran a sus generales. Acusado de permitir que sus tropas saquearan a sus aliados, Thibron fue reemplazado por Dercylidas, quien hizo una tregua con Tisafernes y atacó a Pharnabazus. Fue apoyado por la viuda dardaniana Mania y sus mercenarios griegos hasta que fue asesinada por su yerno Meidias. Se alió con Spartan Dercylidas y usó el tesoro de Mania para pagar a 8.000 soldados durante un año. El ejército espartano saqueó Bitinia y, al aceptar otra tregua, Pharnabazus regresó al rey para instar a una guerra naval. Se construirían quinientos barcos en Chipre y se pondrían bajo el mando del almirante ateniense Conon y el sátrapa.

Los espartanos marcharon hacia Caria, pero Tisafernes y Pharnabazus se unieron para defenderla y luego atacaron a Jonia, luego estos dos sátrapas y Dercylidas acordaron una tregua por un año. En 396 a. C. llegó el propio rey espartano Agesilao, y después de una tregua de tres meses que permitió a Tisafernes enviar refuerzos, se le ordenó que abandonara Asia. Con Caria defendida, Agesilao invadió Frigia y capturó las ciudades de Pharnabazus, cuyos ataques se evitaron utilizando cautivos como pantallas. Mientras Farnabazo enviaba dinero persa para provocar la rebelión contra Esparta en Europa, Agesilao derrotó a Tisafernes y capturó sus camellos, los griegos saquearon gran parte de la tierra desprotegida. Perdonado y conspirando una vez más, Parysatis dispuso que Tithraustes fuera enviado a asesinar a Tissaphernes, lo que fue logrado por Ariaios y sus hombres.

Como Agesilao no dejaría Asia sin instrucciones de su casa, Tithraustes le dio 30 talentos para invadir nuevamente la satrapía Hellespontina Frigia de Farnabazus. Farnabazo reaccionó confiscando la propiedad de Tisafernes y dando 220 talentos al ateniense Conon. Tithraustes proporcionó otros 700 talentos a sus generales Ariaios y Pasiphernes para maniobras diplomáticas. Mediante estos sobornos y maquinaciones diplomáticas, las ciudades griegas de Asia fueron guarnecidas con dinero persa. Conon tuvo que luchar contra los mercenarios en Chipre y luego fue al palacio de invierno en Babilonia para obtener fondos de Artajerjes II. Después de devastar Frigia, Agesilao fue llamado a Esparta y dijo que se debía a los diez mil arqueros de oro del rey, con lo que se refería a las monedas de oro utilizadas para la diplomacia. Obviamente, sabemos más sobre este lado occidental del imperio persa y estas largas guerras debido a fuentes griegas, pero la falta de documentos comerciales en este período puede deberse a la devastación y el saqueo en estas guerras que lograron poco más que destrucción.

En 394 a. C., la armada persa, tripulada por fenicios y griegos, derrotó a la armada espartana frente a Cnido. La antigua alianza de Persia y Atenas estableció democracias en numerosas ciudades asiáticas bajo los auspicios del imperio persa. Solo Abydos y Sestos resistieron. Los persas y atenienses incluso devastaron la Laconia europea y establecieron una guarnición persa en la isla de Citera, amenazando el Peloponeso. Los aliados de Corinto recibieron dinero y Conon reconstruyó las murallas de Atenas. Sin embargo, el nuevo sátrapa de Sardis de Armenia, Tiribazus, ahora temía al Imperio ateniense y encarceló a Conon y dio dinero en secreto a Antálcidas para construir la armada espartana. En una conferencia de paz en Esparta, los representantes de Atenas, Tebas, Corinto y Argos acordaron un tratado, pero Atenas lo rechazó denunciando y desterrando a sus delegados. Al mismo tiempo, Tiribazus fue reemplazado por Struthas como sátrapa de Jonia, y se puso del lado de Atenas contra Esparta. Thibron regresó de Éfeso y reanudó la guerra, pero Struthas lo mató en un juego de disco y su ejército fue devastado por la caballería persa. Sin embargo, el sucesor de Thibron, Diphridas, mantuvo algunas ciudades leales a Esparta y consiguió dinero para los mercenarios rescatando a la hija de Struthas y su marido Tigranes.

En toda esta confusión, muchos gobernantes mostraron su independencia emitiendo monedas, incluidos Euagoras de Chipre, Milkyaton de Citium, Hecatomnus de Caria y Autophradates de Lycia. Se ordenó a Autophradates y Hecatomnus que sofocaran la rebelión de Euagoras mientras que el gobernador espartano de Abydos recuperó las ciudades eolias de Pharnabazus. Los atenienses ayudaron a Euagoras y reemplazaron a Milkyaton y sus monedas. Atenas incluso se alió con Egipto, lo que estimuló a Artajerjes a cambiar de bando nuevamente y reemplazar tanto a Autofrádates como a Struthas con el Tiribazo pro-espartano. Esparta respondió enviando a Antálcidas desde Éfeso a Susa para encontrarse con el Rey. Entonces Tiribazo y Antálcidas utilizaron las flotas espartana y siracusa para destruir a los atenienses que custodiaban el Helesponto, amenazando a Atenas con la misma hambruna que puso fin a la guerra del Peloponeso diecisiete años antes. Los delegados pronto se reunieron en Sardis en 386 a. C. y acordaron la Paz del Rey que lleva el nombre de Antálcidas, en la que Persia retuvo las ciudades de Asia y las islas de Clazomenae y Chipre, excepto que Lemnos, Lesbos y Scyros pertenecerían a Atenas como lo habían hecho antes. El imperio persa había perdido Egipto, pero había retenido Asia.

Los impuestos imperiales seguían siendo opresivos, estimulando muchas revueltas y levantamientos de los trabajadores que a menudo eran sofocados por los tiranos locales, mientras que las monedas recién acuñadas indicaban una clase rica y un desarrollo económico en crecimiento. Prohibido por el tratado de paz de ayudar a Chipre, los mercenarios atenienses liderados por Chabrias fueron a defender Egipto, que así pudo resistir durante tres años y rechazar la invasión persa largamente demorada para recuperar Egipto mientras Euagoras de Chipre se alió con Egipto e invadió Cilicia. y Fenicia, capturando Tiro. El ejército persa dirigido por Aroandas (Orontes) recuperó Cilicia e invadió Chipre para restaurar Milkyaton en Citium. Con la ayuda de piratas, Euagoras intentó cortarles la comida, provocando un motín de los mercenarios jónicos que fue sofocado, pero después de perder una batalla naval, Euagoras tuvo que someterse, pidiendo ser tratado como un rey, lo que fue negado en 380 a. C. , el mismo año Isócrates intentó sin éxito levantar una cruzada contra los persas en los Juegos Olímpicos.

Cuando Farnabazo se quejó de que la actividad mercenaria de Chabrias en Egipto violaba el tratado, Atenas lo llamó bajo pena de muerte. Aunque Tiribazus estaba ganando mercenarios con dinero, la rivalidad de Aroandas hizo que Artaxerxes II hiciera arrestar a Tiribazus, pero Aroandas tuvo que aceptar los términos de Euagoras en Chipre que Tiribazus había rechazado. La revuelta de Cadus estaba tan cerca que Artajerjes salió al campo él mismo después de mucho sufrimiento, se hizo la paz y el rey persa solo escapó a pie. A causa de esta frustración, Artajerjes hizo ejecutar a varios nobles por deslealtad. Con Chipre asentado, Pharnabazus se preparó para invadir Egipto nuevamente y reclutó al general ateniense Ifícrates para liderar a los mercenarios griegos. En Asia, Bitinia era independiente, y Hecatomnus pasó el gobierno de Caria a su hijo Mausolo en 377 a. C. Tres años después, Artajerjes impuso otro tratado a los griegos y al joven Dionisio de Siracusa.

Hacia el 373 a. C., Farnabazo había reunido 300 trirremes, 12.000 griegos e innumerables persas y orientales para invadir Egipto. Aterrizaron en el Delta, pero al no poder tomar Memphis, tuvieron que retirarse de las inundaciones del Nilo a Asia. En 371 a. C. Tebas obtuvo una gran victoria sobre Esparta en Leuctra y se negó a aceptar la última Paz del Rey. Un año después, Jason de Pherae, que unió Tesalia y pretendía conquistar Persia, fue asesinado. El dinero del rey también se utilizó para contribuir al famoso oráculo de Delfos, pero Tebas aún se negó a aceptar los términos imperiales.

Dentro del imperio persa estaban estallando revueltas lideradas por Datames y Ariobarzanes. Necesitando la lealtad del sátrapa cariano Mausolo, Artajerjes II castigó a los enviados que se habían quejado de Mausolo. Cuando Aroandas sintió que lo habían degradado de Armenia a Misia, aceptó el liderazgo de la coalición de sátrapas rebeldes. Con la orden de enviar tributo, Mausolus se limitó a recolectar más dinero para sí mismo. La presencia de Aroandas en Siria estimuló más rebeliones allí y entre Licios, Pisidianos, Panfilianos y Cilicianos incluso se le unieron Autofrádates, y Artabazo fue encarcelado. El imperio persa había perdido la mitad de sus ingresos.

Djedhor, el nuevo rey de Egipto en 361 a. C., conocido por los griegos como Tachos, aprovechó esta oportunidad y, con la ayuda de sus rivales Agesilao de Esparta y Chabrias de Atenas, se unió a los sátrapas rebeldes e invadió Palestina y Fenicia. Sin embargo, su hermano en Egipto usó el resentimiento contra los impuestos para presentar como rey de Egipto a su hijo Nekht-har-hebi, quien se había unido a la revuelta sátrapa en Siria. Estallaron todo tipo de rebeliones, y los jefes feudales obligaron a Nekht-har-hebi a abandonar la conquista asiática y regresar a Egipto, donde fue salvado de un asedio por Agesilao, pero cuando su tío Tachos fue capturado por el príncipe persa Ochus. y murió a su regreso a Egipto para ser un rey vasallo de Artajerjes, Nekht-har-hebi terminó gobernando Egipto desde el 359 al 340 a. C. Todo esto permitió al ejército de Artajerjes avanzar lentamente y cruzar el Éufrates, y Aroandes, abandonado por los egipcios, volvió a la lealtad y se rindió a los demás rebeldes con él. Autophradates también liberó a Artabazo y llegó a un acuerdo con el imperio. Luego, Aroandes y Artabazus lucharon contra los mercenarios, y Datames fue finalmente asesinado en una conferencia de los repugnantes sátrapas por Mitrídates, quien también había traicionado a su propio padre Ariobarzanes para que lo crucificaran.

Darío, el hijo mayor de Artajerjes II por la reina Stateira, fue ejecutado por conspirar con cincuenta de los hijos del rey por concubinas para matar a su padre. Ochus, el hijo menor de la reina, persuadió a su único otro hermano de la reina para que tomara veneno, porque pensó que su padre estaba enojado con él. Arsames, otro hijo, amado por Artajerjes por su sabiduría, también fue asesinado, y el rey pronto murió de dolor en 359 a. C. después de gobernar el imperio persa durante 45 años. Ochus se convirtió en Artajerjes III y despiadadamente hizo matar a sus familiares sin importar la edad o el sexo. Ordenó a los sátrapas de Asia Menor que se deshicieran de sus mercenarios, lo que provocó que Artabazo se rebelara y apelara a Atenas cuando se levantó un ejército de 20.000 personas contra él en Frigia. En 356 a. C., Mausolo organizó una confederación con Rodas, Quíos, Cos, Erythrae y Bizancio, y sus monedas se mostraron a sí mismo como un líder de Heraclea. Artabazo consiguió 5.000 mercenarios de Tebas, pero sintiendo la traición de los agentes sobornados por el rey, huyó a Filipo en Macedonia. Aroandes, que se había unido a su revuelta, resistió durante un tiempo en Lydia, pero finalmente volvió a ponerse de acuerdo. Mausolus, cuyas magníficas esculturas funerarias en Halicarnaso financió su riqueza, acuñó la palabra "mausoleo" y murió en el 353 a. C.

Ochus pasó un año haciendo campaña en Egipto, pero una vez más el ejército persa tuvo que retirarse en 350 a. C. Sin embargo, siete años después, cuando los cautivos tomados en Sidón entraron en Babilonia y Susa, Egipto finalmente cayó ante la reconquista persa que fue apoyada por 10,000 mercenarios griegos. Nekht-har-hebi se retiró a Etiopía y afirmó gobernar desde allí. Los griegos y los persas lucharon por el botín, y Ochus se llevó a los principales egipcios a Persia.

En 338 a. C., mientras Filipo de Macedonia se dirigía a derrotar a los atenienses y tebanos en Charoneia, Ochus fue envenenado por su médico por orden del eunuco Bagoas. Asses, el hijo de Ochus, se convirtió en rey y se negó a pagar reparaciones a Felipe por el hecho de que Persia ayudara a Perinto. Así que Felipe dirigió una cruzada griega para liberar todas las ciudades griegas bajo la dominación persa. Asses intentó envenenar a Bagoas, pero él mismo fue envenenado y todos sus hijos murieron. Bagoas encontró que quedaba un noble aqueménida de 45 años que hizo a Darío III pero, tratando de envenenarlo también, finalmente tuvo que beber su propio brebaje.

El asesinato de Felipe fue atribuido al rey de Persia por su hijo Alejandro. Las tropas macedonias que ya estaban en Asia fueron derrotadas por la flota persa en Magnesia, y Darío III pudo sofocar una revuelta en Egipto. En el 334 a. C., el ejército de Alejandro cruzó el Helesponto y entró en Asia por el mismo lugar que el ejército de Jerjes había llegado en sentido contrario 146 años antes. Los griegos obtuvieron una estrecha victoria sobre el ejército persa en Granicus. Los persas que se rindieron fueron enviados a casa, pero Alejandro hizo matar a la mayoría de los mercenarios griegos capturados y envió al resto a Macedonia como esclavos. Halicarnaso fue quemado durante un asedio. Alejandro reemplazó al sátrapa persa, general y tesorero de cada provincia conquistada por macedonios. En Issus, los griegos se encontraron con el ejército de Darío, que huyó.Parmenio luego tomó Damasco, el tren de equipaje persa y el resto de la familia real. Las ciudades fenicias se rindieron a los griegos excepto Tiro, que fue destruida después de un asedio de siete meses. Después de tomar Gaza, donde fue herido, Alejandro fue recibido por los egipcios contentos de deshacerse de los odiados persas.

Ofrecido la mitad del imperio por Darío III, Alejandro se negó y cruzó los ríos Éufrates y Tigris sin oposición. Los dos ejércitos se volvieron a encontrar en Gaugamela en el 331 a. C. y, una vez más, Darío abandonó a su ejército. Alejandro entró en Babilonia y ordenó que se reconstruyera el templo de Bel que había sido destruido por Jerjes. La gran capital de Susa se rindió a los griegos sin resistir, y en el palacio se encontró el inmenso tesoro acumulado por el imperio persa. Alejandro comenzó a entrenar a los persas con sus nuevos métodos militares. Se encontraron más tesoros en la otra capital principal de Persépolis, donde mataron a los hombres, esclavizaron a las mujeres y quemaron la ciudad, quizás en venganza por el incendio de Atenas en 480 a. C. Alejandro luego se dirigió hacia el este en busca del virrey de Bactria que había encarcelado a Darío. Hacia el 330 a. C., Darío había muerto y Alejandro gobernaba su antiguo imperio. Los sátrapas que no cooperaban fueron castigados, y Alejandro retuvo a otros, quien fundó numerosas ciudades que llevaban su nombre. Pasaron dos años sofocando la resistencia de los sogdianos en el norte. Alejandro fue hasta la India antes de que sus tropas exigieran regresar hacia el 324 a. C. estaban de regreso en Susa.

Alejandro se casó con la hija de Darío III e hizo que 10.000 de sus hombres se casaran con muchachas persas, con la esperanza de formar un ejército para su nuevo imperio. Ya trataba a los persas por igual que a los griegos y los usaba en su ejército, y la nobleza persa estaba siendo educada por maestros griegos. El tesoro persa se acuñó como dinero y se distribuyó. Advirtió que si entraba en Babilonia moriría, Alejandro finalmente lo hizo y sucumbió a una enfermedad o fue envenenado en el 323 a. C. El inmenso imperio fue dividido y gobernado por los generales griegos de los ejércitos que lo habían conquistado. El imperio persa ya no existía y la era helenística había comenzado.

Alejandro se casó con la hija de Darío III e hizo que 10.000 de sus hombres se casaran con muchachas persas, con la esperanza de formar un ejército para su nuevo imperio. Ya trataba a los persas por igual que a los griegos y los usaba en su ejército, y la nobleza persa estaba siendo educada por maestros griegos. El tesoro persa se acuñó como dinero y se distribuyó. Advirtió que si entraba en Babilonia moriría, Alejandro finalmente lo hizo y sucumbió a una enfermedad en el 323 a. C. El inmenso imperio fue dividido y gobernado por los generales griegos de los ejércitos que lo habían conquistado. El imperio persa ya no existía y la era helenística había comenzado. Después de la conquista macedonia del imperio persa y la muerte de Alejandro en el 323 a. C., la cultura helenística dominó esta región bajo el imperio seléucida y Egipto bajo los Ptolomeos. Posteriormente, el imperialismo romano invadió la parte occidental del Medio Oriente. Mucha información sobre esa región durante este período se puede encontrar en el Volumen 4 Grecia y Roma hasta el 30 a. C. en el capítulo sobre la “Era helenística” y en el Volumen 5 Imperio Romano 30 a.C. al 610.

Imperio parto

Los historiadores persas registraron que la dinastía arsácida de Partia fue fundada por un descendiente de reyes persas llamado Ashk o Arsaces en el 247 a. C. Su revuelta comenzó en el norte, y hacia el 238 a. C. controló el reino llamado Partia, invadiendo y anexionando Hircania. Cuando Seleuco II invadió Media, Arsaces se retiró al territorio entre Oxus y Jaxartes, donde fue protegido por Aspasiacae nómadas. Estableció Dara (Dareium) como la capital de los partos. Fue sucedido por su hijo Arsaces II en 217 o 214 a. C. Extendió el territorio parto al derrotar al seléucida Aqueo y tomar la capital de Mediana en Ecbatana, pero huyó de allí cuando Antíoco III invadió Armenia y Media en 209 a. C. Arsaces II y los partos utilizaron tácticas de guerrilla, pero los seléucidas lograron preservar los sistemas de agua y se apoderaron de Hecatompylus. Arsaces II acordó una alianza con Antíoco III, quien se aventuró más al este en Bactria e India a imitación de las invasiones de Alejandro. En 191 a. C. Arsaces II fue sucedido por su hijo Friapitas (Priapatio), y hacia el año 176 a. C. su hijo Fraates I se convirtió en rey de Partia. Se hizo cargo de Mardi y construyó Charax en Media Rhagiana. Cuando los seléucidas fueron derrotados por los romanos en la batalla de Magnesia en 190 a. C., perdieron el control de Asia Menor, Armenia y gran parte de Irán. En Armenia, el general Artashes I (r. 189-160 aC) fundó la dinastía Artashesian que duró dos siglos.

En 171 a. C., Fraates fue sucedido por su hermano Mitrídates I, que era amigo de los griegos y receptivo a la cultura helenística. Expandió el imperio parto al apoderarse de Mesopotamia, incluidas Elymais y Persis. Cuando los bactrianos invadieron el este más allá del Hindu Kush, Mitrídates aprovechó la oportunidad para invadir su territorio occidental. Después de la muerte del seléucida Timarchus en 160 a. C., Mitrídates invadió Media y reprimió una revuelta en Hircania. Cuando el rey bactriano Eucratidas fue asesinado por su hijo en el 148 a. C., el rey parto pudo apoderarse de Ecbatana en Bactria. Mitrídates invadió Babilonia y se apoderó de Seleucia en 141 a. C. después de proponer la paz, atacó y capturó traidoramente al rey seléucida Demetrio II al año siguiente. Demetrio escapó de su lujoso cautiverio en Hircania, pero fue recapturado por Fraates II, quien sucedió a su padre Mitrídates alrededor del 138 a. C. Phraates liberó a Demetrius antes de atacar y derrotar al seléucida Antíoco VII Sidetes cerca de Ecbatana en el 129 a. C. El imperio parto había reemplazado a los seléucidas, pero ahora tenía que enfrentarse a la némesis de los seléucidas, Roma.

Durante la dinastía Han de China en el siglo II a. C., los hunos del norte llamados Xiongnu alrededor del 163 a. C. empujaron a los nómadas Yuezhi hacia el oeste hacia los escitas saka, que en consecuencia invadieron a los partos. Aparentemente, las deserciones de los griegos dieron como resultado la derrota de los partos por parte de los nómadas. Artabanes II, que sucedió a Phraates II en 127 a. C., fue asesinado por los saka tres años después. Finalmente, los Saka fueron asimilados a la parte oriental del imperio parto. Mitrídates II (r. 124-88 a. C.) fue el primer monarca en el lejano oeste en desarrollar la comunicación al firmar un tratado comercial con China en el 115 a. C. Este rey parto también reprimió una revuelta de su virrey babilónico Himerus. Armenia bajo Artavazd I (r. 160-115 aC) también se independizó de los seléucidas. Le sucedió su hijo Tigran I (r. 115-95). Los partos liderados por Mitrídates II invadieron Armenia y colocaron a Tigran II en ese trono en el 95 a. C. Posteriormente, Tigran recuperó las regiones cedidas y parte del territorio parto. Después de que los romanos se apoderaran de Cilicia en el 102 a. C., Lucius Sulla invadió el río Éufrates pero rechazó una alianza propuesta por un embajador parto en el 92 a. C. Mitrídates II cedió al avance romano.

Mientras Roma estaba librando una serie de guerras contra el rey Mitrídates VI (r. 120-63 a. C.) de Ponto, Partia se dividió por una guerra civil con Gotarzes (r. 95-87 a. C.) que gobernaba en el este y Orodes I (r. 90-77 a.C.) que gobierna en el oeste. Estos conflictos permitieron a Armenia bajo Tigran II (r. 95-55 a. C.) tomar la Mesopotamia superior y Media Atropatene de manos de los partos, y en el 74 a. C. gobernó lo que había sido el imperio seléucida. En el 77 a. C. Sinatruces, de ochenta años, hermano de Mitrídates II, regresó del exilio entre los escitas para restaurar el orden en Partia. Fue sucedido por su hijo Phraates III en el 70 a. C.

Los romanos liderados por Lúculo invadieron Armenia en el 69 a. C., pero sus soldados se negaron a avanzar hacia las montañas de Ararat. Pompeyo reemplazó a Lúculo y negoció con Fraates III de Partia, otorgándole Corduene y Adiabene a cambio de Partia como aliado contra Armenia, que los había tomado, pero cuando Pompeyo luego expulsó a los partos de estas dos provincias y los devolvió a Armenia, los partos se resintieron. La traición. Dos años después de la partida de Pompeyo, Fraates fue asesinado por sus dos hijos en el 57 a. C. Orodes II depuso a su hermano mayor Mitrídates III por crueldad, asignándolo para gobernar Media Magna, pero este último se rebeló y huyó a Gabinio, el gobernador romano de Siria. Sin embargo, Gabinio fue atraído a invadir Egipto por una enorme cantidad de dinero, y Mitrídates, apoyado por Seleucia, huyó a Babilonia, donde fue capturado y ejecutado por Orodes.

En el 55 a. C., Marco Licinio Craso dirigió una invasión romana a través del Éufrates antes de regresar a Siria para pasar el invierno. El rey armenio Artavazd II (r. 55-35 a. C.) le ofreció 16 000 de caballería y 30 000 de infantería contra los partos. Craso ya tenía siete legiones con 42.000 hombres. Un jeque árabe de Osrhoene, que espiaba para Orodes II, convenció a Craso de que buscara el botín en la estepa abierta en el 53 a. C. Orodes también logró mantener alejada a la temida caballería armenia haciendo un tratado de paz con Artavazd. Orodes envió a su Surena (comandante en jefe), que utilizó las tácticas partas de retirarse y disparar flechas a los romanos, aniquilando un destacamento romano liderado por Publio, el hijo de Craso. En Carrhae, Surena ofreció una tregua, pero luego mató traidoramente a Craso y a la mitad de sus hombres. Aproximadamente 10.000 romanos escaparon, pero un número igual fue capturado y asentado en Margiana.

Dos años más tarde, Pacorus, hijo de Orodes, encabezó una invasión parta de Siria, que fue defendida por Cassius, quien luego asesinó a Julio César. Después de que Cassius se retiró a Antioquía, Pacorus comenzó a conspirar contra su padre, quien se enteró y lo llamó. Durante la guerra civil de Roma entre César y Pompeyo, este último pidió ayuda a los partos, pero la rechazó cuando exigieron Siria. Después del asesinato de César, los partos liderados por Bassus apoyaron a Cassius en Filipos en 42 a. C., la única vez que los partos lucharon en Europa. Dos años más tarde Orodes envió perdonado a Pacorus con el general romano Labienus para invadir Siria, donde tomaron Apamea y Antioch, derrotando a Decidius Saxa. Tiro resistió con éxito, y en Palestina el soborno de mil talentos y 500 mujeres judías le permitió a Antígono comprar la ayuda de los partos que le permitió vencer a su tío rival Hircano y gobernar durante tres años. Mientras tanto, Labieno mató a Decidius Saxa en una segunda batalla y se apoderó del sur de Asia Menor.

En el 39 a. C., Marco Antonio envió a Publio Ventidio a recuperar Siria, y sus legiones romanas mataron a Labieno y obligaron a Pacoro a cruzar el Éufrates. Al año siguiente, Pacorus regresó al otro lado del río, pero fue derrotado y asesinado. El anciano Orodes abdicó y dejó que su hijo Phraates IV lo sucediera, pero sus muchos hermanos y su padre quejoso fueron asesinados en el 37 a. C. Este reinado de terror desanimó a los nobles, y el general Monaeses le dijo a Antonio que esta era una oportunidad. Antonio pidió los estandartes romanos y los prisioneros tomados de Craso, pero Fraates perdonó a Monaeses mientras Antonio firmó un tratado secreto con Artavazd II de Armenia. Este último convenció a Antonio de que atacara la lucrativa Praaspa, la capital de Media Atropatene. Sin embargo, las fuerzas extendidas de Antonio se dividieron, y los partos derrotaron a los liderados por Statianus, matando a 10,000 romanos y forzando a Antonio a hacer una retirada difícil. El rey de Media se peleó y se rebeló contra Fraates, en el 34 a. C., ofreciendo una alianza a Antonio, quien luego capturó Artavazd con una estratagema. Antonio regresó al año siguiente para ayudar al Rey de los Medios a tomar territorio de Armenia.

Después de que Antonio volvió a luchar contra Octavio, Fraates IV de Partia hizo una alianza con Artashes II (r. 30-20 a. C.), hijo de Artavazd, y capturó las guarniciones romanas en Armenia para que pudiera independizarse de Roma, aunque bajo el mando de los partos. influencia. También en el 33 a. C., los partos Tiridates se rebelaron y fueron coronados rey, gobernando Partia durante tres años antes de que Fraates regresara con una fuerza de nómadas. Tiridates huyó con un hijo de Fraates, que se convirtió en rehén en la corte de Octavio. Siete años más tarde, el emperador Augusto (Octavio) comenzó a negociar para recuperar los estándares romanos, que se recuperaron cuando Augusto visitó la región en el año 20 a. C.

Partia fue gobernada por una monarquía hereditaria, y el rey fue coronado por el comandante militar hereditario llamado Surena. Muchos siguieron una vida nómada a caballo, y no había ningún ejército permanente al lado de la guardia real. La poligamia era común y las mujeres estaban subordinadas. Se sabe poco sobre la cultura parta porque dejaron poca escritura. Siguieron principalmente la religión zoroástrica, y los sacerdotes magos fueron los más educados e influyentes. En el culto de Mitra, este dios ario fue creado por el dios supremo Ahura Mazda como Luz para vencer el mal y gobernar el mundo con prosperidad. Una serie de siete iniciaciones correspondientes a los cinco planetas, sol y luna se hizo muy popular entre soldados, comerciantes y esclavos. El culto fue introducido en Roma por piratas cilicios capturados por Pompeyo y fue un gran rival del cristianismo primitivo. Sin embargo, el monoteísmo y la creciente popularidad y sofisticación del movimiento cristiano finalmente vencieron al mitraísmo, que pasó en la fecha de la fiesta de Navidad de la celebración del cumpleaños de Mitra.

Armenia se vio a menudo atrapada en la lucha entre los imperios parto y romano. En el año 2 a. C. Phraatakes, con la ayuda de su madre Musa, que era una esclava dada a Phraates IV por Augusto, asesinó a su padre Phraates IV. En el año 1 EC Phraatakes, también conocido como Phraates V, hizo un tratado con Roma y acordó retirarse de Armenia. La reacción al regicidio provocó la muerte de Phraatakes y el Arsacid Orodes III fue elegido rey. Orodes también fue asesinado y el hijo de Phraatakes, Vonones, regresó de Roma. Sus costumbres extranjeras fueron resentidas, y Artabanus II, el rey arsácido de Media Atropatene, se rebeló y expulsó a Vonones. En 16 EC Vonones reclamó el trono de Armenia pero amenazado por una guerra con Partia, huyó a la protección romana en Siria. El emperador Tiberio envió a su sobrino Germánico, quien eligió a Artashes para gobernar Armenia.

