Mapa de la Conquista del Perú - Historia

Mapa de la Conquista del Perú - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Explorando las primeras Américas Pizarro y los incas

Francisco Pizarro (ca. 1475 & ndash1541) llegó al actual norte de Perú a fines de 1531 con una pequeña fuerza de unos 180 hombres y 30 caballos. Aprovechando una guerra civil, él y sus compatriotas derrocaron al gobernante Atahualpa en 1532. Durante las siguientes décadas, los españoles reprimieron varias rebeliones incas, logrando el control total en 1572. Pizarro & rsquos rivales españoles lo asesinaron en 1541 en Lima, la ciudad que había fundado en 1535.

Flauta de Vasija Chimú

La cultura Chimú dominó la costa norte del Perú desde el siglo XIII d.C. hasta la llegada de los Incas en 1465. Los pueblos Chimú construyeron ciudades sofisticadas que incluían templos, embalses y sistemas de riego y crearon hermosas obras en oro, plata y cobre. así como cerámica distintiva. En 1470 los incas conquistaron a los chimú y absorbieron gran parte de su cultura. Esta flauta Chimú es parte de la colección Library & rsquos Dayton C. Miller de la División de Música.

Buque silbato aviar indio sudamericano. Colección de flautas Dayton C. Miller, División de Música, Biblioteca del Congreso (077.00.00)

Marque este elemento como favorito: //www.loc.gov/exhibits/exploring-the-early-americas/pizarro-and-the-incas.html#obj0

La Primera Crónica Europea del Perú

Pedro de Cieza de León dejó España a la edad de trece años para una vida de incierta aventura, primero en La Española y luego como soldado en Colombia y Perú. También estuvo involucrado en la reconquista de Perú de manos de las fuerzas rebeldes españolas. Con el permiso del gobierno, Cieza de León comenzó a entrevistar a funcionarios locales, señores incas y altos funcionarios sobre el reino inca y su pasado. A partir de estas entrevistas y de su propia investigación, produjo la primera crónica europea del Perú, que incluye la historia natural, la etnografía y la historia de las civilizaciones preinca e inca.

Pedro de Cieza de León (1518? & Ndash1560). Parte Primera Dela Chronica Del Peru. [Sevilla: Impressa en Seuilla en casa de Martín de Montesdoca], 1553. Colección Jay I. Kislak, División de Libros Raros y Colecciones Especiales, Biblioteca del Congreso (070.02.00, 070.02.01)

Marque este elemento como favorito: //www.loc.gov/exhibits/exploring-the-early-americas/pizarro-and-the-incas.html#obj1

Pizarro & rsquos Rechazo de una petición de Conquistador & rsquos

La persona (encomendero) otorgó una carta llamada encomienda por la corona española podría requerir tributo (repartimiento) de los indios y se le pidió que los protegiera e instruyera en la fe cristiana. A pesar de que encomiendas no incluía la tierra, en la práctica encomenderos tomó el control de las tierras de los indios y los obligó a realizar trabajos bajos o no remunerados durante una parte de cada año. Debido a tales abusos, el gobierno español intentó reformar en varias ocasiones. En esta petición a Francisco Pizarro, gobernador del Perú, encomendero Pedro del Barco solicita inspecciones de encomiendas antes de la institución de reformas en repartimientos. El documento lleva la firma extremadamente rara de Pizarro, & quot El Marqués Pizarro & quot.

Francisco Pizzaro. Respuesta a una petición del conquistador Pedro del Barco. Cusco: 14 de abril de 1539. Facsímil. Colección Jay I. Kislak, División de libros raros y colecciones especiales, Biblioteca del Congreso (071.01.00, 071.00.01)

Marque este elemento como favorito: //www.loc.gov/exhibits/exploring-the-early-americas/pizarro-and-the-incas.html#obj2

Gráfico de la costa del Pacífico

Esta es una parte de un mapa portolano (o de navegación) del siglo XVI de la costa del Pacífico de América Central y del Sur, que muestra la región desde Guatemala hasta el norte de Perú. Los nombres de las ciudades costeras en el mapa están escritos con dos manos diferentes, y el mapa data de mediados del siglo XVI. Este gráfico puede ser el primero en representar las Islas Galápagos, que se muestran en rojo frente a la costa de lo que es el actual Ecuador.

Marque este elemento como favorito: //www.loc.gov/exhibits/exploring-the-early-americas/pizarro-and-the-incas.html#obj3

Primer Diccionario y Gramática Quechua-Español

Este primer diccionario y gramática del quechua, el idioma de los incas, y del español fue publicado en Perú en 1586. Fray Domingo de Santo Tomás escribió el primer estudio de los dos idiomas, pero que se publicó en España en 1560. Este trabajo posterior es de una importancia aún mayor porque los incas no tenían lengua escrita antes de la conquista española. Los eruditos creen que este trabajo fue parte de un grupo mucho más grande de materiales impresos sobre confesiones, catecismos y sermones que ya no existen.

Vocabulario en la lengua general del Peru llamada quichua, y en la lengua Española. El mas copioso y elegante que hasta agora se ha impresso (Vocabulario en el idioma general del Perú llamado quechua, y en el idioma español...). Lima: 1586. División de Libros Raros y Colecciones Especiales, Biblioteca del Congreso (073.00.00, 073.01.00, 073.00.03)

Marque este elemento como favorito: //www.loc.gov/exhibits/exploring-the-early-americas/pizarro-and-the-incas.html#obj4

Carta a Pizarro

El conquistador de Perú, Francisco Pizarro, tuvo dos hijos con Doña In & eacutes Yupanqui Huaylas, una mujer Inca. Estos hijos fueron legitimados y, después de que Pizarro casó a su madre con uno de sus criados, cuidado por el medio hermano de Pizarro & rsquos Francisco Martín de Alcántara y su esposa Doña In & eacutes Muñoz, la primera mujer en recibir permiso para usar el título & ldquodoña, & rdquo en Perú. En la carta mostrada, Doña In & eacutes, ahora viuda, cede sus derechos a Hernando Pizarro y otros para defender su caso por la restauración de su riqueza (trabajo indígena), arrebatada a ella y a los hijos de Pizarro & rsquos por el enemigo de la familia Pizarro, español. Gobernador Vaca de Castro. Tanto ella como la hija de Pizarro & rsquos, Doña Francisca, se impusieron.

