¿Cuáles son las contribuciones de Kublai Khan a la cultura?

¿Cuáles son las contribuciones de Kublai Khan a la cultura?

Tenía la impresión de que Genghis Khan era un invasor, mientras que Kublai era más un mecenas de las bellas artes; pero leyendo Wikipedia menciona principalmente sus campañas por el trono mongol y la unificación de China.

¿Realmente contribuyó significativamente a la cultura mundial y, de ser así, de qué manera?


Lo más importante que hizo Kublai Khan por la cultura fue fundar la dinastía Yuan, que buscaba gobernar lo que Gengis había conquistado. Inició el comercio entre el este y el oeste, cruzando ideas y culturas. Específicamente en China, esto dio como resultado avances en las artes: la pintura, la caligrafía y la poesía se combinaron en una nueva disciplina similar al arte persa, y la poesía también se introdujo en el teatro, junto con los instrumentos occidentales, en zaju y sanqu.


Pax Mongolia prácticamente restableció toda la Ruta de la Seda que anteriormente languidecía debido a guerras y aranceles inconsistentes.

El impacto cultural de Marco Polo está fuertemente vinculado con Kublai Khan, ya que este fue a quien se dijo que Marco Polo visitó como un punto culminante de su viaje por Asia.

Lo que los mongoles pueden haber cobrado en vidas y la peste bubónica tal vez se vea compensado por un gran paso adelante en el comercio internacional y la globalización; o al menos acelerado por ello.


En dos palabras, Marco Polo.

Este era un veneciano adolescente que viajó con su padre, un tío, a la China de Kublai Khan. Cuando regresó a Venecia en su mediana edad, trajo "aplicaciones" chinas en papel moneda, astronomía y navegación que ayudaron a los venecianos y otros en sus esfuerzos navales y comerciales, así como mapas más precisos de las rutas terrestres entre Europa y Europa. Porcelana. A veces se le atribuye al polo el haber recuperado influencias culturales, como los fideos chinos para los espaguetis italianos, pero eso está menos documentado.

Kublai Khan también fundó la dinastía Yuan, que duró casi 100 años, y la gobernó durante sus primeros veinte años más pacíficos y rentables. Durante su reinado, mejoró la construcción de barcos y canales, y el comercio en general, en particular el comercio interno. El arte de la cerámica (porcelana) también alcanzó un nuevo auge durante la dinastía Yuan.


Establecimiento de la dinastía Yuan

Después de que Kublai asumiera el control de los territorios chinos con las bendiciones de Möngke Khan alrededor de 1251, buscó establecer un control más firme en estas vastas regiones. Dinastías rivales se cernían sobre los territorios chinos creando un trasfondo político polémico para el gobierno de Kublai. Su mayor obstáculo fue la poderosa dinastía Song en el sur. Estabilizó las regiones del norte colocando a un líder títere rehén en Corea llamado Wonjong en 1259. Después de la muerte de Möngke en ese mismo año, y la siguiente guerra civil, Kublai fue nombrado Gran Khan y sucesor de Möngke. Esta nueva y poderosa posición permitió a Kublai supervisar los levantamientos y las guerras entre los kanatos occidentales y ayudar a los gobernantes (a menudo miembros de la familia) a supervisar estas regiones. Sin embargo, su tenue dominio en el este ocupaba la mayor parte de sus recursos.

En 1271, mientras continuaba consolidando su poder sobre los vastos y variados súbditos chinos y las regiones periféricas, Kublai Khan cambió el nombre de su kanato a Dinastía Yuan. Su dinastía recién nombrada pareció tener éxito después de la caída del principal centro del sur de Xiangyang en 1273 ante las fuerzas mongolas después de cinco años de lucha. La última pieza del rompecabezas de Kublai fue la conquista de la dinastía Song en el sur de China. Finalmente obtuvo esta codiciada región del sur en 1276 y el último emperador Song murió en 1279 después de años de costosas batallas. Con este éxito, los mongoles se convirtieron en el primer pueblo no chino en conquistar todos los territorios chinos. Kublai trasladó su sede a Dadu, lo que más tarde se convirtió en la moderna ciudad de Beijing. Su establecimiento de una capital fue un movimiento controvertido para muchos mongoles que lo acusaron de estar demasiado ligado a la cultura china. Sin embargo, la dinastía Yuan a menudo funcionó como un kanato independiente del resto de las regiones occidentales dominadas por los mongoles.

Dinastía Yuan alrededor de 1292. La magnitud de este kanato requirió un amplio apoyo militar y, a menudo, presionó al tesoro mongol para mantener a las poblaciones bajo su influencia.


CULTURA - ARTE - HISTORIA

Kublai Khan (23 de septiembre de 1215 & # 8211 18 de febrero de 1294), nacido Kublai y también conocido por el nombre del templo Shizu, fue el quinto Khagan (Gran Khan) del Imperio Mongol, que reinó desde 1260 hasta 1294, aunque solo fue nominalmente debido a la división del imperio. También fundó la dinastía Yuan en China como una dinastía de conquista en 1271, y gobernó como el primer emperador Yuan hasta su muerte en 1294.

Kublai era el cuarto hijo de Tolui (su segundo hijo con Sorghaghtani Beki) y nieto de Genghis Khan. Sucedió a su hermano mayor Möngke como Khagan en 1260, pero tuvo que derrotar a su hermano menor Ariq Böke en la Guerra Civil Toluid que duró hasta 1264. Este episodio marcó el comienzo de la desunión en el imperio. El poder real de Kublai se limitaba a China y Mongolia, aunque como Khagan todavía tenía influencia en el Ilkhanate y, en un grado significativamente menor, en la Horda Dorada. Si se cuenta el Imperio Mongol en ese momento como un todo, su reino se extendía desde el Pacífico hasta el Mar Negro, desde Siberia hasta el actual Afganistán: una quinta parte de la superficie terrestre habitada del mundo.

En 1271, Kublai estableció la dinastía Yuan, que gobernó la actual Mongolia, China, Corea y algunas áreas adyacentes, y asumió el papel de Emperador de China. En 1279, las fuerzas de Yuan habían superado la última resistencia de la dinastía Song del Sur, y Kublai se convirtió en el primer emperador no nativo en conquistar toda China.