Cuando Artashes murió en 34 EC, Artabanus II pudo poner a su hijo mayor Arsaces en el trono de Armenia. Tiberio envió a sus nominados para la realeza armenia, pero el rey ibérico Pharasmanes hizo asesinar a Arsaces en 35 y tomó la corona armenia él mismo, derrotando a un ejército parto invasor. Cuando el gobernador romano de Siria, Vitelio, marchó hacia el Éufrates, Artabano se retiró de Armenia y huyó a Hircania, esperando el juicio de los nobles partos. Aunque Tiridates II fue coronado en Ctesiphon por Surena, fue impopular y huyó cuando Artabanus regresó. Artabano se reunió con Vetelo e hizo las paces con Roma prometiendo dejar en paz a Armenia. Los nobles resintieron tanto esto que exiliaron a Artabano nuevamente. Los judíos también fueron masacrados durante su reinado. Después de su muerte, sus hijos Vardanes y Gotarzes II lucharon por el trono en 39 EC hasta que el primero fue asesinado en 45. Algunos nobles pidieron a Roma que enviara a Meherdates, hijo de Vonones, pero fue derrotado por Gotarzes. El sentimiento antihelénico en Partia hizo que Seleucia se rebelara y se independizara durante varios años.

Cuando Gotarzes II murió en 51 EC, Vonones II pronto fue reemplazado por su hijo o hermano Vologeses I, quien gobernó hasta 78, excepto en el intervalo 55-58 cuando su hijo Vardanes II asumió el cargo. Pharasmanes de Iberia, hermano del rey armenio Mitrídates, persuadió a su hijo Rhadamistus para que asesinara a su tío Mitrídates para que tomara ese trono. Así que Vologes en 51 invadió Armenia para hacer rey a su hermano Tiridates. En el 55, Nerón de Roma envió a su principal general Corbulo Vologeses sometido y entregó rehenes a Roma porque estaba preocupado por la rebelión de su hijo Vardanes. Después de que la revuelta de su hijo fue aplastada, Vologeses se enfrentó a Corbulo, pero fue debilitado por una revuelta en Hircania. Tiridates perdió Artaxata en el 58 y Tigranocerta dos años después. Roma puso al príncipe capadocio Tigranes en el trono de Armenia, pero Vologeses pudo derrotar al favorito de Nerón, Lucius Paetus, que huyó. Corbulo marchó a Armenia y en el 63 firmó un tratado dando el trono armenio a Tiridates, quien fue coronado en Roma por Nerón en el 66. Este tratado duró medio siglo. Durante el reinado de Vologeses, el Avesta se compiló la escritura para la religión zoroástrica. El historiador romano Plinio describió que el imperio parto tenía once reinos en el norte y siete en el sur.

Los nómadas alanos en alianza con los hircanios invadieron el imperio parto en el 75 d.C. Vologeses II gobernó solo por un año y fue sucedido por Pacorus II (r. 78-93), aunque su gobierno en Persia fue asumido por Artabanus III durante un año en 80. La última moneda emitida por Pacorus fue acuñada en 96, y Vologeses Emití una moneda nueve años después. Antes de morir alrededor de 100, Pacorus nombró a su hijo Axidares rey de Armenia. Vologeses III (r. 105-47) enfrentó rebeliones y un gran desafío de Osroes I (r. 109-28). En 115, el emperador romano Trajano marchó hacia el este hasta Armenia y capturó Nisibis. Después de pasar el invierno en Antioquía, al año siguiente sus legiones romanas invadieron Adiabene, cruzaron el Tigris pero no pudieron capturar Hatra. Trajano murió de camino a casa en 117. Osroes expulsó a los romanos que quedaban de la capital, Ctesifonte. Adriano se convirtió en emperador y retiró las tropas romanas de las regiones al este del río Éufrates, permitiendo que los imperios romano y parto coexistieran en paz. Vologeses III dio sus frutos al invadir alanos en 133. Vologeses IV (r. 147-91) invadió el oeste del Éufrates en 161. El contraataque del año siguiente fue dirigido por el coemperador Lucius Verus, y los partos fueron rechazados a través del Éufrates. Statius Priscus capturó Artaxata en Armenia, y los romanos tomaron Babilonia, Seleucia y Ctesiphon antes de invadir Media. Sin embargo, en Atropatene (Azerbaiyán) una plaga devastadora hizo que los romanos se retiraran.

El rey parto Vologeses V (r. 191-207) intervino en una lucha de sucesión romana en apoyo de la revuelta de Pescennius Níger en 195 al invadir Mesopotamia, pero el emperador romano Septimio Severo tuvo éxito y subyugó Adiabene, capturando Ctesifonte y Seleucia en 198. Los romanos nuevamente pudieron no tomar Hatra sino anexar Adiabene. Después de la muerte de Vologeses V, sus hijos Vologeses VI (r. 207-22) y Artabanus IV (r. 213-24) libraron una guerra civil, dividiendo y poniendo fin al imperio parto. Vologeses VI gobernó Irak desde Ctesiphon, y Artabanus IV era soberano sobre Irán. El emperador romano Carcalla atacó Artabano en el oeste en 216, pero su sucesor Macrinus fue derrotado al año siguiente cerca de Nisibis y pagó a los partos 200 millones. sestercios.

Durante los imperios parto y sasánida, la sociedad persa practicaba principalmente la religión zoroástrica y tenía cuatro clases. Los más altos eran los sacerdotes y los jueces, en segundo lugar estaban los militares, en tercer lugar estaban los burócratas alfabetizados y en cuarto lugar estaban los trabajadores, que incluía a agricultores, artesanos y comerciantes. Por encima de ellos estaba la familia real, y por debajo de las cuatro clases estaban los extranjeros no ciudadanos y los esclavos, la ley no reconocía que un esclavo tuviera una familia. Los esclavos sagrados eran aquellos de cualquier clase que se dedicaban a trabajar en los templos de Zoroastro.Las familias socialmente extendidas eran importantes como grupos agnaticos. Los persas eran patriarcales y los ricos a menudo tenían harenes.

Persia de Sasán 224-531

Mani y maniqueísmo

Mani nació en Babilonia el 14 de abril de 216 después de que Caracalla derrocara a Vologeses VI y convirtiera a su hermano Artabano IV (r. 213-24) en el último rey parto. Cuando Mani tenía doce años, se le dijo en una visión que se retirara de una secta bautizadora asociada con Elkhasai. Esta revelación coincidió con la superación de Ardashir de los partos y la reactivación del imperio persa con la dinastía Sasánida. Cerca de su cumpleaños número 24, su yo superior o maestro angelical le dijo a Mani que se proclamara profeta. Dos años después, Sapor I se convirtió en rey de Persia. La misión de Mani lo llevó a Ctesiphon y luego al oeste de la India durante dos años. Allí escribió un libro en el que alababa diplomáticamente a Shapur. Los hindúes encontraron su enseñanza del celibato demasiado estricta, pero en 243 tuvo más éxito en Khurasan, donde convirtió al gobernador Feroz, quien le dijo a su hermano, el rey Shapur, que Mani no tenía ambiciones políticas pero que quería unificar a la gente del imperio con este universal. religión.

Después de que Mani pasó un año en una cueva haciendo pinturas, Sapor invitó al profeta a su corte en 245. Mani solicitó y recibió cartas reales a todos los gobernadores persas diciéndoles que no obstaculizaran su misión. Durante los siguientes diez años, Mani pudo difundir sus enseñanzas por todo el imperio persa, estableciendo muchas iglesias y enviando discípulos. Adda y Pateg llevaron las enseñanzas de Mani a Egipto. Cuando la gente se burló de un santo feo, Mani señaló que el alma es hermosa y debe ser rescatada del cuerpo material.

En 255, los sacerdotes zoroástricos dirigidos por Karter persuadieron a Shapur de romper con Mani y promover su religión en el imperio, lo que provocó que Mani se exiliara. En los siguientes dieciocho años, el profeta regresó a Khurasan y viajó por Asia central hasta China occidental, regresando a través del Tíbet y Cachemira. En 272 Shapur murió y fue sucedido por su hijo Hormizd I, gobernador de Khurasan, quien apoyó a los maniqueos pero murió después de reinar un año. Su hermano menor, Bahram, amaba el placer y era cruel. Los magos lo persuadieron de que pusiera fin a la tolerancia de las herejías y los cultos extranjeros a fin de promover la religión ortodoxa sasánida. Mani intentó reunirse con el nuevo rey en su palacio de invierno en Ctesiphon, pero no lo logró. Se decía que Mani estaba relacionado con la dinastía parta Arsácida, y su asociación con el rey Baat, posiblemente un armenio parto, como dio una conferencia a sus discípulos en Phargalia, pudo haber llevado al arresto de Mani en Gondeshapur (Belapat).

Mani fue llevado ante un enojado rey Bahram I y dijo que no había hecho ningún daño, pero que había ayudado a la familia real liberando a sus sirvientes de los demonios y curándolos. El rey acusó a Mani de apoyar la derrotada causa parta. Mani respondió que Dios lo envió a traer los perfectos mandamientos de Cristo que recibió de Dios a través de un ángel para que muchas almas pudieran salvarse y escapar del castigo. Bahram preguntó por qué Dios no le reveló esto a él, el Rey. Mani respondió que Dios manda y decide a quién enseñar. El rey enojado silenció al profeta y lo encadenó para complacer a los magos. Mani dijo que Shapur y Hormizd lo habían protegido, pero Bahram lo condenó a muerte y azotes. Mani estuvo fuertemente encadenado en prisión durante 26 días. Allí consoló a sus discípulos y nombró a Sisin como su sucesor. Mani murió en prisión el 26 de febrero de 274, descrito como el Mensajero de la Luz retirando su alma del cuerpo. La angustia pública ante la noticia estimuló al rey a ordenar que el cuerpo de Mani diera de comer a los pájaros y que pusieran su cabeza en una puerta. Así comenzó la persecución de los maniqueos en el imperio persa que continuaría esporádicamente durante siglos.

Cuatro años de persecución ocurrieron antes de que Sisin pudiera organizar la iglesia. Muchos murieron como mártires y muchos huyeron a Khurasan o Turkestán. Algunos fueron al oeste, y se dice que Pateg predicó contra la Viejo Testamento en Roma en 280. Bahram II perdió a Ctesifonte y Seleucia ante el emperador romano Aurelius Carus en 282 mientras Amu viajaba por Asia central y Adda reunía escrituras en África. Unos cinco años después, el procónsul africano Julián advirtió a Diocleciano que las ideas de esta extraña religión sobre el sexo, la guerra, la agricultura y los deberes cívicos ponían en peligro a la sociedad romana. Hacia 290, el maniqueísmo estaba floreciendo en el distrito de Fayyum de Egipto, y el siríaco Salmos pronto se traduciría al copto. Una terrible persecución estalló en el imperio persa en 291. Bahram II mató al propio Sisin, y muchos maniqueos fueron masacrados. Innai se convirtió en el líder y se dice que curó al Rey mediante la oración, dando paz a la nueva religión por un tiempo.

En 296, Diocleciano extendió la persecución cristiana a los maniqueos, lo que resultó en numerosos mártires en Egipto y el norte de África. Aunque el rey persa Narseh (r. 293-302) perdió Mesopotamia y las provincias occidentales en manos de Roma después de ser derrotado por Galerio, dejó a los maniqueos en paz. En 303, Hormizd II ejecutó a Innai, y los siguientes cuatro líderes maniqueos también murieron. En el siglo IV, el maniqueísmo se extendió por todo el imperio romano. Dos cristianos, Arquelao en su Disputa con Manes y Alejandro de Licópolis en su “De los maniqueos”, trató el maniqueísmo como una herejía cristiana en lugar de una nueva religión porque Mani reconoció a Jesús como el Cristo. En 372 Valentiniano I prohibió todas las reuniones, y Agustín adoptó la fe durante una década hasta que los cristianos instaron a Teodosio I a que les quitara sus derechos civiles en 381, al año siguiente decretó la muerte de los ancianos maniqueos y en 383 Teodosio desterró a todos los maniqueos. El exilio fue nuevamente decretado por Valentiniano II, y en Roma sus propiedades fueron confiscadas en 389.

Dado que Mani creía que otras religiones se habían deteriorado porque sus fundadores originales no escribieron sus enseñanzas, él mismo escribió varios libros en el idioma arameo del siríaco y se aseguró de que fueran copiados con precisión. Su primer libro, Shapurakan, honró al rey Shapur I y le aseguró que no tenía ambiciones políticas. El Evangelio Viviente fue escrito e ilustrado en la cueva de Turkestán y contiene un relato de la misión de Jesús. Mani comenzó este libro y sus cartas refiriéndose a sí mismo como el mensajero de Jesús. El tesoro de la vida describe cómo el alma proviene de la Luz pura y el cuerpo de la mala oscuridad. Aunque el maniqueísmo es similar y se ha comparado con el gnosticismo, este libro refuta la doctrina marcionita de un tercer principio intermediario y cura los errores. El libro de los misterios enseña que las almas se purgan y educan a través de la reencarnación, y tiene como objetivo eliminar las creencias falsas. los Pragmateia sugiere lo que se debe hacer. Sus otras obras principales son El libro de los gigantes, Letras, y El libro de los salmos y oraciones.

Aunque estos libros fueron fielmente copiados y traducidos a muchos idiomas a medida que la religión se extendía, las muchas persecuciones finalmente destruyeron los libros. Cuando el maniqueísmo se desvaneció en los movimientos cátaros en el siglo XIII, la religión desapareció. En el siglo XX se encontraron documentos coptos en al-Fayyum en Egipto, y también se encontraron textos en Turfan y Dunhuang en China. El catecismo chino señaló un libro que ilustra los dos grandes principios, que puede haberse basado en las pinturas de Mani hechas para aquellos que no saben leer. El trabajo más grande encontrado en al-Fayyum, el Kephalaia, contiene las principales enseñanzas de Mani descritas por los discípulos. Estos descubrimientos, aunque difíciles de reconstruir porque los textos se estaban deteriorando, proporcionan una visión más equilibrada de las obras cristianas ya conocidas que refutan a Mani.

Mani enseñó que hay dos fuentes que no han nacido y son eternas: Dios (Luz) y la materia (oscuridad). Dios, como el bien, no tiene nada en común con el mal porque "un buen árbol no puede dar malos frutos". Mani explicó que el universo tiene tres momentos que involucran a estas dos sustancias. En el pasado, el Espíritu y la materia estaban al principio separados. Entonces el Espíritu entró en la materia como almas encarnadas en cuerpos, que es la condición actual. Mani, como mensajera de Luz, está ayudando a las almas a liberarse de sus cuerpos. El tercer momento es el futuro cuando el mundo terminará cuando el Espíritu se purifique nuevamente de la materia. De alguna manera, el rey de las tinieblas decidió entrar en la región de la Luz. Dios no tenía ningún mal con el que castigar, de modo que el Espíritu entró en la materia como las almas entraron en los cuerpos con las cinco facultades de intuición, pensamiento, voluntad, consideración y razón. A medida que las almas se mezclaron con la materia, comenzaron a sentirse material y, por lo tanto, quedaron atrapadas en los cuerpos. Cuando la Madre de la Vida, el Primer Hombre y el Espíritu Viviente oraron al Gran Padre, éste envió un Mensajero con las siguientes doce virtudes: realeza, sabiduría, victoria, contentamiento, pureza, verdad, fe, paciencia, sinceridad, bondad. , justicia y luz.

Según Mani, Jesús levantó al primer hombre, Adán, para que probara el árbol de la vida. Mani también enseñó la trinidad del Padre (Dios de verdad), el Hijo amado (Cristo) y el Espíritu Santo (Madre de la vida). Los cinco gobernantes oscuros pueden expresarse como la tiranía de los gobernantes, la arrogancia de los funcionarios, los errores idólatras, los ritos supersticiosos y la hechicería. Los mensajeros de Dios anteriores incluyen a Zaratustra, Buda y Jesús. Los verdaderos mensajeros pueden ser conocidos por las siguientes cinco características: dulzura, austeridad, belleza, sabiduría y transformación. Su misión es la de enseñar y convertir a los seres vivos para salvarlos de su sufrimiento. Mani plantó buenas semillas de verdad y fortaleció su iglesia, enviando enviados a muchas tierras. Luchó contra la codicia y la lujuria para enseñar a la gente sabiduría y conocimiento. Los salmos se refieren a la medicina divina que cura las heridas, aplasta el mal mientras corona la piedad, purifica la Luz de las tinieblas y da descanso a las almas. El Gran Padre es el Amor que se entrega por todo. Las almas son divinas aunque hayan caído al mundo, volverán a Dios.

Aunque la comunidad maniquea tenía una jerarquía de cinco niveles, incluido el sucesor de Mani y doce maestros (maestros), 72 iluminados (supervisores), ancianos (sacerdotes), el resto de los elegidos y oyentes, la principal distinción era entre los elegidos y los oyentes. . Los elegidos tienen sus corazones, manos y bocas sellados por el celibato, la no injuria y la abstinencia del alcohol y la carne. Los elegidos comen solo un poco por la mañana y una comida por la noche. En su estricta pobreza, su única posesión era una prenda que se cambiaba una vez al año. Los elegidos enseñan por gracia, sabiduría y fe. Los deberes de los oyentes son ayunar, orar y dar caridad. Deben ayunar y ser célibes los domingos, y los oyentes rezan cuatro veces al día. Dar caridad incluye proporcionar comida a los elegidos que no hacen ningún trabajo perjudicial como la agricultura, dar a un pariente para que sea uno de los elegidos y construir un templo o una vivienda. Los oyentes podían trabajar en el campo y tener una esposa, pero se les prohibió pelear en guerras. Los oyentes se confiesan a los elegidos, y los elegidos se confiesan unos a otros.

El alma es de lo alto pero está aprisionada en el cuerpo esperando ser liberada. Mani enseñó a renunciar a las posesiones del mundo para encontrar la paz de la pobreza. Aconsejó fortalecerse sabia y hábilmente alrededor de las puertas del cuerpo para que el pecado del cuerpo no prevaleciera y extinguiera la Luz. Sus métodos religiosos incluyen cantar y cantar palabras espirituales, leer y estudiar, discriminar con sabiduría y aceptar órdenes puras, ser siempre limpio en las acciones de cuerpo, boca y mente, practicar buenas obras, ser gentil y amable, soportar la humillación, seguir buenas reglas. y hábitos, descansando la mente en el lugar de la liberación y saltando de alegría al mantenerse firme en el camino correcto. Mani advirtió contra la mentira, la ira y las palabras hirientes que pueden provenir de hablar con el fin de matar a un hombre, bestias o árboles. La bondad y la sinceridad son para los santos una base para el brillo y una puerta maravillosa que permite ver en todas partes mientras se camina por un camino recto.

Como los budistas Mahayana, Mani prometió que los tales nacerían en una Tierra Pura, donde estarían libres de castigos y podrían regocijarse en la calma. La Mente Ligera del Cristo despierta a los que duermen y reúne a los que están dispersos. Dios envía el alma al juez de los muertos que aparece como en un espejo. El Gran Juez no tiene parcialidad, pero sabe perdonar a los que se han arrepentido. Nadie puede esconderse cuando busca sus acciones y las paga de acuerdo con sus merecimientos. Los santos van al cielo de la Luz y están en paz. No manchados por la ignorancia, la pasión y el deseo, no son presionados para renacer.

Persia de Sasán 224-531

Imperio parto

Artabanus IV también se conocía como Ardawan. Cuando atacó a Fars en 224, el rebelde Ardashir obtuvo la victoria en Hormuzdagan y fundó la dinastía Sasanian basándose en su descendencia de Sasan. Según el historiador Tabari, Ardashir pasó a conquistar Sakastan (Seistan), Hyrcania, Merv (Margiana), Balkh (Bactria) y Khwarezm (Chorasmia), y Ferishta registró que incluso invadió el imperio Kushan en la India. Armenia continuó siendo disputada por los romanos y los persas. En 232 Ardashir ganó una batalla contra los romanos sobre Armenia e hizo un tratado con el emperador Alejandro Severo. Luego, un noble persa asesinó al rey armenio Khosrov y se ahogó mientras huía. Ardashir restauró los privilegios de los magos y los organizó en una asamblea con siete sacerdotes principales. Su celo por la religión zoroástrica provocó la persecución de los cristianos. Ardashir mantuvo un ejército permanente y lo mantuvo independiente de los gobernadores provinciales. Ardashir dijo una vez: "No puede haber poder sin ejército, no puede haber ejército sin dinero, no hay dinero sin agricultura y no hay agricultura sin justicia". 9

Cuando Ardashir murió en 240, Armenia y Hatra se rebelaron contra su sucesor Shapur I (r. 240-70). El segundo rey de Sasanian logró tomar la última fortaleza prometiendo casarse con la hija del rey rebelde, pero después de que Hatra capituló, hizo ejecutar a la princesa. Mientras los romanos estaban alborotados, Sapor capturó Nisibis y se aventuró hacia el oeste hasta Antioquía. Los romanos se defendieron y empujaron a los persas a través del Tigris. Cuando Felipe reemplazó al emperador romano Gordiano III asesinado en 244, hizo un tratado con Sapor y se fue. Sapor conquistó Antioquía nuevamente en 258 e incluso capturó al emperador romano Valeriano dos años después. Shapur invadió Capadocia, pero Odenathus de Palmira tenía un ejército poderoso y empujó a los persas a cruzar el Éufrates, asediando Ctesiphon. Después de que Odenathus fuera asesinado, su viuda Zenobia ganó Egipto pero no consiguió ayuda persa para Palmira, que fue derrotada por el emperador romano Aureliano en 275. Shapur murió en 270 y fue sucedido por Hormizd I, quien apoyó al profeta Mani. Sin embargo, fue sucedido por su hijo Bahram I al año siguiente. Bahram fue tan tiránico que una conspiración acabó con su vida en 274. Durante el reinado (274-93) de Bahram II, el emperador romano Carus invadió Persia en 283, pero las legiones creyeron que su muerte por un rayo era una señal del cielo y se retiraron. Durante esta era el Mobad Karter lideró la campaña que perseguía a cualquier religión que no fuera la zoroástrica.

En 287, el emperador Diocleciano colocó a Tiridates III, hijo de Khosrov II, en el trono armenio. Después de la muerte de Bahram II en 293, Narseh (r. 293-302) se convirtió en el rey de Sasán e invadió Armenia tres años más tarde, lo que obligó a Tiridates a huir a Roma. Diocleciano envió a Galerio a Armenia. Al año siguiente, los heridos Narses huyeron cuando los persas fueron derrotados, y un tratado convirtió al río Tigris en la frontera entre los dos imperios. Habiendo perdido más territorio que cualquier otro gobernante parto o sasánida, Narseh abdicó en el 302 a. C. Hormizd II (r. 302-9) estableció un tribunal de justicia para ayudar a los pobres a evitar ser oprimidos por los ricos. Cuando murió, los nobles no querían que su hijo mayor gobernara debido a que favorecía la cultura helénica. Así que eligieron a Sapor II (r. 309-79) mientras su madre aún estaba embarazada porque el Mobad (sacerdote) había declarado que el bebé sería varón. En 323 Hormizd escapó de la prisión y fue bien recibido por el emperador romano Constantino. Mientras tanto, Tiridates III (r. 287-330) de Armenia había dejado de perseguir a los cristianos y se había convertido en un celoso converso al cristianismo en 294.

Después de la muerte del poderoso Constantino en 337, dividiendo su imperio entre sus tres hijos, Sapor II aprovechó la oportunidad para instar a los paganos en Armenia a rebelarse y atacar a través de la frontera romana. Al año siguiente, Shapur asedió Nisibis pero no pudo tomar la fortaleza romana. Los persas asaltaron el territorio romano. Sapor capturó y cegó a Arshak, hijo de Tirano, pero en 341 hizo un tratado con Armenia y puso a Arshak II en su trono. Los persas de Shapur invadieron Mesopotamia en 348 y lucharon contra el ejército romano de Constancio durante dos años. Por tercera vez, Shapur no pudo capturar Nisibis, perdiendo 20.000 hombres. El cristianismo se había convertido en la religión oficial del imperio romano, y Shapur respondió duplicando los impuestos para que los cristianos pagaran sus guerras. Por negarse a cobrar los impuestos, seis obispos y un centenar de sacerdotes fueron ejecutados en Susa el Viernes Santo 339. Las masacres y la destrucción de iglesias continuaron en el imperio sasánida durante los siguientes cuarenta años del reinado de Shapur. Sapor tuvo que luchar contra los hunos (quionitas) en el este de 353 a 358. Durante este interludio, Constancio encontró una esposa romana para el rey Arshak II, y Armenia regresó a la órbita romana. Shapur luchó en otra guerra durante dos años con el imperio romano, capturando la fortaleza de Amida. Esta guerra terminó cuando Constancio murió en 361.

En 363, el emperador romano pagano Juliano invadió Persia con cien mil hombres y una flota de 1.100 barcos construidos para el río Éufrates, pero los sasánidas habían superado con creces a los partos en la fortificación de sus ciudades. Julián los evitó, y su alianza con los jefes sarracenos se vino abajo. Fue asesinado por un combate con jabalinas cerca de Samarra y fue retratado heroicamente como un león por los pintores persas. Jovian se convirtió en emperador romano y cedió las cinco provincias al este del Tigris y la fortaleza de Nisibis al imperio de Shapur. Los europeos, que habían estado en Nisibis durante dos siglos, fueron eliminados. Cuando Valente se convirtió en emperador romano de Oriente, Sapor II invadió Armenia. Pap (r. 369-374), hijo de Arshak II, huyó y pidió apoyo romano. Entonces Shapur regresó a Armenia y capturó el tesoro de Arsaces e hizo que Pap aceptara sus términos. Después de que los romanos interfirieran en Iberia en 370, al año siguiente los persas atacaron a los romanos en Vagabanta. En 376, una tregua condujo a un tratado que dejó a la Armenia cristiana e Iberia independientes.

El largo reinado de Shapur II fue seguido por Ardashir II (r. 379-83), quien fue llamado el Beneficent por remitir impuestos pero fue depuesto por su sobrino Shapur III (r. 383-88).El conflicto entre facciones en Armenia resultó en que persas y romanos firmaran un tratado en 384 que dividió a Armenia. Durante el reinado de Bahram IV (r. 388-99), Khosrov IV, el sátrapa de la Armenia persa, se rebeló pero no pudo obtener ayuda del emperador Teodosio I y fue encarcelado. Después de que Bahram IV fuera asesinado por un motín, Yazdgard I (r. 399-420) se convirtió en gobernante del imperio Sasánida. Toleró a los cristianos y judíos, decretando en 409 que los cristianos podían adorar abiertamente y reconstruir sus iglesias, pero los zoroastrianos lo presionaron para que los persiguiera durante los últimos cinco años de su reinado.

Los nobles intentaron evitar que cualquiera de sus hijos tuviera éxito, pero su hijo Bahram V Gur (r. 420-38) ganó la lucha. Continuó la persecución de los cristianos cuando muchos huyeron al territorio romano, les exigió que regresaran y luego les declaró la guerra. Después de una batalla entre los campeones de los persas y los romanos, firmaron un tratado en 422 que concedía la tolerancia de los cristianos en Persia y de los zoroastrianos por parte de los romanos. En 425 los heftalitas (hunos blancos) liderados por Yetailito cruzaron el río Oxus e invadieron Persia. Bahram Gur dirigió un exitoso contraataque que persiguió a los hunos a través del Oxus. Según el poeta Firdausi, Bahram Gur se aventuró en la India y, como resultado, 12.000 gitanos emigraron a Persia con su música y baile. Bahram Gur fue aclamado por promover la agricultura, la alfabetización y la ciencia, dejando a Persia en el apogeo de su poder. Su hijo Yazdgard II (r. 438-57) hizo un tratado con Theodosius II acordando que ninguno de los dos construiría nuevas fortificaciones en su frontera. Esto permitió a Yazdgard hacer campaña en el este del 443 al 451. Zoroastriano mobads intentó reconquistar a Armenia a su religión, derrotando al partido cristiano. En Irak, el patriarca José se convirtió en mártir en Karka (Kirkuk) en 455 cuando otros cristianos huyeron. El Christian Bar-Soma fue expulsado de Edesa por herejía pero regresó en el 457.

Cuando Yazdgard II murió en 457, su hijo menor Hormizd III tomó el trono mientras su hermano mayor Peroz gobernaba Seistan. Los heftalitas ayudaron a Peroz (r. 459-84) a capturar a su hermano, y Peroz también sofocó una revuelta de los albaneses al oeste del mar Caspio. Después de que envió a una esclava que se hacía pasar por una princesa, Khush-Newaz insultó y mató y mutiló a los oficiales persas en venganza. Tabari escribió que Peroz fue atraído al desierto y tuvo que postrarse ante los heftalitas. Peroz ayudó a Bar-Soma a usar la fuerza para establecer la doctrina de las “dos naturalezas de Cristo” con el fin de separar a estos cristianos de los monofisitas al oeste de ellos. Yazdgard y Peroz cambiaron la política anterior que había tolerado a los judíos. Yazdgard abolió el sábado en 455, y en 468 Peroz hizo matar a la mitad de los judíos en Isfahan después de que los judíos fueran acusados ​​de desollar a dos magos. La derrota de Peroz por parte de los kushans estimuló a los armenios a rebelarse en 481, pero el rey ibérico cambió de bando a traición, lo que permitió a los persas matar al rey armenio. Peroz fue finalmente derrotado y asesinado por los heftalitas en Balkh, gran parte del ejército fue destruido, y su sucesor Balash (r. 484-88) les pagó tributo durante dos años. Vahan se ganó la tolerancia de los cristianos en Armenia al ayudar a Balash en una guerra civil contra un hijo de Peroz llamado Zaren.