Doña In & eacutes Múñoz. Poder a Hernando Pizarro, Sebastián Rodríguez y Juan de Cáceres para solicitar la restauración de indígenas. Lima, 5 de mayo de 1543. Perú. Colección Harkness, División de libros raros y colecciones especiales, Biblioteca del Congreso (074.00.00, 074.00.02, 074.00.03)

Marque este elemento como favorito: //www.loc.gov/exhibits/exploring-the-early-americas/pizarro-and-the-incas.html#obj5

Ruinas peruanas

La fortaleza inca de Sacsahuamán domina el Cusco desde una colina a 755 pies sobre la ciudad. Las enormes fortificaciones que rodean Cusco, construidas para proteger y solidificar el control Inca, son ejemplos sobresalientes de las técnicas avanzadas de ingeniería de los pueblos andinos. Las piedras que pesaban varias toneladas se cortaron con precisión y se colocaron en forma de rompecabezas, sin la ayuda de mortero, para formar paredes masivas. Estas estructuras de piedra han resistido numerosos terremotos durante los siglos intermedios.

Marque este elemento como favorito: //www.loc.gov/exhibits/exploring-the-early-americas/pizarro-and-the-incas.html#obj6

Hazañas de los castellanos en el Nuevo Mundo

A diferencia de muchos que escribieron historias de Indias, Antonio de Herrera y Tordesillas fue un consumado historiador. La historia de Herrera & rsquos de los castellanos en el Nuevo Mundo está escrita con riguroso detalle. Su extenso relato, organizado por décadas, describe a los españoles guiados por la Providencia para llevar el cristianismo a los pueblos de las Indias.

Antonio de Herrera y Tordesillas (m. 1625). Historia general de los hechos de los castellanos en las Islas i Tierra Firme del Mar Oceano (Historia general de las gestas de los castellanos en las islas...). Madrid: Emplenta Real, 1601 & ndash1615. Colección Jay I. Kislak, División de libros raros y colecciones especiales, Biblioteca del Congreso (076.00.00, 076.00.02, 076.00.03)


Mapeo de la conquista

Para responder a estas preguntas, este trabajo combina metodologías etnohistóricas, de historia digital y geoespaciales para volver a contar la historia de la invasión española al Perú (y de las conquistas europeas de las sociedades indígenas en general).

Este estudio integra estos métodos, así como lecciones de campos interdisciplinarios similares, como la geografía literaria y el SIG histórico, en una nueva metodología de dos pasos. Esta metodología: a) deconstruye textos coloniales y rastrea cómo ocultan la actividad y presencia indígena, yb) reconstruye el papel de pueblos, lugares, instituciones e historias indígenas previamente borrados o marginados.

Para la conquista del Perú, el análisis resultante contribuye a otros estudios que examinan el papel clave de los aliados y auxiliares indígenas en la configuración de los acontecimientos de la época de la conquista. A diferencia de investigaciones anteriores, que son en gran parte anecdóticas, este estudio reconstruye sistemáticamente la ubicuidad y la magnitud de esta ayuda y participación. Además, muestra a los aliados andinos invitados, guiados, acompañados y luchados junto a los conquistadores, no como subordinados pasivos, sino como actores políticos que persiguen su propia agenda.

  1. La exploración simultánea española de la costa de Perú y el estallido de la Guerra Civil Inka (Cap.2)
  2. el encuentro de Cajamarca (1532 cap.3)
  3. una serie de negociaciones diplomáticas muy pasadas por alto entre los conquistadores y la nobleza andina (1532-33 Capítulo 4),
  4. la invasión inicial del corazón de los Inka manifestada por la marcha de Francisco Pizarro, sus compañeros conquistadores y un gran número de auxiliares y esclavos desde Cajamarca hasta Cusco (1533 Cap.5)
  5. El esfuerzo casi exitoso de Manqo Inka para destruir la naciente colonia española en 1536 y 1537 (Cap.6 y 7)
  6. Finalmente, concluye mapeando el alcance limitado del poder español y los vastos espacios de poder y resistencia indígenas que los rodean en las primeras décadas después de la invasión (Cap. 8).

Métodos para volver a poner a los pueblos indígenas en el mapa

Al aplicar el análisis digital y espacial a esta investigación, este proyecto demuestra el potencial de las nuevas metodologías para extraer nuevos conocimientos de los textos coloniales y otras fuentes. Esta sección destaca algunos de estos métodos.

Mapas típicos de la conquista

El mapa típico de la conquista española del Perú -que se encuentra en muchos libros sobre el tema- traza la ruta de Francisco Pizarro desde sus primeras exploraciones de la costa hasta su marcha por el Perú Inka, finalizando con su llegada a la capital imperial del Cusco (1531). -1533). El problema con este mapa es que sugiere que los españoles invadieron un paisaje en blanco y sin gente. Como la mayoría de los textos de testigos presenciales europeos, estos mapas borran la presencia y la agencia de los pueblos indígenas.