Kublai fue el cuarto hijo de Tolui y su segundo hijo con Sorghaghtani Beki. Como aconsejó su abuelo Genghis Khan, Sorghaghtani eligió a una mujer budista Tangut como enfermera de su hijo, a quien Kublai luego honró altamente. En su camino a casa después de la conquista del Imperio Khwarizmian, Genghis Khan realizó una ceremonia en sus nietos Möngke y Kublai después de su primera cacería en 1224 cerca del río Ili. [9] Kublai tenía nueve años y con su hermano mayor mató un conejo y un antílope. Su abuelo untó grasa de animales muertos en el dedo medio de Kublai de acuerdo con la tradición mongol.

Después de la Guerra Mongol & # 8211Jin, en 1236, Ögedei cedió la provincia de Hebei (unida con 80.000 hogares) a la familia de Tolui, que murió en 1232. Kublai recibió una propiedad propia, que incluía 10.000 hogares. Como no tenía experiencia, Kublai dio rienda suelta a los funcionarios locales. La corrupción entre sus funcionarios y los impuestos agresivos provocaron la huida de un gran número de campesinos chinos, lo que provocó una disminución de los ingresos fiscales. Kublai llegó rápidamente a su apanage en Hebei y ordenó reformas. Sorghaghtani envió nuevos funcionarios para ayudarlo y se revisaron las leyes fiscales. Gracias a esos esfuerzos, muchas de las personas que huyeron regresaron.

El componente más prominente, y posiblemente más influyente, de la vida temprana de Kublai Khan fue su estudio y fuerte atracción por la cultura china contemporánea. Kublai invitó a Haiyun, el principal monje budista del norte de China, a su ordo en Mongolia. Cuando conoció a Haiyun en Karakorum en 1242, Kublai le preguntó sobre la filosofía del budismo. Haiyun nombró al hijo de Kublai, que nació en 1243, Zhenjin (True Gold en inglés). Haiyun también presentó a Kublai al antiguo monje taoísta y ahora budista, Liu Bingzhong. Liu era pintor, calígrafo, poeta y matemático, y se convirtió en el consejero de Kublai cuando Haiyun regresó a su templo en el Beijing moderno. Kublai pronto agregó al erudito de Shanxi Zhao Bi a su séquito. Kublai también empleó a personas de otras nacionalidades, ya que estaba interesado en equilibrar los intereses locales e imperiales, mongoles y turcos.

En 1251, el hermano mayor de Kublai, Möngke, se convirtió en Khan del Imperio Mongol, y Khwarizmian Mahmud Yalavach y Kublai fueron enviados a China. Kublai recibió el virreinato sobre el norte de China y trasladó su ordo al centro de Mongolia Interior. Durante sus años como virrey, Kublai administró bien su territorio, impulsó la producción agrícola de Henan y aumentó el gasto en bienestar social después de recibir Xi'an. Estos actos recibieron gran aclamación de los señores de la guerra chinos y fueron esenciales para la construcción de la dinastía Yuan. En 1252, Kublai criticó a Mahmud Yalavach, quien nunca fue muy valorado por sus asociados chinos, por su ejecución arrogante de sospechosos durante una revisión judicial, y Zhao Bi lo atacó por su actitud presuntuosa hacia el trono. Möngke despidió a Mahmud Yalavach, que se encontró con la resistencia de los funcionarios chinos entrenados en Confucio.

En 1253, se ordenó a Kublai que atacara a 云南, y le pidió al Reino de Dali que se sometiera. La familia gobernante Gao resistió y mató a los enviados mongoles. Los mongoles dividieron sus fuerzas en tres. Un ala se dirigió hacia el este en la cuenca de Sichuan. La segunda columna bajo el mando del hijo de Subutai, Uryankhadai, tomó una ruta difícil hacia las montañas del oeste de Sichuan. Kublai se dirigió hacia el sur por las praderas y se encontró con la primera columna. Mientras Uryankhadai viajaba por la orilla del lago desde el norte, Kublai tomó la ciudad capital de Dali y salvó a los residentes a pesar del asesinato de sus embajadores. Duan Xingzhi, el último rey de Dali, fue designado por Möngke Khan como el primer gobernante local. Duan aceptó la asignación de un comisionado de pacificación allí. Después de la partida de Kublai, estalló el malestar entre ciertas facciones. En 1255 y 1256, Duan Xingzhi fue presentado a la corte, donde le ofreció a Mengu, el emperador Yuan Xienzhong, mapas de Yunnan y consejos sobre la derrota de las tribus que aún no se habían rendido. Luego, Duan dirigió un ejército considerable para servir como guías y vanguardias para el ejército de Mongolia. A fines de 1256, Uryankhadai había pacificado completamente a Yunnan.

Kublai se sintió atraído por las habilidades de los monjes tibetanos como curanderos. En 1253 nombró a Drogön Chögyal Phagpa, de la orden Sakya, miembro de su séquito. Phagpa otorgó a Kublai y su esposa, Chabi (Chabui), una iniciación budista tántrica. Kublai nombró al budista uigur Lian Xixian (1231 & # 82111280) jefe de su comisión de pacificación en 1254. Algunos funcionarios, que estaban celosos del éxito de Kublai, dijeron que se estaba superando a sí mismo y que soñaba con tener su propio imperio compitiendo con Karakorum, la capital de Möngke. (Хархорум). El Gran Khan Möngke envió a dos inspectores fiscales, Alamdar (amigo cercano y gobernador de Ariq Böke en el norte de China) y Liu Taiping, para auditar a los funcionarios de Kublai en 1257. Encontraron fallas, enumeraron 142 infracciones de las regulaciones, acusaron a los funcionarios chinos y ejecutaron a algunos de ellos. y se abolió la nueva comisión de pacificación de Kublai. Kublai envió una embajada de dos hombres con sus esposas y luego apeló en persona a Möngke, quien perdonó públicamente a su hermano menor y se reconcilió con él.

Los taoístas habían obtenido su riqueza y estatus al apoderarse de los templos budistas. Möngke exigió repetidamente que los taoístas dejaran de denigrar el budismo y ordenó a Kublai que pusiera fin a la lucha clerical entre taoístas y budistas en su territorio. Kublai convocó una conferencia de líderes taoístas y budistas a principios de 1258. En la conferencia, la afirmación taoísta fue oficialmente refutada, y Kublai convirtió por la fuerza 237 templos taoístas al budismo y destruyó todas las copias de los textos taoístas. Kublai Khan y la dinastía Yuan claramente favorecieron el budismo, mientras que sus homólogos en el Chagatai Khanate, la Golden Horde y el Ilkhanate más tarde se convirtieron al Islam en varios momentos de la historia & # 8211 Berke de la Golden Horde fue el único musulmán durante la era de Kublai ( su sucesor no se convirtió al Islam).