Kavad I, hijo de Peroz, se convirtió en rey de Sasán en 488. En 489, el emperador romano Zenón disolvió el colegio nestoriano en Edesa, pero Bar-Soma lo restableció en Nisibis. En 491, la Iglesia armenia rechazó la doctrina de "una persona en dos naturalezas" promulgada por el Concilio de Calcedonia en 451 y como los monofisitas han sido independientes del Patriarca de Constantinopla desde entonces. Un comunista llamado Mazdak de Persépolis convirtió a miles a su doctrina de compartir propiedades e incluso mujeres. El historiador Tabari describió cómo usó un tubo en una caverna debajo de un altar de fuego como un dispositivo religioso fraudulento e incluso convirtió a Kavad. El zoroástrico mobads defendió su religión al deponer y encarcelar a Kavad en 496. Escapó a los heftalitas y fue recibido por Khush-Newaz. Lo ayudaron a recuperar el trono dos años después, ya que su reemplazo, Zamasp, no luchó por retener la corona. La doctrina nestoriana de que las personas divina y humana están separadas en el Cristo encarnado prevaleció en Persia.

Después de ochenta años de paz, en 503 Kavad fui a la guerra con el imperio romano porque no le habían estado pagando a Persia los gastos acordados para la guarnición de Derbent. Los persas invadieron la Armenia romana y perdieron 50.000 hombres sitiando y tomando la fortaleza de Amida mientras los romanos eran aniquilados. Ese año, Kavad también envió a su ejército para detener una invasión heftalita de Khurasan, que permitió a los romanos cruzar el Tigris. En 505, Persia y Roma firmaron un tratado de paz durante siete años que permitió a Kavad ganar una campaña final contra los heftalitas en 513. Un resurgimiento de los mazdakitas conspiró con el hijo mayor de Kavad, Kavus, para establecer su religión en Persia, pero el hijo menor de Kavad, Khusrau, persuadió a su padre para dejarlo sofocar la rebelión. Khusrau organizó un debate religioso y luego masacró a los Mazdakis en Ctesiphon alrededor del 528.

Cuando Kavad I canceló la tolerancia de los cristianos en Iberia a favor de los zoroastrianos, se rebelaron. El rey ibérico Gurgenes huyó a Lazica y pidió ayuda a Roma. Cuando los persas entraron en Lazica, los romanos liderados por el famoso general Belisarius invadieron Armenia persa en 526. Los romanos fueron derrotados y el emperador Justiniano envió otros 25.000 hombres, incluida la caballería masageta, lo que inclinó la balanza en una batalla igualada. Al-Harith ibn 'Amr al-Kindi expulsó a los lakhmids de Hira en 525 durante unos años, pero el jefe lakhmid Mundhir III recuperó Hira y en 529 allanó Siria hasta Antioquía, donde sacrificó 400 monjas cristianas a la diosa al- Uzza, que representa al planeta Venus. Dos años más tarde, los persas se aliaron con Mundhir para invadir Siria. Belisario, con la ayuda de isaurios, licaonios y árabes, defendió Antioquía, mató a Kavad y forzó la retirada del ejército persa.

Persia de Sasán 531-651

Posiblemente influenciado por las ideas del filósofo gnóstico del siglo II Carpócrates de Alejandría, cuyos seguidores veneraron a Zaratustra, Pitágoras y Platón durante cuatro siglos, y Bundos, un maniqueo que había vivido en Roma durante el reinado de Diocleciano, el zoroastrista. Mobad Zardusht Khurragan a mediados del siglo V comenzó a interpretar el significado interno de la Avesta. Aquellos que hacían tales interpretaciones se llamaban Zandiks. Ibn al-Nadim escribió sobre un zoroástrico anterior llamado Mazdak, quien enseñó a disfrutar de los placeres en la igualdad amistosa, compartir mujeres y familia, hacer buenas obras, no dañar a nadie y ofrecer hospitalidad.

Mazdak, hijo de Bamdad, dirigió el movimiento Mazdakite durante el reinado de Kavad I. Según Tha'alibi, enseñó que Dios proporcionó la subsistencia para que pudiera ser compartida por igual, pero la gente se perjudicaba y se dominaba entre sí y los fuertes explotaban a los débiles para ganar. la propiedad, por lo tanto, es necesario quitarle a los ricos para dársela a los pobres, y los que tienen un exceso de propiedad o las mujeres deben compartir. El poeta Firdausi escribió que los Mazdakitas evitaban los cinco demonios de la envidia, la ira, la venganza, la necesidad y la codicia. Mazdak recomendó formas de dividir las grandes propiedades, prohibir el acaparamiento, eliminar las distinciones de clase y establecer organizaciones benéficas públicas para los necesitados. Su objetivo era reducir los rituales zoroástricos limitando sus templos a tres principales. Aunque acusado de defender a las esposas en común, es más probable que Mazdak probablemente quisiera eliminar los harenes y la poligamia para que más personas pudieran tener una esposa. La abolición de las distinciones de clase también significaba poder casarse fuera de la misma clase. Las mujeres mazdakitas ejercieron más derechos y la secta drusa (actualmente en el Líbano) permite que las mujeres estén en la élite.

El rey Kavad I quería promover la justicia, y fue fuertemente influenciado por las ideas religiosas de Mazdak y comenzó a implementar reformas sociales que limitaban los privilegios de los nobles. Mazdak preguntó al rey si alguien con comida extra debería compartirla con los hambrientos, y esto llevó a las turbas Mazdakite a saquear graneros, almacenes y los palacios de los ricos y sus harenes. Los nobles reaccionaron derrocando a Kavad, que huyó a los heftalitas. Cuando regresó al poder, Kavad fue más cauteloso. Su hijo mayor, Kavus, simpatizaba con los Mazdakitas, pero Khusrau era su hijo favorito y se le permitió perseguir y masacrar a los Mazdakitas incluso antes de convertirse en rey, enterrando la parte superior de sus cuerpos en el suelo y ejecutando a Mazdak. Como rey, Khusrau también trató de implementar sus propias reformas para apaciguar a la gente.

El Gran Visir Mebodes presentó el testamento de Kavad que convirtió a Khusrau I (r. 531-79) en rey de reyes. Khusrau, también conocido como Khosrow o como Noshirwan o Anushirwan en el este, ha sido aclamado como el más grande de los monarcas persas, pero debido a un intento de colocar a su hermano Zames en el trono, comenzó su reinado dando muerte a todos sus hermanos y sus hijos, excepto un hijo de Zames llamado Kavad, que escapó. También ejecutó a Mazdak y a cien mil de sus seguidores. Khusrau organizó el imperio de Sasán en cuatro satrapías regionales: Khurasan y Kirman en el este, Fars y Khuzistan en el sur, Irak y Mesopotamia en el oeste, y Armenia y Azerbaiyán en el norte.

Después de que Justiniano cerró la escuela de filosofía en Atenas en 529, Khusrau dio la bienvenida a su corte a los últimos neoplatónicos. Ordenó que Platón y Aristóteles se tradujeran al persa y leyeran sus obras. Se compiló un libro de reyes que luego fue utilizado por Firdausi en su famoso poema. En 533, Khusrau firmó un tratado con Roma, que acordó pagar a Persia 11.000 libras de oro por el mantenimiento de las guarniciones en el Cáucaso. Esto permitió a Justiniano y Belisario conquistar Italia y el norte de África en los próximos seis años. Buzurjmihr fue tutor del príncipe Hormizd y se convirtió en visir. Buzurjmihr sostuvo que la peor miseria es ver acercarse el final de la vida sin haber practicado la virtud. El zoroástrico Mar Aba se convirtió al cristianismo y se enfrentó a Khusrau, quien lo respetó y permitió que se fundaran obispados en Herat y Samarcanda en el año 540.

Temeroso del creciente poder de Roma, Khusrau invadió Siria en 540, atacando Antioquía y otros lugares. Persia ganó otro tratado en el que Roma pagó 5,000 libras de oro como indemnización de guerra junto con subsidios anuales de 500 libras para las guarniciones. Khusrau ordenó que se construyera una ciudad cerca de Ctesiphon basada en el modelo griego de Antioquía. Cuando Lazica apeló a Khusrau en 540, sitió y capturó a Petra de manos de los romanos. Debido a que Lazica se había convertido al cristianismo, quiso eliminar a la población y trató de asesinar al rey Lazic Gubazes. Cuando esta conspiración fracasó, estalló otra guerra con Roma en 549 que duró ocho años y los romanos expulsaron a los persas de Lázica. La tregua de cinco años de 557 condujo al tratado 562 en el que Roma todavía acordó pagar a Persia 30.000 monedas de oro al año. Los turcos entraron en la historia de Persia cuando hicieron una alianza con Khusrau en 554 y lo ayudaron a conquistar a los heftalitas. Khusrau también atacó a los jázaros, matando a miles y devastando su territorio. Después de que Khusrau envenenó a los embajadores turcos, proponiendo una alianza con Sinjibu (Silzibul) en 567, al año siguiente los turcos ofrecieron a Roma una ruta comercial alternativa a China.

El emperador Justino quería imponer la ortodoxia cristiana en Armenia, mientras que Khusrau envió a Surena a construir un templo de fuego y promover el zoroastrismo. Los armenios recibieron una promesa de tolerancia religiosa de Justino, y los romanos derrotaron a 15.000 persas y mataron a los surena en 571. Justino dejó de pagar las guarniciones e instó al rey abisinio Arethas de Axum a invadir a los persas, pero en 572 los persas viajaron 2000 millas para conducir. los abisinios de Yemen. Al año siguiente, Justino envió a su primo Marcianus a invadir Arzanene y sitiar Nisibis, pero Khusrau relevó a Nisibis y sitió Dara mientras los Adarmaan capturaban Antioquía y 292.000 hombres. Cuando Tiberio se convirtió en emperador de Roma, acordó pagar 45.000 monedas de oro. (nomismata) por la paz con Persia y 30.000 anualmente durante tres años de tregua. Armenia no fue incluida en el tratado, y Khusrau la invadió y quemó Melitene. Las legiones romanas hicieron retroceder a los persas a través del Éufrates y saquearon, pero fueron derrotados en Armenia por los persas en 576. Tanto los ejércitos romanos como los persas saquearon en 578. Khusrau huyó a Ctesiphon, donde murió en 579.

Khusrau fue llamado "el Justo" y reformó el impuesto territorial a un mínimo básico para dar incentivos a los agricultores para producir más. También promovió la agricultura mejorando el riego con represas, recuperando terrenos baldíos y otorgando semillas, herramientas y animales. Se repararon carreteras y puentes. Reestableció un ejército permanente con sueldo regular e incluso se sometió a inspección y disciplina. Su ejército era mucho más fuerte que los ejércitos partos debido a la caballería fuertemente blindada equipada con lanzas, espadas y mazas, así como arcos y flechas. En su sistema de justicia fue misericordioso, especialmente con los jóvenes. En general, las mujeres no estaban aisladas en Persia en este momento, aunque el propio Khusrau tenía quizás el harén más grande de la historia con 12.000 mujeres. El ajedrez se importó de la India y la literatura se conservó en el idioma pahlavi, aunque todavía se limitaba a unos cien libros diferentes. Cuando el embajador romano notó que la plaza real era irregular, se enteró de que el sha persa había decidido no obligar a una mujer a vender su tierra.

Hormizd IV (r. 579-90) continuó la guerra con Roma después de que fracasaran las negociaciones con el general Maurice. Mauricio derrotó a los persas en 581 en Constanza y sucedió a Tiberio como emperador romano al año siguiente. En 588, un motín en el ejército romano permitió a los persas expulsarlos de Arzanene, pero derrotaron a los persas y tomaron Martyropolis. Al año siguiente, los persas recuperaron Martyropolis, aunque los romanos ganaron en Nisibis. El general Bahram Chobin llevó a los persas a la victoria sobre los turcos, matando a sus kan y capturando a su hijo. El oro y las gemas se llevaron en 256 camellos. Bahram Chobin intentó tomar el trono pero fue derrotado en 591 y huyó a los turcos, quienes lo mataron. El hijo de Ormuzd, Khusrau II Parviz (r. 590-628) había huido a Constantinopla y fue restaurado en Ctesiphon con la ayuda del emperador romano Mauricio. Khusrau cedió territorio al imperio bizantino en el tratado de 591. Después de que Maurice fue asesinado en 602, Khusrau Parviz se vengó de esto yendo a la guerra contra su sucesor Phocas. Los persas tomaron Dara en 605 después de un asedio de nueve meses y Amida, Harran y Edessa en 607. También saquearon Armenia, Capadocia, Phyrgia, Galacia y Bitinia.

Khusrau Parviz quería a la hija del príncipe árabe Noman, quien apeló a los Shaybani. Los aliados árabes del Shah desertaron, y en la batalla de Dhuqar los persas fueron derrotados por los árabes en 610, el año en que Mahoma tuvo su primera revelación. El ejército persa invadió Siria, tomando Antioquía en 611, Damasco en 613 y Jerusalén al año siguiente. El general persa Shahin capturó Calcedonia cerca de Constantinopla en 617. Dos años más tarde, los persas invadieron Egipto y capturaron Alejandría. El imperio persa nunca había sido tan grande desde los antiguos aqueménicos. Sin embargo, el emperador romano Heraclius comenzó a hacer retroceder estos avances en 622 al derrotar a Shahrbaraz en Issus y nuevamente en Armenia en 624. Ese año Heraclius invadió Atropatene (Azerbaiyán) y destruyó el templo de fuego de Zoroastro. Khusrau hizo una alianza con los ávaros y sitió Constantinopla en 626, pero fueron frustrados por la armada romana. Cuando Heraclio atacó el palacio de Khusrau Parviz en Dastagird al año siguiente y derrotó a los persas cerca de Nínive, el Sha huyó. Después de que insultó el cadáver de Shahin y trató de ejecutar a Shahrbaraz y otros generales, los nobles se volvieron contra Khusrau, encarcelándolo y torturándolo hasta la muerte en 628.

Khusrau Parviz toleraba el cristianismo debido a su amor por su esposa cristiana monofisita Shirin. Cuando comenzó a perder batallas, se apoderó de los tesoros de las iglesias cristianas y trató de imponer la doctrina nestoriana. Khusrau fue sucedido por su hijo Kavad II, quien hizo las paces con Heraclio, devolviéndole la "cruz verdadera" tomada de Jerusalén. Kavad murió después de unos meses, y una secuencia caótica de once gobernantes intentó gobernar Persia hasta que el nieto de Khusrau, Yazdgard III (r. 632-51) se convirtió en el último emperador sasánida. En 633 comenzó la invasión árabe de Irak dirigida por el musulmán Khalid ibn al-Walid. El general persa Rustam fue derrotado en la batalla crítica de Qadisiya en 637. Sa'd dirigió la invasión musulmana de Mesopotamia y capturó la capital en Ctesiphon. El celoso ejército islámico pronto invadió Juzistán en 640 y finalmente derrotó al ejército persa dirigido por Perozan matando a más de 100.000 en Nehawand en 642, lo que obligó a Yazdgard a huir de Ray a Isfahan a Kirman y Balkh. Una década después de que los árabes se apoderaran de su imperio, Yazdgard fue finalmente asesinado por sus joyas cerca de Marv en 651. Los árabes alentaron a los conquistados a convertirse al Islam eximiendo a los musulmanes de los impuestos que imponían a los zoroastrianos, cristianos, judíos y no. -creyentes.

Mahoma y la conquista islámica

Notas

1. Mitos de Mesopotamia tr. Stephanie Dalley, pág. 285.
2. Ibídem., pag. 287.
3. Ibídem., pag. 303-304.
4. El Antiguo Cercano Oriente c. 3000-330 aC por Amélie Kuhrt, pág. 612-613.
5. El amanecer y el crepúsculo del zoroastrismo por R. C. Zaehner, pág. 74.
6. Yasna 49:11, en Los cantos divinos de Zaratustra tr. Irach J. S. Taraporewala, pág. 727.
7. Herodoto 1:87 tr. Aubrey de Sélincourt, pág. 49.
8. Ibídem., pag. 96.
9. Citado en Una historia de Persia, Volumen 1 de Percy Sykes, pág. 397.

Copyright © 1998-2010 por Sanderson Beck

Este capítulo ha sido publicado en el libro Medio Oriente y África hasta 1700.
Para obtener información sobre pedidos, haga clic aquí.


Contenido

Edad del Bronce Final Editar

Orígenes Editar

La patria original de los kassitas no está bien establecida, pero parece haber estado ubicada en las montañas de Zagros, en lo que ahora es la provincia de Lorestán en Irán. Sin embargo, los casitas eran, como los elamitas, los gutianos y los mananos que los precedieron, lingüísticamente no relacionado a los pueblos de habla iraní que llegaron a dominar la región un milenio después. [13] [14] Aparecieron por primera vez en los anales de la historia en el siglo XVIII a. C. cuando atacaron Babilonia en el noveno año del reinado de Samsu-iluna (que reinó entre 1749 y 1712 a. C.), el hijo de Hammurabi. Samsu-iluna los repelió, al igual que Abi-Eshuh, pero posteriormente obtuvieron el control de Babilonia en 1570 a. C., unos 25 años después de la caída de Babilonia ante los hititas en 1595 a. C., y luego conquistaron la parte sur de Mesopotamia, aproximadamente. correspondiente a la antigua Sumer y conocido como el Dinastía de los Sealand en 1520 a. C. Los hititas se habían llevado el ídolo del dios Marduk, pero los gobernantes kasitas recuperaron la posesión, devolvieron a Marduk a Babilonia y lo equipararon al kasita Shuqamuna.Se desconocen las circunstancias de su ascenso al poder, debido a la falta de documentación de este período de la llamada "Edad Oscura" de dislocación generalizada. No se ha conservado ninguna inscripción o documento en lengua kasita, ausencia que no puede ser puramente accidental, lo que sugiere una severa regresión de la alfabetización en los círculos oficiales. Babilonia bajo los gobernantes kasitas, que cambiaron el nombre de la ciudad Karanduniash, resurgió como potencia política y militar en Mesopotamia. Dur-Kurigalzu, una ciudad capital de nueva construcción, recibió su nombre en honor a Kurigalzu I (principios del siglo XIV a. C.).

Su éxito se basó en la relativa estabilidad política que lograron los monarcas kasitas. Gobernaron Babilonia prácticamente sin interrupción durante casi cuatrocientos años, el gobierno más largo de cualquier dinastía en la historia de Babilonia.

Formación del poder de Kassite Editar

La transformación del sur de Mesopotamia en un estado territorial, en lugar de una red de ciudades-estado aliadas o combativas, convirtió a Babilonia en una potencia internacional, aunque a menudo fue eclipsada por su vecino del norte, Asiria, y por Elam en el este. Los reyes kasitas establecieron el comercio y la diplomacia con Asiria. Puzur-Ashur III de Asiria y Burna-Buriash I firmaron un tratado que acordaba la frontera entre los dos estados a mediados del siglo XVI a. C., Egipto, Elam y los hititas, y la casa real de Kassite se casó con sus familias reales. Había comerciantes extranjeros en Babilonia y otras ciudades, y los comerciantes babilónicos estaban activos desde Egipto (una fuente importante de oro nubio) hasta Asiria y Anatolia. Las pesas y sellos de kasita, las herramientas comerciales de identificación y medición de paquetes, se han encontrado en lugares tan lejanos como Tebas en Grecia, en el sur de Armenia e incluso en el naufragio de Uluburun frente a la costa sur de la actual Turquía.

Un nuevo tratado entre Kurigalzu I y Ashur-bel-nisheshu de Asiria se acordó a mediados del siglo XV antes de Cristo. Sin embargo, Babilonia se vio atacada y dominada por Asiria durante gran parte de los siguientes siglos después de la adhesión de Ashur-uballit I en 1365 a. C., quien hizo de Asiria (junto con los hititas y los egipcios) la mayor potencia en el Cercano Oriente. Babilonia fue saqueada por el rey asirio Ashur-uballit I (1365-1330 a. C.) en la década de 1360 después de que el rey kasita de Babilonia, que estaba casado con la hija de Ashur-uballit, fuera asesinado. Ashur-uballit marchó rápidamente a Babilonia y vengó a su yerno, deponiendo al rey e instalando a Kurigalzu II de la línea real kasita como rey allí. Su sucesor Enlil-nirari (1330-1319 a. C.) también atacó a Babilonia y su bisnieto Adad-nirari I (1307-1275 a. C.) anexó territorio babilónico cuando se convirtió en rey. Tukulti-Ninurta I (1244-1208 a. C.), no contento con dominar simplemente Babilonia, fue más allá, conquistando Babilonia, derrocando a Kashtiliash IV y gobernando allí durante ocho años en persona desde 1235 a. C. hasta 1227 a. C.

Control y prestigio Editar

Los reyes kasitas mantuvieron el control de su reino a través de una red de provincias administradas por gobernadores. Casi igual a las ciudades reales de Babilonia

y Dur-Kurigalzu, la ciudad revivida de Nippur fue el centro provincial más importante. Nippur, la antigua gran ciudad, que había sido prácticamente abandonada c. 1730 a.C., fue reconstruida en el período kasita, con templos meticulosamente reconstruidos sobre sus antiguos cimientos. De hecho, bajo el gobierno de Kassite, el gobernador de Nippur, que tomó el título de derivado sumerio de Guennakku, gobernado como una especie de rey secundario y menor. El prestigio de Nippur fue suficiente para que una serie de reyes kasitas del siglo XIII a. C. volvieran a asumir el título de "gobernador de Nippur".

Otros centros importantes durante el período kasita fueron Larsa, Sippar y Susa. Después de que la dinastía kasita fuera derrocada en 1155 a. C., el sistema de administración provincial continuó y el país permaneció unido bajo el gobierno sucesivo, la Segunda Dinastía de Isin.

Registro escrito Editar

La documentación del período kasita depende en gran medida de las tablillas dispersas y desarticuladas de Nippur, donde se han excavado miles de tablillas y fragmentos. Incluyen textos administrativos y legales, cartas, inscripciones de sellos, kudurrus (mercedes de tierras y reglamentos administrativos), inscripciones votivas privadas e incluso un texto literario (generalmente identificado como un fragmento de una epopeya histórica).

"Los gobernantes kasitas en Babilonia también fueron escrupulosos en seguir las formas de expresión existentes, y los patrones de comportamiento públicos y privados" e incluso fueron más allá, como hacen los neófitos celosos, o los forasteros, que adoptan una civilización superior, al favorecer a una sociedad extremadamente conservadora. actitud, al menos en los círculos palaciegos "(Oppenheim 1964, p. 62).

Caída de los reyes de Kassite Editar

Los elamitas conquistaron Babilonia en el siglo XII a. C., poniendo fin al estado kasita. El último rey kasita, Enlil-nadin-ahi, fue llevado a Susa y encarcelado allí, donde también murió.

Edad de Hierro Editar

Los casitas recuperaron brevemente el control de Babilonia con la dinastía V (1025-1004 a. C.), sin embargo, fueron depuestos una vez más, esta vez por una dinastía aramea.

Kassites étnicos Editar

Los kassitas sobrevivieron como un grupo étnico distinto en las montañas de Lorestán (Luristán) mucho después del colapso del estado kasita. Los registros babilónicos describen cómo el rey asirio Senaquerib en su campaña oriental del 702 a. C. sometió a los casitas en una batalla cerca de Hulwan, Irán.

Herodoto y otros escritores griegos antiguos a veces se referían a la región alrededor de Susa como "Cissia", una variante del nombre de Kassite. Sin embargo, no está claro si los kassitas realmente vivían en esa región tan tarde.

Durante el último período aqueménida, los casitas, conocidos como "Kossaei", vivían en las montañas al este de Media y eran una de las varias tribus de montaña "depredadoras" que regularmente extraían "regalos" de los persas aqueménidas, según una cita. de Nearchus por Estrabón (13.3.6).

Como soldados en guerras extranjeras Editar

Pero los casitas volvieron a luchar en el bando persa en la batalla de Gaugamela en el 331 a. C., en la que el Imperio persa cayó en manos de Alejandro Magno, según Diodoro Siculus (17.59) (quien los llamó "Kossaei") y Curtius Rufus (4.12) ( que los llamó "habitantes de las montañas cosaas"). Según la cita de Estrabón de Nearchus, Alejandro atacó por separado a los casitas "en el invierno", después de lo cual detuvieron sus incursiones en busca de tributos.

Estrabón también escribió que el "Kossaei" contribuyó con 13.000 arqueros al ejército de Elimais en una guerra contra Susa y Babilonia. Esta afirmación es difícil de entender, ya que Babilonia había perdido importancia bajo el dominio seléucida cuando surgió Elimais alrededor del 160 a. C. Si se entiende que "Babilonia" significa los seléucidas, entonces esta batalla habría ocurrido en algún momento entre la aparición de Elimais y la muerte de Estrabón alrededor del año 25 d. C. Si se entiende que "Elymais" significa Elam, entonces la batalla probablemente ocurrió en el siglo VI a. C. Susa fue la capital de Elam y más tarde de Elymais, por lo que la declaración de Strabo implica que los casitas intervinieron para apoyar a un grupo particular dentro de Elam o Elymais contra su propia capital, que en ese momento aparentemente estaba aliada o sujeta a Babilonia o los seléucidas.

Registros finales Editar

La evidencia más reciente de la cultura kasita es una referencia del geógrafo Ptolomeo del siglo II, quien describió a "Kossaei" viviendo en la región de Susa, adyacente a los "Elímeos". Esto podría representar uno de los muchos casos en los que Ptolomeo se basó en fuentes desactualizadas.

Se cree [ ¿por quién? ] que el nombre de los casitas se conserva en el nombre del río Kashgan, en Lorestán.

Dinastía kasita de Babilonia

Gobernante Reinado:
(cronología corta)
Comentarios
Agum-Kakrime Devuelve la estatua de Marduk a Babilonia
Burnaburiash I C. 1500 aC (corto) Tratado con Puzur-Ashur III de Asiria
Kashtiliash III
Ulamburiash C. 1480 a.C. (corto) Conquista la primera dinastía Sealand
Agum III C. 1470 a.C. (corto) Posibles campañas contra "The Sealand" y "in Dilmun"
Karaindash C. 1410 aC (corto) Tratado con Ashur-bel-nisheshu de Asiria
Kadashman-harbe I C. 1400 aC (corto) Campaña contra los Sutû
Kurigalzu I C. x-1375 aC (corto) Fundador de Dur-Kurigalzu y contemporáneo de Thutmose IV
Kadashman-Enlil I C. 1374-1360 a. C. (breve) Contemporáneo de Amenofis III de las cartas egipcias de Amarna
Burnaburiash II C. 1359-1333 a. C. (breve) Contemporáneo de Akhenaton y Ashur-uballit I
Kara-hardash C. 1333 a. C. (corto) Nieto de Ashur-uballit I de Asiria
Nazi-Bugash o Shuzigash C. 1333 a. C. (corto) Usurpador "hijo de nadie"
Kurigalzu II C. 1332-1308 aC (breve) Hijo de Burnaburiash II, ¿perdido? Batalla de Sugagi con Enlil-nirari de Asiria
Nazi-Maruttash C. 1307-1282 aC (breve) Territorio perdido a Adad-nirari I de Asiria
Kadashman-Turgu C. 1281-1264 a. C. (breve) Contemporáneo de Hattusili III de los hititas
Kadashman-Enlil II C. 1263-1255 aC (breve) Contemporáneo de Hattusili III de los hititas
Kudur-Enlil C. 1254-1246 aC (breve) Tiempo del renacimiento de Nippur
Shagarakti-Shuriash C. 1245-1233 aC (breve) "No hijo de Kudur-Enlil" según Tukulti-Ninurta I de Asiria
Kashtiliashu IV C. 1232-1225 aC (breve) Depuesto por Tukulti-Ninurta I de Asiria
Enlil-nadin-shumi C. 1224 a. C. (corto) Rey vasallo asirio
Kadashman-Harbe II C. 1223 a. C. (corto) Rey vasallo asirio
Adad-shuma-iddina C. 1222-1217 aC (breve) Rey vasallo asirio
Adad-shuma-usur C. 1216-1187 aC (breve) Remitente de una carta grosera a Aššur-nirari e Ilī-ḫaddâ, los reyes de Asiria
Meli-Shipak II C. 1186-1172 aC (breve) Correspondencia con Ninurta-apal-Ekur que confirma el fundamento de la cronología del Cercano Oriente
Marduk-apla-iddina I C. 1171-1159 a. C. (breve)
Zababa-shuma-iddin C. 1158 aC (corto) Derrotado por Shutruk-Nahhunte de Elam
Enlil-nadin-ahi C. 1157-1155 aC (breve) Derrotado por Kutir-Nahhunte II de Elam

Vida social Editar

A pesar del hecho de que algunos de ellos tomaron nombres babilonios, los casitas conservaron su estructura tradicional de clan y tribu, en contraste con la unidad familiar más pequeña de los babilonios. Estaban orgullosos de su afiliación con sus casas tribales, en lugar de sus propios padres, preservaron sus costumbres de propiedad y herencia fratriarcales. [15]

Idioma Editar

El idioma kasita no ha sido clasificado. [3] Sin embargo, varios líderes kasitas llevaban nombres indoeuropeos, y podrían haber tenido una élite indoeuropea similar a los mitanos. [12] [10] A lo largo de los siglos, sin embargo, los casitas fueron absorbidos por la población babilónica. Ocho de los últimos reyes de la dinastía Kassite tienen nombres acadios, el nombre de Kudur-Enlil es en parte elamita y en parte princesas sumerias y kasitas casadas con la familia real de Asiria.