Mapeo del territorio indígena

Este proyecto, entre otras cosas, busca volver a colocar a los pueblos indígenas en el mapa. La forma más sencilla de hacer esto es incluir aproximaciones de territorio indígena. Aquí, la invasión de Perú por Pizarro en 1533 se presenta no sobre un mapa de territorio andino en blanco, sino una aproximación cartográfica del territorio ocupado y controlado por la política étnica Hurin Huaylas. A diferencia de los mapas anteriores de la invasión de Pizarro, este deja en claro que los conquistadores estaban entrando en territorio indígena con una historia. 1

Mapeo de la historia indígena

Mapeo de experiencias

En 1527, la expedición de conquista entró en crisis. Ahora ocupando la deshabitada Isla Gallo (Isla del Gallo), sólo quedaban unos ochenta supervivientes de los 300 originales que habían partido con Francisco Pizarro tres años antes. El resto había muerto de enfermedades, hambre, deshidratación, batallas con los nativos, sobreesfuerzo e incluso ataques de caimanes o cocodrilos. Sin embargo, la naturaleza de estas experiencias no fue el resultado solo de la geografía. Más bien, como ha argumentado Heidi Scott, los “compromisos físicos de los españoles con el paisaje y, en consecuencia, sus representaciones del mismo, fueron fuertemente moldeados por la agencia de los grupos indígenas y por su presencia o ausencia física”. 1.5 Curiosamente, los campos de la geografía literaria y la cartografía afectiva proporcionan un medio para probar este argumento. Haga clic en la imagen de la izquierda para ver cómo aplico técnicas cartográficas afectivas o emocionales para demostrar el vínculo entre la disponibilidad de trabajo indígena y las experiencias de los conquistadores durante sus exploraciones iniciales a lo largo de la costa.

Haga clic aquí para ver la imagen completa

Movimiento de mapeo

Por algún tiempo, los etnohistoriadores, por supuesto, han estado mapeando la ubicación y los territorios de los grupos indígenas. Sin embargo, esta tendencia a mapear el territorio étnico a menudo proporciona la impresión engañosa de estasis incluso cuando el texto que lo acompaña describe más cuidadosamente las comunidades en constante cambio y cambio histórico.

Por lo tanto, después de mapear la presencia indígena, el segundo objetivo de esta historia etnoespacial es mapear el cambio histórico y el dinamismo. Curiosamente, en la introducción definitiva a la historia espacial, Richard White sostiene que el enfoque principal y la contribución del campo es el estudio del movimiento. 2 A largo plazo, los grupos indígenas migraron, reubicaron, expandieron y contrajeron. Un análisis de la historia de menor resolución muestra que las vidas de los pueblos indígenas, como todas las personas, se definieron por la movilidad: caminatas diarias, estacionales y periódicas, desplazamientos y reubicaciones que conducen a una variedad de intercambios e interacciones interculturales. Para una historia de eventos, como los eventos de la era de la conquista, la actividad y el movimiento de los pueblos indígenas ha permanecido muy poco estudiada. En particular, aunque muchos académicos han demostrado cuánto ocultan los textos coloniales la agencia indígena, todavía existe la necesidad de reconstruir sistemáticamente esta actividad como un medio para descubrir el dinamismo de la América indígena durante la era del contacto y la conquista europeos.

Como argumenta el etnohistoriador de América del Norte Michael McDonnell, "necesitamos confiar menos en las palabras europeas y más en las acciones nativas a lo largo del tiempo". Este estudio hace precisamente esto: va más allá de las explicaciones europeas para analizar y mapear la actividad indígena registrada en textos europeos e indígenas. Mientras que los textos coloniales pueden centrarse casi por completo en la actividad de unos pocos europeos, dejando solo algunos indicios sobre el movimiento y la actividad de grupos mucho más grandes de pueblos indígenas, los mapas producidos aquí permiten la comparación visual de la magnitud de dicha actividad. Las líneas gruesas, que representan las marchas de los ejércitos indígenas que se cuentan por decenas de miles, enanas líneas estrechas que simbolizan los movimientos de pequeñas bandas de conquistadores.

Cambio de orientación y perspectiva

Esta historia espacial también 'contramapea' la conquista al descentrar lo europeo y volver a centrar lo andino. Una forma común en la que los etnohistoriadores dan la vuelta a la mesa en las historias eurocéntricas típicas es simplemente cambiando la orientación del narrador, y por extensión, del lector.

Para América del Norte, esto generalmente significa "mirando hacia el este desde el país indio". 3 Esto a menudo implica volver a centrar la historia en el corazón de los indígenas, en la periferia lejana de los asentamientos europeos. 4

Para el Perú, descentro al conquistador español tanto espacial como temporalmente. Temporalmente, amplío el análisis comenzando con la Guerra Civil Inka y otros eventos que precedieron a la invasión española. Espacialmente, este estudio reorienta el estudio de la conquista examinando eventos que ocurren lejos de la mirada de los españoles y explorando cómo la historia profunda de cada lugar ayudó a producir estos eventos. Por ejemplo, el mapa de la derecha muestra ocho de los nueve lugares examinados en el capítulo "Más allá de Cajamarca". (el noveno, Panamá, está fuera del alcance del mapa). De estos nueve lugares analizados, los españoles solo ocuparon uno en 1532-33 (Cajamarca también ocuparon San Miguel de Piura que está fuera del mapa al norte) y pasaron brevemente por algunos de los otros. Las fuentes indígenas permiten la reconstrucción de hechos ocurridos más allá de la mirada de los conquistadores.

Mapeo de la espacialidad de los textos

Casi todos los textos históricos tienen una espacialidad subyacente. Es decir, casi todos los textos almacenan información espacial, ya sea en forma de topónimos o relaciones espaciales. Así, los textos históricos que describen lugares reales pueden mapearse de diversas formas para interrogar tanto la información contenida como la omitida en el texto, así como para examinar cómo se describen los diferentes lugares y espacios.

Curiosamente, la mayoría de los desarrollos importantes en el estudio y el mapeo de la espacialidad o geografía subyacente de los textos proviene de académicos literarios. Los geógrafos literarios han estado activos en los últimos años mapeando la posición de los autores literarios y sus textos en el espacio. Han examinado tanto la geografía dentro de los libros como la geografía de los libros. 5 El primero rastrea el contenido narrativo de la literatura y lo que revela sobre el autor y el tiempo y lugar en que se escribió el libro. Este último traza la dispersión geográfica de la literatura publicada y la difusión asociada de ideas de esta literatura.