En 1258, Möngke puso a Kublai al mando del Ejército del Este y lo convocó para ayudar con un ataque a Sichuan. Como sufría de gota, a Kublai se le permitió quedarse en casa, pero se mudó para ayudar a Möngke de todos modos. Antes de la llegada de Kublai en 1259, le llegó la noticia de que Möngke había muerto. Kublai decidió mantener en secreto la muerte de su hermano y continuó el ataque a Wuhan, cerca del río Yangtze. Mientras la fuerza de Kublai asediaba a Wuchang, Uryankhadai se unió a él. El ministro de la dinastía Song, Jia Sidao, se acercó en secreto a Kublai para proponer términos. Ofreció un tributo anual de 200.000 taels de plata y 200.000 rollos de seda, a cambio del acuerdo de los mongoles sobre el río Yangtze como frontera entre los estados. Kublai se negó al principio, pero luego llegó a un acuerdo de paz con Jia Sidao.
(fuente)


Cambios bajo Kublai Khan y sus sucesores

El ascenso de Kublai Khan en 1260 marcó un cambio definitivo en la práctica del gobierno mongol. Kublai trasladó la sede del gobierno mongol de Karakorum en Mongolia a Shangdu ("Capital Superior"), cerca de la actual Dolun en Mongolia Interior. En 1267, la capital oficial fue transferida a Zhongdu, donde Kublai ordenó la construcción de una nueva ciudad amurallada, repleta de grandes palacios y barrios oficiales, que pasó a llamarse Dadu ("Gran capital") antes de su finalización. Bajo su nombre turco, Cambaluc (Khan-baliq, "La ciudad de Khan"), la capital se hizo conocida en toda Asia e incluso en Europa. Pero, fiel a las tradiciones nómadas, la corte mongol continuó moviéndose entre estas dos residencias: Shangdu en verano y Dadu en invierno. Con el establecimiento de Dadu como sede de la burocracia central, Mongolia y Karakorum dejaron de ser el centro del imperio mongol. Mongolia comenzó a retroceder al estado de una zona fronteriza del norte, donde continuaba una forma de vida nómada y donde los grandes mongoles, descontentos con la creciente sinización de la corte, participaban repetidamente en rebeliones.

Kublai, quien incluso antes de 1260 se había rodeado de asesores chinos como el eminente budista-taoísta Liu Bingzhong y varios ex funcionarios eruditos de Jin, seguía siendo el señor nominal de los otros dominios mongoles (ulus) en Asia. Para entonces, sin embargo, su séquito chino lo había convencido de que aceptara el papel de un emperador chino tradicional. Se dio un paso decisivo en 1271 cuando al dominio chino se le dio un nombre dinástico chino: Da Yuan, el "Gran Origen". Antes de esto, el nombre chino para el estado mongol era Da Chao ("Gran Dinastía"), introducido alrededor de 1217. Era una traducción del nombre mongol Yeke Mongghol Ulus ("Gran Nación Mongol") adoptado por Genghis Khan alrededor de 1206. El nuevo El nombre, sin embargo, se apartó de las tradiciones chinas. Todas las dinastías chinas anteriores fueron nombradas por antiguos estados feudales o términos geográficos, incluso Khitan y Juchen habían seguido esta tradición al nombrar a sus estados Liao (por el río Liao en Manchuria) y Jin ("Oro", por un río en Manchuria que había un nombre Juchen con ese significado). Yuan fue el primer nombre no geográfico de una dinastía china desde que Wang Mang estableció la dinastía Xin (9-25 d. C.).

Durante la década de 1260, la burocracia central y la administración local del imperio chino fueron remodeladas siguiendo las líneas chinas, con ciertas alteraciones introducidas por el estado de Jin. La Secretaría Central siguió siendo la autoridad civil más importante, con agencias especializadas como los tradicionales seis ministerios de finanzas, guerra, funcionarios, ritos, castigos y obras públicas. El Shumiyuan (Consejo Militar) fue otra institución heredada de dinastías anteriores. Un Yushitai (Censorate) se creó originalmente para protestar contra el emperador y criticar las políticas, pero cada vez más se convirtió en un instrumento de la propia corte y una herramienta para eliminar a otros miembros de la burocracia. En general, las divisiones territoriales siguieron los modelos chinos, pero el grado de independencia local era mucho menor de lo que había sido bajo Song. Las administraciones provinciales eran en realidad ramas de la Secretaría Central. Las estructuras de las distintas administraciones provinciales de China eran réplicas más pequeñas de la Secretaría Central. Según fuentes chinas, en 1260–61 los escalones inferiores de la Secretaría Central eran en su mayoría chinos; sin embargo, los altos cargos, incluso si tenían nombres chinos tradicionales, estaban reservados para los no chinos. Sorprendentemente, Kublai Khan tenía pocos mongoles en altos cargos administrativos que aparentemente sospechaban de algunos de sus líderes tribales, prefería los extranjeros absolutos. La esfera militar fue la que menos se vio afectada por los intentos de lograr una síntesis entre las formas de vida china y nativa. Allí, la aristocracia mongola siguió siendo suprema.

Existían demasiados grupos sociales y étnicos antagónicos dentro del gobierno de Yuan para asegurar un gobierno estable. El sistema de valores tradicional chino había desaparecido en gran medida y ninguna ética política lo había reemplazado. Si bien la lealtad personalizada se centró en el gobernante, la compañía de nökör las relaciones no fueron suficientes para fusionar el heterogéneo grupo gobernante en un cuerpo estable. Este sistema de gobierno desequilibrado sólo podía funcionar bajo un gobernante fuerte bajo un emperador débil o incompetente, la desintegración era segura y el resultado era una disminución de la eficiencia.

Los antiguos funcionarios académicos de China permanecieron en gran medida fuera de la estructura gubernamental y administrativa, solo se les abrieron puestos menores. Los mongoles nunca hicieron pleno uso del potencial administrativo de los académicos-funcionarios, por temor a su competencia y habilidades. La minoría extranjera gobernante en China era más una élite de tipo colonialista que una parte del sistema social chino.