Es casi seguro que Herodoto se estaba refiriendo a los casitas cuando describió a los "etíopes [de] arriba de Egipto" en el ejército persa que invadió Grecia en el 492 a. C. [16] Se presume que Herodoto estaba repitiendo un relato que había utilizado el nombre "Kush" (Cush), o algo similar, para describir a los casitas "Kush" también era, puramente por coincidencia, un nombre para Etiopía. Una confusión similar de los casitas con los etíopes es evidente en varios relatos de la antigua Grecia del héroe de la guerra de Troya Memnon, que a veces fue descrito como un "kissiano" y fundador de Susa, y otras veces como etíope. Según Herodoto, los "etíopes asiáticos" no vivían en Kissia, sino al norte, limitando con los "paricanianos", que a su vez limitaban con los medos. Los casitas no estaban vinculados geográficamente con los kushitas y los etíopes, ni hay documentación que los describa como similares en apariencia, y el idioma kasita se considera un idioma aislado, sin ninguna relación con ningún idioma de Etiopía o Kush / Nubia, [17] aunque más recientemente se ha propuesto una posible relación con la familia hurro-urartiana de Asia Menor. [18] Sin embargo, la evidencia de su afiliación genética es escasa debido a la escasez de textos existentes.

De acuerdo con la Encyclopædia Iranica:

No hay un solo texto conectado en el idioma de Kassite. El número de apelativos kasitas está restringido (un poco más de 60 vocablos, en su mayoría referidos a colores, partes del carro, términos de riego, plantas y títulos). Se pueden obtener unos 200 elementos léxicos adicionales mediante el análisis de los antropónimos, topónimos, teónimos y nombres de caballos más numerosos utilizados por los casitas (véase Balkan, 1954, passim Jaritz, 1957 debe usarse con precaución). Como se desprende de este material, los casitas hablaban un idioma sin relación genética con ningún otro idioma conocido.

Kudurru Editar

Los artefactos kasitas más notables son sus estelas Kudurru. Usados ​​para marcar límites y hacer proclamas, también fueron tallados con un alto grado de habilidad artística que tardaron mucho en hacer.


Reyes de asiria

La lista y las fechas aquí son de Georges Roux, Ancient Iraq [Penguin, 1966, 1992, pp.507-510], con algunos detalles agregados del Atlas Histórico del Mundo Antiguo, 4,000,000-500 AC, por John Haywood [Barnes & Noble, 1998, 2000]. La cronología para el período anterior al Canon de los Reyes, desde 1400 hasta 700, está asegurada por la "Lista de reyes asirios" y un eclipse de sol reportado que se puede fechar hasta el 15 de junio de 763 a. C.

Este período comienza con la dominación de los hurritas, que ya o pronto serán dirigidos por una nobleza de jinetes indoeuropeos, los Mitanni. Asiria se mantuvo al principio bajo control y luego en vasallaje de este poder, uno de los más oscuros pero más importantes del Segundo Milenio antes de Cristo.

Mitanni, sin embargo, retrasado por Egipto, se debilitó después de 1400 y pronto fue aplastado entre los resurgentes hititas al oeste y los asirios al este. Las llanuras al este del Éufrates ocupadas por los hurritas, los Naharim (o Nahrain, "Dos Ríos") o Jazirah (, "Isla"), luego quedan bajo el control de los asirios, como lo habían hecho brevemente en el Antiguo Período Asirio. . El Imperio Medio alcanza su apogeo bajo Tukulti-Ninurta I, de 1243 a 1207, que ocupa Babilonia 1220-1213 (o 1235-1227) y es el primer rey en usar el título de "Rey de reyes", que se vuelve familiar en los estados posteriores. , hasta los persas. Esta vez, las migraciones vuelven a reducir el estado.

Los arameos son los que esta vez abruman al Jazirah y reducen a Asiria a su corazón a lo largo y al este del Tigris. Esto es particularmente fatídico, ya que el idioma de los arameos eventualmente reemplazará al de los asirios, los babilonios y los demás hablantes semíticos del Levante y Mesopotamia. Los amorreos habían sido absorbidos sin dejar rastro por las civilizaciones más antiguas, pero los arameos dejarían la marca de su idioma y alfabeto en la región hasta la conquista árabe.

Copyright (c) 1999, 2000, 2001, 2003, 2017 Kelley L. Ross, Ph.D. Reservados todos los derechos

Contenido

En las primeras fuentes sumerias relativas a los amorreos, comenzando alrededor del 2400 a. C., la tierra de los amorreos ("el Mar.tu tierra ") no se asocia con Mesopotamia sino con las tierras al oeste del Éufrates, incluida Canaán y lo que se convertiría en Siria en el siglo III a. C., entonces conocida como La tierra de los Amurru, y más tarde como Aram y Eber-Nari.

Aparecen como un pueblo incivilizado y nómada en los primeros escritos mesopotámicos de Sumer, Akkad y Asiria, al oeste del Éufrates. Los términos étnicos Mar.tu ("Occidentales"), Amurru (sugerido en 2007 para derivar de aburru, "pastos") y Amor se utilizaron para ellos en sumerio, acadio, [2] y egipcio antiguo respectivamente. [3] Desde el siglo XXI a. C., posiblemente provocada por una gran sequía que comenzó alrededor del 2200 a. C., una migración a gran escala de tribus amorreas se infiltró en el sur de Mesopotamia. Fueron uno de los instrumentos de la caída de la Tercera Dinastía de Ur, y las dinastías amorreos no solo usurparon las ciudades-estado nativas que existían hace mucho tiempo como Isin, Larsa, Eshnunna y Kish, sino que también establecieron otras nuevas, las más famosas. de la cual se convertiría en Babilonia, aunque inicialmente fue un estado menor e insignificante.

Amorreos conocidos escribieron en un dialecto del acadio que se encuentra en tablillas en Mari que datan de 1800-1750 a. C. Dado que el idioma muestra formas, palabras y construcciones semíticas del noroeste, el idioma amorreo es un idioma semítico del noroeste y posiblemente uno de los idiomas cananeos. Las principales fuentes del conocimiento extremadamente limitado sobre el amorreo son los nombres propios, que no son de estilo acadio, que se conservan en dichos textos. El idioma acadio de los estados semíticos nativos, ciudades y estados de Mesopotamia (Akkad, Asiria, Babilonia, Isin, Kish, Larsa, Ur, Nippur, Uruk, Eridu, Adab, Akshak, Eshnunna, Nuzi, Ekallatum, etc.) era del este semita, como lo era el eblaíta del norte de Levante.

Patria Editar

Existe una amplia gama de opiniones sobre la patria amorrea. [4] Un extremo es la opinión de que kur mar.tu /māt amurrim cubría toda la zona comprendida entre el Éufrates y el Mar Mediterráneo, incluida la Península Arábiga. La opinión más común es que la “patria” de los amorreos era un área limitada en el centro de Siria identificada con la región montañosa de Jebel Bishri. [5] Dado que el idioma amorreo está estrechamente relacionado con los idiomas cananeos mejor estudiados, ambos son ramas de los idiomas semíticos del noroeste, a diferencia de los idiomas semíticos del sur que se encuentran en la Península Arábiga, por lo general se los considera nativos de la región alrededor de Siria. y Transjordania.

En la época de los últimos días de la Tercera Dinastía de Ur, los amorreos inmigrantes se habían convertido en una fuerza tal que reyes como Shu-Sin se vieron obligados a construir un muro de 270 kilómetros (170 millas) desde el Tigris hasta el Éufrates para sostener apagar. [7] Los amorreos aparecen como tribus nómadas bajo el mando de jefes, que se forzaron a irse a las tierras que necesitaban para pastar sus rebaños. Parte de la literatura acadia de esta época habla despectivamente de los amorreos e implica que los hablantes acadios y sumerios de Mesopotamia veían su forma de vida nómada y primitiva con disgusto y desprecio:

El MAR.TU que no conoce grano. Los MAR.TU que no conocen casa ni pueblo, los patos de la montaña. El MAR.TU que desenterra trufas. quien no dobla las rodillas (para cultivar la tierra), quien come carne cruda, quien no tiene casa durante su vida, quien no es enterrado después de la muerte [.] [8]

"Han preparado trigo y gú-nunuz (grano) como un dulce, ¡pero un amorreo lo comerá sin siquiera reconocer lo que contiene! "[9]

A medida que la estructura centralizada de la Tercera Dinastía colapsó lentamente, las regiones componentes, como Asiria en el norte y las ciudades-estado del sur como Isin, Larsa y Eshnunna, comenzaron a reafirmar su anterior independencia, y las áreas en el sur de Mesopotamia. con los amorreos no fueron la excepción. En otros lugares, los ejércitos de Elam, en el sur de Irán, atacaban y debilitaban el imperio, haciéndolo vulnerable.

Muchos caciques amorreos del sur de Mesopotamia se aprovecharon agresivamente del imperio en quiebra para hacerse con el poder.No hubo una invasión amorrea del sur de Mesopotamia como tal, pero los amorreos ascendieron al poder en muchos lugares, especialmente durante el reinado del último rey del Imperio neo-sumerio, Ibbi-Sin. Los líderes con nombres amorreos asumieron el poder en varios lugares, usurpando a los gobernantes acadios nativos, incluso en Isin, Eshnunna y Larsa. La pequeña ciudad de Babilonia, poco importante tanto política como militarmente, fue elevada a la categoría de ciudad-estado independiente menor, bajo Sumu-abum en 1894 a. C.

Los elamitas finalmente saquearon Ur en c. 2004 a. C. Algún tiempo después, el Antiguo Imperio Asirio (c. 2050-1750 aC) se convirtió en la entidad más poderosa de Mesopotamia inmediatamente antes del surgimiento del rey amorreo Hammurabi de Babilonia. La nueva línea monárquica asiria fue fundada por c. 2050 a. C. sus reyes repelieron los intentos de incursiones amorreos, y pueden haber contrarrestado su influencia en el sur también bajo Erishum I, Ilu-shuma y Sargón I.Sin embargo, incluso Asiria finalmente encontró su trono usurpado por un amorreo en 1809 a. C. Los gobernantes del período del Antiguo Imperio Asirio, Shamshi-Adad I e Ishme-Dagan, eran amorreos que se originaron en Terqa (ahora en el noreste de Siria).

Caída Editar

La era terminó en el norte de Mesopotamia, con la derrota y expulsión de los amorreos y babilonios dominados por amorreos de Asiria por Puzur-Sin y el rey Adasi entre 1740 y 1735 a. C., y en el extremo sur, por el surgimiento de la dinastía nativa Sealand c . 1730 AC. Los amorreos se aferraron a una Babilonia una vez más pequeña y débil hasta el saqueo de Babilonia por los hititas (c. 1595 a. C.), que puso fin a la presencia amorrea y trajo nuevos grupos étnicos, en particular los casitas, a la vanguardia en el sur de Mesopotamia. Desde el siglo XV a.C. en adelante, el término Amurru se aplica generalmente a la región que se extiende al norte de Canaán hasta Cades en el río Orontes en el norte de Siria. [10]

Después de su expulsión de Mesopotamia, los amorreos de Siria quedaron bajo el dominio primero de los hititas y, desde el siglo XIV a. C., del Imperio Asirio Medio (1365-1050). Parece que han sido desplazados o absorbidos por una nueva ola de pueblos seminómadas de habla semítica occidental, conocidos colectivamente como Ahlamu durante el colapso de la Edad del Bronce Final. Los arameos se convirtieron en el grupo prominente entre los ahlamu, y desde c. 1200 aC en adelante, los amorreos desaparecieron de las páginas de la historia. A partir de entonces, la región que habían habitado pasó a llamarse Aram ("Aramea") y Eber-Nari.


Contenido

Trasfondo bíblico Editar

Antes de los descubrimientos arqueológicos que revelaron la civilización hitita, la única fuente de información sobre los hititas había sido el Antiguo Testamento. Francis William Newman expresó la opinión crítica, común a principios del siglo XIX, de que "ningún rey hitita podría haberse comparado en poder al rey de Judá". [11]

Como los descubrimientos de la segunda mitad del siglo XIX revelaron la escala del reino hitita, Archibald Sayce afirmó que, en lugar de ser comparada con Judá, la civilización de Anatolia "[era] digna de ser comparada con el dividido Reino de Egipto", y era "infinitamente más poderoso que el de Judá". [12] Sayce y otros eruditos también notaron que Judá y los hititas nunca fueron enemigos en los textos hebreos en el Libro de los Reyes, ellos suministraron a los israelitas con cedro, carros y caballos, y en el Libro del Génesis eran amigos y aliados de Abrahán. Urías el hitita era un capitán del ejército del rey David y contado como uno de sus "valientes" en 1 Crónicas 11.

Descubrimientos iniciales Editar

El erudito francés Charles Texier encontró las primeras ruinas hititas en 1834, pero no las identificó como tales. [10] [13]

La primera evidencia arqueológica de los hititas apareció en tablillas encontradas en el karum de Kanesh (ahora llamado Kültepe), que contiene registros del comercio entre los comerciantes asirios y una cierta "tierra de Hatti". Algunos nombres de las tablas no eran hatos ni asirios, sino claramente indoeuropeos. [14]

Se encontró que la escritura en un monumento en Boğazkale por un "Pueblo de Hattusas" descubierto por William Wright en 1884 coincidía con las peculiares escrituras jeroglíficas de Alepo y Hama en el norte de Siria. En 1887, las excavaciones en Amarna en Egipto revelaron la correspondencia diplomática del faraón Amenhotep III y su hijo, Akhenaton. Dos de las cartas de un "reino de Kheta"- aparentemente ubicado en la misma región general que las referencias mesopotámicas a" tierra de Hatti"- estaban escritos en cuneiforme acadio estándar, pero en un idioma desconocido, aunque los eruditos podían interpretar sus sonidos, nadie podía entenderlo. Poco después de esto, Sayce propuso que Hatti o Khatti en Anatolia era idéntico al "reino de Kheta"mencionado en estos textos egipcios, así como con los hititas bíblicos. Otros, como Max Müller, estuvieron de acuerdo en que Khatti fue probablemente Kheta, pero propuso conectarlo con el Kittim bíblico en lugar de con los hititas bíblicos. La identificación de Sayce llegó a ser ampliamente aceptada a lo largo de principios del siglo XX y el nombre "hitita" se ha unido a la civilización descubierta en Boğazköy. [ cita necesaria ]

Durante excavaciones esporádicas en Boğazköy (Hattusa) que comenzaron en 1906, el arqueólogo Hugo Winckler encontró un archivo real con 10,000 tabletas, inscritas en acadio cuneiforme y en el mismo idioma desconocido que las letras egipcias de Kheta—Confirmando así la identidad de los dos nombres. También demostró que las ruinas de Boğazköy eran los restos de la capital de un imperio que, en un momento, controló el norte de Siria.

Bajo la dirección del Instituto Arqueológico Alemán, se han realizado excavaciones en Hattusa desde 1907, con interrupciones durante las guerras mundiales. Kültepe fue excavado con éxito por el profesor Tahsin Özgüç desde 1948 hasta su muerte en 2005. También se han realizado excavaciones a menor escala en las inmediaciones de Hattusa, incluido el santuario rocoso de Yazılıkaya, que contiene numerosos relieves en roca que representan a los gobernantes hititas y a los dioses. del panteón hitita.

Escritos Editar

Los hititas utilizaron una variación de la escritura cuneiforme llamada cuneiforme hitita. Las expediciones arqueológicas a Hattusa han descubierto conjuntos completos de archivos reales en tablillas cuneiformes, escritos en acadio, el lenguaje diplomático de la época, o en los diversos dialectos de la confederación hitita. [15]

Museos Editar

El Museo de las Civilizaciones de Anatolia en Ankara, Turquía, alberga la colección más rica de artefactos hititas y de Anatolia.

El reino hitita se centró en las tierras que rodean a Hattusa y Neša (Kültepe), conocidas como "la tierra de Hatti" (URU Ha-at-ti). Después de que Hattusa fuera convertida en capital, el área rodeada por la curva del río Kızılırmak (hitita Marassantiya) fue considerado el núcleo del Imperio, y algunas leyes hititas hacen una distinción entre "este lado del río" y "ese lado del río". Por ejemplo, la recompensa por la captura de un esclavo fugitivo después de que logró huir más allá del Halys es mayor que la de un esclavo capturado antes de que pudiera llegar al río.

Al oeste y al sur del territorio central se encontraba la región conocida como Luwiya en los primeros textos hititas. Esta terminología fue reemplazada por los nombres Arzawa y Kizzuwatna con el surgimiento de esos reinos. [16] Sin embargo, los hititas continuaron refiriéndose al idioma que se originó en estas áreas como luvita. Antes del surgimiento de Kizzuwatna, los hititas primero se refirieron al corazón de ese territorio en Cilicia como Adaniya. [17] Tras su rebelión contra los hititas durante el reinado de Ammuna, [18] asumió el nombre de Kizzuwatna y se expandió con éxito hacia el norte para abarcar también las Montañas Anti-Tauro inferiores. Al norte, vivía la gente montañosa llamada Kaskians. Al sureste de los hititas se encontraba el imperio hurrita de Mitanni. En su apogeo, durante el reinado de Muršili II, el imperio hitita se extendía desde Arzawa en el oeste hasta Mitanni en el este, muchos de los territorios de Kaskian al norte, incluyendo Hayasa-Azzi en el extremo noreste, y al sur hasta Canaán. aproximadamente hasta la frontera sur del Líbano, incorporando todos estos territorios dentro de su dominio.

Orígenes Editar

En general, se asume que los hititas llegaron a Anatolia en algún momento antes del año 2000 a. C. Si bien se disputa su ubicación anterior, los estudiosos han especulado durante más de un siglo que la cultura Yamnaya de la estepa póntica-caspia, en la actual Ucrania, alrededor del mar de Azov, hablaba una lengua indoeuropea temprana durante el tercer y cuarto milenio antes de Cristo. [19]

La llegada de los hititas a Anatolia en la Edad del Bronce fue la de un superestrato que se imponía a una cultura nativa (en este caso sobre los hattianos y hurritas preexistentes), ya sea por conquista o por asimilación gradual. [20] [21] En términos arqueológicos, las relaciones de los hititas con la cultura Ezero de los Balcanes y la cultura Maykop del Cáucaso se han considerado dentro del marco de la migración. [22] El elemento indoeuropeo al menos establece la cultura hitita como intrusiva a Anatolia en la corriente académica.

Según Anthony, los pastores esteparios, arcaicos hablantes de protoindoeuropeos, se extendieron por el valle bajo del Danubio alrededor del 4200-4000 a. C., causando o aprovechando el colapso de la vieja Europa. [23] Sus lenguas "probablemente incluían dialectos arcaicos protoindoeuropeos del tipo que se conservó parcialmente más tarde en Anatolia". [24] Sus descendientes se mudaron más tarde a Anatolia en un momento desconocido, pero tal vez ya en el 3000 a. C. [25] Según J. P. Mallory, es probable que los habitantes de Anatolia llegaran al Cercano Oriente desde el norte a través de los Balcanes o el Cáucaso en el tercer milenio antes de Cristo. [26] Según Parpola, la aparición de hablantes indoeuropeos de Europa en Anatolia, y la aparición de hitita, se relaciona con migraciones posteriores de hablantes protoindoeuropeos de la cultura Yamnaya al valle del Danubio en c. 2800 aC, [27] [28] que está en consonancia con la suposición "habitual" de que la lengua indoeuropea de Anatolia se introdujo en Anatolia en algún momento del tercer milenio antes de Cristo. [29] Sin embargo, Petra Goedegebuure ha demostrado que el idioma hitita ha prestado muchas palabras relacionadas con la agricultura de las culturas de sus fronteras orientales, lo que es una fuerte evidencia de haber tomado una ruta a través del Cáucaso "Anatolianos en movimiento" conferencia del Instituto Oriëntal y contra una ruta por Europa.

Su movimiento hacia la región puede haber desencadenado una migración masiva del Cercano Oriente en algún momento alrededor del 1900 a. C. [ cita necesaria ] Los habitantes indígenas dominantes en Anatolia central en ese momento eran hurritas y hatianos que hablaban lenguas no indoeuropeas. Algunos han argumentado que el hatic era un idioma del noroeste del Cáucaso, pero su afiliación sigue siendo incierta, mientras que el idioma hurrita era casi aislado (es decir, era uno de los dos o tres idiomas de la familia hurro-urartiana). También hubo colonias asirias en la región durante el Antiguo Imperio Asirio (2025-1750 aC). Fue de los hablantes asirios de la Alta Mesopotamia que los hititas adoptaron la escritura cuneiforme. Pasó algún tiempo antes de que los hititas se establecieran tras el colapso del Antiguo Imperio Asirio a mediados del siglo XVIII a. C., como se desprende de algunos de los textos incluidos aquí. Durante varios siglos hubo grupos hititas separados, generalmente centrados en varias ciudades. Pero luego, gobernantes fuertes con su centro en Hattusa (moderno Boğazkale) lograron unirlos y conquistar grandes partes de Anatolia central para establecer el reino hitita. [30]

Periodo temprano editar

La historia temprana del reino hitita se conoce a través de tablillas que pueden haber sido escritas por primera vez en el siglo XVIII aC, [31] [2] en hitita [31] [32] pero la mayoría de las tablillas sobrevivieron sólo como copias acadias hechas en el Siglos XIV y XIII a.C. Estos revelan una rivalidad dentro de dos ramas de la familia real hasta el Reino Medio, una rama norte basada primero en Zalpuwa y secundariamente Hattusa, y una rama sur basada en Kussara (aún no encontrada) y la antigua colonia asiria de Kanesh. Estos se distinguen por sus nombres; los norteños conservaron la lengua, aislaron los nombres hatianos, y los sureños adoptaron nombres indoeuropeos hititas y luvitas. [33]

Zalpuwa atacó por primera vez a Kanesh bajo Uhna en 1833 a. C. [34]

Un conjunto de tablillas, conocido colectivamente como el texto de Anitta, [35] comienza contando cómo Pithana, el rey de Kussara, conquistó a la vecina Neša (Kanesh). [36] Sin embargo, el tema real de estas tablas es el hijo de Pithana, Anitta (r. 1745-1720 a. C.), [37] quien continuó donde su padre lo dejó y conquistó varias ciudades del norte: entre ellas Hattusa, a la que maldijo, y también Zalpuwa. . Probablemente se trataba de propaganda para la rama sur de la familia real, contra la rama norte que se había fijado en Hattusa como capital. [38] Otro conjunto, el Cuento de Zalpuwa, apoya a Zalpuwa y exonera al último Ḫattušili I del cargo de saquear Kanesh. [38]

Anitta fue sucedida por Zuzzu (r. 1720-1710 a. C.) [37] pero en algún momento de 1710-1705 a. C., Kanesh fue destruida, llevándose consigo el sistema de comercio de comerciantes asirio de larga data. [34] Una familia noble de Kussaran sobrevivió para disputar la familia Zalpuwan / Hattusan, aunque si estos eran de la línea directa de Anitta es incierto. [39]

Mientras tanto, los señores de Zalpa seguían viviendo. Huzziya I, descendiente de un Huzziya de Zalpa, se hizo cargo de Hatti. Su yerno Labarna I, un sureño de Hurma (ahora Kalburabastı) usurpó el trono pero se aseguró de adoptar al nieto de Huzziya, Ḫattušili, como su propio hijo y heredero.

Reino Antiguo Editar

La fundación del reino hitita se atribuye a Labarna I o Hattusili I (este último también podría haber tenido a Labarna como nombre personal), [40] que conquistó el área al sur y al norte de Hattusa. Hattusili I hizo campaña hasta el reino semítico amorreo de Yamkhad en Siria, donde atacó, pero no capturó, su capital de Alepo. Hattusili I finalmente capturé a Hattusa y se le atribuyó la fundación del Imperio hitita. De acuerdo a El Edicto de Telepinu, que data del siglo XVI aC, "Hattusili era rey, y sus hijos, hermanos, suegros, familiares y tropas estaban todos unidos. Dondequiera que iba de campaña, controlaba la tierra enemiga con la fuerza. Destruía las tierras una tras otro, les quitó el poder y los convirtió en las fronteras del mar. Sin embargo, cuando regresó de la campaña, cada uno de sus hijos se fue a algún lugar a un país, y en su mano las grandes ciudades prosperaron. Pero, cuando más tarde los sirvientes de los príncipes se corrompieron, comenzaron a devorar las propiedades, conspiraron constantemente contra sus amos y comenzaron a derramar su sangre ". Se supone que este extracto del edicto ilustra la unificación, el crecimiento y la prosperidad de los hititas bajo su gobierno. También ilustra la corrupción de "los príncipes", que se cree que son sus hijos. La falta de fuentes genera incertidumbre sobre cómo se abordó la corrupción. En el lecho de muerte de Hattusili I, eligió a su nieto, Mursili I (o Murshilish I), como su heredero. [41]

En 1595 a. C., Mursili I llevó a cabo una gran incursión por el río Éufrates, sin pasar por Asiria, y capturó Mari y Babilonia, expulsando a los fundadores amorreos del estado babilónico en el proceso. Sin embargo, la disensión interna obligó a la retirada de las tropas a las tierras natales hititas. Durante el resto del siglo XVI a. C., los reyes hititas se mantuvieron en sus tierras natales por disputas dinásticas y guerras con los hurritas, sus vecinos del este. [42] También las campañas en Amurru (Siria moderna) y el sur de Mesopotamia pueden ser responsables de la reintroducción de la escritura cuneiforme en Anatolia, ya que la escritura hitita es bastante diferente a la del período colonial asirio anterior.

Mursili continuó las conquistas de Hattusili I. Las conquistas de Mursili llegaron al sur de Mesopotamia e incluso saquearon la propia Babilonia en 1531 a. C. (cronología corta). [43] En lugar de incorporar Babilonia a los dominios hititas, Mursili parece haber entregado el control de Babilonia a sus aliados kasitas, que la gobernarían durante los siguientes cuatro siglos. Esta larga campaña agotó los recursos de Hatti y dejó a la capital en un estado casi de anarquía. Mursili fue asesinado poco después de su regreso a casa y el reino hitita se sumió en el caos. Los hurritas (bajo el control de una clase gobernante indo-aria mitanni), un pueblo que vive en la región montañosa a lo largo de los ríos Alto Tigris y Éufrates en el sudeste de Turquía moderno, aprovecharon la situación para apoderarse de Alepo y las áreas circundantes. , así como la región costera de Adaniya, renombrándola Kizzuwatna (más tarde Cilicia).

Después de esto, los hititas entraron en una fase débil de registros oscuros, gobernantes insignificantes y dominios reducidos. Este patrón de expansión bajo reyes fuertes seguido de contracción bajo reyes más débiles, iba a repetirse una y otra vez a lo largo de los 500 años de historia del reino hitita, haciendo que los eventos durante los períodos menguantes fueran difíciles de reconstruir. La inestabilidad política de estos años del antiguo reino hitita puede explicarse en parte por la naturaleza de la realeza hitita en ese momento. Durante el antiguo reino hitita antes de 1400 a. C., sus súbditos no veían al rey de los hititas como un "dios viviente" como los faraones de Egipto, sino más bien como el primero entre iguales. [44] Sólo en el período posterior, desde el 1400 a. C. hasta el 1200 a. C., la realeza hitita se volvió más centralizada y poderosa. También en años anteriores la sucesión no estaba fijada legalmente, permitiendo rivalidades al estilo de la "Guerra de las Rosas" entre las ramas del norte y del sur.

El siguiente monarca destacado después de Mursili I fue Telepinu (c. 1500 a. C.), que obtuvo algunas victorias en el suroeste, aparentemente aliarse con un estado hurrita (Kizzuwatna) contra otro (Mitanni). Telepinu también intentó asegurar las líneas de sucesión. [45]

Reino Medio Editar

El último monarca del Antiguo reino, Telepinu, reinó hasta aproximadamente el 1500 a. C. El reinado de Telepinu marcó el final del "Reino Antiguo" y el comienzo de la larga fase débil conocida como el "Reino Medio". [46] El período del siglo XV aC es en gran parte desconocido con registros supervivientes muy escasos. [47] Parte de la razón tanto de la debilidad como de la oscuridad es que los hititas estaban bajo un ataque constante, principalmente de los Kaska, un pueblo no indoeuropeo asentado a lo largo de las costas del Mar Negro. La capital volvió a moverse, primero a Sapinuwa y luego a Samuha. Hay un archivo en Sapinuwa, pero no se ha traducido adecuadamente hasta la fecha.

Pasa al "período del Imperio hitita" propiamente dicho, que data del reinado de Tudhaliya I desde c. 1430 antes de Cristo.

Una innovación que se puede atribuir a estos primeros gobernantes hititas es la práctica de celebrar tratados y alianzas con estados vecinos, por lo que los hititas se encontraban entre los primeros pioneros conocidos en el arte de la política y la diplomacia internacionales. Esto es también cuando la religión hitita adoptó varios dioses y rituales de los hurritas.


Marcha asiria contra Judá

En 705 a. C., el brillante guerrero rey Sargón II de Asiria murió lejos de casa, luchando contra las fuerzas lideradas por el, por lo demás, oscuro Eshpai el Kullumaean. Fue el único rey asirio que murió en el campo, y su muerte en la batalla representó un duro golpe para el prestigio asirio. Armados con lo que llamaron & # 8216 el arma divina abrumadora & # 8212 la guía de los dioses & # 8212, una sucesión de reyes asirios había conquistado muchas naciones. La desaparición sin precedentes de Sargón II y # 8217 rompió el mito de la invencibilidad asiria. Ahora, muchas naciones que se retorcían bajo el yugo de la hegemonía asiria vieron la muerte de Sargón II como una oportunidad para rebelarse.

Así, cuando el hijo de Sargón II, Senaquerib, subió al trono en el 704 a. C., las revueltas estaban surgiendo en todo su imperio. Esos estados inquietos esperaban que el nuevo monarca no probado hasta ahora no fuera rival para su padre militante o su poderoso abuelo, Tiglath-Pileser III. Entre los primeros en rebelarse en 705 a. C. estuvo el rey Ezequías de Judá. Y si no fuera por la fatídica interacción entre Ezequías y Senaquerib, el panorama de la civilización moderna sería muy diferente.