Si bien los geógrafos literarios han estado ocupados mapeando y analizando la espacialidad de la literatura, pocos historiadores han adaptado estos métodos a textos históricos y otras fuentes. Por ejemplo, en mi estudio de la invasión de Perú por los conquistadores en 1533, trazo los lugares mencionados en el relato más detallado de esta invasión, el de Pedro Sancho. Un relato de la conquista del Perú. La aplicación del análisis de "densidad de kernel" o "cluster" permite la identificación visual de la densidad geográfica de las descripciones encontradas en el relato de Sancho. Así, los círculos azul oscuro indican los lugares que Sancho menciona con mayor frecuencia. Esto, a su vez, plantea una pregunta poco explorada anteriormente: ¿por qué los autores europeos describen sus experiencias en algunos lugares y dejan de lado otros? 71

Visualización de tendencias en becas

Al igual que con las fuentes primarias, es posible visualizar y / o mapear patrones contenidos en la erudición histórica. Aquí comparo las historias modernas de la conquista del Perú. En particular, quería examinar cómo el énfasis y el enfoque de las historias modernas sobre la conquista han cambiado durante los dos últimos siglos. ¿De qué manera cambió el énfasis de los historiadores en los eventos a lo largo del tiempo? Esta elección es importante ya que la selección u omisión de eventos particulares, lo mismo con actores y lugares, puede doblar una narrativa en particular de una forma u otra. Por ejemplo, como sostengo en un artículo que estoy a punto de enviar a una revista de historia latinoamericana, centrarse en el evento del "Encuentro en Cajamarca" entre Atawallpa y los conquistadores puede perpetuar una narrativa de dominación. Sin embargo, explorar espacios y eventos alternativos desafía esta narrativa de una conquista y dominación fáciles y completas.

En una publicación posterior, espero agregar algunas narrativas modernas clave más y explicar lo que nos dice este gráfico sobre cómo se ha contado y vuelto a contar la historia de la conquista del Perú.

Visualizaciones de datos: exploración y comunicación de patrones

Como quedó claro anteriormente, gran parte de este trabajo es de naturaleza espacial. Es decir, busca no solo documentar, sino también visualizar cómo los eventos de la era de la conquista se movieron tanto en el espacio como en el tiempo.

Sin embargo, como resultado de experiencias previas trabajando en proyectos de historia digital y experimentando con herramientas digitales para la erudición histórica, creo que las técnicas de visualización de datos digitales pueden ayudar a los académicos a reconocer y comunicar una gran cantidad de patrones mucho más allá de lo espacial. Los gráficos y tablas de datos cuantitativos son los ejemplos más obvios. Sin embargo, existen muchas técnicas sólidas disponibles para la visualización de datos más cualitativos e imprecisos.

Por ejemplo, en Mapeo de la conquista Exploro la pregunta: ¿cuántos auxiliares y aliados indígenas ayudaron a Pizarro y sus compañeros conquistadores? Dada la información disponible, es imposible decirlo con certeza. Ni una sola fuente se esforzó jamás por estimar el número total de guerreros, diplomáticos, trabajadores y sirvientes aliados que acompañaron la expedición de conquista. Ni siquiera se habla de la larga caravana de perros, cerdos y llamas: el último de los cuales llevaba comida, provisiones y botín para los conquistadores.

Hay una buena razón para este silencio. Los textos en español en general rara vez ni siquiera mencionaron a sus compañeros andinos y mucho menos a sus esclavos africanos y centroamericanos. Los conquistadores buscaron exagerar su propia importancia en sus relatos. Describir cómo fueron ayudados tan a fondo en cada coyuntura de la conquista desafía la narrativa que deseaban enviar de regreso a casa: la de una conquista audaz, valiente y solitaria en nombre de la Corona.

Asimismo, fuentes indígenas -que sí buscaron crédito por la asistencia que brindaron a los conquistadores- omitieron mencionar la asistencia simultánea brindada por andinos de otras etnias.

Además de la imagen de abajo, una animación de toda la caravana está aquí (compruébalo)

Afortunadamente, hay una variedad de pistas indirectas sobre el tamaño total de la expedición. A partir de estas pistas, he reconstruido una décima parte de la caravana que probablemente acompañó a los españoles en su marcha hacia Cusco. Desplácese por la imagen de arriba para ver la proporción aproximada de andinos (gris) a españoles (negro). Los tipos de actores que participaron están indicados por la leyenda a la derecha. Nota: este número considerable de mujeres se incluyó entre la nobleza étnica andina y porteadores. En total, calculo que 10,000 o más andinos, así como esclavos africanos y centroamericanos marcharon con los conquistadores en su viaje. Esta estimación se deriva de las siguientes pistas:

    6 [más. ] ->
  1. La bien documentada cantidad de oro y plata que llevaron los conquistadores desde Cajamarca hasta Cusco. Utilizando la literatura arqueológica para calcular el peso promedio que podía llevar un porteador andino (que a menudo eran hombres, pero no exclusivamente), calculo que se necesitaban al menos 1.000 de esos porteadores para llevar el oro y la plata solamente. Esto no incluye los porteadores adicionales necesarios para transportar alimentos y suministros para los españoles, así como los porteadores que llevan el oro y la plata.
  2. La cantidad de comida que los wankas dijeron que les dieron a los españoles a lo largo del viaje en una serie de peticiones que escribieron entre 1558 y 1561. La cantidad de comida que dieron en varios puntos del viaje podría haber alimentado a un ejército varias veces mayor que el de los españoles. contingente.
  3. La proporción típica de aliados andinos, porteadores, así como esclavos africanos y centroamericanos en otras expediciones de conquista mejor documentadas.