La falta de voluntad de los mongoles para asimilarse con los chinos se demuestra en sus intentos de cimentar las desigualdades de su gobierno. Después de la conquista del imperio Song, la población de China se dividió en cuatro clases. La primera clase eran los propios mongoles, una minoría pequeña pero privilegiada. Luego vino el semuren ("Personas con estatus especial"), confederados de los mongoles como los turcos o musulmanes del Medio Oriente. El tercer grupo se llamó Hanren (un término que generalmente significa chino pero que se usó para designar a los habitantes del norte de China) esta clase incluía a los chinos y otros grupos étnicos que vivían en el antiguo estado de Jin, así como a Xi Xia, Juchen, Khitan, coreanos, Bohai, y Tangut, que podría emplearse en algunas funciones y que también formó unidades militares bajo el liderazgo de los mongoles. El último grupo fue el nanren, o manzi, términos peyorativos en chino, que significan "bárbaros del sur", que designaban a los antiguos súbditos de la China Song (alrededor de las tres cuartas partes del imperio chino). El estrato más bajo de Yuan China estaba ocupado por los esclavos, cuyo número era bastante considerable. El estatus de esclavo era hereditario y solo bajo ciertas condiciones se podía liberar a un esclavo.

Más de cuatro quintas partes de los contribuyentes procedían del nanren grupo, al que generalmente se le prohibía ocupar un cargo superior (solo en raras ocasiones uno de ellos alcanzaba cierta prominencia). Los mongoles y los semuren estaban exentos de impuestos y disfrutaban de la protección de la ley en un grado más alto que los Hanren y nanren.

La distinción formal entre varios grupos étnicos y el estado de clasificación correspondiente no fue una invención de los mongoles, sino una diferenciación social heredada del estado de Jin. De la misma manera, muchas instituciones fueron tomadas por Jin. La ley en Yuan China se basó en parte en la legislación de los Jin y en parte en la ley tradicional china Las prácticas e instituciones legales mongolas también desempeñaron un papel importante, particularmente en el derecho penal. El código legal Yuan se ha conservado en la historia dinástica, Yuanshi, así como otras fuentes. Además, muchas reglas, ordenanzas y decisiones de casos individuales se recopilan en compilaciones como Yuandianzhang, que arrojan mucha luz no solo sobre el sistema legal sino también sobre las condiciones sociales en general.

El dualismo mongol y chino también se refleja en el problema de los documentos administrativos y los idiomas. Pocos de los mongoles gobernantes, incluso en los últimos años del Yuan, sabían chino, y el número que dominaba la escritura china era aún menor. Por otro lado, solo unos pocos chinos se molestaron en aprender el idioma de sus conquistadores. Por tanto, la administración y la jurisdicción tenían que depender en gran medida de intérpretes y traductores. El mongol fue el idioma principal, la mayoría de las decisiones, ordenanzas y decretos se redactaron originalmente en mongol, y se agregó una versión interlineal china. Esta versión china estaba en el lenguaje coloquial en lugar del estilo documental formal, y seguía el orden de las palabras mongol, por lo que debió parecer bárbaro a los literatos nativos. Muchas de estas versiones chinas han sobrevivido en colecciones como Yuandianzhang.


Los primeros humanos se volvieron altos y delgados hace 1,5 millones de años para sobrevivir fuera del bosque. Durante la mayor parte de la evolución de los homínidos, nuestros antepasados ​​se volvieron más pesados ​​a medida que crecían. Sin embargo, hace aproximadamente 1,5 millones de años, los humanos experimentaron un crecimiento acelerado, y de repente se volvieron altos y delgados. Probablemente fue una respuesta a los cambios en el comportamiento humano.

En resumen, no hay & # 8217t una manera de limitar su altura & # 8217 a menos que haya un problema médico subyacente. La preocupación por ser "demasiado alto" surgió principalmente de consideraciones psicosociales que fueron prominentes entre las décadas de 1950 y 1990.


Esta semana en la historia de China: 18 de diciembre de 1271

Los estudiantes de historia china a menudo memorizan el “desfile de dinastías” - Qin, Han, Sui, Tang, Song, Yuan, Ming, Qing (a veces con un preámbulo de Xia, Shang, Zhou) - usando sesiones intensivas y jingles mnemotécnicos. Pero aunque el esfuerzo ha dado lugar a muchos A & # 8217, el hit parade dinástico es un veneno cuando se trata de entender la historia. Con eso en mente, esta semana miramos hacia atrás al 18 de diciembre de 1271, cuando el Gran Khan de los mongoles, Kublai Khan, proclamó la nueva dinastía Yuan y se autoproclamó emperador chino.

El imperio de Kublai, sucesor de uno de los kanatos que comprendía el vasto imperio mongol que atravesó Asia en el siglo XIII, reinaría sobre gran parte de lo que hoy es China, así como Mongolia y otros territorios de Asia central y oriental. Al año siguiente, trasladó su capital de Shangdu, el Xanadu de los sueños de Coleridge, a la antigua capital de la dinastía Jin. Renombrada como Dàdū 大都, la ciudad sería más conocida por el nombre que asumió en la dinastía Ming: Beijing. Él mismo un mongol, Kublai Khan estableció lo que sería (generalmente) la capital de China durante casi un milenio.

El hecho de que Kublai tomara un nombre dinástico y de reinado chino, y su nueva capital en el sitio de lo que hoy es la capital de China, contribuye a nuestra sensación de que se trataba de un nuevo chino dinastía. Los súbditos de la dinastía Yuan no eran exclusivamente chinos Han, pero al reclamar el Mandato del Cielo, la credencial mítica y sobrenatural que legitimaba a los gobernantes chinos, los mongoles se estaban uniendo a un linaje que ha definido el arte de gobernar y la civilización china.

Puede verlo en el orden de bateo de las dinastías: Yuan es una dinastía china.

Excepto que no lo es. O al menos, no solo.

Y no me refiero (principalmente) a las "dinastías de conquista", como el Yuan de los mongoles o el Qing de los manchúes. A menudo se presentan como excepciones que prueban la regla: las potencias extranjeras que conquistan China pero, en la historiografía tradicional, están demasiado impresionadas por China y son demasiado minoritarias para cambiarla. También hay otras excepciones: tanto la casa real Sui como la Tang mezclaron sangre china Han y Asia central, y ocasionalmente las dinastías Jurchen Jin o Khitan Liao son promovidas al nivel superior, pero incluso estas observaciones son problemáticas. Afirmar que algunas dinastías "no eran realmente" chinas sugiere que las otras lo eran, y ahí es donde radican realmente los problemas, porque la cuestión no es quién gobierna China, sino qué es Porcelana.

El historiador de Georgetown James Millward argumentó recientemente en Medium que necesitamos nada menos que un enfoque completamente nuevo sobre cómo enseñamos la historia china. Su ensayo ambicioso y perspicaz tiene muchos objetivos para la reforma, incluida la cronología y el eurocentrismo, pero para mi dinero, los más fundamentales son sus llamados a revisar nuestra "concepción examinada pero problemática de la propia China".