A pesar de la tradición militarista que había heredado, Senaquerib era más que un rey asirio bañado hasta el cuello en sangre. También logró una renovación gigantesca de su ciudad capital, Nínive, situada en el río Tigris en lo que ahora es el norte de Irak. Él coronó Nínive con extensos jardines y acueductos y, de hecho, fue el primer urbanista del mundo occidental. Los variados intereses y actividades de Sennacherib muestran que era un hombre determinado y complejo. Sin embargo, perdió poco tiempo apuntalando los flancos amenazados de su imperio.

Ezequías, al levantar el estandarte de Judá en rebelión, debió haber pensado que el nuevo rey estaría muy ocupado. Ciertamente estaba en buena compañía. Las dependencias insurgentes de Asiria incluían algunas de las ciudades-estado filisteas, Judá & # 8217s vecinos & # 8212 y antiguos enemigos & # 8212 al sur Fenicia (ahora Líbano) partes de Asia Menor (Turquía) y la más significativa, Babilonia. Ezequías también se basó en gran medida en la gran potencia del sur, Egipto, para defenderlo contra la gran potencia del norte.

Senaquerib reinó cuando el imperio asirio estaba en su apogeo y podía desplegar ejércitos de 100.000 o más. Pero aún se enfrentó a una formidable coalición enemiga. Para Senaquerib, aplastar la revuelta en Judá fue menos importante que sus repetidas campañas contra la ciudad sagrada & # 8212 pero perpetuamente desafectada & # 8212 de Babilonia, que por razones culturales, religiosas y estratégicas consideraba como el mayor premio. Así, Senaquerib marchó primero a lo que ahora es el sur de Irak para enfrentarse al astuto rey babilónico Merodach-Baladan, quien fue asistido por tribus guerreras caldeas y un poderoso aliado en Elam, que ahora es parte del sur de Irán. Pasó los siguientes años sometiendo a Babilonia y haciendo campaña en Elam, incluido un elaborado asalto anfibio a gran escala.

No fue hasta el 701 aC que el ejército de Senaquerib se trasladó hacia el oeste a través de Siria. Al llegar a Fenicia, hizo un breve trabajo con el rebelde Luli, rey de Sidón. Instaló su propio rey cliente, Tuba & # 8217lu, en el lugar de Luli & # 8217s. Las ciudades de Tiro y Sidón cayeron sin lucha, y las ciudades en su órbita se rindieron. Fenicia marítima era la clave del comercio mediterráneo del que Asiria buscaba beneficiarse. El territorio de Filistea también tenía una importancia especial para los asirios, porque el control sobre esa región les permitía comerciar directamente con Egipto, como mencionó el padre de Senaquerib, Sargón II, en sus registros.

La importancia de Judá para Asiria era geográfica y estaba ubicada entre Fenicia y Filistea. El reino en sí tenía un valor insignificante, pero los asirios creían que sus dioses les habían dado la misión de conquistar el mundo. Al desafiar esa misión y desafiar el orgullo asirio, el rey Ezequías también tendría que ser un ejemplo.

La decisión de Ezequías de rebelarse parece extraña porque en el proceso de causar estragos en Israel, Tiglat-Pileser III había salvado al padre de Ezequías, el rey Acaz, de una condenación segura. Cuando los reyes de Aram e Israel se aliaron contra Judá, Acaz envió en busca de ayuda, pagando a Tiglat-Pileser por su ayuda. Como la Biblia hebrea continúa contándolo & # 8212 y los registros asirios confirman & # 8212 Tiglat-Pileser se abalanzó sobre los enemigos de Judá & # 8217 para salvar el día de Acaz.

Sin embargo, Ezequías tenía un temperamento diferente al de su padre. La Biblia hebrea describe extensamente las apostasías de Acaz, alegando que el rey pasó a su hijo por el fuego como las abominaciones de las naciones. Acaz se representa en 2 Reyes 16 como un hombre que hizo todo lo posible para desviarse de los principios de las creencias religiosas tradicionales. Ezequías, por el contrario, es uno de los dos reyes de Judá que los autores de los libros de los Reyes alaban sin reservas (el otro es Josías, a fines del siglo VII a. C.). Ezequías ganó grandes elogios por su piedad (en 2 Reyes 18: 3-6), y se considera parte de su virtud que el Señor, estando con él, salió a la guerra y logró el éxito en su rebelión contra el rey de Asiria. , a quien no quiso servir, como se declara en 2 Reyes 18: 7.

Así, si seguimos este juicio retrospectivo, es la orientación religiosa de Ezequías & # 8217s & # 8212 uno de los intangibles de la historia & # 8212 lo que lo distinguió de su padre y lo llevó a la rebelión, apoyado con entusiasmo por el profeta Isaías (Isaías 38: 4 -8). El conflicto resultante, entonces, fue considerado como una guerra santa por ambos lados.

Ezequías pudo haber sido piadoso, pero no era tonto. Fortificó Jerusalén y sus murallas como quizás ninguno de sus cuidadores lo había hecho antes. De hecho, comenzó sus preparativos ya en el 712 a. C., cuando Sargón II estaba haciendo campaña en la región. Isaías (22: 10-11) menospreció esos esfuerzos: Hiciste un recuento escrito de las casas de Jerusalén y las arrasaste [algunas de] para fortificar el muro. Construiste un depósito entre las dos paredes en lugar de la antigua piscina, sin poner tu fe en su Creador & # 8230.

Desde un punto de vista militar, el fortalecimiento del muro y la creación de un túnel que traería agua desde el exterior de los muros eran pasos indispensables para la defensa de Jerusalén. La única inscripción monumental que sobrevive de Judá se encontró en el túnel de agua de Ezequías. Da una idea de los últimos momentos en la construcción del túnel, cuando los trabajadores, apresurándose ante la amenaza asiria, empuñaban picos desde direcciones opuestas. Cuando se conocieron, el agua fluyó por primera vez en la historia de la ciudad.

Si bien Ezequías se negó a dejarse intimidar por el avance asirio, Senaquerib registró que ocho reyes del Oeste (Siria-Palestina), una colección de reyes de Fenicia en el norte hasta Edom y Filistea en el sur, vinieron a rendirle homenaje y ofrecer tributo. después de que los asirios marcharan sobre Sidón. En cuanto a los filisteos, Senaquerib escribió: En cuanto a Sidqa, rey de Ashkelon, que no se sometió a mi yugo, lo exilié y traje a Asiria a los dioses de su casa, él mismo y… toda la familia real. Puse sobre el pueblo de Ashkelon Sharru-lu-dari, hijo de Rukibtu, su rey anterior.

Vemos en este ejemplo y en otros que era una cuestión de política asiria estándar reemplazar a los vasallos desleales por reyes más leales a ellos. Eso significaba que incluso si los asirios decidían no arrasar Jerusalén, como Senaquerib lo hizo más tarde con Babilonia, Ezequías corría el riesgo de ser destituido por la fuerza de su trono, con la dinastía de la Casa de David terminando ignominiosamente después de 300 años. Aunque lo que estaba en juego debe haber sido dolorosamente evidente para Ezequías, se mantuvo firme en Jerusalén. La osadía de Ezequías está indicada por el papel prominente que jugó en el caso Padi, una revuelta que Senaquerib describió, pero que no se informó en la Biblia hebrea. Cuando los nobles y el pueblo del filisteo Ecrón destronaron a su rey, Padi, por cumplir su juramento de lealtad a Asiria, llevaron al rey encadenado a Jerusalén, donde Ezequías lo mantuvo en prisión. En 2 Reyes 18: 8 se menciona que Ezequías llevó a cabo una campaña exitosa contra los territorios filisteos que conservaban su lealtad a Asiria, lo que pudo haber llevado al pueblo de Ecrón a entregar al fiel Padi a Jerusalén y a Ezequías para confinamiento.

Antes de que el monarca asirio pudiera recuperar y reinstalar a su leal vasallo, tuvo que enfrentarse a las fuerzas combinadas de Egipto y sus aliados etíopes en la llanura de Eltekeh. Sabemos que los asirios se enfrentaron a un enemigo en formación de batalla, con carros completos, pero falta un relato detallado de la batalla subsiguiente. Sin embargo, la afirmación de Sennacherib de la victoria completa es convincente porque pudo continuar con su campaña sin que se viera obstaculizado por una mayor interferencia egipcia. Sin perder un paso, los ejércitos asirios marcharon contra y tomaron las ciudades de Elteces y Timna. El fracaso del ejército egipcio en retrasar siquiera seriamente el progreso del alto comandante asirio mereció su posterior referencia burlona a él como una caña rota cuando asedió Jerusalén.

Pronto, el persistente y paciente Sennacherib pudo atacar y tomar al ofensor Ekron. Luego envió a Jerusalén por el fiel vasallo, Padi. Ezequías no se atrevió a negarse. Liberado del cautiverio en Jerusalén, Padi fue reinstalado en Ekron y se impuso un tributo a la ciudad.

Para entonces, todos los demás vecinos inmediatos de Ezequías, Ammón, Moab y Edom, se habían sometido con sensatez a Senaquerib. El escenario estaba preparado para el asalto asirio a Judá, el último obstáculo contra el dominio asirio en toda la región de Siria-Palestina.

Existe evidencia indirecta de que Ezequías, quizás debido a la historia de su padre, fue visto como un leal vasallo de Asiria antes de la revuelta. Cuando los asirios sospechaban de un vasallo, colocaban a un oficial especial en la corte para que vigilara y vigilara, junto con una pequeña guarnición militar. No hicieron eso en Jerusalén.

Senaquerib registró que cuando atacó a Judá, ya había asediado con éxito 46 ciudades amuralladas y conquistado innumerables pueblos y aldeas. En un lamento, el profeta Miqueas (1: 8-16) enumera algunas de las ciudades destruidas. Orgulloso de la nave de asedio asiria, Senaquerib mencionó cómo su ejército penetró las fortificaciones usando rampas, arietes, minas, calzones y máquinas de asedio. En el curso de su alboroto en Judá, Senaquerib informó que tomó prisioneras a 200.150 personas como botín de guerra, y eso todavía se considera una cifra realista en la actualidad.

Los relieves del palacio que representan el asedio de Laquis, ahora en el Museo Británico, muestran a los asirios maniobrando las máquinas de asedio por rampas, protegidos por arqueros cubiertos por escudos. Laquis era la segunda ciudadela más grande de Ezequías, al mando del acceso a Filistea. Sabemos que esta antigua ciudad, un sitio cananeo mucho antes de que naciera Judá, estaba casi tan fuertemente fortificada como Jerusalén. Los dibujos de campo que representan el sitio de Laquis más tarde se traducirían a piedra en Nínive y se exhibirían de manera prominente.

Durante el asedio de Laquis, el ejército asirio empleó arietes y construyó una rampa de asedio que se describió como de dimensiones asombrosas para superar las murallas. Los judíos resistieron ferozmente, construyendo su propia rampa defensiva dentro de la ciudad. Los relieves asirios muestran a los defensores atacando los arietes con antorchas arrojadas. Los excavadores de Laquis encontraron cientos de puntas de flecha y otros misiles, incluida la madera carbonizada de las antorchas que los defensores habían arrojado a los asirios.

Los asirios también emplearon el terror desnudo. Un relieve muestra a tres hombres empalados a plena vista de la muralla de la ciudad. Una cueva cerca de la ciudad contiene la fosa común de miles de personas asesinadas por el ejército asirio.

El relato bíblico, 2 Reyes 18: 13-15, de la campaña de Senaquerib & # 8217 a Judá comienza: Durante el decimocuarto año de Ezequías, Senaquerib, rey de Asiria, montó un ataque contra todas las ciudades fortificadas de Judá y las tomó. Ezequías, rey de Judá, envió [mensaje] al rey de Asiria en Laquis, diciendo: "He pecado. Desiste de [atacarme] y pagaré todo lo que me impongas. & # 8217 Y el rey de Asiria impuso a Ezequías 300 talentos de plata y 30 talentos de oro.

De esto, aprendemos que Ezequías tomó una hoja del libro de su padre al tratar de influir en un rey asirio a través de un pago en efectivo. Más importante aún, vemos que Ezequías trató de sobornar a Senaquerib para que abandonara el sitio de Laquis. Aunque el rey asirio aceptó el dinero, no desistió de su campaña y su ejército no se retiró de los alrededores de Laquis, como esperaba Ezequías. Cuando la ciudad se rindió, los asirios entraron y masacraron a un gran porcentaje de la población.

La plata y el oro de Ezequías tampoco disuadieron a Senaquerib de rodear Jerusalén con su ejército, encerrar a Ezequías como un pájaro en una jaula, como lo expresó Senaquerib, y enviar una delegación de alto nivel para parlamentar con los funcionarios de Judea en los muros de Jerusalén ( 2 Reyes 18:17). El relato bíblico, el más vívido y periodístico de los libros de los Reyes, gana aún más credibilidad a la luz de una carta general escrita 30 años antes al rey Tiglat-Pileser III, en la que se describe cómo una delegación con argumentos similares trató de presentar su opinión. asedio de Babilonia a una conclusión incruenta.

La delegación de Jerusalén estaba formada por tres altos funcionarios. Dos, provenientes de la familia real o de la alta nobleza, eran el copero y los Turtanu. Segundo al mando del rey, el Turtanu pudo haber servido aquí como mariscal de campo.

En contraste con estos aristócratas estaba el eunuco jefe de menor rango. Los eunucos desde la época asiria hasta los últimos años del Imperio Otomano eran altos funcionarios reclutados fuera de la nobleza para limitar la acumulación aristocrática de poder que, en última instancia, podría socavar la autoridad del rey.

Fue así una delegación del más alto nivel la que se acercó a los muros de Jerusalén para un enfrentamiento que haría eco de los polvorientos años de la historia antigua hasta nuestros días. Aunque la Biblia hebrea nunca menciona el uso de intérpretes, era una práctica estándar que los asirios los usaran. Otra posibilidad es que el eunuco principal fuera un deportado israelita que actuó como portavoz de los otros negociadores.

Pasado por alto por los historiadores que se ocupan de la campaña de Senaquerib & # 8217, hay un pasaje de una oración a Shamash, el dios sol y dios de la justicia. El escritor pregunta: ¿Tomarán la ciudad a través de una ceremonia de juramento, o mediante negociaciones de paz cordiales y amistosas, o mediante cualquier artimaña ingeniosa ideada para tomar una ciudad?

Este pasaje confirma que los asirios estaban ansiosos por tomar una ciudad sin derramamiento de sangre si podían, y llevarla a la órbita asiria por medios pacíficos. Por eso enviaron al equipo de alto nivel a parlamentar con los funcionarios de Judea. El juramento al que se refería el pasaje era el juramento de fidelidad, al que Padi de Ekron era fiel, y que los vasallos asirios estaban obligados a tomar. Esa pregunta al dios sol explica mucho el curso de los acontecimientos en Jerusalén y sus alrededores.

Después de haber tomado el baksheesh de Ezequías, una suma que el rey de Judá recaudó al despojar literalmente al templo de sus metales preciosos, Senaquerib envió un poderoso ejército desde Laquis para rodear Jerusalén, bloqueando todo el tráfico de la ciudad y haciendo que Ezequías no fuera mejor & # 8212 nuevamente. según Sennacherib & # 8217s se jacta & # 8212 que un pájaro enjaulado.

En 2 Reyes 18: 18-22, la conversación entre los altos funcionarios asirios y sus homólogos de Judea tuvo lugar con la gente de Jerusalén escuchando el parlamento (los reyes asirios se autodenominaron Gran Rey en sus inscripciones). El copero asirio les dijo que le pasaran un mensaje a Ezequías que el Gran Rey de Asiria preguntó: ¿Cuál es esta seguridad en la que confían? Simplemente en las palabras de tu boca has enunciado planes y fuerzas para la guerra. Ahora bien, ¿en quién has confiado para que te rebelaste contra mí? Ahora mismo, mira cómo te has apoyado en el bastón, esta caña rota, Egipto, sobre la que un hombre se apoyará y le penetrará la palma y la traspasará. Así es el faraón, el rey de Egipto, para todos los que confían en él.

El copero agrega: Y si me dijeras: `` Confiamos en el Señor, nuestro Dios ''. Seguramente es Aquel cuyos santuarios oficiales y sus altares Ezequías quitó y dijo a Judá y a Jerusalén ante este altar (de el templo en Jerusalén) solo adorarás. & # 8217 Esta alusión a la reforma religiosa de Ezequías & # 8217 no es sorprendente. Los asirios estaban dotados de una inteligencia soberbia en el campo y emplearon espías extensivamente.

El Dios del portador de la copa está de nuestro lado, aunque en la mejor tradición de la guerra psicológica asiria, no logró abrir las puertas de Jerusalén. Después de una amenaza asiria & # 8212 Ahora, ¿es sin el Señor que he avanzado contra este lugar sagrado para arrasarlo? ¡El Señor me ordenó que avanzara sobre él y lo asolara! & # 8212 los aterrorizados funcionarios de Judea rogaron a los asirios que hablaran en el idioma de la diplomacia, arameo, en lugar del hebreo de Judea, para que la gente que manejaba el muro no pudiera seguir sus palabras. Naturalmente, los asirios se negaron.

El resto de este magistral discurso continúa esta mezcla propagandística de historia, teología y amenaza desnuda. En la conclusión del discurso, Eliakim el mayordomo, Shebna el escriba y Joach el secretario de estado se van a informar al rey, rasgando sus vestidos en el equivalente bíblico de retorcerse las manos.

Ezequías resumió la situación en unas pocas palabras hebreas: Porque los niños están llegando al borde del útero, pero falta la fuerza para dar a luz.

Con todo aparentemente perdido, el profeta Isaías dio su respuesta a Senaquerib: Así dice el Señor al rey de Asiria: no entrará en esta ciudad. No disparará allí una flecha, ni hará avanzar un escudo en ella, ni amontonará una rampa de asedio.

Según 2 Reyes 19: 35-37, esta profecía se cumplió rápidamente cuando una plaga azotó al ejército asirio, lo destruyó y dejó a Senaquerib para regresar a Nínive para encontrar una muerte bien merecida a manos de sus propios hijos. Aquí, las imágenes de la plaga simbolizan la ira divina que, desde el punto de vista bíblico, ahuyentó a Senaquerib.

De hecho, los asirios siguieron viviendo. Ciertamente, el destino de Jerusalén estaba en juego. Entonces llegó a Senaquerib la noticia de que Babilonia se había rebelado de nuevo. Abandonó el asedio.Antes de partir, extrajo de Ezequías un tributo mucho mayor y regalos de señorío que no figuran en los libros de los Reyes, un tributo que enumeró en detalle en sus anales y que fue entregado en su totalidad directamente a Nínive durante un período de años.

Volviendo a la lista del adorador del dios sol y la lista de métodos no violentos para tomar una ciudad, parece seguro no solo que Jerusalén hizo un pago punitivo de tributo acordado con Senaquerib, sino también que Ezequías debe haberse sometido a la ceremonia de juramento mencionada en el Documento asirio. Habiendo recibido la sumisión completa & # 8212 Ezequías es comparado con un esclavo & # 8212, Senaquerib podría pasar a ocuparse de Babilonia mientras declara que su campaña a Judá concluyó con éxito.

Al contrario de 2 Reyes 19: 36-37, Senaquerib no fue asesinado inmediatamente después de su regreso a Nínive. De hecho, su reinado se extendió por otras dos décadas, hasta el 681 a. C. Sin embargo, en ese tiempo, su ejército nunca volvió a visitar Jerusalén, lo que indica que los asuntos allí estaban a su satisfacción.

Sargón II, el padre de Senaquerib, también registró castigar salvajemente a un vasallo desobediente, pero tener misericordia de ese vasallo después y dejarlo en el trono. La campaña de Sennacherib & # 8217 hizo lo mismo. Castigó severamente a Judá al destruir el país. Senaquerib atormentó a Ezequías tirando gradualmente de la soga mientras Ezequías estaba allí, impotente para salvar a su pueblo, 200,150 de los cuales fueron capturados vivos. No hay estadísticas confiables sobre los asesinados. Si Babilonia no se hubiera rebelado de nuevo, es probable que Jerusalén hubiera compartido la destrucción que sobrevino a Babilonia en manos de Senaquerib & # 8217 en 689 a. C.

En retrospectiva de 2.700 años, podemos ver que la campaña de Senaquerib & # 8217 a Judá fue un momento fatídico en la historia. Si hubiera demolido Jerusalén o incluso deportado a sus habitantes, ese habría sido el fin del estado de Judá. Sin Judá, no habría habido judaísmo, por lo tanto, ni cristianismo ni Islam, y el mundo resultante se parecería poco al nuestro.

Este artículo fue escrito por Philip Stern y publicado originalmente en Grandes batallas: la antigüedad y los mayores enfrentamientos n. ° 8217. Para obtener más artículos excelentes, asegúrese de suscribirse a Historia militar revista hoy!


Arte babilónico y asirio: primer período babilónico

La organización política neo-sumeria fue barrida en 2015 a. C. por una invasión de semitas occidentales. La antigua capital de Ur fue destruida y su herencia fue compartida entre varios reyes regionales: los príncipes de Mari, de Larsa, de Babilonia y otros. Esta situación duró hasta que Hammurabi, el rey de Babilonia, restauró la unidad mesopotámica. Durante el período anterior a esta unificación, se desarrolló un rico arte de inspiración semítica alrededor de Babilonia.

Uno de los principales centros para el desarrollo de este arte fue la lejana ciudad de Mari en el Éufrates Medio. Lo sorprendente de este nuevo período artístico de Mari fue el formidable desarrollo de la arquitectura. De las estatuas encontradas en los templos de Mari cabe citar a la & # 8220Diosa inhalando el aroma de una flor & # 8221, ahora en el Museo del Louvre, una figura femenina adornada con brazaletes y un gran collar alrededor de su cuello, aparece también coronada por el pesado casco lleno de cuernos sagrados típicos de los semitas.

Bajo relieve de Mari que representa a una diosa que respira el perfume de una flor (Louvre).

En el palacio real de Mari no solo se encontraron esculturas: muchas paredes de sus habitaciones y patios estaban decoradas con murales * pintado en colores vivos mediante la técnica del temple. Los temas fueron variados: composiciones geométricas abstractas, escenas de guerra, ceremonias religiosas y eventos de la vida cotidiana. Lo más destacable es que estas pinturas, contemporáneas a los frescos de los palacios prehelénicos de Creta de los que hablaremos más adelante, muestran ciertas relaciones estilísticas con ellas. ¿Quién influyó en quién? Se sabe que Creta y Mesopotamia tenían relaciones económicas y comerciales como lo demuestran los archivos diplomáticos escritos en tablillas de arcilla encontradas en el palacio de Mari.

Fragmento de un mural del palacio de Mari conocido como el Organizador de los Sacrificios que describe una escena ritual (Louvre). A la derecha, un personaje destacado que se identifica con el rey, abre el cortejo. Le sigue el sacrificador con bastón en mano, asistido por un ayudante barbudo que lleva el toro preparado para el sacrificio. Reconstrucción del templo de la diosa Ishtar-Kititum, en Ishchali desde principios del segundo milenio a. C.

Otros centros artísticos importantes de este período prebabilónico fueron las ciudades de Ishchali y Larsa. El primero se ha hecho famoso por su templo dedicado a la diosa Ishtar. Concebido como el hogar de la divinidad, su estructura con varias habitaciones dispuestas alrededor de cuatro patios se asemeja al contorno general del palacio real de Mari. La particularidad de este templo es que los patios se intercalaron entre una puerta y el santuario de manera que los tres elementos (patios, habitaciones, santuario) se disponen en línea recta siguiendo un mismo eje. El prestigio de Larsa proviene de los maravillosos bronces que se han encontrado entre sus ruinas. En estos bronces hay una notable influencia semítica que muestra movimiento y vitalidad. Uno de estos bronces representa a un grupo de tres cabras montesas de pie sobre sus patas traseras y con la cabeza cubierta con una lámina de oro.

Bronce de Larsa que representa un grupo de tres cabras montesas (Louvre). Las cabras se mantienen en equilibrio sobre sus patas traseras sobre un pedestal con dos enigmáticos personajes barbudos que sostienen una especie de cuenco.

De los diversos centros políticos semíticos, Babilonia terminó dominándolos a todos. Esta unificación se debió a una gran personalidad histórica cuya vida conocemos en detalle: el rey Hammurabi que reinó entre 1790 y 1750 a. C. En 1760 a. C. conquistó y destruyó la ciudad de Mari. Aunque su conquista más sabia fue su paciencia al esperar 25 años a que su enemigo más poderoso, el rey Rim-Sin de Larsa, tuviera la edad suficiente para ser derrotado fácilmente. Hammurabi fue también el primer gran legislador de la Historia: las leyes recogidas en su Código de 282 artículos fueron influyentes incluso después de la desaparición del reino babilónico.

La tablilla de & # 8220El Código de Hammurabi & # 8221 fue encontrada en 1902 en Susa, la antigua capital de Elam, donde fue tomada como trofeo de guerra seis siglos después. Es un bloque vertical de diorita similar a una columna en la que los artículos de Code & # 8217s fueron tallados en columnas paralelas. En la parte superior hay un maravilloso relieve en el que vemos al codificador rey Hammurabi conversando con Shamash, el dios del sol. Shamash está representado en la cima de una montaña sugerida por las ondulaciones diseñadas bajo sus pies. Detrás de él, el fuego y las llamas surgen sobre sus hombros. El dios está vestido con la vestimenta babilónica, pero todavía muestra la falda de lana (kaunakes) típico de los dioses sumerios. Tiene en una mano el cetro y el círculo y su cabeza está coronada por una tiara de cuatro cuernos. Hammurabi, que lo escucha con un brazo levantado, sigue vestido de Gudea con el manto sujeto en el hombro izquierdo dejando el brazo derecho desnudo. Sin embargo, tiene la gran barba semita y su perfil también es de otra raza que el de Gudea: la nariz en lugar de extenderse desde la frente en línea recta tiene la curva típica de los semitas. Cada detalle del relieve es de una belleza incomparable, pero lo que más sorprende es la forma en que ambos personajes se miran.

La estela del Código de Hammurabi (Louvre).

En las excavaciones realizadas en las ciudades del primer imperio babilónico se han encontrado tablillas de arcilla que representan a dioses y hombres con gran familiaridad. Es muy característica la nueva representación de Ishtar, la antigua Venus sumeria, que los babilonios representaron desnuda con el pelo corto y adornada con collares. A menudo tiene las manos en el vientre o se sostiene los senos. Las mismas tablillas de arcilla representaban escenas de la vida cotidiana de los babilonios, como la que representa a un arpista sentado en una silla plegable y punteando las cuerdas de su arpa.

Dos diosas babilónicas (Louvre) ca. 2000 a. C. A la izquierda, una diosa de la fertilidad, identificada con Ishtar, la antigua Venus sumeria hebrea llamada Astarté. La voluptuosidad de estas figuras explica la abominación hacia el culto de Astarté narrada en la Biblia. A la derecha, una Venus alada con patas de ave de rapiña, de pie sobre dos cabras. Placa de terracota que representa a un arpista babilónico de principios del segundo milenio a. C. (Louvre).

Durante el primer imperio babilónico aumentó la producción de cilindros para sellar documentos escritos en tablillas de arcilla. El tema favorito es Gilgamesh, el héroe de una antigua epopeya mesopotámica de origen sumerio y representada luchando con búfalos y leones.

Sello de Babilonia (Museo Británico) conocido popularmente como & # 8220 Cilindro de la Tentación & # 8221, ca. tercer milenio a. C. Representa el árbol de la vida entre un hombre, una mujer y dos serpientes.

La última fase de este período del arte babilónico se desarrolló bajo el dominio extranjero de los casitas, invasores de Mesopotamia. Los casitas ocuparon Babilonia alrededor de 1600 a. C. y construyeron una nueva capital, Dur-Kurigalzu, cerca de la actual Bagdad. En Dur-Kurigalzu se han encontrado varios templos de tipo babilónico, un gran palacio con la estructura típica de diferentes sectores organizados alrededor de grandes patios, y un magnífico zigurat 60 metros de altura que domina el campo de ruinas hasta la actualidad.

Los objetos más originales heredados del arte kasita fueron el uso de ladrillos moldeados cuyo ensamblaje permitió construir muros gigantes con grandes relieves de arcilla cerámica y unas curiosas piezas de piedra con relieves e inscripciones llamadas kudurrus *. Esta técnica de las paredes con relieves cerámicos fue heredada por los arquitectos de Elam, el neobabilónico y los persas aqueménidas, quienes con este sistema crearon obras de arte duraderas cubiertas con esmalte de colores. los kudurrus eran bloques de piedra generalmente hechos de diorita negra que buscaban delimitar los límites de las propiedades y que se guardaban en los templos. Sus largas inscripciones describían los límites de una propiedad, así como la posición de sus límites, y terminaban generalmente con una invocación a los dioses y terribles hechizos de maldición para aquellos que se atreven a cambiar estos límites. los kudurru del rey Melishipak (alrededor de 1200 a. C.) tiene en su anverso la imagen del propio rey ofreciendo a su hija a la diosa Nana y en el reverso, dividido en cinco registros horizontales, tiene todos los símbolos de los panteones babilónico y kasita.

Kudurru de Melishipak (Louvre) encontrado en Susa. Las escenas están ordenadas en una serie de registros superpuestos difíciles de interpretar. En el registro superior está la escena de la tríada suprema: la media luna de Sin, la estrella de Ishtar y el disco radial de Shamash. En el segundo registro, aparecen los dioses del inframundo y la guerra. En el registro inferior, hay una serpiente con cuernos y un escorpión.

Este primer período babilónico terminó con la llegada de los asirios y su poderoso ejército disciplinado, con armas superiores. Agregando el período de varios reyes semitas regionales, el primer imperio babilónico y el período de dominación kasita, este período que acabamos de estudiar había durado poco más de ocho siglos.