1. Para hacer este mapa, comencé con un mapa base elaborado a partir de uno de una serie de mapas en relieve de las montañas del Perú elaborados a mano por el geógrafo peruano del siglo XIX Mariano Felipe Paz Soldán. Luego, agregué el territorio aproximado de los Hurin Huaylas y otras etnias andinas. A veces, estos mapas estilizados brindan más claridad que el hiperrealismo proporcionado por los mapas topográficos hechos con software de Sistemas de Información Geográfica (GIS). Estos mapas GIS, al mostrar todo el relieve topográfico y la complejidad de los Andes, tienden a borrar algunas de las montañas y cañones más prominentes. En este mapa de Paz Soldán, sin embargo, las principales cadenas montañosas se aclaran, incluso si se omite el terreno ondulado y vertical entre estas cadenas.

1.5. Scott, Territorio en disputa, 14.

2. Richard White, “¿Qué es la historia espacial?” Proyecto de historia espacial, 2010, http://www.stanford.edu/group/spatialhistory/cgi-bin/site/pub.php?id=29.

3. Daniel Richter, Orientado al este del país indio (2003).

4. Para ejemplos relativamente recientes de esta reorientación de las historias indígenas coloniales, ver: Pekka Hämäläinen, El Imperio Comanche (New Haven: Yale University Press, 2009) Elizabeth A. Fenn, Encuentros en el corazón del mundo: una historia del pueblo mandan, Reimpresión (Hill y Wang, 2015) Andrew Lipman, La frontera del agua salada: los indios y el concurso por la costa americana, 2015.

5. Franco Moretti, Atlas de la novela europea, 1800-1900 (Londres, Nueva York: Verso, 1998) Matthew L. Jockers, Macroanálisis: métodos digitales e historia literaria (Urbana, IL: University of Illinois Press, 2013) David Cooper, Christopher Donaldson y Patricia Murrieta-Flores, eds., Mapeo literario en la era digital (Farnham, Surrey, Inglaterra Burlington, VT: Routledge, 2016) Charles W. J. Withers, Geografías del libro (Routledge, 2016).

6. Existe, por supuesto, abundante evidencia de que los conquistadores a menudo marcharon a sus aliados nativos, sirvientes y esclavos a la muerte. Sin embargo, también hay evidencia de que la naturaleza de la relación y el trato de los españoles hacia los trabajadores indígenas dependía de las circunstancias locales e históricas. Por ejemplo, en un momento de insólita claridad, un testigo español en un juicio recordó cómo los aliados andinos participaron en estas caravanas por su propia voluntad. Simultáneamente, según el testimonio de este hombre, los esclavos y sirvientes españoles (que incluían a andinos, centroamericanos y africanos) caminaban penosamente por los Andes, llevando sus pesadas cargas, encadenados. También planteo la hipótesis de que estos porteadores que participaron en estas primeras expediciones de conquista lo hicieron en condiciones ligeramente mejores, aunque todavía difíciles, que sus sucesores en los años siguientes. Esto se debe a la abrumadora dependencia del conquistador de los aliados nativos en ese momento.


Legado

El hecho de que las historias de Prescott sigan siendo populares entre los académicos y los lectores legos después de más de un siglo de críticas da fe de su vitalidad y legibilidad. Aunque investigaciones posteriores han revisado su visión de la monarquía española del siglo XVI, todavía se considera que el trabajo básico de Prescott es en general justo y preciso. Fue al narrar las conquistas españolas en ese momento que el republicanismo de Prescott penetra en sus historias para colorear su imagen del estado español y los gobiernos aborígenes de los aztecas y los incas. Además, su unitarismo de Nueva Inglaterra le dificultaba apreciar la aceptación de lo milagroso o sobrenatural entre los pueblos de otra época o comprender las peculiaridades de los conquistadores.

Quizás las críticas desfavorables más severas de la Conquista de mexico y el Conquista del peru se basan en la versión romántica de Prescott de las civilizaciones nativas, que descubrimientos posteriores en arqueología y antropología han encontrado distorsionadas. El hecho de que Prescott no visitara los escenarios históricos de sus narrativas y examinara los restos reales de las culturas nativas que describió fue en parte responsable de este defecto en sus libros. Sin embargo, los estudiosos modernos han llegado a la conclusión de que la narrativa histórica de Prescott, basada en las crónicas españolas, es esencialmente sólida. Lo que Prescott esperaba hacer con sus historias era instruir y entretener. Su historia fue narrativa y descriptiva más que filosófica o analítica. Su colorida prosa trataba sobre conquistas, guerra, diplomacia y política, no sobre temas culturales, sociales o económicos. En sus historias españolas su preocupación era casi exclusivamente por los cortesanos españoles y otros aristócratas.

A pesar de tales críticas, los logros de Prescott como historiador y artista literario fueron notables. Por ejemplo, la persistente demanda de Conquista de mexico ha tenido como resultado su publicación en 10 idiomas al menos 200 veces y la del Conquista del peru en 11 idiomas al menos 160 veces. Fue el primer historiador de habla inglesa en llegar a una amplia audiencia fuera del mundo hispano con una historia que expresaba el punto de vista español. Los españoles, en la historia de Prescott, fueron a menudo precursores del progreso. Así los moros en España y los pueblos aborígenes de México y Perú dan paso a los logros de los personajes españoles. A lo largo de las historias de los conquistadores, Prescott expone al lector a paisajes vívidos, batallas y procesionales mientras la marcha de la civilización española abruma al mundo salvaje. La maestría literaria de Prescott muestra de manera convincente al conquistador Hernán Cortés atrapado en una serie de crisis que, en vísperas de la victoria final, tienden a volverse cada vez más complejas. Al final, sin embargo, la “pusilanimidad” del emperador azteca Moctezuma es la ventaja que tiene el franco Cortés para determinar el desenlace de los acontecimientos.

Prescott teje un tejido dramático que envuelve por completo su narrativa. De hecho, gran parte de la misma historia se repite tanto en Conquista de mexico y el Conquista del peru con respecto a las descripciones de batallas, caracterizaciones, uso de metáforas, encuentros dramáticos y crisis, lo que sugiere que Prescott quizás manipuló sus narrativas para lograr un efecto literario. Sin embargo, los críticos generalmente están de acuerdo en que sigue fielmente sus fuentes. Su empatía con el punto de vista español todavía lo convierte en el mayor historiador angloamericano del mundo hispano.