Este es el problema con el "desfile de dinastías": supone que hubo una sola cosa que podría llamarse indiscutiblemente "China" a lo largo de (al menos) 2.200 años, tomando las fronteras chinas de hoy y proyectándolas hacia el pasado. . La República Popular de China, como todos los Estados-nación modernos, se presenta a sí misma como heredera de una entidad inmutable y atemporal. Obtiene su legitimidad de este pasado, lo que permite afirmar que no solo tiene 70 años, sino que es "heredero" del cliché de "5.000 años de historia".

A menudo lo pienso de esta manera: el desfile de dinastías da la impresión de que hay un barco al que llamamos China que ha navegado a través y a lo largo del tiempo. Dado que los barcos son bastante estables, suponemos que ha mantenido el mismo tamaño y composición básicos mientras surca las aguas de la historia. Y dado que le estamos asignando los límites de hoy, también debemos asignarle las características lingüísticas, étnicas y culturales de hoy.

En este modelo, las dinastías son esencialmente capitanes. Los capitanes cambian de vez en cuando y pueden trazar un nuevo rumbo, pero su barco es fundamentalmente el mismo. A través de esta lógica, la China que gobierna el PCCh en 2020 es esencialmente la que gobierna en 1900 por la dinastía Qing, en 1400 por la dinastía Ming, en 1300 por los Yuan, en 800 por los Tang, y así sucesivamente, a través de la milenios.

Conveniente, pero mayormente incorrecto.

Hay muchos problemas, pero me centraré en solo dos problemas causados ​​por proyectar las fronteras actuales de China hacia el pasado.

El problema uno exagera el tamaño y el poder de China en muchos períodos. Los límites de cada una de estas dinastías variaron notablemente. Con frecuencia, la dinastía china "oficial" era solo uno de los varios estados que existían dentro de los límites de la actual República Popular China, y no siempre el más poderoso. Después de la caída de la dinastía Tang, por ejemplo, una revisión rápida del desfile de dinastías nos dice que Song se apoderó de China, pero el área de Song era mucho más pequeña que Tang, y solo una fracción de la República Popular China de hoy. Era uno de una docena de estados dentro de las fronteras de la China actual, y de ninguna manera el más poderoso. Sus vecinos derrotaron a Song en la guerra repetidamente, empujando sus fronteras y ocasionalmente secuestrando a su emperador. No es exactamente la fuerza inmutable que evoca el "imperio chino".

El segundo problema con la adaptación del estado chino de hoy al pasado es que las políticas étnicas de la República Popular China encuentran su camino hacia nuestra comprensión del pasado, con el Comienzo-Efecto parecido a que las ideas de hoy sobre lo que constituye China se colocan ahistóricamente en el pasado y luego se utilizan para justificar las políticas actuales como una continuación de lo que había sucedido antes. El ejemplo de Xinjiang es un ejemplo muy actual de esto. Rara vez las partes de Asia central que ahora se llaman Xinjiang eran parte de una dinastía china, y cuando estos lugares estaban ocupados por una de las dinastías estándar, a menudo no se los consideraba "China". Podemos mirar a la dinastía Yuan de Kublai para ilustrar esto: los Yuan gobernaron desde Beijing e incorporaron Xinjiang (no con ese nombre) a su imperio, tal como lo hicieron con Tíbet y Mongolia y, en realidad, China. Pero el Tíbet y Mongolia no eran considerados "chinos" más de lo que China era considerada mongola.

Nada de esto es para disminuir la importancia o la longevidad de los chinos cultura en el este de Asia. “Arraigado en el lenguaje escrito chino clásico y en los primeros textos literarios, históricos y filosóficos chinos”, como dice Millward, “el papel de la civilización clásica china es de hecho una sorprendente reminiscencia de la tradición lingüística y cultural grecorromana en el Mediterráneo y Europa , y de la tradición islámica en idioma árabe y persa de gran parte de Asia y el norte de África ". Paralelamente a estos casos, Millward sugiere que pensamos en un legado y una tradición culturales chinos "en lugar de una 'China' ininterrumpida y unitaria".

Las implicaciones de malinterpretar a China como un desfile de dinastías tienen profundas implicaciones no solo en la forma en que interpretamos el pasado, sino también en el presente. Las políticas en el Tíbet, Xinjiang, Mongolia Interior y Taiwán se enmarcan como si estos lugares siempre hubieran sido parte de “China”, gobernada por un solo estado que se remonta a cinco milenios. Visto en el contexto de un paisaje cambiante y contingente, el espacio se abre para opciones que son mucho más creativas y humanas que el anacronismo territorial en la base de lo que permite gran parte de la política contemporánea. Si Xinjiang o Taiwán son partes fundamentales y eternas de China, entonces su autonomía o independencia de Beijing es una amenaza existencial. Si no es así, existen posibilidades de un cambio significativo.

James Carter es profesor de Historia y parte del Programa Nealis de Estudios Asiáticos en la Universidad de Saint Joseph en Filadelfia. Es autor de tres libros sobre la historia moderna de China, el más reciente Día de los Campeones: El fin del viejo Shanghai. Lee mas


¿Cuáles son las contribuciones de Kublai Khan a la cultura? - Historia

Kublai Khan fue el quinto Khagan del Imperio mongol, que reinó desde 1260 hasta 1294. Fundó la dinastía Yuan en China como una dinastía de conquista en 1271 y gobernó como el primer emperador Yuan hasta su muerte en 1294. Eche un vistazo a continuación para 30 hechos más fascinantes e interesantes sobre Kublai Khan.

1. Kublai era el cuarto hijo de Tolui y nieto de Genghis Khan.

2. Sucedió a su hermano mayor Mongke como Khagan en 1260, pero tuvo que derrotar a su hermano menor Ariq Boke en la Guerra Civil Toluid que duró hasta 1264.

3. El poder real de Kublai se limitaba a China y Mongolia, aunque como Khagan, todavía tenía influencia en el Ilkhanate y, en un grado significativamente menor, en la Horda Dorada.

4. Si se cuenta el Imperio Mongol en ese momento como un todo, su reino se extendía desde el Océano Pacífico hasta el Mar Negro, desde Siberia hasta lo que ahora es Afganistán.

5. En 1271, Kublai estableció la dinastía Yuan, que gobernó la actual Mongolia, China, Corea y algunas áreas adyacentes, y asumió el papel de Emperador de China.