Kudurru: (del antiguo significado acadio & # 8220frontier & # 8221 o & # 8220boundary & # 8221). Un tipo de documento de piedra utilizado como mojón y como registro de concesiones de tierras a vasallos por los casitas en la antigua Babilonia entre los siglos XVI y XII a. C. Los kudurrus son las únicas obras de arte que se conservan durante el período de gobierno kasita en Babilonia. El kudurrus registró la tierra otorgada por el rey a sus vasallos como un registro de su decisión. El kudurru original se almacenaría en un templo, mientras que a la persona a la que se le concedió la tierra se le entregaría una copia de arcilla para usar como mojón para confirmar la propiedad legal. El kudurrus contendría imágenes simbólicas de las deidades que estaban protegiendo el contrato, el contrato y la maldición divina que se colocaría sobre una persona que rompiera el contrato. Algunos kudurrus también contenían una imagen del rey que otorgó la tierra. Como contenían una gran cantidad de imágenes y un contrato, los kudurrus estaban grabados en grandes losas de piedra.

Mural: Cualquier obra de arte pintada o aplicada directamente en una pared, techo u otra superficie permanente. Una característica distintiva de la pintura mural es que los elementos arquitectónicos del espacio dado se incorporan armoniosamente al cuadro.


¿Hay algún relato egipcio, babilónico, asirio o extranjero sobre la desaparición de los hititas? - Historia

El imperio egipcio

(Ampliar) (PDF para imprimir) (Distribución gratuita)

Mapa del Imperio Egipcio en su máxima expresión (1600-1200 a. C.)

Este mapa revela el imperio egipcio durante la decimoctava dinastía de Egipto en su máxima expresión existente alrededor del 1450 a. C. La dinastía XVIII fue un período muy interesante porque Egipto alcanzó su mayor nivel de existencia durante este tiempo, que fue aproximadamente de 1550 a. C. a 1290 a. C. También es el período de tiempo de Moisés y el Éxodo hebreo de Egipto que tuvo lugar alrededor del 1400 a. C., aunque nadie lo sabe con certeza.

El Imperio de Egipto (los límites más grandes)

La XVIII dinastía de Egipto se estableció en Egipto a mediados del siglo XVI a.C. por Ahmose. En este momento, el Nuevo Reino de Egipto tomó el control total sobre la tierra de Canaán, el reino duró más de 400 años. Alrededor de 1450 a. C., el rey egipcio Tutmosis III conquistó la tierra de Canaán.

Los límites más grandes del Imperio de Egipto alrededor de 1450 a. C. eran los siguientes:

1. El límite norte era la ciudad de Carquemis sobre Damasco en Siria.

2. El límite oeste era el mar Mediterráneo que incluía las ciudades de Tiro, Sidón, Biblos, Gaza, y en el sur el límite occidental se extendía más allá de Tanis en Egipto hasta Libia.

3. El límite oriental era la parte oriental del Mar Muerto, hasta Damasco, Cades y Carquemis en el norte.

4. El límite sur Fui hasta Kush pasando Abu Simbel y Napata hasta la sexta catarata del río Nilo.

I. La ubicación de Egipto - Egipto ocupa el ángulo noreste de África. Sus límites parecen haber sido casi siempre los mismos. Ezequiel (29:10 30: 6) dice que todo el país se extiende desde Migdol hasta Syene, lo que indica los mismos límites al este y al sur que en la actualidad.

II. El nombre de Egipto - El nombre común de Egipto en la Biblia es & quot Mizriam, & quot o más completamente, & quot; La tierra de Mizriam & quot. & Quot; El nombre árabe de Egipto, Mizr, significa & quot; barro rojo & quot. (Salmo 105: 23,27).

III. La historia de egiptoLa historia de Egipto se puede dividir de la siguiente manera:

1. Egipto bajo el Reino Antiguo: Se extiende desde la fundación del Reino, muy atrás hacia el período del Diluvio, hasta la invasión de los Hyksos o Reyes Pastores, incluidos los Reyes de las primeras catorce dinastías. Durante el reinado de estos reyes, se supone, se construyeron las pirámides, y hacia el final, Abraham hizo su visita a Egipto.

2. Egipto bajo el Reino Medio: Consistía en los reyes de las dinastías XV, XVI y XVII, que comprendían a los Reyes Pastores. Fue durante el reinado de estos reyes que José gobernó, y toda la familia de Israel estableció su morada en la tierra de Gosén.

3. Egipto bajo el Imperio Nuevo: comenzando con el siglo XVIII y finalizando con el trigésimo, dinastía. El reino fue consolidado por Amosis, quien logró expulsar a los hicsos. El primero de ellos fue, quizás, el "nuevo Rey que no conocía a José", y comenzó la opresión de los israelitas. Durante el gobierno de la dinastía trigésima el país fue subyugado por Persia, y desde el 340 a. C. hasta su conquista por Alejandro, siguió siendo una provincia de ese gran imperio.

4. Egipto Bajo los griegos Egipto fue conquistado por Alejandro Magno. A. C. 331. y pasó bajo el dominio de los griegos, y así permaneció hasta A. C. 30, cuando se convirtió en una provincia de Roma.

5. Egipto bajo los romanos: Los romanos gobernaron el país, con interrupciones temporales, hasta el año 640 d.C., cuando fue conquistado por los árabes.

6. Egipto bajo los árabes: con algunas interrupciones. el país permaneció bajo el dominio de Ai'abian hasta el año 1517 d.C., cuando se convirtió en una provincia de los turcos.

7. Egipto bajo los turcos: Su gobierno fue interrumpido en varias ocasiones por rebeliones internas e invasiones externas, pero los turcos han sido principalmente la potencia controladora en Egipto hasta la actualidad.

Primer Período o Antiguo Imperio

ANTES DE CRISTO.
2700 Comienzo de la historia egipcia con la primera dinastía de Manetón
2450 Cuarta dinastía o período de los constructores de pirámides
2080 Cierre del Antiguo Imperio por la invasión de los hicsos

Segundo período o Imperio Medio

ANTES DE CRISTO.
2080 Conquista hicsos del Bajo Egipto
1900 Subyugación total de todo el país
1920 la visita de Abraham a Egipto
1706 Asentamiento en Egipto de Jacob y sus hijos
1525 Expulsión de los hicsos

Tercer período o nuevo imperio

ANTES DE CRISTO.
1525 Renacimiento de la independencia egipcia bajo una dinastía tebana
1500-1200 Tres siglos más brillantes de la historia egipcia
1420 Éxodo de los israelitas
525 Egipto conquistado por los persas bajo Cambises

ANTES DE CRISTO.
332 Egipto conquistado por los griegos bajo Alejandro
323 Comienzo del gobierno de los Ptolomeos (o reyes griegos de Egipto) después de la partición del Imperio de Alejandro
30 Egipto se convierte en provincia romana tras la muerte de Cleopatra


Reyes de Egipto (Reino Nuevo)

Ahmose (Nebpehtyre) 1539-1514 a.C.
Amenhotep I (Djeserkare) 1514-1493
Thutmosis I (Akheperkare) 1493-1481
Thutmosis II (Akheperenre) 1491-1479
Hatshepsut (Maatkare) 1473-1458
Thutmosis III (Menjeperre) 1504-1450
Amenhotep II (Akheperure) 1427-1392 - Posible éxodo hebreo
Thutmosis IV (Menkheperure) 1419-1386
Amenhotep III (Nebmaatre) 1382-1344
Amenhotep IV / Akhenaton 1350-1334
Smenkhkare (Ankhkheperure) 1336-1334
Tutankhamon (Nebkheperure) 1334-1325
Ay (Kheperkheperure) 1325-1321
Horemheb (Djeserkheperure) 1323-1295



Egipto en el Diccionario Bíblico de Fausset Las genealogías en Génesis 10 se refieren a razas, no mera descendencia de personas, por lo tanto, las formas plurales, Madai, Kittim, etc. En el caso de Egipto, la peculiaridad es que la forma es dual, Mizraim, hijo de Cam (es decir, Egipto fue colonizado por descendientes de Hain), que significa "los dos Egiptos", países superiores e inferiores, países físicamente tan diferentes que siempre han sido reconocidos como separados. Por lo tanto, los reyes egipcios en los monumentos aparecen con dos coronas en la cabeza, y el jeroglífico de Egipto es un doble terrón de tierra, que representa los dos países, el valle largo y estrecho y el delta ancho. The Speaker's Commentary sugiere la derivación Mesra-n, "hijos de Ra", el sol, que los egipcios decían ser. Se extendía desde Migdol (cerca de Pelusium, N. de Suez) hasta Syene (en el extremo S.) (Ezequiel 29:10 Margen de Ezequiel 30: 6).El nombre está relacionado con una palabra árabe, & quot; barro rojo & quot. . & quot; Cam es quizás el mismo nombre, proféticamente descriptivo de & quot; la tierra de Cam & quot (Salmo 105: 23 Salmo 105: 27). La historia de los estados comienza con Egipto, donde se establecieron un gobierno y una monarquía establecidos antes que en cualquier otro país. Un rey y un príncipe subordinado se mencionan en el registro de la primera visita de Abram. El título oficial de Faraón, egipcio Peraa, significa "la gran casa" (De Rouge). Egipto era el granero al que recurrían las naciones vecinas en tiempos de escasez. En todos estos puntos, la Escritura concuerda con los monumentos egipcios y la historia secular. La corona del Alto Egipto era blanca, la del Bajo rojo los dos combinados formaban el pschent. El faraón era Suten, & quotking & quot; del Alto Egipto Shebt, & quot; abeja & quot (comparar Isaías 7:18), del Bajo Egipto juntos el SUTEN-SHEBT. La señal inicial de Suten fue una caña doblada, lo que indica que 2 Reyes 17:21 "confías en el bastón de esta caña cascada". Egipto en el que, si un hombre se apoya, trina, entra en su mano y lo perfora. '' Superior. Egipto siempre se coloca antes que el Inferior, y su corona en el pschent por encima de la de este último. Egipto se dividió al principio en nomos, cada uno con su culto distintivo. La fertilidad del suelo fue extraordinaria, debido al desborde del Nilo y al riego no, como en Israel, debido a la lluvia, que en el interior es rara (Génesis 13:10 Deuteronomio 11: 10-11 Zacarías 14:18). La sequedad del clima explica la perfecta conservación de las esculturas en los monumentos de piedra después de miles de años. La piedra caliza es la formación hasta arriba de Tebas, donde comienza la piedra arenisca. La primera catarata es el límite sur de Egipto y está causada por granito y rocas primitivas que se elevan a través de la piedra arenisca en el lecho del río y obstruyen el agua. Los desiertos rocosos llenos de arena limitaban en su mayor parte la frontera del Nilo.


Egipto en el Diccionario Bíblico de Easton la tierra del Nilo y las pirámides, el reino más antiguo del que tenemos algún registro, ocupa un lugar de gran importancia en las Escrituras. Los egipcios pertenecían a la raza blanca y su hogar original sigue siendo motivo de disputa. Muchos eruditos creen que estaba en el sur de Arabia, y excavaciones recientes han demostrado que el valle del Nilo estaba originalmente habitado por una población de clase baja, quizás perteneciente al linaje nigritiano, antes de que los egipcios de la historia entraran en él. El antiguo idioma egipcio, cuya forma más reciente es el copto, está conectado de forma distante con la familia de habla semítica. Egipto consta geográficamente de dos mitades, el norte es el Delta y el sur del Alto Egipto, entre El Cairo y la Primera Catarata. En el Antiguo Testamento, el norte o el bajo Egipto se llama Mazor, & quot; la tierra fortificada & quot (Isa. 19: 6 37:25, donde el AV traduce erróneamente & quot; defensa & quot y & quot; lugares asediados & quot) mientras que el sur o el Alto Egipto es Pathros, el egipcio Pa-to-Res. , o "la tierra del sur" (Isaías 11:11). Pero todo el país se menciona generalmente con el nombre dual de Mizraim, "los dos Mazor". La civilización de Egipto se remonta a una antigüedad muy remota. Los dos reinos del norte y del sur fueron unidos por Menes, el fundador de la primera dinastía histórica de reyes. Las primeras seis dinastías constituyen lo que se conoce como el Antiguo Imperio, que tenía su capital en Memphis, al sur de El Cairo, llamado en el Antiguo Testamento Moph (Os. 9: 6) y Noph. El nombre nativo era Mennofer, "el buen lugar". Las pirámides eran tumbas.


Egipto en los nombres bíblicos de Hitchcock que turba u oprime la angustia


Egipto en la Biblia de actualidad de Naves 1. El país del llamado RAHAB Sal 87: 4 89:10 TIERRA DE JAMÓN Sal 105: 23 106: 22 Límites de Eze 29:10 Fertilidad de Gé 13:10 Producciones de Nú 11: 5 Sal 78:47 Pr 7:16 Isa 19: 5-9 Riego empleado en De 11:10 Importaciones de Gé 37: 25,36 Exportaciones de Gé 37: 25,36 1Re 10: 28,29 Pr 7:16 Eze 27: 7 De caballos 1Re 10:28, 29 Hambre en Gé 41 Hch 7:11 Ejércitos de Ex 14: 7 Isa 31: 1 Ejército de destruidos en el Mar Rojo Ex 14: 5-31 Isa 43:17 Magos de Gé 41: 8 Ex 7:11 1Re 4:30 Hch 7:22 Sacerdotes de Gé 41:45 47:22 Ídolos de Eze 20: 7,8 Desbordados por el río Nilo Am 8: 8 9: 5 Plagas en Ver PLAGAS El cautiverio de José en y el gobierno subsiguiente sobre Ver JOSÉ Guerra civil en Isa 19: 2 El rey adquiere el título de la tierra de Gé 47: 18-26 Abraham vive en Gé 12: 10-20 13: 1 Israelitas en servidumbre en Ver ISRAELITAS José lleva a Jesús a Mateo 2: 13-20 Profecías contra Gé 15: 13,14 Isa 19 20: 2-6 45:14 Jer 9: 25,26 43: 8-13 44:30 46 Eze 29 30 31 32 Ho 8:13 Joe 3:11 Zac ​​10:11 Ver EGYPTIANS SYMBOLICAL Re 11 : 8 -2. RÍO, O ARROYO (RV), DE: Quizás idéntico a SIHOR, que ve Un pequeño arroyo que fluye hacia el Mar Mediterráneo, el límite occidental de la tierra prometida a los hijos de Israel Gé 15:18 Nú 34: 5 Jos 13: 3 15: 4,47 1 Rey 8:65 2 Rey 24: 7 Isa 27:12 Eze 47:19 48:28


Egipto en el Diccionario de la Biblia Smiths (tierra de los coptos), un país que ocupa el ángulo noreste de África. Sus límites parecen haber sido siempre casi los mismos. Limita al norte con el mar Mediterráneo, al este con Israel, Arabia y el mar Rojo, al sur con Nubia y al oeste con el Gran Desierto. Se divide en el Alto Egipto, el valle del Nilo, y el Bajo Egipto, la llanura del Delta, de la letra griega está formado por las desembocaduras ramificadas del Nilo y el Mar Mediterráneo. Las porciones que el Nilo hizo fértiles comprenden alrededor de 9582 millas geográficas cuadradas, de las cuales solo alrededor de 5600 están bajo cultivo. --Encyc. Brit. El Delta se extiende alrededor de 200 millas a lo largo del Mediterráneo, y Egipto tiene 520 millas de norte a sur desde el mar hasta la Primera Catarata. NOMBRES. El nombre común de Egipto en la Biblia es "Mizraim". Está en el número dual, que indica las dos divisiones naturales del país en una región superior y otra inferior. El nombre árabe de Egipto --Mizr-- significa & quot; barro & quot; a Egipto también se le llama en la Biblia & quot; la tierra de Cam & quot; Sal 105: 23,27 comp. Sal 78:51, un nombre que probablemente se refiere a Cam, el hijo de Noé, y "Rahab", el orgulloso o insolente: estos parecen ser apelativos poéticos. El nombre egipcio antiguo común del país está escrito en jeroglíficos Kem, que quizás se pronunciara Chem. Este nombre significa, en la lengua antigua y en copto, "negro", debido a la negrura de su suelo aluvial. Podemos conjeturar razonablemente que Kem es el equivalente egipcio de Ham. ASPECTO GENERAL, CLIMA, ETC. La apariencia general del país no puede haber cambiado mucho desde los días de Moisés. Todo el país es notable por su extrema fertilidad, que sorprende especialmente al espectador cuando el rico verde de los campos contrasta con las montañas amarillas completamente desnudas o el desierto rocoso cubierto de arena a ambos lados. El clima es equilibrado y saludable. La lluvia no es poco frecuente en la costa norte, pero en el interior es muy rara. El cultivo en ninguna parte depende de ello. La inundación del Nilo fertiliza y sostiene al país y hace del río su principal bendición. El Nilo fue adorado en la antigüedad por este motivo. El ascenso comienza en Egipto alrededor del solsticio de verano y la inundación comienza unos dos meses después. La mayor altura se alcanza aproximadamente o algo después del equinoccio de otoño. La inundación dura unos tres meses. La atmósfera, excepto en la costa, es notablemente seca y clara, lo que explica la tan perfecta conservación de los monumentos, con sus cuadros e inscripciones. El calor es extremo durante gran parte del año. Los inviernos son suaves, a partir de los 50


Egipto en la Enciclopedia de la Biblia - ISBE e'-jipt: I. EL PAÍS 1. La base de la tierra 2. El valle del Nilo 3. Los primeros restos humanos 4. El clima 5. Las condiciones de vida 6. El Nilo 7. La fauna 8. La flora 9. La prehistoria Razas II. LA HISTORIA 1. Primera y Segunda Edad: Prehistórica 2. Tercera Edad: I y II Dinastías 3. IV Edad: III a VI Dinastías 4. Quinta Edad: VII a XIV Dinastías 5. Sexta Edad: XV a XXIV Dinastías 6. Séptima Edad : De la XXV dinastía a la época romana 7. Octava edad: árabe 8. Primeras conexiones extranjeras III. LAS CONEXIONES DEL ANTIGUO TESTAMENTO 1. Conexiones semíticas 2. Tiempos abrámicos 3. Circuncisión 4. José 5. Descenso a Egipto 6. La opresión 7. La posición histórica 8. Las plagas 9. Fecha del Éxodo 10. Ruta del Éxodo 11. Números del Éxodo 12. Israel en Canaán 13. Hadad 14. La hija del faraón 15. Sisac 16. Zeraj 17. Los etíopes 18. Tafnes 19. Ofra 20. Los judíos de Syene 21. La nueva Jerusalén de Onías 22. El judío egipcio 23. Ciudades y lugares en orden alfabético IV. LA CIVILIZACIÓN 1. Lenguaje 2. Escritura 3. Literatura 4. Cuatro visiones de la vida futura 5. Cuatro grupos de dioses 6. Dioses extranjeros 7. Leyes 8. Carácter LITERATURA Egipto (mitsrayim he Aiguptos): generalmente se supone que representa el dual de Mitsrayim , refiriéndose a "las dos tierras", como los egipcios llamaban a su país. Sin embargo, algunos han negado este dualismo. I. El País. 1. La base de la tierra: Aunque Egipto es uno de los primeros países en la historia registrada, y en lo que respecta a su civilización continua, es un país tardío en su historia geológica y en su ocupación por una población asentada. Toda la tierra hasta Silsileh es una espesa masa de piedra caliza del Eoceno, con margas posteriores sobre la de los distritos más bajos. Se ha elevado hacia el este, hasta las montañas de rocas ígneas de muchos miles de pies de altura hacia el Mar Rojo. Ha estado deprimido en el oeste, hasta el Fayum y los oasis bajo el nivel del mar. Esta cepa provocó una falla profunda de norte a sur a unos cientos de millas del Mediterráneo. Esta falla dejó su lado este a unos 200 pies sobre su lado occidental, y en él se vertió el drenaje de la meseta, ensanchándolo para formar el valle del Nilo, como el drenaje permanente del noreste de África. El acceso de agua a la grieta parece haber causado las salidas de basalto, que se ven como basalto columnar negro al sur del Fayum, y basalto macizo marrón en Khankah, al norte de El Cairo. 2. El Valle del Nilo: La excavación del valle del Nilo por la lluvia debe haber continuado cuando la tierra estaba 300 pies más alta que en la actualidad, como lo demuestran las inmensas fallas de estratos en cavernas colapsadas que estaban muy por debajo del nivel actual del Nilo. . Luego, después de las excavaciones del valle, se ha sumergido a 500 pies más bajo que en la actualidad, como lo demuestran los lechos de grava enrollada y los depósitos en las cimas de los acantilados desgastados por el agua, y el llenado de los valles tributarios. --como en Tebas-- por depósitos profundos, a través de los cuales se han limpiado los lechos de los arroyos posteriores. La tierra todavía tenía la fuente del Nilo 30 pies más alta de lo que está ahora dentro del período humano, como lo ven los pedernales trabajados en lechos de grava altos sobre la llanura del Nilo. La distribución de la tierra y el agua era muy diferente a la actual, cuando la tierra estaba solo 100 pies más baja que ahora. Tal cambio convertiría el valle en un estuario hasta el sur del Fayum, sumergiría gran parte del desierto occidental y uniría el golfo de Suez y el Mediterráneo. Tales diferencias alterarían por completo las condiciones de la vida animal por mar y tierra. Y como el período humano comenzó cuando el nivel del agua era considerablemente más alto, las condiciones del clima y de la vida deben haber cambiado mucho en las primeras edades de la ocupación del hombre. 3. Restos humanos más antiguos: Los restos humanos más antiguos que pertenecen a la condición actual del país son grandes pedernales paleolíticos encontrados en los valles laterales en el nivel actual del Nilo. Como estos están perfectamente frescos, y no enrollados ni alterados, muestran que el hombre paleolítico vivió en Egipto en las condiciones actuales. El fin de esta era paleolítica de cazadores, y el comienzo de una población asentada de cultivadores, no puede haber sido antes del secado del clima, que al privar al Nilo de corrientes tributarias lo debilitó de modo que su lodo se depositó y formó una base. para la agricultura. A partir de la tasa conocida de depósito y la profundidad del suelo de barro, este cambio tuvo lugar hace unos 10.000 años. Dado que la historia registrada del país se extiende a 7.500 años, y sabemos de dos edades prehistóricas anteriores a esa, está bastante bien establecido que la desaparición del hombre paleolítico y el comienzo de la civilización continua deben haber sido hace unos 9.000 a 10.000 años. Para la continuación de este tema, consulte la sección sobre & quotHistoria & quot a continuación. 4. Clima: El clima de Egipto es único en el mundo. En la medida en que el calor solar lo determina, la condición es tropical porque, aunque justo al norte del trópico que se encuentra en el límite de Egipto y Nubia, la condición despejada compensa completamente la latitud más alta. En lo que respecta a la temperatura del aire, el clima es templado, siendo el calor medio de los meses de invierno de 52 grados y el del verano.

Algunas Escrituras que mencionan a Egipto

Éxodo 34:18 - Celebrarás la fiesta de los panes sin levadura. Siete días comerás panes sin levadura, como te he mandado, en el tiempo del mes de Abib; porque en el mes de Abib saliste de Egipto.

Génesis 46: 7 - Sus hijos, y los hijos de sus hijos con él, sus hijas y las hijas de sus hijos, y toda su descendencia trajo consigo a Egipto.

Jeremías 2:18 - Y ahora, ¿qué tienes que hacer en el camino de Egipto, para beber las aguas de Sihor? ¿O qué tienes que hacer en el camino de Asiria para beber las aguas del río?

Jeremías 44:14 - De modo que ninguno del remanente de Judá, que fue a la tierra de Egipto para morar allí, escapará o permanecerá, para que regrese a la tierra de Judá, a la cual tienen el deseo de volver para morar allí; porque nadie volverá sino los que escapen.

Isaías 19:22 - Y el SEÑOR herirá EgiptoÉl la herirá y la sanará, y volverán a Jehová, y él será tratado de ellos y los sanará.

2 Reyes 17: 4 - Y el rey de Asiria halló conspiración en Oseas, porque había enviado mensajeros a So, rey de Egiptoy no trajo presente al rey de Asiria, como había hecho año tras año; por tanto, el rey de Asiria lo encerró y lo encerró en la cárcel.

Éxodo 23:15 - Celebrarás la fiesta de los panes sin levadura: (siete días comerás panes sin levadura, como te he mandado, en el tiempo señalado del mes de Abib, porque en él saliste de Egipto: y nadie se presentará ante mí vacío :)

Éxodo 10:13 - Y Moisés extendió su vara sobre la tierra de Egiptoy el SEÑOR trajo un viento solano sobre la tierra todo ese día, y toda la noche y cuando llegó la mañana, el viento solano trajo las langostas.

Éxodo 9:25 - Y el granizo golpeó en toda la tierra de Egipto todo lo que había en el campo, hombres y bestias, y el granizo hirió toda la hierba del campo, y quebró todo árbol del campo.

Jeremías 44:30 - Así ha dicho Jehová: He aquí, daré a Faraónofra rey de Egipto en mano de sus enemigos, y en mano de los que buscan su vida, como entregué a Sedequías rey de Judá en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, su enemigo, y que buscaba su vida.

Ezequiel 20: 5 - Y diles: Así ha dicho Jehová el Señor el día que escogí a Israel, y alcé mi mano a la simiente de la casa de Jacob, y me di a conocer a ellos en la tierra de Egiptocuando les alcé mi mano, diciendo: Yo soy el SEÑOR vuestro Dios

Números 11:18 - Y dirás al pueblo: Santificaos para mañana, y comeréis carne; porque habéis llorado en oídos de Jehová, diciendo: ¿Quién nos dará a comer carne? porque [estuvo] bien con nosotros en EgiptoPor tanto, el SEÑOR les dará carne, y comerán.

1 Reyes 8:16 - Desde el día en que saqué a mi pueblo Israel de EgiptoNo elegí ninguna ciudad de todas las tribus de Israel para edificar una casa, para que mi nombre estuviera en ella, pero elegí a David para que estuviera sobre mi pueblo Israel.

Josué 5: 6 - Porque los hijos de Israel caminaron cuarenta años por el desierto, hasta que todo el pueblo [que era] hombres de guerra, que había salido de Egipto, fueron consumidos, porque no obedecieron a la voz del SEÑOR, a quienes el SEÑOR juró que no les mostraría la tierra que el SEÑOR juró a sus padres que nos daría, una tierra que fluye leche y miel.

Jeremías 43:11 - Y cuando venga, herirá la tierra de Egipto, [y entregar] a los que son para muerte a muerte y a los que son para cautiverio a cautiverio ya los que son para espada a espada.

Génesis 47: 6 - La tierra de Egipto [está] delante de ti en lo mejor de la tierra, haz que tu padre y tus hermanos habiten en la tierra de Gosén, que habiten; y si conoces a algún hombre activo entre ellos, ponlos por gobernantes de mi ganado.

Ezequiel 29:12 - Y haré la tierra de Egipto desolada en medio de las tierras [que están] desoladas, y sus ciudades entre las ciudades [que están] asoladas serán desoladas cuarenta años: y esparciré a los Egiptoianos entre las naciones, y los dispersará por los países.

Éxodo 12:42 - Es una noche muy guardada por el SEÑOR por sacarlos de la tierra de EgiptoEsta es la noche del SEÑOR, para ser observada por todos los hijos de Israel por sus generaciones.

Deuteronomio 16: 1 - Guardarás el mes de Abib y harás pascua a Jehová tu Dios; porque en el mes de Abib te sacó Jehová tu Dios de Egipto por la noche.

Deuteronomio 17:16 - Pero no se multiplicará los caballos, ni hará que la gente vuelva a Egiptocon el fin de multiplicar los caballos, por cuanto el SEÑOR os ha dicho: No volveréis más por ese camino.

Josué 24: 4 - Y di a Isaac Jacob y Esaú; y di a Esaú el monte Seir para que lo poseyera, pero Jacob y sus hijos descendieron a Egipto.

Jueces 6: 8 - Que el SEÑOR envió un profeta a los hijos de Israel, el cual les dijo: Así ha dicho el SEÑOR Dios de Israel: Yo os traje de Egiptoy te sacó de la casa de servidumbre

Génesis 41:36 - Y ese alimento será para el almacén de la tierra contra los siete años de hambre, que habrá en la tierra de Egipto que la tierra no perezca de hambre.

Deuteronomio 13: 5 - Y ese profeta, o ese soñador de sueños, morirá porque ha hablado para apartarte del SEÑOR tu Dios, que te sacó de la tierra de Egiptoy te redimió de casa de servidumbre, para echarte del camino por el cual el SEÑOR tu Dios te mandó andar. Así quitarás el mal de en medio de ti.

Josué 24:32 - Y los huesos de José, que los hijos de Israel sacaron de Egiptoy lo sepultaron en Siquem, en una parcela de tierra que Jacob compró a los hijos de Hamor, padre de Siquem, por cien piezas de plata; y se convirtió en herencia de los hijos de José.

Josué 5: 5 - Ahora todo el pueblo que salía estaba circuncidado, pero todo el pueblo [que había] nacido en el desierto junto al camino al salir de Egipto, [ellos] no los habían circuncidado.

Génesis 45:23 - Y a su padre envió de esta [manera] diez asnos cargados con las cosas buenas de Egiptoy diez asnos cargados de maíz y pan y carne para su padre por el camino.

Éxodo 8:17 - Y lo hicieron así porque Aarón extendió su mano con su vara y golpeó el polvo de la tierra, y se convirtió en piojos en el hombre, y en las bestias todo el polvo de la tierra se convirtió en piojos por toda la tierra de Egipto.