Economía

El Perú es un país menos desarrollado cuya economía ha dependido durante mucho tiempo de la exportación de materias primas a los países más desarrollados del hemisferio norte. Es uno de los principales países pesqueros del mundo y se encuentra entre los mayores productores de bismuto, plata y cobre. En las últimas décadas, el país ha luchado por modernizar su economía mediante el desarrollo de industrias de exportación no tradicionales, así como la fabricación de artículos de consumo para satisfacer las necesidades locales. Sin embargo, persisten graves problemas económicos en varias áreas. Periódicamente se produce una gran destrucción de los sistemas agrícolas y de transporte a causa de terremotos, deslizamientos de tierra, lluvias de El Niño y otros desastres naturales. Las áreas agrícolas limitadas no satisfacen las necesidades de la población en rápido crecimiento, lo que da como resultado un aumento continuo de las importaciones de productos alimenticios y los intentos difíciles de alterar los hábitos agrícolas y dietéticos del país. Para remediar estas y otras deficiencias económicas, un gobierno militar nacionalizó las industrias del petróleo, la minería y otras a fines de la década de 1960 y principios de la de 1970 e hizo grandes esfuerzos por la reforma agraria. Sin embargo, la nacionalización creó problemas económicos adicionales, incluida una deuda pública masiva, altas tasas de inflación, un gran déficit comercial y relaciones tensas con algunos de los socios comerciales de Perú. Esto provocó que los sucesivos gobiernos peruanos reevaluaran el papel del Estado en la economía y reabrieran algunos sectores económicos a los empresarios privados. Estas acciones, junto con las reformas estructurales implementadas por el gobierno en la década de 1990, contribuyeron a un rápido crecimiento económico a principios del siglo XXI.


Mapa de la Conquista del Perú - Historia

Acontecimientos cronológicos de la historia del Perú.

7500 & # 8211 Primeros pueblos identificables construidos en Perú. Los nómadas se volvieron sedentarios al descubrir la agricultura.

ca 1200 & # 8211 Chavín, la primera cultura desarrollada en Perú. La gente de Chavín construyó uno de los templos anteriores de Perú en Chavín de Huántar.

ca 200 & # 8211 La cultura Nazca prosperó en el Valle de Nazca. Nazca es mejor conocida por sus líneas y dibujos de animales, conocidas como las Líneas de Nazca, que cubren una gran área del desierto fuera de los pueblos de Nazca y Palpa.

ca 100 & # 8211 La cultura Moche floreció en el norte del Perú en el actual departamento de La Libertad. Los Moche produjeron una gran cantidad de alfarería.

ca 50 & # 8211 El poderoso gobernante Moche, Señor de Sipán fue enterrado en una tumba que se convertiría en uno de los sitios arqueológicos más famosos del Perú.

ca 500 & # 8211 La cultura Tiwanaku gobierna las tierras altas de la región del lago Titicaca. La cultura Lambayeque impera en la costa norte, fueron grandes orfebres, el Tumi o cuchillo ceremonial es el símbolo del Perú y una de sus creaciones.

ca 1000 & # 8211 El Chimú se convirtió en el imperio más grande que gobernó la costa del Perú. Construyeron la ciudad de Chan Chan. Fueron absorbidos por los incas.

ca 1200 – The Incas absorbed small tribes in the Cuzco area under the leadership of Manco Capac,the first Sapa Inca.

1460 – Pachacutec built Machu Picchu in the Urubamba Valley.

1463 – Topa Inca, son of Pachacutec, continues the expansion of the empire to the east, reaching the Bolivian altiplano.

1470 – Huayna Capac, son of Topa Inca, and his sons Huascar and Atahualpa expanded empire to Quito in the north and to Chile and part of Argentina in the south.

1527 – Huayna Capac died of smallpox. Civil war begins between Huascar and Atahualpa which caused the fall of the Inca Empire.

1532 – Huascar was assassinated by Atahualpa’s forces. Arrival of Spanish forces led by Francisco Pizarro, began the conquest of Peru.

1533 – Atahualpa was charged of treason and executed by the Spaniards.

1534 – Spanish invaded Cusco.

1536 – Manco Inca and his army rebelled and took refuge in Vilcabamba where they created an Inca government. Manco Inca was assassinated and replaced by successive Spanish elected Sapa Incas.

1541 – Civil war between Spanish conquistadors leads to the killing of Francisco Pizarro.

1543 – Lima becomes the capital of the first colonial government, the Viceroyalty of Peru, which initially included Colombia, Ecuador, Bolivia, Chile and part of Argentina.

1551 – San Marcos, the first university of the Americas was founded in Lima.

1572 – Tupac Amaru I, the last Inca royal, was captured and executed by orders of Viceroy Toledo.

Colonization, assimilation and Cristianization of the Indian population.

1780 – Tupac Amaru II claimed to be the last Inca royal heir, led a rebellion which ended in his execution.

1810 – War of independence that lasted until 1824.

1821 – General Jose de San Martin declared Peruvian Independence.

1824 – Peru won the battle of Ayacucho sealing its independence from Spain.

1836 – Peru and Bolivia formed a confederation which lasted less than three years.

1845 – Ramon Castilla was the first president elected by direct elections. Previous presidents were elected by indirect elections, coup d’état or by congress.

1856 – President Ramon Castilla abolished slavery.

1879 – Peru entered the War of the Pacific with Chile and Bolivia and lasted until 1884.

1911 – American explorer Hiram Bingham rediscovered Machu Picchu.

1924 – Victor Raul Haya de la Torre founded APRA.

1928- Jose Mariategui founded the Peruvian Communist Party.

1948 – A coup put General Manuel Odria and the military into power.