6. En 1279, se completó la conquista mongola de la dinastía Song y Kublai se convirtió en el primer emperador no Han en conquistar toda China.

7. El retrato imperial de Kublai era parte de un álbum de retratos de emperadores y emperatrices de Yuan, ahora en la colección del Museo Nacional del Palacio en Taipei.

8. El blanco, el color del traje real de Kublai, era el color imperial de la dinastía Yuan.

9. Nació el 23 de septiembre de 1215.

10. A instancias de Genghis Khan, la madre de Kublai eligió a una mujer budista Tangut como enfermera de su hijo.

11. Durante sus primeros años, se sintió fuertemente atraído por la cultura china contemporánea e invitó a Haiyun, el principal monje budista del norte de China, a Mongolia para enseñarle la filosofía del budismo.

12. After the Mongol-Jin War in 1236, Kublai received an estate of his own, which included 10,000 households.

13. Because of his inexperience, he let the local officials have their way with his estate, which resulted in widespread corruption. He immediately implements reforms to set the affairs of the state right.

14. His elder brother, Mongke, became the Great Khan of the Mongol Empire in 1251, and Kublai was given control over Chinese territories in the eastern part of the empire.

15. He organized a group of Chinese advisers to introduce reforms in his territories.

16. He was entrusted with the responsibility of unifying China under the Mongol Empire.

17. Mongke put him in command of the Eastern Army in 1258 and asked him to assist with an attack on Sichuan. However, Mongke was killed while leading an expedition into Western China in 1259 and Kublai was elected as Mongke’s successor in 1260.

18. his younger brother, Ariq Boke, raised troops to fight Kublai for the throne and the warfare between the brothers resulted in the destruction of the Mongolian capital at Karakorum.

19. A bitter war continued between the brothers for years before Ariq Boke finally surrendered to Kublai in 1264.

20. Under Kublai Khan’s administration, the government was re-organized and a new capital city was constructed at present-day Peking, China, in 1267.

21. He was particularly famous for his acceptance of all religions.

22. He promoted science, art, and trade, leading to the economic, scientific and cultural development of his empire.

23. He focused on building effective infrastructural facilities and transportation systems, thus earning the goodwill and respect of his people.

24. His first marriage was to Tegulen, but she died very early.

25. His second marriage was to Chabi Khatun of the Khunggirat, who went on to become his most favorite empress.

26. Chabi died in 1281 and Kublai married Chabi’s younger cousin, Nambui.

27. He had several children with Nambui, including Dorji, who was made the director of the Secretariat and head of the Bureau of Military Affairs in 1263.

28. His later years were difficult, marked by the deaths of his beloved wife and son.

29. Seeking comfort, he turned to food and alcohol and indulged in excess. He became obese and was plagued by many diseases, including gout and diabetes.

30. He went into depression when no physician could heal his maladies and finally died on February 18, 1294, at the age of 78.


Kublai Khan's administration

Under Kublai, the Mongols adopted divide-and-rule tactics. The Mongols and central Asians remained separate from Chinese life in many ways life for the Chinese was left basically unchanged. Kublai was also well known for his acceptance of different religions. The rule of the Mongol minority was assured by dividing the population of China into four social classes: the Mongols the central Asians the northern Chinese and Koreans and the southern Chinese. The first two classes enjoyed extensive privileges the third class held an intermediate position and the southern Chinese, the most numerous of all, were practically barred from state offices. Separate systems of law were maintained for Chinese and for Mongols. Kublai also reorganized the government, establishing three separate branches to deal with civilian (nonmilitary) affairs, to supervise the military, and to keep an eye on major officials.

Following this reorganization, a new capital city was constructed at present-day Peking, China, in 1267. First called Chungtu, the city was renamed Ta-tu (or Daidu, "great capital") in 1272. In the eyes of Kublai, leaving some Chinese institutions and customs in place was a political decision. Outside the administration, much of the Mongol way of life still prevailed. The Mongols, especially the military, preserved their tradition as nomads (wanderers). Even within the administration, Chinese influence was controlled by the large numbers of Mongols and central Asians. Kublai Khan named his rule the Y࿊n Dynasty in 1271. By February 1278 he had destroyed the Sung dynasty and was the unquestioned leader of an empire that stretched across two continents.

Kublai was a great supporter of trade, science, and the arts. He introduced the use of paper money for the entire empire and ordered the creation of a new alphabet for the Mongol language that closely resembled Chinese writing. Kublai also established a system of sea transport and developed inland river and canal routes to move grain from the fertile rice-growing Yangtze River basin to provide food for the growing population. The Grand Canal system was finally extended north to Peking from the Yellow River.

As emperor of China, Kublai demanded loyalty and gifts from other states within the empire. Some of these, such as Annam and Korea, cooperated. To others, Kublai sent messengers asking for payment and attacked if his demands were ignored. Many of these expeditions, however, ended in failure. Twice between 1274 and 1281 Kublai's armies against Japan were either destroyed by storm or crushed by the Japanese because of the Mongols' inability to fight sea battles and the poor quality of their naval forces. Kublai suffered a setback when he failed to conquer the Malay kingdom of Champa in Indochina after a long war (1283�). Three expeditions to conquer Burma in 1277, 1283, and 1287 also failed. In 1293 near the end of his reign, Kublai launched a naval expedition against the Javanese kingdom of Majapahit, but the Mongol forces had to withdraw after considerable losses.


Raising a Khan

In 1206 Genghis Khan united the tribes of the Mongol steppe and set their warlike sights far beyond their homeland. When Genghis died in 1227, they had all but conquered the Jin dynasty of northern China, and swaths of Central Asia. (Tree rings reveal Genghis Khan's secret ally was rain.)

Khan means “ruler,” and was often written as khagan—the great khan. On Genghis’s death, his son, Ögödei, became the second khagan, whose own son, Güyük, became the third. In 1251 the succession passed to Möngke, son of Genghis’s son Tolui.

Kublai, Möngke’s brother, was born in 1215. Their mother was Sorghaghtani, a member of an eastern Christian denomination. As Tolui’s wife, she orchestrated dynastic politics with supreme skill, ensuring that Möngke succeeded as the fourth khagan in 1251. She also played a crucial role in shaping Kublai.

Sorghaghtani ensured Kublai was taught Mongol traditions. She encouraged toleration of other faiths, including Islam, and employed Chinese tutors so that Kublai could learn the local traditions and the foundations of Buddhism and Taoism. This multicultural education later helped him understand the importance of tolerating a conquered region’s traditions and faiths.