Ezequiel 30: 6 - Así ha dicho Jehová también los que sostienen Egipto caerá, y caerá el orgullo de su poder; de la torre de Syene caerán a espada en ella, dice el Señor DIOS.

2 Crónicas 6: 5 - Desde el día en que saqué a mi pueblo de la tierra de Egipto No escogí ciudad entre todas las tribus de Israel para edificar una casa, a fin de que mi nombre estuviera allí, ni elegí a ningún hombre para que fuera gobernante de mi pueblo Israel.


El antiguo río Nilo



Río Nilo en el Diccionario Bíblico de Easton azul oscuro, no se encuentra en las Escrituras, pero se menciona con frecuencia en el Antiguo Testamento con el nombre de Sihor, es decir, "la corriente negra" (Isa. 23: 3 Jer. 2:18) o simplemente "el río" (Génesis 41: 1 Ex. 1:22, etc.) y el "diluvio de Egipto" (Amós 8: 8). Consiste en dos ríos, el Nilo Blanco, que nace en el Victoria Nyanza, y el Nilo Azul, que nace en las Montañas Abisinias. Estos se unen en la ciudad de Jartum, de donde sigue su curso durante 1.800 millas, y desemboca en el Mediterráneo a través de sus dos ramales, en los que se divide a pocos kilómetros al norte de El Cairo, el ramal Rosetta y Damietta. (Ver EGIPTO T0001137.)

Río Nilo en el Diccionario Bíblico de Fausset No se llama así en la Biblia relacionada con el sánscrito Nilah, & quot; azul & quot; El Nilo tiene dos nombres: el nombre sagrado Hapi, o Hapi-mu, & quot; el abismo de las aguas & quot; Hp-ro-mu, & quot; las aguas cuya fuente está oculta & quot; y el nombre común Yeor Aor, Aur (Atur): ambos nombres egipcios. Shihor, "el río negro", es su otro nombre bíblico, en griego Melas o Kmelas, en latín Melo, oscurecido por el suelo fertilizante que deposita en su desbordamiento (Jeremías 2:18). El nombre jeroglífico de Egipto es Kam, "negro". Los egipcios distinguían entre Hapi-res, el "Nilo meridional" del Alto Egipto, y Hapi-meheet, el "Nilo norte" del Bajo Egipto. Hapi-ur, "el alto Nilo", fertiliza la tierra que el bajo Nilo trajo hambruna. El dios del Nilo está pintado de rojo para representar la inundación, pero de azul en otras ocasiones. Una personificación de Noah (Osburn). La hambruna y la abundancia se representan verdaderamente como saliendo del río en el sueño de Faraón (Génesis 41). Por tanto, la adoraron, y la plaga sobre sus aguas fue un juicio sobre esa idolatría (Éxodo 7:21 Salmo 105: 29). (Ver ÉXODO DE EGIPTO.) El ascenso comienza en el solsticio de verano, la inundación es dos meses más tarde, después del equinoccio de otoño, en su apogeo se vierte a través de cortes en los bancos que son más altos que el resto del suelo y cubren el valle, y duran tres meses. (Amós 8: 8 Amós 9: 5 Isaías 23: 3). El designado S.W. destino de Israel (Josué 13: 3 1 Crónicas 13: 5 2 Crónicas 9:26 Génesis 15:18). 1 Reyes 8:65 & quotcorriente & quot (nachal, no & quotriver & quot.) Su confluencia todavía se llama el río Azul, por lo que Nilah significa & quot; azul oscuro & quot o & quot; negro & quot; El plural & quotrivers & quot se usa para las diferentes bocas, ramas y canales del Nilo. Los afluentes están más arriba que Egipto (Salmo 78:44 Éxodo 7: 18-20 Isaías 7:18 Isaías 19: 6 Ezequiel 29: 3 Ezequiel 30:12). & quot; La corriente (nachal) de Egipto & quot parece distinta (Isaías 27:12), ahora & quot; wady el Arish & quot (donde estaba la ciudad fronteriza Rhino-corura) en los confines de Israel y Egipto (Josué 15: 4 Josué 15:47, donde para & quotriver & quot debe estar en & quot; corriente & quot; nachal)). Smith's Bible Dictionary sugiere que nachal) está relacionado con el Nilo y es ese río, pero la distinción con la que se menciona nachal), y no como en otros lugares Sihor, o & quotriver, & quot Ye'or, prohíbe la identificación. `` Los ríos de Etiopía '' (Isaías 18: 1-2), Cus, son el Atbara, el Astapus o río Azul, entre los cuales se encuentran dos ríos Meroe (el Etiopía significa en Isaías 18), y el Astaboras o Nilo Blanco estos ríos se unen en el único Nilo, y bajan el suelo a lo largo de sus orillas desde el Alto Egipto, y lo depositan en el Bajo Egipto, compare & quot cuya tierra (Alto Egipto) los ríos han echado a perder & quot o & quot; cortaron & quot o & quot; dividido. & quot; El Nilo se llama & quot el mar & quot (Isaías 19: 5), porque parece un mar en el desbordamiento, los egipcios todavía lo llaman El Bahr & quot; el mar & quot (Nahum 3: 8). Su longitud medida por su curso es probablemente de 3.700 millas, la más larga del mundo. Su lecho está cortado a través de capas de piedra caliza nummulítica (de las cuales están construidas las pirámides de Ghizeh, llenas de nummulitas, que los árabes llaman `` frijoles del faraón ''), arenisca debajo, brecha verde debajo, rocas azoicas aún más bajas, con granito rojo y sienita. ascendiendo por todos los estratos superiores.

Río Nilo en Naves Topical Bible Llamado EL RÍO Isa 11:15 19: 5-10 Eze 29: 4 Am 8: 8 - Llamado SIHOR Isa 23: 3 Jer 2:18

Río Nilo en Smiths Bible Dictionary (azul, oscuro), el gran río de Egipto. La palabra Nilo no aparece en ninguna parte de la Versión Autorizada, pero se habla de ella con los nombres de Sihor [SIHOR] y el quotriver de Egipto. & Quot; Gé 15:18. pregunta. Apenas hay duda de que su mayor confluencia es alimentado por los grandes lagos en y al sur del ecuador. Se ha rastreado hacia arriba durante aproximadamente 2700 millas, medido por su curso, no en línea directa, y su extensión es probablemente de más de 1000 millas más. (El curso del río se ha trazado a lo largo de 3300 millas. Durante las primeras 1800 millas (McClintock y Strong dicen 2300) desde su desembocadura no recibe afluentes, pero en Kartoom, la capital de Nubia, se encuentra la unión de las dos grandes ramas, el Nilo Blanco y el Nilo Azul, llamados así por el color de la arcilla que tiñe sus aguas. El Nilo Azul se eleva en las montañas de Abisinia y es la fuente principal del depósito que el Nilo trae a Egipto. El Nilo Blanco es el Los viajeros tardíos encontraron su nacimiento en el lago Victoria Nyanza, tres grados al sur del ecuador. Desde este lago hasta la desembocadura del Nilo, la distancia es de 2300 millas en línea recta, una undécima parte de la circunferencia del mundo. La Primera Catarata, en Syene, el río fluye suavemente a una velocidad de dos o tres millas por hora con un ancho de media milla. hasta El Cairo. Un poco al norte de El Cairo se divide en dos ramas, una que fluye hacia Rosetta y la otra a Damietta, de donde salen las bocas llamado. Véase "Egipto e Israel" de Bartlett, 1879. La gran peculiaridad del río es su desbordamiento anual, causado por las lluvias tropicales periódicas. "Con una maravillosa regularidad de reloj, el río comienza a crecer a fines de junio, sube 7 metros en El Cairo entre el 20 y el 30 de septiembre y desciende a mediados de mayo. Seis pies más alto que esto es la devastación; seis pies más abajo es la indigencia. '' - Bartlett. Para que el Nilo aumente.

Río Nilo en la Enciclopedia de la Biblia - ISBE nil (Neilos, que significa no conocido con certeza, quizás se refiere al color del agua, como negro o azul. Este nombre no aparece en el hebreo del Antiguo Testamento o en la traducción al inglés): I. EL NILO EN GEOGRAFÍA FÍSICA 1. Descripción 2. Origen geológico 3. La construcción de Egipto 4. La inundación 5. La infiltración II. EL NILO EN LA HISTORIA 1. La ubicación de los templos 2. La ubicación de los cementerios 3. La represa del Nilo 4. Hambrunas en Egipto III. EL NILO EN LA RELIGIÓN 1. El Nilo como un Dios 2. El Nilo en el Mito de Osirian 3. El Nilo Celestial Un río del norte de África, el gran río de Egipto. El nombre empleado en el Antiguo Testamento para designar el Nilo está en el hebreo ye'or, egipcio aur, antes, atur, usualmente traducido como quotriver, también ocasionalmente como canales (Sal 78:44 Ezequiel 29: 3 y sigs.). De manera general significa toda el agua de Egipto. El Nilo es también el río principal incluido en la frase nahare kush, & quotrivers of Ethiopia & quot (Isa 18: 1). Poéticamente, el Nilo se llama ñame, "mar" (Job 41:31, Nah 3: 8, probablemente Isa 18: 2), pero este no es un nombre del río. shichor, no siempre escrito en su totalidad, también se ha interpretado de manera errónea del Nilo (ver SHIHOR). Del mismo modo, nahar mitsrayim, "arroyo de Egipto", un arroyo fronterizo que no está conectado de ninguna manera con el Nilo, a veces se ha confundido con ese río. Ver RÍO DE EGIPTO. I. El Nilo en geografía física. 1. Descripción: El Nilo está formado por la unión del Nilo Blanco y el Nilo Azul en una latitud de 15 grados 45 'Norte y 32 grados 45' Este. El Nilo Azul se eleva en las tierras altas de Abisinia, latitud 12 grados 30 'norte, largo. 35 grados al este, y fluye hacia el noroeste 850 millas hasta su unión con el norte blanco. El Nilo Blanco, el brazo principal del Norte, nace en Victoria Nyanza, un gran lago en África Central, a unas pocas millas al norte del ecuador, de largo. 33 grados al este (más exactamente, se puede decir que el Nilo se eleva en la cabecera del río Ragera, un pequeño arroyo al otro lado del lago, 3 grados al sur del ecuador), y fluye hacia el norte en un canal tortuoso, 1,400 millas hasta su confluencia con el Nilo Azul. Desde este punto de unión, el Niles fluye hacia el norte a través de Nubia y Egipto a 1.900 millas y desemboca en el mar Mediterráneo, en una latitud de 32 grados norte, a través de 2 bocas, Rosetta, al este de Alejandría y Damietta, al oeste de Port Said. Anteriormente había siete bocas esparcidas a lo largo de una línea costera de 140 millas. 2. Origen geológico: se originó el Nilo.


¿Hay algún relato egipcio, babilónico, asirio o extranjero sobre la desaparición de los hititas? - Historia


Mitos de Babilonia y Asiria, por Donald A. MacKenzie, [1915], en sacred-texts.com

CAPITULO XII

El surgimiento de los hititas, mitanos, casitas, hicsos y asirios

El dios de la guerra de los montañeses - Antigüedad de la civilización hitita - Movimientos prehistóricos de "cabezas anchas" - Evidencia de Babilonia y Egipto - Hititas y mongoles - Referencias bíblicas a los hititas en Canaán - La madre de Jacob y sus hijas en derecho - Cultos del Gran Padre y de la Gran Madre - Historia en la Mitología - El Reino de Mitanni - Su aristocracia aria - El problema de los hicsos - El caballo en la guerra - Hititas y mitannios - Kassitas y mitanos - Imperio de los hicsos en Asia - Kassites derrocan la dinastía Sealand - Campañas egipcias en Siria - Asiria en formación - Etnia del Génesis - Nimrod como Merodach - Primeros conquistadores de Asiria - Señores supremos de Mitania - Cartas de Tell-el-Amarna ... Caída de Mitanni - Aumento de los imperios hitita y asirio - Egipto en eclipse - Rivalidades asirias y babilónicas.

Cuando se descubre que la dinastía Hammurabi, al igual que la dinastía XII de Egipto, sufre un lánguido declive, los huecos en los apagados registros históricos se llenan con los ecos del dios del trueno, cuyo martillo resuena entre las montañas del norte. Como esta deidad llega cada año en Asia occidental cuando la vegetación se ha marchitado y después de que los frutos han caído de los árboles, trayendo tempestades y negras nubes de lluvia a surgir en una nueva estación de crecimiento y actividad fresca, así descendió de las colinas en el segundo milenio antes del Era cristiana como el señor de la batalla de los invasores y el tormentoso heraldo de una nueva era que iba a amanecer en el mundo antiguo.

Era el dios de la guerra de los hititas, así como de los

los amorreos del norte, los mitanos y los casitas, y condujo a los arios de las estepas iraníes hacia el verdoroso valle del Punjab. Sus adoradores grabaron su imagen con manos agradecidas en los escarpados acantilados de los abismos de Capadocia en Asia Menor, donde su dominio fue firme y preeminente durante largos siglos. En una localidad aparece montado sobre un toro con túnica de mangas cortas con flecos y cinturón, casco cónico y zapatos vueltos hacia arriba, mientras sostiene en una mano el símbolo del rayo y en la otra un arco triangular que descansa sobre su hombro derecho. En otra localidad es portador de uvas y gavillas de cebada. Pero su forma más familiar es el alpinista barbudo y fornido, armado con un pesado martillo, un tridente centelleante y una espada larga de dos filos con un pomo hemisférico en la empuñadura, que cuelga de su cinturón, mientras un antílope o cabra que lleva una tiara puntiaguda se pavonea a su lado. Esta deidad es idéntica al farol, impetuoso Thor del norte de Europa, Indra del Himalaya, Tarku de Frigia y Teshup o Teshub de Armenia y el norte de Mesopotamia, Sandan, el Hércules de Cilicia, Adad o Hadad de Amurru y Asiria, y Ramman, que en un período temprano penetró Akkad y Sumer en diversas formas. Su nombre hitita es incierto, pero en la época de Ramsés II fue identificado con Sutekh (Set). Pasó al sur de Europa como Zeus, y se convirtió en "el señor" de las deidades del Aliggean y Creta.

Los hititas que entraron en Babilonia alrededor del 1800 a.C. y derrocaron al último rey de la dinastía Hammurabi, pueden haber sido asaltantes saqueadores, como los galos europeos de una época posterior, o una fuerza bien organizada de un poder fuerte y consolidado, que aguantó durante un período de duración incierta. Probablemente fueron los últimos, porque aunque se llevaron a Merodach y Zerpanitu m, estos

los ídolos no fueron arrojados al crisol, sino que aparentemente fueron retenidos por razones políticas.

Estos primeros hititas son "un pueblo de la niebla". Más de una vez en la historia antigua se hace referencia casual a ellos, pero en la mayoría de estas ocasiones desaparecen repentinamente detrás de las montañas del norte. La explicación parece ser que en varios períodos surgieron grandes líderes que pudieron unir las diversas tribus y hacer sentir su presencia en Asia occidental. Pero cuando la organización se vino abajo, ya sea por rivalidades internas o por la influencia de un poder externo, volvieron a caer nuevamente en un estado de insignificancia política en los asuntos del mundo antiguo. Es posible que alrededor del 1800 a.C. la confederación hitita estaba controlada por un rey ambicioso que tenía sueños de un gran imperio y, en consecuencia, estaba siguiendo una carrera de conquista.

A juzgar por lo que sabemos de los adoradores del norte del dios martillo en épocas posteriores, parecería que cuando se los llamaba Hatti o Khatti, la tribu de ese nombre era el poder dominante en Asia Menor y el norte de Siria. Los Hatti generalmente se identifican con los montañeses de cabeza ancha de tipo alpino o armenoide, los antepasados ​​de los armenios modernos. Su antigua capital estaba en Boghaz-Kai, el sitio de Pteria, que fue destruida, según los griegos, por Cr & # 339sus, el último rey de Lidia, en el siglo VI a. C. Estaba fuertemente situado en un excelente distrito pastoral en la meseta alta y ventosa de Capadocia, rodeado de altas montañas, y se acercaba a través de estrechas gargantas del río, que en invierno estaban bloqueadas por la nieve.

La civilización hitita fue de gran antigüedad. Excavaciones que se han realizado en un lugar artificial sin perturbaciones

montículo en Sakje-Geuzi han revelado evidencias de una cultura continua que comenzó a florecer antes del 3000 a. C. 1 En una de las capas inferiores se produjo ese tipo particular de cerámica neolítica pintada de amarillo, con diseños geométricos negros, que se asemeja a otros especímenes de telas pintadas encontrados en Turkestán por la expedición Pumpelly en Susa, la capital de Elam, y sus alrededores, por De Morgan en la península de los Balcanes por Schliemann en una tumba de la Primera Dinastía en Abydos en Egipto por Petrie y en los estratos del Neolítico tardío y Edad del Bronce (minoica) de Creta por Evans. Puede ser que estas interesantes reliquias estuvieran relacionadas con la deriva prehistórica hacia el oeste de los pueblos pastores de cabeza ancha que finalmente formaron la aristocracia militar hitita.

Según el profesor Elliot Smith, los extraterrestres de cabeza ancha de Asia Menor llegaron por primera vez a Egipto en los albores de la historia. Allí se mezclaron con las tribus indígenas del Mediterráneo o Raza Parda. Entonces, un cráneo mesocéfalo se volvió común. Se lo conoce como el tipo de Giza, y el profesor Elliot Smith lo rastreó desde Egipto hasta el Punjab, pero no más allá de la India. 2

Durante las primeras dinastías, este cráneo con rasgos extraterrestres se limitó principalmente a la región del Delta y las cercanías de Memphis, la ciudad de los constructores de pirámides. No es improbable que el dios menfita Ptah haya sido introducido en Egipto por las cabezas anchas invasoras. Esta deidad es un artesano mundial como Indra, y está asociado de manera similar con artesanos enanos que martilla el cielo de cobre y, por lo tanto, se vincula con los diversos dioses del trueno: Tarku, Teshup, Adad, Ramman y otros, de los montañeros asiáticos. Las tormentas eléctricas eran demasiado raras en Egipto para estar conectadas con el suministro de alimentos,

que siempre ha dependido del río Nilo. Las características puramente egipcias de Ptah parecen haber sido adquiridas después de la fusión con Osiris-Seb, los dioses nilóticos de la inundación, la tierra y la vegetación. El antiguo dios Set (Sutekh), que se convirtió en un demonio y, en última instancia, fue re-exaltado como una gran deidad durante la Dinastía XIX, también pudo haber tenido alguna conexión con el Hatti prehistórico.

" dos corrientes del mismo pueblo asiático ". 1 La opinión de tal autoridad no puede dejarse de lado a la ligera.

La primera referencia egipcia a los Kheta, como se llamaba a los hititas, se hizo durante el reinado del primer Amenemhet de la Duodécima Dinastía, que comenzó a reinar alrededor del 2000 a. C. Algunas autoridades, incluido Maspero, 2 opinan que la alusión al Hatti que se encuentra en el babilonio Libro de presagios pertenece a la edad anterior de Sargón de Akkad y Naram-Sin, pero Sayce favorece la edad de Hammurabi. Otros conectarían a los Gutium, u hombres de Kutu, con los Kheta o Hatti. Sayce ha expresado la opinión de que la marea bíblica, identificada con Tudkhul o Tudhula, "rey de las naciones", el aliado de Arioch, Amraphel y Chedor-laomer, era un rey hitita, siendo las "naciones" la confederación de las tribus de Asia Menor. controlado por el Hatti. "En los fragmentos de la historia babilónica de Chedor-laomer publicados por el Dr. Pinches", dice el profesor Sayce, "el nombre de Tidc al se escribe Tudkhul, y se le describe como el Rey de la Umman Manda, o Naciones del Norte,

de los cuales el hebreo Goyyim es una traducción literal. Ahora el nombre es hitita.En el relato de la campaña de Ramsés II contra los hititas aparece como Tidcal, y uno de los reyes hititas de Boghaz-K & oumli lleva el mismo nombre, que está escrito como Dud-khaliya en cuneiforme. 1

Uno de los tipos raciales entre los hititas usaba coletas. Estos adornos para la cabeza aparecen en figuras de ciertas esculturas de Capadocia y en guerreros hititas en los registros pictóricos de una campaña de Ramsés II en el norte de Siria en Tebas. Es sugerente, por lo tanto, encontrar que en la estela de Naram-Sin de Akkad, los montañeses que son conquistados por ese señor de la batalla también usan coletas. Sus túnicas divididas son diferentes a las túnicas cortas con flecos de los dioses hititas, pero se asemejan a los largos mantos divididos que usan sobre sus túnicas altos dignatarios como el rey Tarku-dimme, que figura en un famoso jefe plateado de una antigua daga hitita. Naram-Sin heredó el Imperio de Sargón de Akkad, que se extendía hasta el Mar Mediterráneo. Si sus enemigos no eran nativos de Capadocia, pueden haber sido los congéneres del tipo de trenzas hititas en otro país boscoso y montañoso.

Se ha sugerido que estos usuarios de coletas eran mongoles. Pero aunque los pómulos altos y los ojos oblicuos ocurrieron en la antigüedad, y todavía ocurren, en partes de Asia Menor, lo que sugiere una mezcla ocasional de mongoles con cabezas anchas Ural-Altaico, los guerreros hititas de cola de cerdo no deben confundirse con los verdaderos narices pequeñas. Mongoles del noreste de Asia. Los escultores egipcios los representaron con narices largas y prominentes, que enfatizan sus fuertes afinidades armenoides.

Otras tribus de la confederación hitita incluían a los

representantes de los primeros colonos del norte de África de origen racial mediterráneo. Estos han sido identificados con los cananeos, y especialmente con los agricultores entre ellos, porque los hititas palestinos también se conocen como cananeos en la Biblia, y en una conexión particular bajo circunstancias que brindan una interesante visión de la vida doméstica en aquellos tiempos lejanos. . Cuando Esaú, el hijo mayor de Isaac, tenía cuarenta años, "tomó por esposa a Judit, hija de Beeri el hitita, ya Bashemat, hija de Elón el hitita" 1. Aparentemente las damas hititas se consideraban de casta superior a los pueblos indígenas y los colonos de otros países, porque cuando Ezequiel declaró que la madre de Jerusalén era hitita, dijo: "Tú eres la hija de tu madre, que ama a su marido y a ella. niños." 2 El matrimonio de Esaú fue "un dolor de ánimo para Isaac y Rebeca". 1 La madre hebrea parece haber albergado temores de que su hijo favorito, Jacob, cayera víctima de las tentaciones de otros representantes de la misma estirpe que sus nueras superiores y problemáticas, porque le dijo a Isaac: "Estoy cansada de mi vida por las hijas de Het, si Jacob toma mujer de las hijas de Het, como estas que son de las hijas de la tierra, ¿de qué me servirá la vida? " 3 Isaac envió a llamar a Jacob, y le ordenó, y le dijo: No tomarás mujer de las hijas de Canaán. Levántate, ve a Padan-aram, a la casa de Betuel, el padre de tu madre, y tómate una mujer. de allí de las hijas de Labán, hermano de tu madre ". 4 De estas citas pueden extraerse dos deducciones obvias: los hebreos consideraban a los hititas "de la tierra" como uno con los cananeos, habiendo probablemente

tan bien fusionada, y la preocupada Rebeca tuvo la elección de la esposa o esposas de Jacob de entre sus propios parientes en Mesopotamia que eran de linaje sumerio y parientes de Abraham. 1 No es sorprendente encontrar rastros de orgullo sumerio entre los descendientes de los ciudadanos desalojados de la antigua Ur, especialmente cuando se asocia con los pretenciosos hititas.

La mitología hitita también ofrece pruebas de la mezcla racial en Asia Menor. En los fértiles valles agrícolas y alrededor de las orillas de ese gran "puente terrestre" euroasiático, la estirpe indígena era también de raza mediterránea, como han demostrado Sergi y otros etnólogos. La gran diosa Madre fue adorada desde los tiempos más remotos y llevaba varios nombres locales. En Comana en Ponto, los griegos la conocían como Ma, un nombre que puede haber sido tan antiguo como el de la Sumeria Mama (la creadora), o Mamitu m (diosa del destino) en Armenia, ella era Anaitis en Cilicia, ella era Ate (& # 8217Atheh of Tarsus) mientras estaba en Frigia fue mejor conocida como Cybele, madre de Attis, quien se vincula con Ishtar como madre y esposa de Tamuz, Afrodita como madre y esposa de Adonis e Isis como madre y esposa de Osiris. La Gran Madre estaba en Fenicia llamada Astarté, era una forma de Ishtar, e idéntica a la Astarté bíblica. En la ciudad siria de Hierápolis llevaba el nombre de Atargatis, que Meyer, con quien Frazer está de acuerdo, considera que es la traducción griega del arameo & # 8217Athar - & # 8217Atheh - el dios & # 8217Athar y la diosa & # 8217Atheh . Como la "Afrodita barbuda", Atargatis puede haber sido considerada como una deidad bisexual. Algunas de las diosas madres especializadas, cuyos atributos sobresalientes reflejaban la historia y la política de los estados que representaban, fueron importadas a Egipto, la tierra de

Antiguas deidades madres - durante el período del Imperio, por los reyes semiextranjeros de Ramsés, éstos incluían al voluptuoso Kadesh y al belicoso Anthat. En todos los distritos colonizados por los primeros representantes de la raza mediterránea, el culto a la diosa adquirió importancia, y los dioses y el pueblo tenían fama de ser descendientes de la gran Creatrix. Esta regla se obtuvo tan lejos como Irlanda, donde la gente de Danann y los dioses de Danann eran los hijos de la diosa Danu.

Entre los Hatti propiamente dichos, es decir, la aristocracia militar de cabeza ancha, la deidad principal del panteón era el Gran Padre, el creador, "el señor del cielo", el Baal. Como Sutekh, Tarku, Adad o Ramman, era el dios del trueno, la lluvia, la fertilidad y la guerra, y finalmente adquirió atributos solares. Una famosa escultura rupestre en Boghaz-K & oumli representa una escena mitológica que se cree que representa el matrimonio de primavera del Gran Padre y la Gran Madre, lo que sugiere una fusión local de creencias que resultó de la unión de tribus del culto a dios con tribus del culto a la diosa. Mientras la tribu Hatti siguiera siendo el socio predominante en la confederación hitita, la supremacía estaba asegurada del Gran Padre que simbolizaba su dominio. Pero cuando, en el transcurso del tiempo, el poder de los Hatti declinó, su dios principal "cayó ... de su lugar predominante en la religión del interior", escribe el Dr. Garstang. "Pero la Gran Madre siguió viviendo, siendo la diosa de la tierra". 1

Además de la confederación hitita de Asia Menor y el norte de Siria, surgió otra gran potencia en el norte de Mesopotamia. Este era el Reino de Mitanni. Poco se sabe al respecto, excepto lo que se deriva de fuentes indirectas. Winckler cree que se estableció por primera vez

por las primeras "oleadas" de personas Hatti que emigraron del este.

La conexión hitita se basa principalmente en la siguiente evidencia. Uno de los dioses de los gobernantes Mitanni era Teshup, que es idéntico a Tarku, el Thor de Asia Menor. Los asaltantes que en 1800 a. C. entró en Babilonia, prendió fuego a E-sagila y se llevó a Merodach y su consorte Zerpanitu m, fueron llamados los Hatti. Las imágenes de estas deidades se obtuvieron posteriormente de Khani (Mitanni).

En un período posterior, cuando llegamos a saber más sobre Mitanni a partir de las cartas de uno de sus reyes a dos faraones egipcios, y las tablillas de Winckler de Boghaz-K & oumli, se encuentra que su aristocracia militar hablaba un idioma indoeuropeo, como se muestra con los nombres de sus reyes: Saushatar, Artatama, Sutarna, Artashshumara, Tushratta y Mattiuza. Adoraban a las siguientes deidades:

[el párrafo continúa] Mitra, Varuna, Indra y Nasatyau (los "Twin Aswins" = Castor y Pollux) - cuyos nombres han sido descifrados por Winckler. Estos dioses también fueron importados a la India por los arios védicos. La tribu Mitanni (la aristocracia militar probablemente) se llamaba "Kharri", y algunos filólogos opinan que es idéntica a "Arya", que era "la designación normal en la literatura védica desde el Rigveda en adelante de un ario de los tres superiores. clases ". 1 Mitanni significa "las tierras fluviales", y los descendientes de sus habitantes, que vivían en Capadocia, fueron llamados por los griegos "Mattienoi". "Posiblemente", dice el Dr. Haddon, "los antepasados

de los kurdos modernos ", 1 un pueblo notoriamente de cabeza alargada, proverbial, como los antiguos arioindios y los galos, por su hospitalidad y su propensión a las incursiones.

Parecería que la invasión mitania del norte de Mesopotamia y la invasión aria de la India representaron dos corrientes de migraciones divergentes de un centro cultural común, y que los grupos separados de vagabundos se mezclaron con otras poblaciones con las que entraron en contacto. Las tribus de habla aria se asociaron con los invasores kasitas de Babilonia, que tomaron posesión del norte de Babilonia poco después de la desastrosa incursión hitita. Se cree que vinieron del este a través de las tierras altas de Elam.

Durante un período, cuya datación es incierta, los mitannios fueron señores de parte de Asiria, incluida Nínive e incluso Asur, así como el distrito llamado "Musri" por los asirios y parte de Capadocia. También ocuparon las ciudades de Harran y Kadesh. Probablemente debieron sus grandes éxitos militares a su caballería. El caballo se hizo común en Babilonia durante la dinastía Kassite, que siguió a Hammurabi, y fue llamado "el asno del este", un nombre que sugiere de dónde vinieron los kassites y mitannians.