1963 – First government of Fernando Belaunde Terry.

1968 – Coup d’état by Juan Velasco Alvarado. Large scale nationalizations of key industries.

1975 – Coup d’état by Morales Bermudez.

1980 – Second government of Fernando Belaunde Terry.

1980 – Sendero Luminoso, a guerrilla group, began an armed struggle against the Peruvian government.

1983 – El Niño caused extensive flooding in the north of the country and drought in the interior. Large damage to the economy.

1985 – First government of Alan Garcia, an APRA candidate.

1990 – First government of Alberto Fujimori. Restored market based economy and decreased inflation from 400% to almost 0%.

1992 – Abimael Gusman, Shining Path guerrilla leader, was captured and sentenced to life in prison.

1995 – Second government of Alberto Fujimori.

2000 – Fujimori resigned following political scandals and flees the country.

2001 – Alejandro Toledo became the Amerindian president of Peru.

2005 – Fujimori was arrested in Chile and extradited to Peru facing charges of treason.

2005 – Free trade agreement with US.

2006 – Second government of Alan Garcia.

2011 – Ollanta Humala elected president in a run-off against Keiko Fujimori, daughter of Alberto Fujjimori.

2013 – President Ollanta Humala rejects a request to pardon the jailed former leader Alberto Fujimori on humanitarian grounds.

2016 – Keiko Fujimori lost second round against World Bank economist Pedro Kuczynski. Pedro Pablo Kuczynski becomes president.


THE SPANISH CONQUEST

Francisco Pizarro , along with two dozen soldiers, stumbled upon and named the Pacific Ocean in 1513 while on an exploratory expedition in Panama. From that moment his determination, fired by native tales of a fabulously rich land to the south, was set. Within eleven years he had found himself financial sponsors and set sail down the Pacific coast with the priest Hernando de Luque and Diego Almagro.
With remarkable determination, having survived several disastrous attempts, the three explorers eventually landed at Tumbes in 1532. A few months later a small band of Spaniards, totalling less than 170 men, arrived at the Inca city of Cajamarca to meet the leader of what they were rapidly realizing was a mighty empire. En route to Cajamarca, Pizarro had learned of the Inca civil wars and of Atahualpa’s recent victory over his brother Huascar. This rift within the empire provided the key to success that Pizarro was looking for.
The day after their arrival, in what at first appeared to be a lunatic endeavour, Pizarro and his men massacred thousands of Inca warriors and captured Atahualpa. Although ridiculously outnumbered, the Spaniards had the advantages of surprise, steel, cannons and, above all, mounted cavalry. The decisive battle was over in a matter of hours: with Atahualpa prisoner, Pizarro was effectively in control of the Inca Empire. Atahualpa was promised his freedom if he could fill the famous ransom room at Cajamarca with gold. Caravans overladen with the precious metal arrived from all over the land and within six months the room was filled: a treasure worth over one and a half million pesos, which was already enough to make each of the conquerors extremely wealthy. Pizarro, however, chose to keep the Inca leader as a hostage in case of Indian revolt, amid growing suspicions that Atahualpa was inciting his generals to attack the Spanish. Atahualpa almost certainly did send messages to his chiefs in Cusco, including orders to execute his brother Huascar who was already in captivity there. Under pressure from his worried captains, Pizarro brought Atahualpa to trial in July 1533, a mockery of justice in which he was given a free choice: to be burned alive as a pagan or strangled as a Christian. They baptized him and then killed him.
With nothing left to keep him in Cajamarca, Pizarro made his way through the Andes to Cusco where he crowned a puppet emperor, Manco Inca , of royal Indian blood. After all the practice that the Spaniards had had in imposing their culture on both the Moors in Spain and the Aztecs in Mexico, it took them only a few years to replace the Inca Empire with a working colonial mechanism. Now that the Inca civil wars were over, the natives seemed happy to retire quietly into the hills and get back to the land. However, more than wars, disease was responsible for the almost total lack of initial reaction to the new conquerors. The native population had dropped from some 32 million in 1520 to only five million by 1548 – a decline due mainly to new European ailments such as smallpox, measles, bubonic plague, whooping cough and influenza.


THE AZTEC EMPIRE

First came the Spanish conquest of the Aztec Empire in present-day Mexico, led by Hernán Cortés. Soon after Cortés first arrived in Mexico in 1519, a native woman named Malintzin (later baptized Marina) was one of 20 women given to Cortés and his men after they defeated the natives in Tobasco. Malintzin became Cortés&rsquos mistress, learned Spanish, and served as Cortés&rsquos interpreter and advisor. She played a key role in Cortés&rsquos victory over the Aztecs and also bore him a son, Martín, the first famous Mexican mestizo (although he couldn&rsquot have actually been the first mestizo born in the Americas). Today, Malintzin, commonly known as La Malinche, is a very important figure in Mexican history, though interpretations of her actions are a great source of controversy in Mexico.

Cortés and his army, accompanied by Malintzin, started their journey to Tenochtitlán, the Aztec capital. Along the way, the Spaniards came across different indigenous groups willing to help them defeat the Aztecs, especially the Tlaxcala. These groups had previously been conquered by the Aztecs and forced to serve the Empire, and they resented having to make tributes and provide victims for religious sacrifices.

Shortly after reaching Tenochtitlán in late 1519, Cortés&rsquos forces and their allies occupied the city and took Aztec ruler Moctezuma II hostage. A few months later, in 1520, Cortés left Tenochtitlán to deal with a Spanish envoy that had been sent from Cuba to unseat him. When Cortés returned, Tenochtitlán was in the midst of a full-fledged rebellion. During this time, Moctezuma II was killed, though it is unclear if it was by the hand of the Aztecs or the Spanish, and was succeeded as emperor by his brother, Cuitláhuac. Under constant attack, the Spanish were forced to flee the city. But before too long, in 1521 the Spanish and their allies returned, and after three months of fighting, Cortés was able to regain control of Tenochtitlán. Cuahtámoc, Cuitláhuac&rsquos successor, was executed and Cortés became the ruler of the vast empire.