As a warrior, Kublai showed himself a grandson of Genghis Khan. When Möngke became khagan in 1251, Kublai participated in his brother’s territorial expansion, a process driven by the tried-and-tested Mongol methods of extreme brutality.

Trusted advisors

Compared to other cultures, Mongol women during the time of Kublai Khan enjoyed higher social status within their society. They enjoyed more rights, including the ability to own and inherit property. Historians attribute their position to the Mongols’ nomadic origins. When warriors were away on horseback, women organized and ran the camps. From commoners to nobility, women were encouraged and expected to be capable administrators. Kublai’s mother, Sorghaghtani, raised her sons to value education and the lessons of other cultures. Kublai’s wife, Chabi, was no different. A woman of intelligence, independence, and open-mindedness, her traits complemented Kublai’s priorities as a leader, and the two became a power couple. Chabi’s ability to navigate Chinese and Mongol culture helped her husband to do the same.


'Marco Polo' Includes a Historical "Sweetheart"

When you have a direct lineage to Genghis Khan, you might find that people have certain. expectations of you. Conquering entire peoples, laying waste to whichever towns you come across, that kind of thing. That's a lot to live up to. But Genghis' grandson, Kublai Khan (a historical character in Marco Polo, Netflix's newest series) chose a different path to greatness and power — and became the longest-ruling khan (or Mongol monarch) in history. To understand how unusual his time presiding over the Mongol empire was, you've first got to learn a bit about his family history.

At its biggest (around the year 1370), the Mongol Empire was "the largest contiguous empire in world history," according to AllAboutHistory.org. It stretched, without breaking, all the way from modern day Eastern Europe, through all of Asia and the Middle East, only stopping at the far border of China and the Pacific Ocean. Unbelievably, this entire civilization was established in just three generations, beginning with our old friend Genghis, through his son Tushi, and completed by his grandson, Kublai. As I'm sure you've already guessed, building so great an empire (not to mention subjugating all the hundreds of different peoples and countries that exist between Europe and China) was not a peaceful affair.

Los Game of Thrones Connection

If you're trying to imagine what the Mongols were like in the 14th century, think of Game of Thrones' Dothraki: nomadic horse lords whose culture values skill in fighting above all. In fact, on George R. R. Martin's Livejournal (yes, he is literally the only person in the year 2014 to still have a LiveJournal), the author commented that the Dothraki are partially inspired by the Mongols, along with other plains-dwelling peoples throughout history.

Here's a glimpse of how Marco Polo will portray Kublai Khan (Benedict Wong) and the rest of the Mongol empire:

Kublai Khan's Rise To Power

By the time Kublai came on the scene, his father and grandfather had done most of the conquering there was to do in the world. But there was one trophy still left to him: China. In 1260, according to History.com, Kublai gave himself the title of Emperor of China (in addition to his responsibilities governing the rest of the known world), then set about convincing the Chinese to accept him as their ruler. I imagine his argument went something like this:

China Was Pretty Into Him

To get on China's good side, he employed strikingly different tactics than his older relatives. He allowed local and regional governments to continue leading themselves, and he also arranged for traditional Confucian religious ceremonies and practices to become part of the operation of his court, according to History.com. He even moved his capital city from Mongolia to Taitu, an ancient Chinese city near what is now Peking. Basically, he was such an accommodating conqueror that the Chinese citizens were pretty OK with him taking over their country, and many important Chinese figures even offered to become part of his council. (Anyway, at that time China was more a series of autonomous regions sharing a common culture rather than one unified country, but I digress.)

Was He Buds With Marco Polo?

So how does all of this history relate to Marco Polo, the namesake of Netflix's new show? Well, Polo was one of Europe's greatest explorers. Before he set off in the 1270s to see what this whole "Asia" thing was about, pretty much no one from his part of the world had any kind of contact with people from foreign lands. According to Biography.com, Polo met Kublai during one his earlier trips, and the two became pals. They even negotiated trade routes from Asia to Europe (aka the Silk Road). Polo is also the only person to have written a first-hand account of what Kublai and his court was like, according to Biography. It's because of him that we know so much about the greatest khan of all time. And if that wasn't enough of a contribution to society, Polo also bequeathed his name to a great aquatic children's game. What a champ.

Images: Phil Bray/Netflix Bab18/Tumblr GifSoup


1911 Encyclopædia Britannica/Kublai Khan

KUBLAI KHAN (or Ḳaan , as the supreme ruler descended from Jenghiz was usually distinctively termed in the 13th century) (1216–1294), the most eminent of the successors of Jenghiz (Chinghiz), and the founder of the Mongol dynasty in China. He was the second son of Tulē, youngest of the four sons of Jenghiz by his favourite wife. Jenghiz was succeeded in the khanship by his third son Okkodai, or Ogdai (1229), he by his son Kuyuk (1246), and Kuyuk by Mangu, eldest son of Tulē (1252). Kublai was born in 1216, and, young as he was, took part with his younger brother Hulagu (afterwards conqueror of the caliph and founder of the Mongol dynasty in Persia) in the last campaign of Jenghiz (1226–27). The Mongol poetical chronicler, Sanang Setzen, records a tradition that Jenghiz himself on his death-bed discerned young Kublai’s promise and predicted his distinction.

Northern China, Cathay as it was called, had been partially conquered by Jenghiz himself, and the conquest had been followed up till the Kin or “golden” dynasty of Tatars, reigning at K’ai-fēng Fu on the Yellow River, were completely subjugated (1234). But China south of the Yangtsze-kiang remained many years later subject to the native dynasty of Sung, reigning at the great city of Lingan, or Kinsai (King-sz’, “capital”), now known as Hang-chow Fu. Operations to subdue this region had commenced in 1235, but languished till Mangu’s accession. Kublai was then named his brother’s lieutenant in Cathay, and operations were resumed. By what seems a vast and risky strategy, of which the motives are not quite clear, the first campaign of Kublai was directed to the subjugation of the remote western province of Yunnan. After the capture of Tali Fu (well known in recent years as the capital of a Mahommedan insurgent sultan), Kublai returned north, leaving the war in Yunnan to a trusted general. Some years later (1257) the khan Mangu himself entered on a campaign in west China, and died there, before Ho-chow in Sze-ch’uen (1259).

Kublai assumed the succession, but it was disputed by his brother Arikbugha and by his cousin Kaidu, and wars with these retarded the prosecution of the southern conquest. Doubtless, however, this was constantly before Kublai as a great task to be accomplished, and its fulfilment was in his mind when he selected as the future capital of his empire the Chinese city that we now know as Peking. Here, in 1264, to the north-east of the old city, which under the name of Yenking had been an occasional residence of the Kin sovereigns, he founded his new ​ capital, a great rectangular plot of 18 m. in circuit. The (so-called) “Tatar city” of modern Peking is the city of Kublai, with about one-third at the north cut off, but Kublai’s walls are also on this retrenched portion still traceable.