El movimiento hacia el oeste de los habitantes de Mitania en el segundo milenio a.C. puede haber estado en progreso antes de la conquista kasita de Babilonia y la invasión hicsos de Egipto. Sus relaciones en Mesopotamia y Siria con los hititas y los amorreos son oscuras. Quizás fueron durante un tiempo los señores supremos de los hititas. En cualquier caso, es interesante observar que cuando Thothmes III atacó el último bastión hicso durante su larga campaña siria de unos veinte años de duración, su


Click para agrandar
EL CABALLO EN GUERRA
Losa de mármol que muestra Ashur-natsir-pal y el ejército avanzando contra un remolque sitiado. Se tira de un ariete en un carruaje de seis ruedas.
Desde N.W. Palacio de Nimroud: ahora en el Museo Británico.
Foto. Mansell

Las operaciones fueron directamente contra Kadesh en el Orontes, que luego estaba en manos de sus feroces enemigos, los Mitannians de Naharina. 1

Durante la era de los hicsos, el caballo se introdujo en Egipto. De hecho, la conquista de los hicsos se debió probablemente al uso del caballo, que fue domesticado, como ha comprobado la expedición de Pumpelly, en un período remoto en el Turquestán, de donde pudo haber sido obtenido por los indios ario que sacrificaban caballos y los sacrificar a los antepasados ​​de los buriats siberianos.

Si los gobernantes de Mitanni no eran señores supremos de los hititas alrededor del 1800 a.C., los dos pueblos pueden haber sido aliados militares de los kassitas. Algunos escritores sugieren, de hecho, que los casitas procedían de Mitanni. Otro punto de vista es que los mitanos eran los aliados arios de los casitas que entraron en Babilonia desde las tierras altas elamitas, y que posteriormente conquistaron Mesopotamia y parte de Capadocia antes de la conquista de Egipto por los hicsos. Una tercera solución al problema es que los gobernantes arios de los hititas de Mitannia eran los señores supremos del norte de Babilonia, que incluyeron en su imperio mesopotámico durante un siglo antes de que los casitas alcanzaran la supremacía política en el valle del Tigro-Éufrates, y que también eran los líderes de la invasión hicsos de Egipto, que lograron con la ayuda de sus aliados hititas y amoríticos.

El primer rey kasita de Babilonia de quien tenemos conocimiento fue Gandash. Adoptó el antiguo título acadio, "rey de los cuatro cuartos", así como el título "rey de Sumer y Akkad", utilizado por primera vez por los gobernantes de la dinastía de Ur. Nippur parece haber sido seleccionado por Gandash como su capital, lo que sugiere que su dios de la guerra y la tormenta, Shuqamuna, se identificó con Bel Enlil, quien

como "gigante mundial" tiene mucho en común con los dioses martillo del norte. Después de reinar durante dieciséis años, Gandash fue sucedido por su hijo, Agum el Grande, quien se sentó en el trono durante veintidós años. El bisnieto de Agum el Grande fue Agum II, y no fue hasta su reinado que las estatuas de Merodach y su consorte Zerpanitu m fueron devueltas a la ciudad de Babilonia. Este monarca registró que, en respuesta al oráculo de Shamash, el dios sol, envió a la lejana tierra de Khani (Mitanni) en busca de la gran deidad y su consorte. Por lo tanto, parece que Babilonia se vio privada de Merodac durante unos dos siglos. La incursión hitita-mitaní data de alrededor del 1800 a.C., y el surgimiento de Gandash, el kasita, alrededor del 1700 a.C. Pasó al menos un siglo entre los reinados de Gandash y Agum II. Se observará que estos cálculos no coinciden con la afirmación de un himno babilónico de que Merodach permaneció en la tierra de los Hatti durante veinticuatro años, lo que, sin embargo, puede ser una ficción sacerdotal o una referencia a una historia posterior. conquista. El período que siguió a la caída de la dinastía Hammurabi de Babilonia es tan oscuro como la era hicsos de Egipto.

Agum II, el rey kasita, no declara si libró la guerra contra Mitanni para recuperar al dios de Babilonia, Merodach. Sin embargo, si era un aliado del gobernante Mitanni, la transferencia de la deidad pudo haber sido una transacción diplomática ordinaria. También se puede sugerir la posibilidad de que los hititas de Mitanni no fueran desplazados por la aristocracia militar aria hasta después de que los casitas se establecieran firmemente en el norte de Babilonia entre 1700 a. C. y yo 600 a.C. Esto puede explicar las declaraciones de que Merodach fue secuestrado por los Hatti y regresó de la tierra de Khani.

La evidencia proporcionada por Egipto es sugerente en este

conexión. Hubo una segunda dinastía Hyksos en ese país. Los gobernantes posteriores se convirtieron en "egipcios" cuando los casitas se convirtieron en "babilonizados", pero los exclusivos y hoscos egipcios se referían a todos como "bárbaros" y "asiáticos". Reconocieron al dios sol de Heliópolis, pero también se preocuparon por promover la adoración de Sutekh, una deidad del cielo y el trueno, con atributos solares, a quien Ramsés II identificó con el "Baal" de los hititas. Los mitanios, como se ha dicho, reconocieron a un Baal llamado Teshup, que era idéntico al Tarku de los hititas occidentales y también a su propia tribu Indra. Uno de los reyes hicsos, llamado Ian o Khian, el Ianias de Manetho, era un señor supremo o el aliado de un señor supremo, que dominaba un gran imperio en Asia. Su nombre ha sido descifrado en reliquias encontradas tan lejos como Knossos en Creta y Bagdad en el Tigris, que en ese momento estaba situado dentro del área de control de Kassite. Aparentemente, las condiciones pacíficas prevalecieron durante su reinado en una amplia extensión de Asia y el comercio fue vigoroso entre centros de civilización lejanos. El mismo término hicsos es sugerente a este respecto. Según Breasted significa "gobernantes de países", lo que se compara con el "rey de las naciones Tidal" bíblico, a quien Sayce, como se ha indicado, considera como un monarca hitita. Cuando se hayan leído los jeroglíficos hititas y se haya explorado a fondo Mesopotamia, se podrá arrojar luz sobre las relaciones de los mitanos, los hititas, los hicsos y los casitas entre 1800 a. C. y 1500 a.C. Es evidente que aún no se ha escrito un volumen fascinante de historia antigua.

Los casitas formaron la aristocracia militar de Babilonia, que se llamó Karduniash, durante casi seis siglos. Agum II fue el primero de sus reyes que llegó a ser completamente babilónico, y aunque todavía dio

reconocimiento a Shuqamuna, el dios kasita de la batalla, re-exaltó a Merodach, cuya estatua había tomado de "Khani", y decoró E-sagila con regalos de oro, joyas, maderas raras, frescos y mosaicos pictóricos. -dotado el sacerdocio. Durante el reinado de su sucesor, Burnaburiash I, la dinastía de Sealand llegó a su fin.

Se sabe poco sobre las relaciones entre Elam y Babilonia durante el período kasita. Si los invasores kasitas cruzaron el Tigris poco después de la incursión de los hititas de Mitannia, deben haber invadido previamente una gran parte de Elam, pero Susa, que se encuentra fuertemente situada, puede haber resistido sus ataques durante un tiempo. Al principio, los casitas ocupaban solo el norte de Babilonia, mientras que la antigua zona sumeria estaba dominada por el poder de Sealand, que había recuperado gradualmente la fuerza durante los últimos años de la dinastía Hammurabi. Sin duda, muchos refugiados del norte de Babilonia reforzaron su ejército.

Los elamitas, o quizás los casitas de Elam, parecen haber realizado frecuentes ataques en el sur de Babilonia. Por fin, Ea-gamil, rey de Sealand, invadió Elam con el propósito, sin duda, de destruir el poder de sus inquietos enemigos. Sin embargo, fue recibido allí por un ejército de Babilonia, o su país fue invadido durante su ausencia. El príncipe Ulamburiash, hijo de Burnaburiash I, derrotó a Ea-gamil y puso fin a la dinastía Sealand que había sido fundada por Ilu-ma-ilu, el contemporáneo y enemigo de Samsu-la-ilu, hijo de Hammurabi. Se hace referencia a Ulamburiash en una cabeza de maza que fue descubierta en Babilonia como "rey de Sealand", y probablemente sucedió a su padre en la capital. Así, toda Babilonia quedó bajo el dominio de Kassite.

Agum III, un nieto de Ulamburiash, consideró necesario, sin embargo, invadir Sealand, que debe

por eso se han rebelado. Probablemente fue un centro de descontento durante todo el período de ascendencia kasita.

Después de un largo y oscuro intervalo llegamos al período en que el poder de los hicsos se rompió en Egipto, es decir, después de 1580 a. C. Los grandes reinos de Asia occidental en ese momento eran el hitita, el mitanio, el asirio y el babilónico (kasita). Entre 1557 a.C. y 1501 a. C. Thothmes I de Egipto estaba afirmando su dominio sobre parte de Siria. Sin embargo, pasaron muchos años antes de que Thothmes III, que murió en 1447 a. C., estableciera firmemente, después de librar una larga guerra de conquista, la supremacía de Egipto entre el Éufrates y la costa mediterránea hasta el norte hasta las fronteras de Asia Menor.

"En este período", como enfatiza el profesor Flinders Petrie, "la civilización de Siria era igual o superior a la de Egipto". No sólo había en las ciudades "lujo más allá del de los egipcios", sino también "trabajo técnico que les podía enseñar". Los soldados sirios tenían armaduras de escamas, que luego se fabricaban en Egipto, y tenían carros adornados con oro y plata y muy decorados, que eran muy apreciados por los egipcios cuando los capturaron y reservados para la realeza."En la rica riqueza de vasijas de oro y plata", obtenidas de las ciudades capturadas por los guerreros nilóticos, "también vemos", añade Petrie, "el signo de un pueblo que era su (los egipcios & # 8217) iguales, si no su superiores en gusto y habilidad ". 1 No es de extrañar, por tanto, que cuando los faraones recibieron tributos de Siria, prefirieron que los llevaran a Egipto mano de obra hábil. "La agudeza con que los egipcios registran todos los productos hermosos y lujosos de los sirios muestra que los trabajadores

probablemente tenga más demanda que otros tipos de tributo de esclavos "1.

Uno de los monarcas con quien Thothmes III mantuvo correspondencia fue el rey de Asiria. Los enemigos de Egipto en el norte de Mesopotamia eran los hititas y los mitanios, y sus aliados, y estos también eran los enemigos de Asiria. Pero para permitirnos hacer frente a la nueva situación que fue creada por Egipto en Mesopotamia, es necesario en primer lugar rastrear el ascenso de Asiria, que estaba destinada a convertirse durante un período en la potencia dominante en Asia occidental, y finalmente en el valle del Nilo también.

El grupo de ciudades asirio creció a orillas del Tigris al norte de Babilonia, la madre patria. Las siguientes referencias bíblicas con respecto a los orígenes de los dos estados son de especial interés: -

Estas son las generaciones de los hijos de Noé: Sem, Cam y Jafet. . . . Los hijos de Cam: Cus, Mizraim, Phut y Canaán. . . . Y Cus engendró a Nimrod, quien comenzó a ser poderoso en la tierra. Fue un poderoso cazador ante el Señor, por lo que se dice: Así como Nimrod el poderoso cazador ante el Señor. Y el principio de su reino fue Babel, Erec, Acad y Calne, en la tierra de Sinar. De aquella tierra salió Asur y edificó Nínive, y la ciudad de Rehobot, y Cala, y Resén entre Nínive y Cala: la misma es una gran ciudad.

Los hijos de Sem: Elam y Asur. . . (Génesis, x, 1-22).

La tierra de Asiria. . . y la tierra de Nimrod en sus entradas (Miqueas, v, 6).

Se observará que los sumerios-babilonios son cusitas o camitas y, por lo tanto, se los considera racialmente afines a los proto-egipcios de la raza mediterránea, una confirmación interesante de las conclusiones etnológicas recientes.

Nimrod, el rey de Babel (Babilonia), en Sinar (Sumer), era, al parecer, un monarca deificado que finalmente se identificó con el dios nacional de Babilonia. El profesor Pinches ha demostrado 1 que su nombre es una interpretación del de Merodach. En sumerio Merodach se llamaba Amaruduk o Amarudu, y en el idioma asirio-babilónico Marduk. Mediante un proceso familiar para los filólogos, se eliminó el sufijo "uk" y la traducción se convirtió en Marad. Los hebreos agregaron "ni" = "ni-marad", asimilando el nombre "hasta cierto punto a las 'formas niphal' de los verbos hebreos y haciendo un cambio", dice Pinches, "de acuerdo con el genio de la lengua hebrea ".

Asur, que salió del país de Nimrod para construir Nínive, era hijo de Sem, un semita, y hasta donde se sabe, fue después de que los semitas lograran la supremacía política en Akkad cuando se formaron las colonias asirias. Asur pudo haber sido un gobernante súbdito que fue deificado y se convirtió en el dios de la ciudad de Asur, que probablemente dio su nombre a Asiria.

Según Herodoto, Nínive fue fundada por el rey Ninus y la reina Semiramis. Esta dama tenía fama de ser la hija de Derceto, la diosa pez, a quien Plinio identificó con Atargatis. Semiramis era en realidad una reina asiria de venerada memoria. Ella fue deificada y tomó el lugar de una diosa, aparentemente Nina, el prototipo de Derceto. Esta Nina, quizás una forma de Damkina, esposa de Ea, era la gran madre de la ciudad sumeria de Nina, y allí, y también en Lagash, recibió ofrendas de pescado. Ella era una de las muchas diosas de la maternidad absorbidas por Ishtar. El griego Ninus se considera una forma masculina de su nombre como

[el párrafo continúa] Atargatis, puede haberse convertido en una deidad bisexual, si no siempre estuvo acompañada por una forma masculina en la sombra. Nínive (Ninua) probablemente fue fundada o conquistada por colonos de Nina o Lagash, y la llamaron en honor a la diosa pez.

Todas las deidades de Asiria fueron importadas de Babilonia excepto, como algunos sostienen, Ashur, el dios nacional. 1 La teoría de que Ashur era idéntica al Asura arioindio y al Ahura persa no es generalmente aceptada. Una teoría es que fue un héroe epónimo que se convirtió en el dios de la ciudad de Asur, aunque la forma temprana de su nombre, Ashir, presenta una dificultad a este respecto. Asur fue la primera capital de Asiria. Su dios de la ciudad puede haberse convertido en el dios nacional por ese motivo.

En un período temprano, quizás mil años antes de que Thothmes III luchara con los mitanos en el norte de Siria, una ola temprana de uno de los pueblos de habla aria pudo haber ocupado las ciudades asirias. Johns señala a este respecto que los nombres de Ushpia, Kikia y Adasi, quienes, según los registros asirios, fueron los primeros gobernantes de Asur, "no son ni semíticos ni sumerios". Un nombre antiguo de la diosa de Nínive era Shaushka, que se compara con Shaushkash, la consorte de Teshup, el dios martillo hitita-mitanni. Como muchos de los nombres de Mitannia "son", según el Sr. Johns, "realmente elamitas", sugiere una conexión étnica entre los primeros conquistadores de Asiria y el pueblo de Elam. 2 ¿Eran los elamitas pre-semíticos originalmente hablantes de una lengua aglutinante, como los sumerios y los vascos actuales, que fueron conquistados en tiempos prehistóricos por un pueblo de habla aria?

La posibilidad es impulsada por la sugerencia del Sr. Johns de que Asiria pudo haber estado dominada en tiempos pre-semíticos por los congéneres de la aristocracia militar aria de Mitanni. Como se ha demostrado, fue Semitizado por la migración amorítica que, alrededor del año 2000 a.C., destacó la dinastía Hammurabi de Babilonia.

Una larga lista de reyes con nombres semíticos dominó las ciudades asirias durante y después de la era Hammurabi. Pero no fue hasta bien avanzado el período kasita que ninguno de ellos alcanzó prominencia en Asia occidental. Entonces Ashur-bel-nish-eshu, rey de Asshur, fue lo suficientemente fuerte como para tratar en igualdad de condiciones con el gobernante kasita Kara-indash I, con quien concertó un tratado de límites. Fue contemporáneo de Thothmes III de Egipto.

Después de que Thothmes III se aseguró el predominio de Egipto en Siria y Palestina, reconoció a Asiria como una potencia independiente y suministró a su rey oro egipcio para ayudarlo, sin duda, a fortalecer su territorio contra su enemigo común. También se enviaron regalos desde Asiria a Egipto para avivar la llama de las relaciones cordiales.

La situación estaba llena de peligros para Saushatar, rey de Mitanni. Privado por Egipto de ciudades que pagan tributos en Siria, su tesoro debe haberse agotado lamentablemente. Había que mantener un ejército permanente, porque aunque Egipto no hizo ningún intento de invadir más su territorio, los hititas estaban siempre rondando su frontera noroccidental, listos cuando se ofreciera la oportunidad de reconquistar Capadocia. Hacia el este, Asiria amenazaba con convertirse en un rival peligroso. Él mismo tenía que pagar tributo a Egipto, y Egipto estaba subvencionando a su enemigo. Por tanto, era imperativo de su parte actuar sin demora. El poder de Asiria tuvo que ser paralizado, sus ingresos se requerían para el tesoro de Mitania. Entonces

[el párrafo continúa] Saushatar atacó Asiria durante los últimos años del reinado de Thothmes III, o poco después de que su sucesor, Amenhotep II, ascendiera al trono egipcio.

No se sabe nada de los registros contemporáneos sobre esta campaña, pero se puede obtener de las referencias

de un período posterior en el que la ciudad de Asur fue capturada y saqueada, su rey, Ashur-nadin-akhe, dejó de corresponder e intercambiar regalos con Egipto. Que Nínive también cayó queda claro por el hecho de que un descendiente de Saushatar (Tushratta) pudo enviar a un descendiente de Thothmes III en Tebas (Amenhotep III) la imagen de Ishtar (Shaushka) de Nínive. Aparentemente, cinco reyes de Mitannia sucesivos fueron señores supremos de Asiria durante un período que no puede estimarse en mucho menos de cien años.

Nuestro conocimiento sobre estos eventos se deriva principalmente de las cartas de Tell-el-Amarna y de las tablillas encontradas por el profesor Hugo Winckler en Boghaz-K & oumli en Capadocia, Asia Menor.

Las letras de Tell-el-Amarna fueron descubiertas entre las ruinas del palacio del famoso faraón egipcio Akhenaton, de la XVIII Dinastía, quien murió alrededor de 1358 a. C. Durante el invierno de 1887-8, una mujer egipcia estaba excavando tierra para su jardín, cuando se topó con el sótano de la oficina de relaciones exteriores de Akhenaton en el que se había almacenado la correspondencia oficial. Las "letras" eran tablillas de barro cocido inscritas con signos alfabéticos cuneiformes en el idioma babilónico-asirio, que, como el francés en los tiempos modernos, fue el idioma de la diplomacia internacional durante muchos siglos en Asia occidental después del período Hyksos.

Los nativos egipcios, siempre ansiosos por vender antigüedades para hacer una fortuna y retirarse de por vida, ofrecieron a la venta algunos ejemplares de las tablillas. Uno o dos fueron enviados


Click para agrandar
CARTA DE TUSHRATTA, REY DE MITANNI, A AMENHOTEP III, REY DE EGIPTO

Una de las tablillas de Tell-el-Amarna, ahora en el Museo Británico. (Consulte las páginas 280-282)

a París, donde rápidamente se declararon falsificaciones, con el resultado de que durante un tiempo los ladrillos inscritos no fueron una mercancía comercializable. Antes de que se descubriera su valor, los nativos los habían empaquetado en sacos, con el resultado de que muchos resultaron dañados y algunos completamente destruidos. Al final, sin embargo, la mayoría de ellos llegó al Museo Británico y al Museo de Berlín, mientras que otros se dirigieron a los museos de El Cairo, San Petersburgo y París. Cuando fueron descifrados, se descubrió Mitanni, y se arrojó un torrente de luz sobre los asuntos internos de Egipto y sus relaciones con varios reinos de Asia, mientras que también se vislumbraron la vida y las costumbres de la época.

Las cartas cubrían los reinados de Amenhotep III, bisnieto de Thothmes III, y de su hijo Akhenaton, "el rey soñador", e incluían comunicaciones de los reyes de Babilonia, Asiria, Mitanni, Chipre, los hititas y los príncipes. de Fenicia y Canaán. También se habían conservado las copias de dos cartas de Amenhotep III a Kallima-Sin, rey de Babilonia. Uno se ocupa de las declaraciones de los embajadores babilónicos, a quienes el faraón estigmatiza como mentirosos. Kallima-Sin había enviado a su hija al harén real de Egipto y deseaba saber si estaba viva y bien. También pidió "mucho oro" para poder continuar con la obra de ampliar su templo. Cuando le enviaron veinte minas de oro, se quejó a su debido tiempo de que la cantidad recibida no solo era escasa, sino que el oro no era puro, se había fundido en el horno y salieron menos de cinco minas. A cambio, envió a Akhenaton dos minas de esmalte y algunas joyas para su hija, que estaba en el harén real de Egipto.

Ashur-uballit, rey de Ashur, una vez escribió insinuando a Akhenaton que le estaba regalando caballos y carros.

y un sello de joya. Pidió oro para ayudar a construir su palacio. "En su país", agregó, "el oro es tan abundante como el polvo". También hizo una declaración esclarecedora en el sentido de que ningún embajador había ido de Asiria a Egipto desde los días de su antepasado Ashur-nadin-akhe. Por tanto, parecería que Ashur-uballit había liberado a parte de Asiria del yugo de Mitanni.

El rey contemporáneo de Mitanni fue Tushratta. Mantuvo correspondencia tanto con su primo Amenhotep III como con su yerno Akhenaton. En su correspondencia con Amenhotep III, Tushratta dice que su reino había sido invadido por los hititas, pero su dios Teshup los había entregado en sus manos, y los destruyó "ninguno de ellos", declaró, "regresó a su propio país". . Del botín capturado envió a Amenhotep varios carros y caballos, y un niño y una niña. A su hermana Gilu-khipa, que era una de las esposas del faraón egipcio, le regaló adornos de oro y una jarra de aceite. En otra carta, Tushratta pidió una gran cantidad de oro "sin medida". Se quejó de que no había recibido suficiente en ocasiones anteriores e insinuó que parte del oro egipcio parecía aleado con cobre. Como el rey asirio, insinuó que el oro era tan abundante como el polvo en Egipto. Sus propios obsequios para el faraón incluían piedras preciosas, adornos de oro, carros y caballos, y mujeres (probablemente esclavas). Esto puede haber sido un tributo. Fue durante la tercera enfermedad de Amenhotep que Tushratta envió la imagen de Nínive de Ishtar a Egipto, e hizo referencia a que había sido enviada previamente por su padre, Sutarna.

Cuando Akhenaton subió al trono, Tushratta le escribió, deseando continuar la amistad que había existido durante dos o tres generaciones entre los reyes de Mitanni y Egipto, e hizo referencias complementarias.

a "la distinguida reina Tiy", la madre de Akhenaton, que evidentemente ejerció una influencia considerable en la configuración de la política exterior de Egipto. En el curso de su larga correspondencia con los faraones, Tushratta hizo esas declaraciones sobre sus antepasados ​​que han proporcionado tantos datos importantes para los historiadores modernos de su reino.

Durante la primera parte del período de Tell-el-Amarna, Mitanni fue el reino más poderoso de Asia occidental. Fue principalmente por ese motivo que las hijas de sus gobernantes fueron seleccionadas para ser las esposas y madres de los grandes faraones egipcios. Pero sus numerosos enemigos siempre estaban conspirando para lograr su caída. Entre estos, los principales y más peligrosos fueron los hititas y los asirios.

La supremacía de los hititas se logró en el norte de Siria con dramática rapidez. Surgió en Asia Menor un gran conquistador, llamado Subbi-luliuma, el sucesor de Hattusil I, quien estableció un fuerte imperio hitita que duró unos dos siglos. Su capital estaba en Boghaz-K & oumli. Barriendo Capadocia, a la cabeza de un ejército finamente organizado, notable por su movilidad, atacó los estados tapón que debían lealtad a Mitanni y Egipto. Ciudad tras ciudad cayeron ante él, hasta que por fin invadió Mitanni, pero no se sabe si Tushratta se enfrentó a él en la batalla o no. Sin embargo, un gran número de mitanios fueron desalojados y trasladados a la tierra de los hititas, donde los griegos los encontraron posteriormente y donde se cree que están representados por los kurdos modernos, los enemigos hereditarios de los armenios.

En la confusión que siguió, Tushratta fue asesinado por Sutarna II, quien fue reconocido por Subbi-luliuma. El príncipe heredero, Mattiuza, huyó a Babilonia,

donde encontró protección, pero no pudo recibir ninguna ayuda. En última instancia, cuando el emperador hitita se aseguró su dominio sobre el norte de Siria, depuso a Sutarna II y colocó a Mattiuza como su vasallo en el trono del encogido reino de Mitanni.

Mientras tanto, el imperio egipcio en Asia se había hecho pedazos. Cuando Akhenaton, el rey soñador, murió en su palacio en Tell-el-Amarna, los Khabiri estaban conquistando las ciudades cananeas que le habían pagado tributo, y el gobernante hitita era el amo reconocido de los amorreos.

La estrella de Asiria también estaba en ascenso. Su rey, Ashur-uballit, que había mantenido correspondencia con Akhenaton, era, como el rey hitita, Subbi-luliuma, un distinguido estadista y general, y de manera similar sentó las bases de un gran imperio. Antes o después de que Subbi-luliuma invadiera los dominios de Tushratta, expulsó a los mitannios de Nínive y luego venció a las tribus shubari de Mitanni en el noroeste, con el resultado de que agregó una amplia extensión de territorio a su creciente imperio.

Anteriormente había empujado hacia el sur la frontera asiro-babilónica. De hecho, se había convertido en un oponente tan formidable de Babilonia que su hija había sido aceptada como esposa de Karakhardash, el rey kasita de ese país. Con el tiempo, su nieto, Kadashman-Kharbe, ascendió al trono de Babilonia. Este joven monarca cooperó con su abuelo en la represión de los Suti, que infestaban las rutas comerciales hacia el oeste y saqueaban las caravanas de comerciantes y los mensajeros de los grandes monarcas con persistente impunidad.

Una referencia a estos bandidos aparece en una de las cartas de Tell-el-Amarna. Escribiendo a Akhenaton, Ashur-uballit dijo: "Las tierras (de Asiria y Egipto) son

remoto, por lo tanto, dejemos que nuestros mensajeros vayan y vengan. Que tus mensajeros tardaron en llegar a ti, (la razón es que) si los Suti los hubieran asaltado, habrían sido hombres muertos. Porque si los hubiera enviado, los Suti habrían enviado bandas para acecharlos, por lo tanto, los he retenido. Mis mensajeros (sin embargo), que no se demoren (por esta razón) "1.

El nieto de Ashur-uballit extendió su frontera babilónica hasta Amurru, donde cavó pozos y erigió fuertes para proteger a los comerciantes. La aristocracia kasita, sin embargo, parece haber tenido hacia él una fuerte aversión, tal vez porque estaba tan estrechamente asociado con sus enemigos hereditarios, los asirios. No había reinado por mucho tiempo cuando las brasas de la rebelión estallaron en llamas y fue asesinado en su palacio. Los casitas entonces seleccionaron como rey a un hombre de origen humilde, llamado Nazibugash, que luego fue referido como "el hijo de nadie". Ashur-uballit consideró la ocasión apropiada para interferir en los asuntos de Babilonia. De repente apareció en la capital con un ejército fuerte, intimidó a los casitas y se apoderó de Nazibugash y lo mató. Luego sentó en el trono a su bisnieto, el infante Kurigalzu II, que vivió para reinar durante cincuenta y cinco años.

Ashur-uballit parece haber muerto poco después de este evento. Fue sucedido por su hijo Bel-nirari, quien continuó la política de fortalecer y extender el imperio asirio. Durante muchos años mantuvo excelentes relaciones con su pariente Kurigalzu II, pero finalmente entraron en conflicto aparentemente por el territorio en disputa. Se libró una batalla sanguinaria, en la que los babilonios sufrieron mucho y fueron derrotados. Posteriormente se concertó un tratado de paz, que aseguró a los asirios una nueva extensión de su frontera "desde

las fronteras de Mitanni hasta Babilonia ". La lucha del futuro sería por la posesión de Mesopotamia, a fin de asegurar el control sobre las rutas comerciales.

Así, Asiria surgió de un estado mezquino en un período relativamente breve para convertirse en el rival de Babilonia, en un momento en que Egipto, al comienzo de su XIX Dinastía, estaba tratando de recuperar su imperio perdido en Siria, y el imperio hitita se estaba consolidando en el norte.

Notas al pie

263:1 La tierra de los hititas, John Garstang, págs. 312 y siguientes. y 315 y siguientes.

263:2 Los antiguos egipcios, págs.106 y siguientes.

264:1 Los antiguos egipcios, pag. 130.

264:2 Lucha de las Naciones (1896), pág. 19.

265: 1 Nota contribuida a La tierra de los hititas, J. Garstang, pág. 324.

268:1 La diosa siria, John Garstang (Londres, 1913), págs. 17-8.

269:1 Índice védico de nombres y temas, Macdonald y Keith, vol.i, págs. 64-5 (Londres, 1912).

270:1 Las andanzas de los pueblos, pag. 21.

271:1 Historia de Egipto de Breasted, págs. 219-20.

275:1 Una historia de Egipto, W. M. Flinders Petrie, vol. ii, pág. 146 y siguientes. (1904 ed.).

276:1 Una historia de Egipto, W. M. Flinders Petrie, vol. ii, pág. 147 (ed. 1904).

277:1 El Antiguo Testamento a la luz de los registros históricos y las leyendas de Asiria y Babilonia, págs.126 y siguientes.