BIBLIOGRAFÍA

Andrien, Kenneth J. Crisis and Decline: The Viceroyalty of Peru in the Seventeenth Century. Albuquerque: University of New Mexico Press, 1985.

Arzáns de Orsúa y Vela, Bartolomé Tales of Potosí. Edited by R. C. Padden. Providence, RI: Brown University Press, 1975.

Bethell, Leslie, ed. The Cambridge History of Latin America. Cambridge, U.K.: Cambridge University Press, 1984.

Bowser, Frederick P. The African Slave in Colonial Peru: 1524–1650. Stanford, CA: Stanford University Press, 1974.

Cameron, Ian. The Kingdom of the Sun God: A History of the Andes and Their People. New York: Facts on File, 1990.

Cook, Noble David. Demographic Collapse: Indian Peru, 1520–1620. Cambridge, U.K.: Cambridge University Press, 1981.

de la Vega, Garcilasco. Royal Commentaries of the Incas and General History of Peru. Translated by Harold V. Livermore. Austin: University of Texas Press, 1987.

Fisher, John R. Silver Mines and Silver Miners in Colonial Peru, 1776–1824. Liverpool, U.K.: University of Liverpool, 1977.

Flores Galindo, Alberto. Túpac Amaru II-1780: Sociedad colonial y sublevaciones populares. Lima, Peru: Retablo de Papel Ediciones, 1976.

Guamán Poma de Ayala, Felipe. Letter to a King: A Peruvian Chief's Account of Life Under the Incas and Under Spanish Rule. New York: Dutton, 1978.

Lockhart, James. Spanish Peru, 1532–1560: A Colonial Society. Madison: University of Wisconsin Press, 1968.

MacCormack, Sabine. Religion in the Andes: Vision and Imagination in Early Colonial Peru. Princeton, NJ: Princeton University Press, 1991.

Mejía Baca, Juan, ed. Historia del Perú. 12 vols. Lima, Peru: Editorial Mejía Baca, 1980.

Mills, Kenneth. Idolatry and its Enemies: Colonial Andean Religion and Extirpation, 1640–1750. Princeton, NJ: Princeton University Press, 1997.

O'Phelan Godoy, Scarlett. Rebellions and Revolts in Eighteenth-Century Peru and Upper Peru. Cologne, Germany: Bohlau, 1985.

Prescott, William H. History of the Conquest of Peru. New York: Modern Library, 1936.

Stern, Steve J. Peru's Indian Peoples and the Challenge of Spanish Conquest: Huamanga to 1640. Madison: University of Wisconsin Press, 1982 2nd ed., 1993.

Wachtel, Nathan. The Vision of the Vanquished: The Spanish Conquest of Peru Through Indian Eyes, 1530–1570. Translated by Ben and Sian Reynolds. New York: Barnes and Noble, 1977.

Citar este artículo
Elija un estilo a continuación y copie el texto para su bibliografía.

"Peru Under Spanish Rule ." Encyclopedia of Western Colonialism since 1450. . Encyclopedia.com. 16 Jun. 2021 < https://www.encyclopedia.com > .

"Peru Under Spanish Rule ." Encyclopedia of Western Colonialism since 1450. . Retrieved June 16, 2021 from Encyclopedia.com: https://www.encyclopedia.com/history/encyclopedias-almanacs-transcripts-and-maps/peru-under-spanish-rule

Estilos de citas

Encyclopedia.com le brinda la posibilidad de citar entradas y artículos de referencia de acuerdo con estilos comunes de la Asociación de Idiomas Modernos (MLA), el Manual de Estilo de Chicago y la Asociación Estadounidense de Psicología (APA).

Dentro de la herramienta "Citar este artículo", elija un estilo para ver cómo se ve toda la información disponible cuando se formatea de acuerdo con ese estilo. Luego, copie y pegue el texto en su bibliografía o lista de trabajos citados.


Francisco Pizarro, conqueror of the Incas, assassinated

Francisco Pizarro, the governor of Peru and conqueror of the Inca civilization, is assassinated in Lima by Spanish rivals.

The illegitimate son of a Spanish gentleman, Pizarro served under Spanish conquistador Alonso de Ojeda during his expedition to Colombia in 1510 and was with Vasco Nunez de Balboa when he discovered the Pacific Ocean in 1513. Hearing legends of the great wealth of the Incas in South America, Pizarro formed an alliance with fellow conquistador Diego de Almagro in 1524 and sailed back to the Americas. Their first expedition only penetrated as far as present-day Ecuador, but their second reached farther and discovered evidence of the existence of the Inca kingdom.

Securing aid from Emperor Charles V, and a guarantee that he, not Almagro, would receive the majority of the expedition’s future profits, Pizarro sailed to Peru and landed at Tumbes in 1532. He led his army up the Andes Mountains to the Inca city of Cajamarca and met with Atahualpa, the king of the Inca kingdom of Quito. After winning his trust, Pizarro captured Atahualpa, exacted a room full of gold as ransom for his life, and then treacherously had him executed. The conquest of Peru came quickly to Pizarro and his army, and in 1533 Inca resistance came to an end with their defeat at Cuzco.

Pizarro, now the governor of Peru, founded new settlements, including Lima, and granted Almagro the conquest of Chile as appeasement for claiming the riches of the Inca civilization for himself. However, Pizarro failed to provide Almagro with all the land he had promised, and Almagro responded by seizing Cuzco in 1538. Pizarro sent his half brother, Hernando, to reclaim the city, and Almagro was defeated and put to death. Three years later, on June 26, 1541, a group hired by Almagro’s former adherents penetrated Pizarro’s palace and slew the conquistador while he was eating dinner. Shortly after his death, Diego el Monzo, Almagro’s son, proclaimed himself governor of Peru.


Ver el vídeo: History Summarized: The Maya, Aztec, and Inca