The new city, officially termed T’ai-tu (“great court”), but known among the Mongols and western people as Kaan-baligh (“city of the khan”) was finished in 1267. The next year war against the Sung Empire was resumed, but was long retarded by the strenuous defence of the twin cities of Siang-yang and Fan-chēng, on opposite sides of the river Han, and commanding two great lines of approach to the basin of the Yangtsze-kiang. The siege occupied nearly five years. After this Bayan, Kublai’s best lieutenant, a man of high military genius and noble character, took command. It was not, however, till 1276 that the Sung capital surrendered, and Bayan rode into the city (then probably the greatest in the world) as its conqueror. The young emperor, with his mother, was sent prisoner to Kaan-baligh but two younger princes had been despatched to the south before the fall of the city, and these successively were proclaimed emperor by the adherents of the native throne. An attempt to maintain their cause was made in Fu-kien, and afterwards in the province of Kwang-tung but in 1279 these efforts were finally extinguished, and the faithful minister who had inspired them terminated the struggle by jumping with his young lord into the sea.

Even under the degenerate Sung dynasty the conquest of southern China had occupied the Mongols during half a century of intermittent campaigns. But at last Kublai was ruler of all China, and probably the sovereign (at least nominally) of a greater population than had ever acknowledged one man’s supremacy. For, though his rule was disputed by the princes of his house in Turkestan, it was acknowledged by those on the Volga, whose rule reached to the frontier of Poland, and by the family of his brother Hulagu, whose dominion extended from the Oxus to the Arabian desert. For the first time in history the name and character of an emperor of China were familiar as far west as the Black Sea and not unknown in Europe. The Chinese seals which Kublai conferred on his kinsmen reigning at Tabriz are stamped upon their letters to the kings of France, and survive in the archives of Paris. Adventurers from Turkestan, Persia, Armenia, Byzantium, even from Venice, served him as ministers, generals, governors, envoys, astronomers or physicians soldiers from all Asia to the Caucasus fought his battles in the south of China. Once in his old age (1287) Kublai was compelled to take the field in person against a serious revolt, raised by Nayan, a prince of his family, who held a vast domain on the borders of Manchuria. Nayan was taken and executed. The revolt had been stirred up by Kaidu, who survived his imperial rival, and died in 1301. Kublai himself died in 1294, at the age of seventy-eight.

Though a great figure in Asiatic history, and far from deserving a niche in the long gallery of Asiatic tyrants, Kublai misses a record in the short list of the good rulers. His historical locus was a happy one, for, whilst he was the first of his race to rise above the innate barbarism of the Mongols, he retained the force and warlike character of his ancestors, which vanished utterly in the effeminacy of those who came after him. He had great intelligence and a keen desire for knowledge, with apparently a good deal of natural benevolence and magnanimity. But his love of splendour, and his fruitless expeditions beyond sea, created enormous demands for money, and he shut his eyes to the character and methods of those whom he employed to raise it. A remarkable narrative of the oppressions of one of these, Ahmed of Fenāket, and of the revolt which they provoked, is given by Marco Polo, in substantial accordance with the Chinese annals.

Kublai patronized Chinese literature and culture generally. The great astronomical instruments which he caused to be made were long preserved at Peking, but were carried off to Berlin in 1900. Though he put hardly any Chinese into the first ranks of his administration, he attached many to his confidence, and was personally popular among them. Had his endeavour to procure European priests for the instruction of his people, of which we know through Marco Polo, prospered, the Roman Catholic church, which gained some ground under his successors, might have taken stronger root in China. Failing this momentary effort, Kublai probably saw in the organized force of Tibetan Buddhism the readiest instrument in the civilization of his countrymen, and that system received his special countenance. An early act of his reign had been to constitute a young lama of intelligence and learning the head of the Lamaite Church, and eventually also prince of Tibet, an act which may be regarded as a precursory form of the rule of the “grand lamas” of Lassa. The same ecclesiastic, Mati Dhwaja, was employed by Kublai to devise a special alphabet for use with the Mongol language. It was chiefly based on Tibetan forms of Nagari some coins and inscriptions in it are extant but it had no great vogue, and soon perished. Of the splendour of his court and entertainments, of his palaces, summer and winter, of his great hunting expeditions, of his revenues and extraordinary paper currency, of his elaborate system of posts and much else, an account is given in the book of Marco Polo, who passed many years in Kublai’s service.

We have alluded to his foreign expeditions, which were almost all disastrous. Nearly all arose out of a hankering for the nominal extension of his empire by claiming submission and tribute. Expeditions against Japan were several times repeated the last, in 1281, on an immense scale, met with huge discomfiture. Kublai’s preparations to avenge it were abandoned owing to the intense discontent which they created. In 1278 he made a claim of submission upon Champa, an ancient state representing what we now call Cochin China. This eventually led to an attempt to invade the country through Tongking, and to a war with the latter state, in which the Mongols had much the worst of it. War with Burma (or Mien, as the Chinese called it) was provoked in very similar fashion, but the result was more favourable to Kublai’s arms. The country was overrun as far as the Irrawaddy delta, the ancient capital, Pagān, with its magnificent temples, destroyed, and the old royal dynasty overthrown. The last attempt of the kind was against Java, and occurred in the last year of the old khan’s reign. The envoy whom he had commissioned to claim homage was sent back with ignominy. A great armament was equipped in the ports of Fu-kien to avenge this insult but after some temporary success the force was compelled to re-embark with a loss of 3000 men. The death of Kublai prevented further action.

Some other expeditions, in which force was not used, gratified the khan’s vanity by bringing back professions of homage, with presents, and with the curious reports of foreign countries in which Kublai delighted. Such expeditions extended to the states of southern India, to eastern Africa, and even to Madagascar.

Of Kublai’s twelve legitimate sons, Chingkim, the favourite and designated successor, died in 1284/5 and Timur, the son of Chingkim, took his place. No great king arose in the dynasty after Kublai. He had in all nine successors of his house on the throne of Kaan-baligh, but the long and imbecile reign of the ninth, Toghon Timur, ended (1368) in disgrace and expulsion and the native dynasty of Ming reigned in their stead. ( H. Y. )


Ver el vídeo: Biography of Kublai Khan